Turquía desvela los espectaculares restos descubiertos en Karahantepe

Los inicios del Neolítico fueron una época en la que surgieron numerosos asentamientos en Anatolia y Mesopotamia. Cerca de la actual Sanliurfa se construyeron a mediados del siglo X a.C. un conjunto de templos en Göbekli Tepe, lugar que se convirtió en el epicentro de una cultura en la que destacaban los templos circulares de piedra decorados con columnas antropomorfas talladas con todo tipo de imágenes animales.

Fue en esa época cuando en la colina de Karahan (o Karahantepe), a solo 32 kilómetros, se fundó otro poblado que para muchos científicos es el primer poblado de la historia al contar con residencias fechadas en torno al 9400 a.C. y articuladas en torno a un santuario.

UN DESCUBRIMIENTO RECIENTE

Aunque este lugar ya se conocía desde 1997, no ha sido hasta tiempos recientes que el Ministerio de Cultura turco ha empezado a excavar el sitio sacando a la luz un extenso complejo sagrado que rivaliza con el famoso Göbekli Tepe.

Iniciados en 2019 los trabajos han continuado hasta el presente. Si bien las primeras capas no fueron muy prometedoras las últimas campañas han desenterrado más de 300 estelas y pilares junto con muchísimas esculturas de todo tipo talladas en piedra caliza.

Todos estos objetos no se encontraron de cualquier manera, sino que los habitantes los enterraron de manera cuidadosa cuando cubrieron ritualmente el lugar en el momento de su abandono. Así las estatuas humanas fueron decapitadas, se les cortó la nariz y sus cabezas fueron puestas del revés, mirando hacia las paredes.

UN SANTUARIO COMPLEJO

En el centro de la área excavada se erige una gran sala circular de 23 metros de diámetro, una gran parte del cual está tallado en el lecho de roca y alcanza una profundidad de 5,5 metros. Al igual que las de Göbekli Tepe el peso de su techo de madera lo sostenían dos grandes pilares con forma de T, hoy caídos y rotos por la presión del sedimento. Según los investigadores, en las paredes de dispusieron unos pilares algo más pequeños separados por bancos tallados en la roca o construidos con losas.

Al fondo de este gran recinto había un podio decorado con estelas y tótems en el que se levantaba un trono desde el que el líder del poblado o la divinidad presidía las reuniones de su comunidad.

Junto a esta estancia los antiguos pobladores del lugar tallaron dos piscinas en la roca alimentadas por canalizaciones que recogían el agua de la lluvia. Una de ellas, presidida por un misterioso rostro masculino y profusamente decorada con estelas, conectaba con el salón por una pequeña ventana por la que, según el profesor Necmi Karul, los creyentes descendían para darse un baño purificador tras el que ascendían a la luz por una escalera tallada en la roca. Karul concluye que los hallazgos son una prueba clara de que las capacidades artísticas de la humanidad en el período Neolítico se desarrollaron a un nivel avanzado.  

EL HOMBRE Y LA BESTIA

Al igual que sucede en el resto de yacimientos contemporáneos las primeras producciones artísticas del poblado se centraron en los animales, algo típico para una cultura seminómada basada en la caza de gacelas y la recolección de frutos y cereales silvestres.

De este modo las esculturas de los inicios de Karahantepe combinan a hombres con depredadores (zorros, leopardos, serpientes y buitres), como se puede ver en los numerosos tótems encontrados en el lugar. Estas representaciones se situaban a veces mirando hacia la entrada de la habitación, para espantar con su fiero aspecto todo lo que quisiera entrar sin permiso en las vidas de los locales, desde catástrofes naturales a malos espíritus.

Una escultura particularmente impresionante representa a un humano que lleva un leopardo en su espalda, aunque también se han encontrado tallas de animales en posición de ataque en Gobekli Tepe.

Sin embargo, con el tiempo la extensión de la agricultura separó al hombre de sus raíces nómadas, con lo que los animales fueron desapareciendo de la iconografía religiosa en favor de una visión más antropocéntrica. Máscaras y retratos humanos suplantaron pues a los depredadores, cuya influencia sobre las vidas de los habitantes iba disminuyendo conforme se dominaba la tierra.

Los arqueólogos creen que los cazadores-recolectores pueden haberse reunido hace 11.500 años para tallar los pilares en forma de T con herramientas de piedra, antes de transportarlos por la cima de la colina, utilizando cuerdas, vigas de troncos y mano de obra.

Curiosa estatuilla con dos cabezas de la que se conserva la parte superior. Presenta algunas innovaciones artísticas como una banda que le sujeta el pelo el hecho de que sus cabellos hayan sido tallados con forma de estrías cerebrales. Al tener dos caras podría representar a alguna dualidad (joven-viejo, hombre-mujer, bueno malo). Foto: Francesc Cervera

Una teoría era que pequeños grupos que vivían cerca unieron fuerzas para este tipo de proyectos de construcción, tal vez como una forma de ritual, antes de celebrar una gran fiesta y luego dispersarse nuevamente. 

Sin embargo, hay mucho que los arqueólogos todavía están tratando de aprender, no solo sobre Gobekli Tepe sino también sobre las excavaciones en Karahantepe.

