El Templo de Hibis en el Oasis de Kharga, el mejor conservado del Desierto Occidental, ha sido oficialmente reabierto al público el pasado domingo en una ceremonia a la que asistió el primer ministro Hisham Kandil y Ministro de Estado para las Antigüedades Mohamed Ibrahim, así como altos funcionarios gubernamentales y arqueólogos. El Templo de Hibis fue cerrado por restauración a finales de 1980. Ibrahim dijo que el deterioro del templo se inició ya en 1958, cuando el nivel del agua subterránea en el Oasis de Kharga se levantó, poniendo en peligro el templo.

Fuente: Ahram Online, 18 de octubre de 2012

Se procuró entonces para controlar el agua subterránea que se había elevado a causa de proyectos de riego en la zona circundante. Un canal de drenaje que fue excavado para dirigir el exceso de agua. El antiguo lago sagrado del templo fue reexcavado para contener el agua. Pero, Ibrahim dijo, estas soluciones eran sólo temporales como el templo continuó a debilitarse bajo las fugas de agua. Las grietas se extendieron por toda las paredes del templo, las columnas y relieves inclinados sufrieron daños.

En 1980, el Consejo Supremo de Antigüedades (actualmente Ministerio de Estado de Antigüedades) sugirió la eliminación física del templo y reconstruirlo en terrenos más altos seco para detener cualquier daño adicional. La sugerencia fue rechazada en última instancia. Una comisión de arqueólogos, ingenieros y restauradores rechazó el plan de reubicación por temor a la caída del templo durante el desmantelamiento y el proceso de reconstrucción. El Comité señaló que la mitad de los bloques y columnas del templo se encontraban en un estado crítico. El comité sugirió la restauración del templo en el lugar. La restauración comenzó a principios de 2000. Las columnas y las paredes se consolidaron, las grietas reparadas y relieves restaurados. Para proteger el templo de drenaje y el agua subterránea, los materiales de aislamiento se utilizaron como una capa protectora entre el suelo y los cimientos del templo. Nuevos sistemas de iluminación se han instalado para permitir el acceso al templo por la noche.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: Una larga inscripción griega de 66 líneas, a nombre del emperador Galla, está grabada en la segunda puerta de pilón externo y procede del segundo año de su reinado.

 

 

 

 

 

 

Fotos por gentileza de © Prof. Richard Mortel. Álbum completo (123 fotos) en Flickr.

***

El templo de Hibis se encuentra aproximadamente a un kilómetro al norte de la ciudad de El-Kharga. Este templo es considerado de gran importancia ya que representa las diferentes etapas de la historia egipcia: las épocas faraónica, persa, ptolemaica y romana.

El templo de Hibis fue construido durante la Dinastía XXVI, que fue la última Dinastía nativa que gobernó Egipto antes de la conquista persa en 525 a.C. El período de esta Dinastía también se conoce como el período saíta, debido a la ciudad de Sais donde sus Reyes tenían la capital.

El templo fue construido con bloques de piedra caliza local para el culto de la tríada sagrada (Amón-Mut-Khonsu). Los trabajos de construcción comenzaron bajo el reinado de Apries y de Ahmose II. Sin embargo, la mayoría de las obras se concluyeron durante la ocupación de Egipto por los persa, concretamente durante el reinado de Darío I (522 a.C.)

Fue ampliado durante el período de Nectanebo I (380 -362 a.C.) y Nectanebo II (360 -343 a.C.) que rodearon el templo con un muro de piedra, por lo que ahora se entra a través de una serie de puertas que conducen al interior. Ptolomeo II (285 -246 a.C.), añadió los dos portales de la periferia.

Se entra al templo por el este, donde estaba el lago sagrado y los puertos. Desde una puerta romana, que se remonta al emperador romano Galba que la construyó en el 69 d.C., una avenida de esfinges conduce a lo largo de una vía procesional pavimentada construida por un funcionario del oasis llamado Hermias durante el siglo III d.C. Sigue en pie una puerta de piedra arenisca en el muro de cerramiento exterior de 5 metros de altura que fue construido durante los Periodos Ptolemaico y Romano. En la puerta de entrada fueron escritas numerosas inscripciones y decretos, una especie de tablón de anuncios que ha contribuido en gran medida a nuestra comprensión de la dominación romana en el oasis.

Las inscripciones incluyen una variedad de temas como la fiscalidad, la herencia, el sistema judicial y los derechos de las mujeres, estando datadas desde el año 49 d.C. En el interior de la puerta de entrada están los basamentos de dos obeliscos o estatuas colosales.

Durante la Dinastía XXX se construyo el muro de cerramiento interior y un quiosco monumental o columnata con ocho columnas, delante de la parte principal del templo. Debido a la envergadura del quiosco (7,4 m), el techo estaba sostenido por vigas de madera. Los capitales compuestos integrados sobre las columnas son los primeros de este tipo conocidos en Egipto. Aunque se cree que fue construido por Nectanebo I sólo permanecen inscritos los cartuchos de Nectanebo II.

