Las pinturas rupestres más antiguas del mundo están en España, y casi con certeza fueron realizadas por Neandertales

La Pasiega (Cantabria), sección C, pared pintada de la cueva. Las líneas rojas verticales y horizontales datan de hace 64.000 años, y casi con certeza fueron pintadas por neandertales. (Imagen: P. Saura)

En 2012, un grupo de arqueólogos concluyó que cierta serie de pinturas rupestres encontradas en España habían sido pintadas por neandertales, y no por los primeros humanos, como se suponía anteriormente. Otros científicos se quejaron de la metodología usada para la datación de las pinturas y pusieron en duda que los Neandertales tuvieran capacidad para el pensamiento simbólico. Ahora, gracias a una técnica de datación actualizada, los científicos han demostrado una vez más que los Neandertales son la fuente más probable de esas pinturas. ¿Será suficiente para disipar las nociones obsoletas sobre la inteligencia del hombre de Neandertal?

Científicos de la Universidad de Southampton, el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y otras instituciones, demostraron usando la datación de uranio-torio que las antiguas pinturas rupestres localizadas en tres cuevas de España se produjeron hace no menos de 64.000 años. Eso es 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa, lo que significa que las pinturas probablemente fueron hechas por Neandertales, cuyos antepasados, los Homo erectus, abandonaron África hace 1,81 millones de años. Además, el hallazgo demuestra, quizá de manera concluyente esta vez, que los Neandertales sí tenían capacidad para el pensamiento simbólico, un rasgo cognitivo que antes se consideraba exclusivo del Homo sapiens. La capacidad de representar objetos fuera de la mente, sugiere este estudio, probablemente se transmitió a los Neandertales y a los humanos modernos a partir de un ancestro común.

Manos estarcidas en Maltravieso (Cáceres) con una antigüedad mínima de 66.000 años. (Imagen: H. Collado).

Las pinturas rojas y negras, que incluyen representaciones de animales, puntos, figuras geométricas y estarcido de manos, se encuentran en tres cuevas españolas: La Pasiega (Cantabria), Maltravieso (Cáceres) y Ardales (Málaga), a 700 km de distancia entre ellas. Los arqueólogos llevan años estudiando estas pinturas, pero como no se podían fechar con exactitud, muchos simplemente asumieron que los humanos modernos habían sido responsables de su decoración. Los Neandertales, se dice, no eran pensadores sofisticados y carecían de la capacidad para el pensamiento abstracto. De hecho, un estudio que salió a la luz hace solo dos semanas afirmaba que los Neandertales no podían dibujar. El nuevo estudio, publicado hoy en Science, muestra que los Neandertales eran muy capaces de producir arte rupestre y, por consiguiente, tenían capacidad para el comportamiento simbólico.

La falta de consenso en torno a la fecha de origen tiene mucho que ver con los límites de la técnica tradicionalmente utilizada para el arte rupestre: la datación por radiocarbono.

“Apenas llevamos datando arte rupestre desde la década de los 90, y eso era siempre con el método de radiocarbono, que solo puede fechar material orgánico, concretamente dibujos de carbón”, explicó a Gizmodo  Paul Bahn (izquierda), autor de  The First Artists: In Search of the World’s Oldest Art.

“No podíamos fechar dibujos en materiales de manganeso u ocre inorgánico, ni grabados. Pero el método de datación de la calcita nos permite obtener edades mínimas para estos otros dibujos si tienen algo de calcita formada encima”. 

Bahn, que no participó en el nuevo estudio (pero ha colaborado con uno de sus autores), dice que este nuevo método de datación, llamado datación de uranio-torio, lleva siendo utilizado por los geólogos varias décadas, pero solo en los últimos años ha sido usado por los arqueólogos para obtener fechas de arte rupestre, y con “resultados muy emocionantes”.

De hecho, la datación del uranio-torio de las muestras de isótopos se considera muy fiable, y se puede usar para determinar la edad de formaciones de carbonato de calcio de hasta medio millón de años. En este caso, los arqueólogos analizaron la carbonita de ocre rojo de los dibujos mediante 60 muestras diferentes de menos de 10 miligramos cada una, y obtuvieron edades mínimas de entre 64.000 y 66.000 años.

“Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son el arte rupestre más antiguo conocido, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África. Por lo tanto, debieron ser pintadas por neandertales”, dice el autor y colíder del estudio Chris Standish (izquierda), arqueólogo de la Universidad de Southampton.

Un dibujo de 1913 del Panel 78 de La Pasiega (derecha). El escalariforme rojo, o símbolo de la escalera, tiene al menos 64.000 años, pero no se sabe si los animales y otros símbolos se pintaron después.

