¿Qué raro embalsamamiento le hicieron a una momia de hace 3.000 años?

La momia de una mujer llamada Meruah escondía un raro caparazón de barro. Chau Chak Wing Museum

Sir Charles Nicholson fue un hombre de múltiples facetas. Además de dedicarse a la política, tuvo tiempo de fundar la Universidad de Sydney y convertirse en explorador, anticuario y filántropo a lo largo de sus casi 100 años de vida (1808-1903). Entre 1856/7, durante un viaje a Egipto, se encaprichó del sarcófago de una momia y se hizo con el conjunto completo: ataúd, cuerpo momificado y cubierta de madera decorada.

De regreso a Australia, lo donó todo a la Universidad en 1860 hasta que los restos pasaron a formar parte del Museo Chau Chak Wing de Sydney. Los primeros análisis de la inscripción del ataúd identificaron al propietario como una mujer noble llamada Meruah.

La iconografía utilizada indicaba que el sarcófago fue realizado alrededor del año 1.000 antes de Cristo, durante la XX Dinastía (1190-1070 a.C.) que fundó Sethnajt, general de los ejércitos egipcios, y que fue la última del periodo conocido como Imperio Nuevo.

Imágenes de TC renderizadas en 3D de Meruah momificada y que muestran el caparazón de barro.  (Crédito de la imagen: 2021 Sowada et al .; Cortesía del Museo Chau Chak Wing y Macquarie Medical Imaging; CC BY 4.0 )

A pesar de los diversos estudios a los que se había sometido el conjunto (el último, una tomografía computarizada realizada en 1999) nadie se había percatado de la extraña peculiaridad de la momia. Investigaciones recientes usando tecnología punta han permitido descubrir que Meruah fue recubierta con un raro caparazón de barro pintado tras su embalsamamiento, según un artóiculo ublicado en la revista PLOS ONE.

Los arqueólogos ya habían hallado ocasionalmente en el pasado cuerpos momificados entre finales del Imperio Nuevo hasta la Dinastía XXI (1294-945 a.C.) que usaban una cubierta de resina dura que protegía el cuerpo, especialmente para las momias reales de la época.

Los especialista de la Universidad Macquarie han determinado que Meruah era una joven de entre 26 y 35 años. Los escáneres corporales no revelaron genitales externos, y los órganos reproductores internos habían sido extraídos durante la momificación. Aún así, sus características óseas (huesos de la cadera, mandíbula y cráneo) sugerían claramente que se trataba de una mujer.

Las imágenes de TC muestran a la persona momificada desde diferentes ángulos. El caparazón se puede ver como una delgada línea blanca (flechas).  (Crédito de la imagen: 2021 Sowada et al .; Cortesía del Museo Chau Chak Wing y Macquarie Medical Imaging; CC BY 4.0)

La datación por radiocarbono de las envolturas de lino señalan que esta persona vivió entre los años 1200 y 1113 antes de Cristo, lo que significa que el cuerpo es más antiguo que el ataúd. Los investigadores creen que los comerciantes egipcios del siglo XIX engañaron a Nicholson colocando el cuerpo en un sarcófago que no era el suyo para venderlo como un juego completo.

Los análisis también revelaron que el caparazón de barro envuelve completamente el cuerpo y está encajado en distintas capas dentro de las envolturas de lino. Las imágenes más internas indican que Meruah fue dañada relativamente poco después del embalsamamiento, y que la cubierta y algunos envoltorios adicionales se aplicaron para reunificar y restaurar el cuerpo.

¿Conjunto completo?

El equipo de arqueólogos, liderado por Karin Sowada (izquierda), de la Universidad de Macquarie, creen que el caparazón de barro les dio a quienes cuidaban a los fallecidos la oportunidad de emular las prácticas funerarias de la élite -que usaban capas de resina importada- con materiales más baratos y disponibles localmente.

"Esta concha de barro que encierra el cuerpo de una mujer embalsamada dentro de las envolturas textiles es un nuevo conocimiento que sumamos a nuestra comprensión de la momificación del antiguo Egipto", señala Sowada. Lo que aún no es posible determinar es si esta práctica estaba muy extendida en el Imperio Nuevo o si se reduce a este caso excepcional.

Fuentes: lavanguardia.com | livescience.com | 6 de febrero de 2021

Visitas: 286

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más