Lesiones en cráneos, correspondientes al Neolítico escandinavo, revelan violencia también contra las mujeres

Cráneos de un laboratorio de antropología forense. Foto: David Hunt, North Carolina State University

Fuente: Live Science | Tia Ghose | 12 de febrero de 2013 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae

Los agricultores de periodo Neolítico vivían en una rutina de violencia, y las mujeres no estaban exentas de su tributo, según un nuevo estudio.

 

El análisis descubrió que 1 de cada 6 cráneos exhumados en los países escandinavos, pertenecientes a la Edad de Piedra tardía -hace aproximadamente entre 6.000 y 3.700 años-, tenían desagradables lesiones. Y, contrariamente a lo hallado en fosas comunes de la época, las mujeres tenían las mismas probabilidades de ser víctimas de golpes mortales, según el estudio publicado en la edición de febrero de la revista American Journal of Physical Anthropology.

 

Antiguos pastores

 

Linda Fibiger (izquierda), una arqueóloga de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, y sus colegas, se centraron en el periodo Neolítico, cuando los cazadores-recolectores europeos estaban realizado la transición a la agricultura y la cría de animales.

 

Algunas fosas comunes descubiertas a partir de ese tiempo contenían en su mayoría a hombres que habían muerto en conflictos violentos. Por tanto, los investigadores pensaban que las mujeres se habían salvado de los conflictos debido a su valor potencial de reproducción, dijo Fibiger a LiveScience.

 

Pero si nos fijamos sólo en las secuelas de los grandes conflictos sangrientos, se puede ocultar la realidad del día a día de los agricultores neolíticos .

 

"Sería como si sólo miráramos en una zona de guerra para evaluar la violencia", dijo Fibiger. "Eso no le va a decir lo que está pasando en las zonas vecinas".

 Fractura facial curada en un hombre adulto, Borreby, Dinamarca (Fuente: Linda Fibiger)

Violencia rutinaria

Para ver qué lesiones más rutinarias padecían  estos agricultores neolíticos, el equipo evaluó 378 cráneos de colecciones de toda Suecia y Dinamarca datados entre 3.900 a.C. y 1.700 a.C. Distinguieron los golpes debidos a caídas o accidentes de las heridas violentas, es decir, las que podían dejar evidencia de un "agujero en el cráneo producida por un hacha", dijo Fibiger.

 

Casi el 10 por ciento de los cráneos suecos mostraban signos de lesiones violentas, y cerca del 17 por ciento de los cráneos daneses presentaban heridas de este tipo. Los hombres tenían más lesiones no fatales, pero las mujeres eran tan proclives como los hombres a tener heridas letales en la cabeza, las cuales pueden ser identificadas porque nunca se curaron.

 

Ello sugiere que estos antiguos agricultores y pastores experimentaban la violencia de un modo rutinario, probablemente debido a ataques, a disputas familiares, o a escaramuzas diarias con grupos rivales, explica Fibiger.

 

Foto: Traumatismo craneal de una de las calaveras de Dinamarca. Fibiger et al. 

 

 

Combatientes mediocres

No está claro por qué las mujeres fueron víctimas frecuentes de la violencia. La violencia doméstica puede ser un factor, pero probarlo requiere observar repetidas lesiones y heridas en las costillas y en el torso. Teniendo en cuenta que en estos sitios los cráneos y esqueletos están mezclados, y que muchos de ellos no fueron preservados, eso no es posible, dice Fibiger.

 

Lo más probable es que las mujeres sufrieran heridas fatales, debido a que no podían luchar ferozmente ante cualquier ataque, añade Fibiger a Live Science.

 

Los hombres podían entrenarse desde muy jóvenes para la lucha, mientras que las mujeres se tenían que encargar muy probablemente de la crianza de los niños.

 

Eso las habría condicionado, "porque lo más probable es que intentasen proteger a sus hijos que tratar de ser capaces de defenderse adecuadamente", argumenta Fibiger.

 

Los resultados son impresionantes, dice Christian Meyer, un candidato a doctor en Antropología en la Universidad de Mainz, Alemania, y que no participó en el estudio.

 

"Es una de las primeras investigaciones que realmente tiene un tamaño de muestras muy grande, y se basa en una región muy amplia", dijo Meyer.

 

El análisis de tantos cráneos del periodo Neolítico permite a los investigadores comparar cuantitativamente las tasas de este tipo de violencia a lo largo de Europa en ese tiempo.

 

Artículo relacionado:

* Violence in Neolithic Denmark and Sweden

Visitas: 990

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más