Ahora bien, es teóricamente posible que los humanos modernos ya estuvieran en esa zona por aquella época, siendo teóricamente la palabra clave. Nuestra especie, el Homo sapiens, surgió hace 300.000 años y entró en lo que ahora es el Medio Oriente hace 175.,000-200.000 años. Pero no existe evidencia arqueológica o paleontológica para apoyar la presencia de humanos modernos en Europa hace 44.000 años, como señala Standish. Por el contrario, sabemos que los Neandertales estuvieron por toda Europa durante ese periodo de la prehistoria. Pero, como ocurrió con el esfuerzo anterior para datar el arte de los Neandertales, es probable que los resultados sean puestos en duda.

“Todos los métodos de datación están sujetos a error, pero este proyecto ha sido llevado a cabo por los mejores expertos en el tema, por lo que estoy seguro de que sus resultados son válidos y fiables”, dijo Bahn. “Sin embargo, estoy seguro de que serán puestos en duda, como pasó en 2012, por los dinosaurios que se niegan a cambiar sus creencias, y por algunos colegas franceses que rechazan cualquier fecha de arte rupestre antes de la declarada en su cueva de Chauvet (hace alrededor de 36.000 años), lo cual es irremediablemente incorrecto”.

Que los Neandertales fueran capaces de producir este arte no debería ser una sorpresa. En todo caso, este nuevo estudio es bastante decepcionante en términos de lo que nos dice sobre los Neandertales y de lo que fueron capaces.

“No hay nada en este artículo que pueda sorprendernos o sorprendernos demasiado”, explicó a Gizmodo  Michel Lorblanchet  (izquierda), coautor del estudio y Director de Investigación del DNRS en Francia. “El hombre de Neandertal, como el Homo erectus antes que él, usaba pigmentos con frecuencia (el ocre rojo se usó por primera vez hace alrededor de un millón de años). Tenía pinturas corporales, collares, herramientas que son obras de arte [en sí mismas], comenzó a producir esculturas como la máscara de La Roche-Cotard, y ocupó profundas cuevas hace unos 270.000 años. Los neandertales también tenían creencias [espirituales]: enterraban a sus muertos con ofrendas”.

Lorblanchet dice que “la prehistoria es siempre una batalla contra las viejas ideas” y que su equipo está consiguiendo “establecer poco a poco la idea de que el arte comenzó muy temprano, y que fueron los Neandertales quienes empezaron a pintar en las paredes de las cuevas”.

Fuente: es.gizmodo.com | 23 de febrero de 2019

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

La cueva de Ardales es una de las cunas mundiales del arte rupestre

Arqueólogos trabajando en la Cueva de Ardales. / F. T.

Un nuevo análisis de tres cuevas en España revela la primera evidencia importante de que los neandertales, en lugar de los humanos modernos, crearon las pinturas rupestres más antiguas del mundo, entre ellas la cueva malagueña de Ardales.

El estudio, dirigido por la Universidad de Southampton, en Reino Unido, y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, muestra que las pinturas en tres cuevas en España se crearon hace más de 64.000 años, 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa.

Esto significa que el arte rupestre del Paleolítico --incluyendo imágenes de animales, puntos y signos geométricos-- debe haber sido hecho por los Neandertales, una especie 'hermana' del 'Homo sapiens', y los únicos habitantes humanos de Europa en ese momento. También indica que pensaron simbólicamente como los humanos modernos.

Publicado este jueves en la revista 'Science', el estudio revela cómo un equipo internacional de científicos utilizó una técnica de vanguardia llamada uranio-torio que data de hace más de 64.000 años para determinar la edad de las pinturas. Hasta ahora, el arte rupestre se ha atribuido por completo a los humanos modernos, ya que los planteamientos de un posible origen neandertal se han visto obstaculizados por técnicas de datación imprecisas.

Sin embargo, la datación de uranio-torio proporciona resultados mucho más fiables que los métodos como la datación por radiocarbono, que puede dar estimaciones de edad falsas. El método del uranio-torio implica fechar pequeños depósitos de carbonato que se han acumulado en la parte superior de las pinturas rupestres, los cuales contienen rastros de los elementos radiactivos uranio y torio, que indican cuándo se formaron los depósitos y, por lo tanto, dan una edad mínima para lo que se encuentra debajo.

Los Neandertales, más sofisticados de lo que se creía

El autor principal del trabajo, el doctor Chris Standish, arqueólogo de la Universidad de Southampton, explica que este descubrimiento es "increíblemente emocionante" y sugiere que los Neandertales eran mucho más sofisticados de lo que se cree popularmente. "Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son, con mucho, las más antiguas conocidas en el mundo, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África, por lo tanto, deben haber sido pintadas por neandertales".

Un equipo de investigadores del Reino Unido, Alemania, España y Francia analizó más de 60 muestras de carbonato de tres sitios de cuevas en España: La Pasiega (en Puente Viesgo, Cantabria), Maltravieso (en Cáceres) y Ardales (en Ardales, Málaga). Las tres cuevas contienen pinturas rojas (ocre) o negras de grupos de animales, puntos y signos geométricos, así como estarcidos, huellas de manos y grabados. Según los científicos, la creación del arte debe haber involucrado un comportamiento tan sofisticado como la elección de un lugar, la planificación de la fuente de luz y la mezcla de pigmentos.