En lugar de los pilares tradicionales del patio, Hakor (Acoris) de la Dinastía XXIX añadió el templo original una gran sala hipóstila. Probablemente fue este rey quien fortaleció los cimientos y contrafuertes del muro occidental para evitar el colapso, que había comenzado en la estructura original poco después de terminar la construcción. La sala contiene 12 columnas palmiformes de un tipo compuesto temprano, situadas en el frente abierto de un patio estrecho.

El interior del templo, probablemente construido sobre los cimientos de un templo de Amón del Imperio Nuevo, ilustra la transición de la arquitectura entre el Imperio Nuevo y el Ptolemaico, mostrando que lo que consideramos como invenciones Ptolemaicas en realidad se originaron en el Período Saíta o el Período Tardío. Detrás de la sala hipóstila de Hakor hay una forma temprana de pronaos con cuatro columnas lisas papiriformes y muros de pantalla, de estilo similar al del templo de Sesonquis I, en el-Hiba.

La sala hipóstila anterior está a continuación y contiene cuatro columnas, con una sala de ofrendas, Santuario y capilla del rey divinizado en la parte trasera. Hay varias cámaras laterales y escaleras que conducen a la azotea, que contienen un extenso complejo de cámaras de culto dedicadas a Osiris.

El templo de Hibis formó parte de la antigua capital del oasis de Kharga, conocida como Hebet, que significa "el arado", o Hibitonpolis para los griegos ("ciudad del arado"). Está situado en un palmeral que domina el camino del desierto hasta dos kilómetros al norte de El-Kharga y es el templo mayor y mejor conservado de su período en el oasis.

Hibis es el mejor ejemplo que tenemos en Egipto de un templo del Período Persa y sus relieves están muy bien conservados debido a que ha estado enterrado en la arena durante muchos siglos. El templo contiene una rica iconografía religiosa y una gran cantidad de textos teológicos en un estilo muy inusual, tal vez la influencia de un estilo local de arte que hasta hace pocos años apenas se había estudiado. Uno de los grandes relieves representa una figura alada de Seth, el dios del oasis del desierto, con cabeza de halcón. Está pintado de azul, un color generalmente reservado para las deidades del aire y está luchando con la serpiente Apofis. En el Santuario están representadas muchas deidades junto a Min, otro dios del desierto que era venerado también aquí.

El templo de Hibis ha sido objeto de excavaciones esporádicas y restauraciones durante el siglo XX. Se han hecho esfuerzos para controlar el nivel freático que ha aumentado considerablemente como resultado de los proyectos de regadío en las zonas de los alrededores que ha amenazado la estructura con un colapso total. Esto no sólo es un problema reciente, el templo parece haber sido construido en un terreno inestable y los intentos de Ahmed Fakhry en 1980 para proteger el templo construyendo un techo de cemento dio lugar a incrementar la presión sobre las paredes y acelerar el deterioro. La situación avanzó de tal manera que en 1989 el templo fue cerrado al público.

En 2000, el Ministerio egipcio de Cultura dio el visto bueno para comenzar una gran operación de salvamento que se había planeado desde hacía varias décadas. El plan era desmantelar el templo, consolidar los bloques sobre el que había sido construido, y reconstruirlo en una zona más adecuada, seca y rocosa, a unos 400 metros al norte de su ubicación actual. Por desgracia, cuando comenzó este proyecto, previsto desde hace mucho tiempo y frecuentemente retrasado, resultó ser totalmente insatisfactorio.

Lejos de rescatar el templo, el trabajo parecía ser la aceleración de su decadencia. El proyecto de desmantelación y traslado se ha aplazado indefinidamente, mientras que se mantienen las restauraciones del templo en su posición actual. En el siglo IV d.C. se construyó una iglesia cristiana en el lado norte del pórtico.

*Fuente del texto: "Lugares de Egipto" por Javier Molinero (aquí)

Etiquetas: Egipto, Hibis, Oasis de Kharga, templo

Visitas: 300

TRANSLATE (52 languages)

Busca en Terrae Antiqvae

Comparte - Share - >>> PDF

Herramientas - Tools Store

Publicidad by Google

 

Artículos más valorados por los miembros en los Grupos

Librería recomendada:


Libros recomendados:

Arqueología - Historia


Libro del mes:


Amazon Cloud Player

Lo más leído

Ofertas de SMO Sistemas

Más Ofertas en: www.smo.es

Recibe en tu correo todas las novedades de la Red

Escribe tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Terrae Antiqvae

↑ Grab this Headline Animator

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Suscribirse a mi canal en YouTube

 

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook y Twitter

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Tienda de Regalos de Terrae Antiqvae

Distintivo

Cargando…

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.


Free counter and web stats