Así pues los recientes descubrimientos realizados en los últimos dos años han desvelado al mundo un yacimiento de suma importancia. Tan relevante como lo fue Göbekli Tepe en los años noventa, el conjunto de santuarios de Karahantepe permitirán a los investigadores comprender mejor esta curiosa cultura surgida hace más de 11.000 años en la parte más septentrional del Creciente Fértil.

Pilar con forma humana con las piernas flexionadas.

Fuentes: nationalgeographic.com.esdailymail.co.uk |  8 de octubre de 2021

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Viajero o turista? Las casas más antiguas de la humanidad te esperan en Turquía

Si de verdad te consideras más viajero que simple turista, tienes una cita cada vez más inexcusable con Turquía. El Ministerio de Cultura y Turismo de aquel país junto con la Agencia de Promoción y Desarrollo Turístico de Turquía (TGA) han presentado bajo la denominación de TAŞ TEPELER un proyecto muy especial, que tiene como objetivo desvelar la tierra donde se produjo el cambio en la historia de la humanidad y una gran transformación desde la forma de vida de los cazadores-recolectores a la agricultura. A ello han dedicado varios días a finales de septiembre, como han detallado sus responsables para LA CRÓNICA.

Hace 12.000 años, en Anatolia surgieron las aldeas, se formó una sociedad estratificada y se desarrolló la capacidad para realizar el comercio básico por primera vez. Se cree que las estructuras megalíticas monumentales de la zona eran espacios comunes donde se reunían, ya fuera con carácter religioso o como forma de encuentro social.

Del 21 al 27 de septiembre de 2021, académicos e investigadores turcos y de varios países se han reunido en un simposio sobre “Reflexiones del Neolítico en el mundo” en Şanlıurfa el 23 de septiembre de 2021.

El proyecto TAŞ TEPELER comprende excavaciones arqueológicas e investigaciones realizadas en siete áreas: Göbeklitepe, Karahantepe, Gürcütepe, Sayburç, Çakmaktepe, Sefertepe y el montículo Yeni Mahalle. También se visitó la excavación en Karahantepe, abierta temporalmente. Las excavaciones son realizadas por comités científicos y la Dirección de Museos de Şanlıurfa bajo el liderazgo de la Dirección General de Bienes Culturales y Museos del Ministerio de Cultura y Turismo de la República de Turquía.

Los hallazgos recientes de las excavaciones de Karahantepe se exhiben en “Karahantepe and Neolithic Human Exhibition” en el Museo Arqueológico de Şanlıurfa que se inauguró el 23 de septiembre de 2021 durante el Evento de Lanzamiento del Proyecto TAŞ TEPELER.

Declaraciones del ministro de Cultura

Durante la visita a Karahantepe, el Ministro de Cultura y Turismo de la República de Turkiye, Mehmet Nuri Ersoy, señaló que los sitios y sus excavaciones revelan la importante contribución de Anatolia a la historia de la humanidad.

El ministro Ersoy confirmó que «en los próximos días, las excavaciones comenzarán en los montículos de los asentamientos de Ayanlar, Yoğunburç, Harbetsuvan, Kurttepesi y Taşlıtepe, como parte de la primera fase del Proyecto de Investigación Neolítica de Şanlıurfa que tendrá lugar entre 2021 y 2024. En algunas de estas áreas ya se han realizado mediciones geomagnéticas y de radar de penetración terrestre. Estas mediciones continuarán en paralelo con las excavaciones. Este es un proyecto significativo por su destacado contenido y resultados impresionantes”.

“Como Ministerio, tenemos la responsabilidad de este proyecto, junto con nuestros grupos de interés. Se planificó la cooperación con 12 instituciones y organizaciones, incluidas ocho universidades en Turquía. En este marco, se firmaron protocolos de cooperación directa entre la Universidad de Estambul, la Universidad de Harran y la Universidad de Ciencias de Ankara. También involucramos a ocho universidades en cinco diferentes países y cuatro academias, institutos y museos internacionales en el Proyecto de Investigación de la Edad Neolítica de Şanlıurfa, estableciendo un alcance amplio internacional con Japón, Rusia, Alemania, Reino Unido y Francia”.

Entre 2021 y 2024, las excavaciones se llevarán a cabo en un total de 12 ubicaciones, incluido Karahantepe, sitio con más de 250 bloques de megalitos en forma de T similares a los que se encuentran en el mucho más conocido Göbekli Tepe, Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Se cree que los hallazgos de estas excavaciones harán contribuciones considerables y de gran alcance a nuestro conocimiento de la humanidad en tiempos prehistóricos, incluida su vida cotidiana y sus rituales. Se estima que hay varios sitios en Şanlıurfa similares a Göbeklitepe, que manifiestan las primeras fases del Neolítico.

Además, el Congreso Neolítico Mundial Internacional, que se celebrará en 2023 como parte del Proyecto de Investigación de la Edad Neolítica, incluirá numerosas sesiones científicas y mostrará los tesoros culturales únicos de Şanlıurfa del Neolítico.

Fuente: lacronica.net | 30 de septiembre de 2021

Visitas: 4606

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más