"Poco después del descubrimiento del primero de sus fósiles en el siglo XIX, los Neandertales fueron retratados como brutales e incultos, incapaces de hacer arte y tener comportamiento simbólico, y algunos de estos puntos de vista persisten hoy --explica el codirector del estudio, Alistair Pike (izquierda), profesor de Ciencias Arqueológicas en la Universidad de Southampton--. El tema de cómo se comportaron los neandertales humanos es un tema muy debatido. Nuestros hallazgos contribuirán de manera significativa a ese debate".

El autor principal, Dirk Hoffmann  (derecha), del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, añade que la cultura material simbólica, una colección de logros culturales e intelectuales transmitidos de generación en generación, hasta ahora, solo se ha atribuido a la especie Homo sapiens.

"El surgimiento de la cultura material simbólica representa un umbral fundamental en la evolución de la humanidad. Es uno de los principales pilares de lo que nos hace humanos. Los artefactos cuyo valor funcional radica no tanto en su uso práctico sino más bien en su uso simbólico son representantes de los aspectos fundamentales de la cognición humana tal como la conocemos", indica.

Los primeros artefactos simbólicos, que datan de hace 70.000 años, se han encontrado en África, pero están asociados con los humanos modernos. También se han hallado otros artefactos, como arte rupestre, figuras esculpidas, herramientas de hueso decoradas y joyas en Europa, que datan de hace 40.000 años. Pero los investigadores han concluido que estos artefactos deben haber sido creados por humanos modernos que se estaban extendiendo por toda Europa después de su llegada de África.

Existe evidencia de que los Neandertales en Europa usaron ornamentación corporal hace unos 40.000 a 45.000 años, pero muchos investigadores han sugerido que esto fue inspirado por los humanos modernos que en ese momento acababan de llegar a Europa.

"Los Neandertales crearon símbolos significativos en lugares significativos. El arte no es un accidente aislado. Tenemos ejemplos en tres cuevas separadas por 700 kilómetros y evidencia de que fue una tradición longeva. Es muy posible que el arte rupestre similar en otras cuevas en Europa occidental también sea de origen neandertal", concluye el coautor del estudio Paul Pettitt (izquierda), de la Universidad de Durham, Reino Unido.

Fuente: laopiniondemálaga.es | 22 de febrero de 2018

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* Los arqueólogos de la cueva de El Castillo manejan la hipótesis de ... (07/10/2010)

* ¿Pintaron los neandertales Altamira? (14/06/2012)

Publicidad by Google

 

