Un nuevo estudio sobre el monumento de Avebury (Inglaterra) sugiere que se comenzó como una vivienda unifamiliar

El monumento de Avenury tiene el círculo de piedras más grande del mundo (iStockphoto)

El henge de Avebury es uno de los monumentos megalíticos más grandes y famosos del Neolítico  europeo. Situado en la llanura de Salisbury, en el condado de Wiltshire (Inglaterra), el círculo de  piedras más grande del mundo fue construido hace unos 5.000 años y es incluso más antiguo que el de Stonehenge, que está ubicado a apenas unos kilómetros de distancia.

Aunque aún nadie sabe a ciencia cierta cuál es el significado de estos monumentos, un grupo de arqueólogos acaba de descubrir que Avebury podría estar construido en el mismo sitio que una casa  más antigua, con lo que todo el complejo conmemoraría una vivienda relativamente modesta de un pasado muy vetusto.

Avebury se encuentra a unos 40 Km al norte de Stonehenge y es lo suficientemente grande como para que quepan dos círculos del tamaño de este último. (Detmar Owen a través de Wikimedia Commons)

Según un estudio publicado este miércoles en la revista Antiquity , esta enorme forma de conmemorar un edificio doméstico habría iniciado un proceso que continuó durante siglos y en el que se fueron agregando más y más detalles a la construcción. Los autores concluyen que puede haber otras casas neolíticas debajo de Avebury, con un gran potencial para futuros estudios.

“Encerrado en lo más profundo del 'henge', suponemos que fueron las conexiones que este antiguo edificio tuvo con un linaje significativo, quizás fundador, lo que lo llevó a adquirir una importancia histórica y que el sitio se transformara y pasara de ser un lugar cotidiano a otro sagrado”, escriben los investigadores.

El proceso de construir un monumento neolítico sobre una casa es una evidencia documentada en otros espacios. En Hazleton North (Gloucestershire), por ejemplo, antes del cuarto milenio se edificó una tumba sobre una antigua vivienda. “La casa de Avebury quizás duró solo una o dos generaciones, pero después de que se derrumbara ​​probablemente dejaron un restos visibles que fueron respetados cuidadosamente”, indican.


Un grabado antiguo de Avebury, con sus dos círculos interiores (iStockphoto)

Este complejo monumental, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1986, está formado por múltiples círculos de piedra, un movimiento de tierras de 420 metros de diámetro y avenidas pétreas pareadas. El problema es que este espacio ha sido mucho menos estudiado que el de Stonehenge. La última excavación importante fue, por ejemplo, en la década de 1930.

Los arqueólogos Mark Gilligins, Joshua Pollard y Kristian Strutt argumentan que "Los eventos previos a los movimientos de tierras realizados alrededor del año 2.500 antes de Cristo tuvieron una relación directa con el desarrollo posterior del monumento”. Según sus análisis, todo habría comenzado a finales del cuarto milenio antes de Cristo.

“En esa época hubo una actividad significativa en la región donde finalmente se construyó Avebury. La evidencia arqueológica muestra que había varios asentamientos dispersos y pequeños que se unieron lentamente después del 3700 a.C., y que las huellas materiales de estos espacios fueron usadas como referencia tanto en el edificio como en el entorno del monumento".


Avebury (Antiquity)


El investigador Alexander Keiller excavó en 1939 el círculo interior sur y, antes de que la Segunda Guerra Mundial interrumpiera su trabajo, descubrió una serie de detalles en el monumento, incluyendo barrancos, fosas y hoyos justo al norte de una piedra vertical a la que se conoce como el Obelisco.

En un primer momento, se creyó que estas características fueron introducidas en época medieval, algo que descartan Gilligins y sus colaboradores. “Nunca se encontró cerámica medieval en la zona y esta es una estructura notablemente similar a la de las casas más pequeñas del Neolítico temprano encontradas en Gran Bretaña e Irlanda”, consideran.

Para obtener más datos sobre la conexión entre la casa y otras características de Avebury, los investigadores utilizaron un radar para estudiar el suelo y detectar piedras de arenisca (sarsen) ocultas. Así fue como encontraron varias anomalías que indican posibles megalitos anteriores y otras características que indicarían que el monumento seguía los ejes principales de la casa. Las herramientas de pedernal en el sitio y la edad de viviendas similares en otros lugares sugieren que esto fue alrededor de 3700 aC.


Los colores indican las zonas que ocuparía la antigua casa (Antiquity)

De aquí que los arqueólogos planteen ahora una secuencia de construcción que empezaría con la vivienda neolítica, a la que le seguiría el obelisco y, más tarde, un círculo de piedras levantado sobre la edificación anterior. Luego habría aparecido el círculo interior sur y las líneas radiales. “Es posible que esta actividad se distribuya durante 1.500 años, desde el Neolítico temprano hasta la Edad del Bronce TempranoEsperamos que, en los próximos cinco o seis años, podamos comprender mejor la cronología precisa", dice Pollard. El equipo también quiere investigar el círculo de piedra interior del norte de Avebury para ver si eso también podría haber sido construido en el sitio de una casa anterior.


Fuentes: lavanguardia.com | newscientist.com | 10 de abril de 2019

Visitas: 264

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más