Una pieza de hierro desenterrada en Turquía puede cambiar la historia sobre el origen de esta metalurgia

Pieza de hierro hallada en Kaman Kalehöyük, Turquía. Se considera que es la fabricación de hierro más antigua hallada en la región de Anatolia. Instituto Japonés de Arqueología de Anatolia.

Una pequeña pieza de hierro hallada en unas antiguas ruinas de Turquía puede alterar las creencias comunes sobre la historia de la fabricación del hierro, ya que tal reliquia ferrosa parece provenir de otro lugar. La pregunta es, ¿de dónde?

Un equipo de investigación japonés descubrió dicha reliquia -la más antigua de su clase relacionada con la fabricación de hierro-  en una excavación arqueológica en la región de Anatolia, el área central del Imperio Hitita (1.400 a.C.-1.200 a.C.). El Imperio Hitita fue una gran potencia, junto con el Imperio Nuevo de Egipto, en el antiguo Oriente.

La reliquia en cuestión es un pequeño trozo en forma de peso con un diámetro de aproximadamente 3 centímetros y contiene una gran cantidad de hierro oxidado. El Instituto Japonés de Arqueología de Anatolia (JIAA), perteneciente al Centro de Cultura del Medio Oriente en Japón (MECCJ), lo descubrió en septiembre de 2017 en una capa geológica que data entre 2.500 a.C. y 2.250 a.C.

Kaman Kalehöyük y sus alrededores. Instituto Japonés de Arqueología de Anatolia.

El instituto se dedica a la investigación de las ruinas de Kaman Kalehöyük, en Turquía, desde 1986, las uales se encuentran en el área central del Imperio Hitita, el cual prosperó en el antiguo Oriente al utilizar carros ligeros de hierro como arma de guerra.

Se dice que el Imperio Hitita adquirió ventajas militares al adoptar la fabricación del hierro inventada por los pueblos indígenas. En aquellos días, tal fabricación se consideraba la tecnología más avanzada.

Después del colapso del Imperio Hitita la tecnología de fabricación del hierro se extendió a las regiones circundantes, y su proliferación se convirtió en un punto de inflexión hacia la Edad del Hierro, propiamente dicha.

Según el director del JIAA, Sachihiro Omura (izquierda), se cree que la reliquia desenterrada es la más antigua de su tipo en la historia de la fabricación de piezas de hierro, lo cual comúnmente se cree se originó en la región de Anatolia. Sin embargo, el análisis de la reliquia mostró que fue producida en un área diferente y traída posteriormente a la región.

Los productos de hierro del período inicial de la historia de su fabricación están procesados a partir de meteoritos de hierro. En consecuencia, el instituto le pidió a Takafumi Matsui (derecha), profesor emérito de planetología comparada en la Universidad de Tokio, que analizara la reliquia encontrada.

Mediante el aprovechamiento de las tecnologías más avanzadas del mundo en microfabricación y análisis de precisión, utilizados para examinar partículas finas procedentes del asteroide Itokawa, traído en 2010 por la sonda espacial Hayabusa, se llevó cabo un examen de las superficies de las partículas de hierro -con un diámetro de aproximadamente 0,1 milímetro- de que estaba compuesta la reliquia. Los resultados mostraron que la composición de tales partículas difería de la de los meteoritos de hierro.

Como el análisis mostró, además, una composición de círculos concéntricos que aparecen cuando se aplica calor artificialmente, se determinó que los humanos produjeron la pieza de mineral de hierro usando fuego.

El análisis también analizó la composición de una pequeña cantidad de plomo en la reliquia, y luego descubrió que la proporción de isótopos era diferente de la del mineral de hierro producido en la región.

Según los resultados del análisis, Matsui dijo: “La pieza es probablemente un producto semimanufacturado de mineral de hierro de la etapa intermedia de la Edad del Hierro. Alguien lo trajo de una región distante".

El equipo desenterró posteriormente varias piezas  de hierro similares que se encontraban justo por encima de una capa de suelo chamuscado de un metro de espesor, a unos doce metros por debajo de la superficie del suelo. Huellas encontradas en la misma capa geológica que las piezas de hierro halladas mostraron que hubo personas que excavaron en el suelo quemado y construyeron cimientos de edificios mediante la instalación de materiales de madera y paredes de barro. Tal estilo de construcción difería del de la región, en la que se habían utilizado principalmente ladrillos secados al sol.

“Todo ello muestra que una antigua ciudad allí existente fue destruida a gran escala, y luego un grupo de personas llegó a un área en el sector norte que había sido arrasada por las llamas",  expone Omura.

Añadió que en ese tiempo las tecnologías de fabricación del período inicial de la Edad del Hierro probablemente fueron llevadas al área mencionada.

Las huellas de los edificios en Kalehöyük se remontan a más de 4.000 años. Los materiales de madera, que sirvieron de base a los edificios, se quemaron y se fijaron al suelo rojo marrón. Se cree que los agujeros se usaban como almacenamiento. Instituto Japonés de Arqueología de Anatolia.

“Realizaremos más comparaciones de la reliquia hallada con el mineral de hierro de otras regiones, pues nos gustaría averiguar dónde se originó su fabricación y aclarar el papel clave que desempeñó Anatolia en la llegada de la Edad del Hierro", dijo.

Tatsundo Koizumi (izquierda), representante del Instituto de Educación Arqueológica de Mesopotamia, dijo: "Es un descubrimiento extremadamente importante que tiene un gran impacto, ya que propone un cambio en la interpretación de la historia mundial presentado por las autoridades europeas y estadounidenses".

Los desafíos, agregó, son determinar el lugar de origen de las piezas halladas y aclarar cómo se extendió y desarrolló la fabricación de hierro en Anatolia.

“Al mismo tiempo, para determinar quién invadió la región y quemó la ciudad, será necesario reunir más conocimientos sobre varias regiones de manera cuidadosa", concluye.

Fuentes: asahi.com | arkeofili.com | 25 de marzo de 2019

Visitas: 2083

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más