Visitas: 3325

Comentario por Ernst el marzo 6, 2018 a las 2:49am

   Hola.
   La noticia de estas dataciones es un bombazo y la controversia no se ha hecho esperar. Yo, como simple aficionado de infantería, y tras leer las opiniones de los especialistas, me inclino por adoptar una posición escéptica.
   No dudo de la capacidad simbólica de los neandertales, que está demostrada, como se ha puesto de manifiesto nuevamente con la datación en 115.000 años de las conchas marinas perforadas y con pigmentos de la cueva de Los Aviones. Pero, de momento, me cuesta creer que los neandertales pintasen en las paredes de las cuevas. Quizás podrían haber hecho algún trazo, pero, según lo que se conoce hasta ahora de los yacimientos neandertales, no parece que el hecho de plasmar símbolos en las paredes de las grutas fuese un comportamiento cultural arraigado, como sí lo fue, y de qué forma, en el homo sapiens.
En la misma cueva de los Aviones tenemos el ejemplo de unos neandertales que utilizaban símbolos y pinturas, pero no las convertían en rupestres.
Me ha llamado la atención lo categórico que se ha mostrado el prehistoriador César González Sainz, quien conoce a fondo todas las pinturas de la cueva de La Pasiega, al referirse a las últimas dataciones: "las representaciones de ese panel de la Galería C de La Pasiega son, con toda seguridad, del Paleolítico Superior, de hace entre 35.000 y 12.000 años, no de hace más de 60.000 años".
Otro aspecto de estas dataciones que me hace arrugar la nariz es esa edad mínima de 66.700 años de la mano impresa en la cueva de Maltravieso.
Las manos impresas en las paredes de las cuevas constituyen un rasgo significativo de la cultura prehistórica del homo sapiens, mantenida durante miles de años y en lugares distantes. Están en las paredes de la cueva de Sulawesi, en Indonesia, datadas en 40.000 años, y en las de Chauvet, en Francia, con más de 30.000 años. Hay incluso una llamada "cueva de las manos", la extraordinaria gruta francesa de Gargas, con más de 200 impresiones de manos (la mayoría, con aparentes amputaciones de dedos) de unos 26.000 años. Hay muchas otras manos en cuevas en períodos posteriores del Paleolítico. No son un trazo rupestre cualquiera en una cueva. Son una manifestación cultural muy enraizada en el homo sapiens, con especial significado.
Por ello, pienso que si, conforme a las últimas dataciones de Maltravieso, esa mano puede haber sido de un neandertal, éste hombre tendría algún motivo simbólico para dejar impresa en la pared de la cueva la palma de su mano. Un motivo que compartiría con su tribu. Esto lleva a pensar que la mano de Maltravieso no estaría aislada y que el hecho de conectar con la cueva imprimiendo la mano formaría parte de la cultura neandertal. De ser así, creo que las paredes de las cuevas europeas ocupadas por los neandertales tendrían que contener numerosas impresiones de sus manos, pero no parece ser el caso. O sí, no lo sé. Quizás las manos neandertales estén borradas, u ocultas por la calcita. Quizás no hemos mirado bien.
Por otra parte, de las objeciones del especialista en dataciones isotópicas Michel Fontugne no sé muy bien qué pensar. Dice que "el agua puede pasar y volver a pasar sobre estos velos de calcita (los que cubren las pinturas y se datan) y lixiviar el uranio que contiene, pero no el torio, que no es soluble en agua", con lo que se corre el riesgo de obtener unos resultados distorsionados, envejecidos artificialmente. Me pregunto: ¿sucedió ese lixiviado en las tres cuevas del trabajo publicado ahora en Science, que están separadas geográficamente y con condiciones geológicas distintas?. Me extraña. Además, si ese "escurrido" del uranio puede suceder en todas las cuevas, el método de datación uranio-torio podría dar datos distorsionados en todos los casos, pero, en cambio, los expertos le conceden fiabilidad.
En todo caso, creo que son necesarias más pruebas con este método en otras cuevas para poder confirmar que los neandertales pintaban motivos simbólicos rupestres. Y, por cierto, estamos hablando de grafías simbólicas, no arte figurativo (que se han lanzado mucho las campanas al vuelo con eso de los neandetales como "primeros artistas").
Y si se confirma que los neandertales pintaban símbolos en las paredes de las cuevas, estaré encantado con el cambio de paradigma. Y si, en remota idea, llega a identificarse un caballo o un bisonte como posiblemente pintado por un neandertal, me quedaré ojiplático y ya no entenderé nada. Pero será gracioso, e interesante.
Sin bromas, creo que, hasta que se vayan realizando más dataciones, es más prudente mantener en duda la hipótesis de que la pintura rupestre simbólica estaba incorporada al acervo neandertal.
Saludos.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 6, 2018 a las 1:46pm

El Calerizo de Cáceres revoluciona la Prehistoria

Trabajos en el interior de la cueva de Santa Ana durante una campaña de excavaciones, por parte del equipo de Primeros Pobladores de Extremadura. - EL PERIÓDICO

Imaginen un lugar donde el hombre se haya asentado desde los tiempos más remotos, y lo haya seguido haciendo durante cientos de miles de años. Piensen en los datos tan excepcionales que ese lugar puede ofrecer sobre la evolución humana: distintos estratos geológicos capaces de conservar los restos que tanto anhelan los expertos. Bienvenidos al Calerizo de Cáceres, sin ánimo de frivolizar, un auténtico parque temático de la Prehistoria, un paraíso para arqueólogos y paleontólogos, «tan excepcional que cada vez que analizamos un dato encontramos algo nuevo», explica Antoni Canals (izquierda), investigador del Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), profesor en la Universidad Rovira i Virgili, y codirector del Equipo Primeros Pobladores de Extremadura, que lleva 19 años estudiando el complejo arqueológico cacereño.

«Esta ocupación permanente es la que ha hecho que en el Calerizo se exprese prácticamente todo aquello que define el mundo de los cazadores-recolectores de la Europa Occidental, por eso es un enclave tan importante», subraya Canals, también investigador en Atapuerca. Una conclusión que le ha costado dos décadas de trabajo en los distintos yacimientos del Calerizo: las cuevas de Santa Ana, Maltravieso y el Conejar. En el oeste europeo, solo este enclave y Atapuerca proporcionan datos conectados que permiten a los estudiosos pasar de una edad a otra en el mismo enclave. Son lugares excepcionales, salvo que en el Calerizo la conservación de algunas zonas no ha sido buena por esa recurrente ocupación y, en las últimas décadas, por su situación urbana o periurbana.

Calizas dolomíticas de El Calerizo en el núcleo del Sinclinal de Cáceres.

UN GIRO ESPECTACULAR 

El reciente descubrimiento de alcance mundial en la cueva de Maltravieso, que retrasa hasta los 66.700 años de antigüedad la datación de una mano pintada en negativo (en realidad es una proyección de una mano con pigmentos), supone tres revelaciones extraordinarias: que sus autores fueron Neandertales, que por tanto tenían capacidades simbólicas y artísticas solo atribuidas hasta hace poco al Homo Sapiens, y sobre todo que el primer arte rupestre conocido en el mundo se pintó dentro de esta cueva. Cáceres en el embrión del arte... nada menos. Así lo acaba anunciar un equipo multidisciplinar de expertos pertenecientes a instituciones científicas de Alemania, Francia, Reino Unido, Portugal y España (universidades de Alcalá, Barcelona, Burgos y Cádiz).

ANTIGÜEDAD INSOSPECHADA

Estas nuevas dataciones en Maltravieso, pero también en las cuevas españolas de Ardales (65.500 años) y La Pasiega (64.800 años), certifican una antigüedad insospechada para el arte humano. Han sido posibles gracias al método de Uranio-Torio (U-Th), que mide el tiempo tomando como base la desintegración radiactiva del uranio de las costras de calcita asociadas a las pinturas. Precisamente, el responsable de Investigaciones de Arte y Conservación del equipo Primeros Pobladores de Extremadura, Marcos García (derecha), fue quien propuso a Antoni Canals muestrear en Maltravieso las películas de calcita depositadas sobre algunas pinturas, puesto que en ese momento el equipo trabajaba en la cueva y Marcos García ya se había interesado por ese proyecto internacional. Su acierto fue mayúsculo.

Foto: Los profesores Marcos García Diez, de la Universidad Isabel I, y Alistair Pike, de la Universidad de Southampton, tomando muestras en la cueva de Ardales. | C. D. Standish 

Profesor de la Universidad Isabel I de Burgos, Marcos García explica que «las fechas obtenidas en esta investigación son anteriores al menos en 20.000 años a la llegada de los primeros humanos modernos a Europa, y certifican su autoría por parte de los Neandertales». En los últimos tiempos, varios hallazgos ya venían proponiendo que algunos grupos humanos anteriores a los sapiens se decoraban el cuerpo con tonos ocres y abalorios, y realizaban pequeños signos, principalmente líneas, sobre huesos y piedras. Unas capacidades que, como comenta Marcos García, «tradicionalmente sólo eran atribuidas a las primeras poblaciones de humanos modernos surgidas en África, que llegaron a Europa hace unos 40.000 años».

71 PINTURAS 

Pero en Maltravieso hay más arte, hasta 71 improntas de manos, pinturas puntiformes, y elementos lineales o zoomorfos (cérvidos, cápridos y un bóvido). Pertenecen a distintas épocas, ya que las cuevas del Calerizo permiten asomarse a una prehistoria continuada. ¿Pero por qué aquí? ¿Por qué esta singularidad? Porque según Antoni Canals era una ‘isla biótica’, un lugar donde la vida era fácil, un espacio que siempre ha tenido los recursos animales, vegetales y minerales para la supervivencia: el discurrir continuo del arroyo del Marco (izquierda), las amplias reservas subterráneas (el lago interior de Santa Ana), vegetación permanente, rebaños de animales, distintas especies (hienas, caballos, ciervos, linces, leones, osos...). Y ojo, porque esto solo ocurre de forma tan clara en Atapuerca.

«La diversidad ecológica del Calerizo es brutal, en ningún sitio en el Suroeste peninsular hay tanta biodiversidad en un espacio tan reducido, debido a ese freático tan increíble que mantiene un rico ecosistema permanente que permitía la caza y la recolección, y todas las acciones propias de los grupos de cazadores-recolectores, antes de que los hombres comenzaran a producir su propio alimento y se asentaran en el terreno», revela Canals. Por ello, Europa mira al Calerizo, donde puede haber muchas respuestas a los grandes paradigmas de esas sociedades. Maltravieso acaba de dar otro gran ejemplo.

800.000 AÑOS

Por tanto, el Calerizo debió ser frecuentado desde el inicio de las ocupaciones humanas. Las excavaciones en Santa Ana (derecha) esperan arrojar luz sobre la vida en esta cueva hace 800.000 años, cuando se iniciaba el poblamiento europeo, en un Pleistoceno Inferior realmente antiguo. Este tránsito y esta ocupación también vinieron motivados por la situación del Calerizo entre las dos grandes cuencas fluviales del Tajo y el Guadiana, de modo que debió ser una zona de conexión entre ambas. «Y esa presencia humana permanente es la que ayuda a que las sociedades se vuelvan complejas, que transmitan entre ellas las influencias que reciben, y que generen cultura in situ. Las pinturas de Maltravieso son un ejemplo claro», subraya Canals. De hecho, «el Calerizo se convirtió en una zona de acumulación de pensamiento y cultura».

Tanto es así que Marcos García considera que las investigaciones reveladas en la revista ‘Science’, donde Cáceres se sitúa en el origen del arte prehistórico, «implican un replanteamiento de los modelos vigentes sobre el origen del pensamiento simbólico y la expansión de las primeras capacidades artísticas de los humanos».

Foto: El profesor Paul Pettit de la Universidad de Durham tomando notas durante el proceso de muestreo en la cueva de Maltravieso, en la que una mano negativa roja puede observarse en la pared. | C. D. Standish.

En este sentido, desde el equipo Primeros Pobladores se muestran convencidos de que el Calerizo estaba conectado con las influencias de otras zonas peninsulares y de la Europa Occidental desde el Paleolítico inferior, con las idas y venidas de aquellos primeros hombres, que llevaban y traían esas innovaciones culturales. Solo así se explica el hallazgo de conchas marinas en la Sala de las Chimeneas de Maltravieso y las propias pinturas de manos, conectadas con otras expresiones simbólicas de Europa, y especialmente de la cornisa cantábrica y la zona franco cantábrica.

Maltravieso: 250.000 años y cuna del arte rupestre.

«UN TORPEDO»

Sea como fuere, el Calerizo acaba de revolucionar la cronología de la Prehistoria. La reciente datación de una de las manos de Maltravieso «supone un torpedo en la línea de flotación de la estructura cronológica del Paleolítico Superior, de modo que ahora nos enfrentamos a una redefinición temporal de su inicio en Europa», matiza Canals.

También supondrá toda una evolución sobre el concepto de Neandertal. «Lo hemos estudiado, amado, vilipendiado, destruido y vuelto a recuperar. Ahora se plantea casi una continuidad cultural entre las sociedades neandertales y sapiens, probablemente todos hemos aceptado ya que el Neandertal sí tenía muy interiorizados los aspectos simbólicos, pero que carecía de soportes perecederos. Quizás la primera vez que el Neandertal se aproximó a una transformación de sus propios paradigmas culturales fue al entrar en esas cuevas y ejecutar ese acto simbólico de proyectar sus manos con pigmentos», reflexiona Antoni Canals.

Todo ello no hace sino aumentar el interés por seguir estudiando el Calerizo. Primeros Pobladores pretende continuar con las excavaciones, y mientras organiza la próxima tiene entre manos «infinidad de estudios» sobre los hallazgos logrados hasta ahora.

Fuente: elperiodicodeextremadura.com | 5 de marzo de 2018

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 6, 2018 a las 3:37pm

El Gobierno de Cantabria descarta actuar en La Pasiega y se queda al margen del debate científico

Desde hace una semana, algo cojea en las estanterías de Historia. La unanimidad ya no existe sobre un tema tan palmario como quién hizo las primeras pinturas rupestres. La nueva interpretación surgida tras la datación del arte rupestre de La Pasiega, Maltravieso (Cáceres) y Ardales (Málaga) ha enfrentado a científicos ante la duda de si las pintaron los Neandertales o sólo pudieron hacerlo los Homo sapiens, como hasta ahora se creía. Mientras la cueva de Puente Viesgo ha sido objeto de análisis del propio New York Times, o investigadores en Europa buscan nuevos yacimientos para contrastar las dataciones con fechas similares, en Cantabria toca preguntarse ¿y ahora, qué?, ¿cómo se convive con la noticia de que bajo el suelo de la región es posible que habite el arte más antiguo de la historia de la humanidad? Con la «cabeza fría», responden desde el Gobierno regional.

La «falta de unanimidad» entre los prehistoriadores marca los primeros pasos dados por el departamento de Francisco Fernández Mañanes (izquierda), quien «ante noticias de esta naturaleza y la repercusión mediática que acarrean», tira de tacto: «Algunos científicos prefieren mantener una cierta prudencia, otros directamente discuten los resultados», dice, pero donde no hay lugar a dudas es en que La Pasiega sigue cerrada al público, y así seguirá si su conservación lo requiere.

Abrir, divulgar o proteger

La cueva nunca ha estado abierta al público en un régimen de visita reglado, como puede ser el Castillo o Las Monedas. Hasta ahora, sólo han entrado «visitas especiales (30 personas al año), los responsables de su conservación y unos pocos científicos que la han estudiado fundamentalmente en 1911, en los años 80, y a partir del año pasado, cuando dos equipos distintos solicitaron autorización para trabajar en ella: el que trabajó en los ochenta y quiere ahora rematar la tarea, y un equipo belga que inicia un nuevo estudio con técnicas actualizadas».

Ante la presencia tan frecuente de científicos, se restringió cualquier otro uso, en particular en la galería C, «donde se localiza el panel que ha sido ahora datado, es una pequeña cavidad muy próxima a la ladera del monte y, en consecuencia, muy sensible al ambiente y las variaciones exteriores». Además, dice, no sólo es la cueva donde se alcanzan las temperaturas más altas del Monte Castillo, sino que en «la pared donde se ha datado la calcita se observan importantes variaciones anuales en la humedad de la roca, sucediéndose una parte del año en que la pared está literalmente empapada de agua y otra en la que se deseca por completo».

La estrategia, por tanto, no pasa por su apertura, sino que mira hacia la formación, la divulgación y el debate como única acción en respuesta al hallazgo en La Pasiega, una de las diez cuevas cántabras declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco hace ahora una década. En Cáceres, sin embargo, lo han abordado de otra manera. La Junta de Extremadura, por ejemplo, estudia ya inversiones y planes para potenciar el centro de interpretación que existe en el entorno de la cueva de Maltravieso, y se ha abierto el debate sobre la posibilidad de abrirla al público. Maltravieso es junto con la de Ardales (Málaga) -que sí está abierta al público-, y Puente Viesgo, los tres emplazamientos donde la investigación ha obtenido las dataciones más antiguas (65.000 años).

Ante la pregunta de si se deberían hacer infraestructuras alrededor de La Pasiega, y la falta de oportunidades de visitarla, el prehistoriador Daniel Garrido (izquierda) aboga por «una política de formación para que la gente conozca el método y que cada uno tome sus propias conclusiones», explica el coordinador de las Cuevas Prehistóricas de Cantabria y uno de los colaboradores del revolucionario estudio: «Creo que en el centro de recepción de visitantes que se va a hacer en Puente Viesgo en torno a Monte Castillo, o en la reubicación del Mupac, estaría bien introducir el fenómeno de La Pasiega, porque no sólo somos únicos por la riqueza del patrimonio arqueológico que tenemos sino también por lo que se refiere a la antigüedad del mismo».

Cantabria, por el momento, sólo avanzará hacia la divulgación como eje estratégico para empoderar el patrimonio subterráneo de la región, como recoge el Plan Estratégico de Dinamización del Arte rupestre que presentó el pasado verano el entonces consejero Ramón Ruiz. Dicho plan, que establecía líneas maestras para asegurar la conservación y promoción del patrimonio prehistórico con un presupuesto de 25 millones de euros, sigue en plena vigencia, como aseguran desde Cultura. «Hay que continuar con todo lo bueno que realizó el anterior equipo, y este plan estratégico lo es», dice la directora general de Cultura, Eva Ranea (derecha), de ahí que en su reciente intervención en la Comisión de Cultura, celebrada el pasado miércoles en el Parlamento autonómico, hiciera pública la intención de su departamento de implantar la asignatura de Patrimonio en el currículum educativo de la región. «Queremos que nuestros estudiantes sientan el patrimonio como algo que debe ser conservado para la posteridad», dijo.

Y mientras la idea toma entidad, a corto plazo lo que sí ha hecho es abrir de par en par las puertas del Mupac. «Cuanto más se hable de las cuevas, mejor», dice Roberto Ontañón (izquierda), director del Museo de Prehistoria de Cantabria y responsable de las Cuevas Prehistóricas de la región. En ese contexto se enmarca la mesa redonda organizada para el próximo miércoles, día 7 (20.00 horas), en la que con una marcada actitud didáctica, cuatro prehistoriadores abundarán en el conocimiento como forma de protección. Los invitados son los catedráticos Manuel González Morales y Pablo Arias; Diego Gárate, doctor e investigador Ramón y Cajal en el Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas, y el propio Ontañón. «Para conservar hay que conocer, y no se puede divulgar lo que no se conoce», sostiene el responsable del Mupac, para quien la mesa tiene una voluntad puramente didáctica: «El objetivo es informar al público para que tengan conocimientos suficientes con los que enfrentarse a noticias de este ámbito». No es sobre La Pasiega, advierte, a pesar de que el título sea '¿Pintaron los Neandertales las cuevas de Cantabria?'. «El título es un gancho», aclara, «queremos que los ciudadanos acudan al museo, que conozcan cómo funcionan los medios de datación, informarles sobre cómo se realizan las investigaciones».


Hallados cuatro nuevos sitios con arte parietal paleolítico en dos años

La riqueza y diversidad del patrimonio cántabro es innegable. La cuestión radica en si realmente existe conciencia de ello y en qué medida el Gobierno regional potencia la labor de difusión. Desde Cultura se destaca que esa es una tarea que debe ser mantenida con constancia. «Estamos trabajando en esa línea, por ejemplo, en el marco del Protocolo de Colaboración con Dordoña, que tiene como foco la riqueza en arte paleolítico de ambas regiones. Y, en este sentido, se está diseñando una exposición y se van a realizar en breve intercambios de estudiantes y también un campo de trabajo este próximo verano».

Los trabajos en marcha para el nuevo Mupac y el Centro de arte rupestre / Parque arqueológico en Puente Viesgo, subrayan desde el Gobierno, «van precisamente en esa línea y pondrán a la región en el lugar que le corresponde en función de su riquísimo patrimonio».

Los últimos años, además, están siendo prolíficos en el descubrimiento paralelo de nuevas cuevas decoradas en la región. En 2015 se produjo el hallazgo de la Cueva Auria, en Peñarrubia, que originó el diseño y puesta en marcha, desde la propia Consejería de Cultura, de un proyecto de investigación orientado a la exploración de las cavidades de la región y que ha tenido ya como resultado el descubrimiento, en dos años, de cuatro nuevos sitios con arte parietal paleolítico en Cantabria. Gracias a este proyecto denominado ‘Estudio de conjuntos de pinturas rojas de posible cronología paleolítica en la Comunidad Autónoma de Cantabria’, se registran ya setenta cuevas con arte paleolítico en la comunidad.

El próximo mes de julio se cumple una década de la declaración de la Unesco que catalogó como Patrimonio de la Humanidad nueve cuevas cántabras de un tirón: Chufín, Hornos de la Peña, Monte Castillo –en la que se encuadran las cavidades de Las Monedas, El Castillo, Las Chimeneas y La Pasiega–, el Pendo, La Garma y Covalanas. Desde Cultura se trabaja en diversos frentes e instituciones, tanto nacionales como regionales, para «ofrecer este año un programa donde se incluyan seminarios, coloquios y otras acciones divulgativas como la edición de una guía de las cuevas patrimonio mundial que esperamos poder distribuir en Semana Santa».

Fuente: eldiariomontanes.es | 4 de marzo de 2017

Comentario por Morfeo Gómez el marzo 6, 2018 a las 4:16pm

Hay un error de concepto en todo esto: el "bisonte naturalista" no lo han pintado todos los sapiens del planeta, sino que es de una época y región concreta, no tiene nada que ver con  una capacidad, sino con un tradición cultural. Igualmente el neanderthal puede estar inmerso en otras tradiciones culturales, sin que nunca pinte según ese estilo. No se tiene que tratar de una capacidad

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 8, 2018 a las 2:52am

Expertos piden prudencia y cuestionan que Neandertales pintaran arte rupestre

Expertos han pedido prudencia ante las teorías que apuntan que los Neandertales hicieron arte rupestre en cuevas en España y han abogado por "no lanzar las campanas al vuelo" porque, a su juicio, los datos que se barajan no serían suficientes como para sostener esa hipótesis sin género de dudas.

Los catedráticos de Prehistoria de la Universidad de Cantabria, Pablo Arias y Manuel Ramón González Morales y el investigador Diego Gárate, han hablado hoy de los últimos descubrimientos en la cueva de La Pasiega (Puente Viesgo) que apuntan a que los Neandertales pudieron pintar en esa cavidad.

Foto: De izquierda a derecha Roberto Ontañón, Manuel González Morales, Pablo Arias y Diego Gárate, anoche en el Museo de Prehistoria. / MARÍA GIL LASTRA

El pasado 24 de febrero la revista Science publicó una investigación de científicos de Reino Unido, Alemania, España y Francia, llevada a cabo en tres cavidades españolas, entre ellas La Pasiega, que confirmaba que las pinturas rupestres más antiguas del mundo fueron creadas 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África.

La investigación se basó en una serie de nuevas dataciones, que retrasan hasta cerca de los 66.000 años la antigüedad de las pinturas de las cuevas de Ardales (Málaga), Maltravieso (Cáceres) y La Pasiega (Puente Viesgo), y que atribuyen ahora su autoría a los Neandertales y las convierten en las más antiguas conocidas hasta el momento en el mundo.

De este modo, se apuntaba que por primera vez se podía indicar que los Neandertales realizaron motivos rupestres, una capacidad que hasta la fecha se atribuía sólo al Homo sapiens, y que ambas especies compartían un mismo sentido artístico.

Hoy Arias, González Morales y Gárate han hecho un llamamiento a la prudencia, junto al director del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac), Roberto Ontañón, que ha moderado una mesa redonda de estos tres expertos en este centro museístico.

Estos investigadores creen que harían falta más datos y más información para sostener sin género de dudas que los Neandertales pintaron las paredes de las cuevas.

Estos especialistas insisten en que la investigación publicada en Science abre un debate de gran calado, ya que supondría la primera prueba de arte rupestre de Neandertales en Europa, y precisamente por eso abogan por ser cautelosos.

Avisan de que en esta investigación la conclusión de que los Neandertales pintaron arte rupestre se extrae de muestras que se han datado entre 64.000 y 66.000 años de antigüedad.

A su juicio, es aventurado llegar a esa idea a partir de datos escasos y no se deben plantear "grandes hipótesis" sin tener en cuenta otros aspectos y recabar más información, por ejemplo con la estratigrafía sedimentaria.

Además, si la muestra que se ha estudiado es pequeña -ellos se han referido a una concreta de La Pasiega- las posibilidades de error o de que esté contaminada se multiplican, y el problema es que tampoco hay manera de comprobar si se ha producido esa alteración.

En otras palabras: hay un problema de falta de control sobre la calidad de la muestra que es la base de la investigación.

Pinturas rupestres en la cueva de La Pasiega de Puente Viesgo.

Estos expertos subrayan así que los resultados de la investigación de La Pasiega, Ardales y Maltravieso deben interpretarse "en su contexto" y no se pueden hacer lecturas simplistas.

"Una lectura más afinada y más detallada ayudaría a tener más información. Y eso es lo que algunos consideramos que sería necesario", ha dicho Gárate.

Estos investigadores afirman, pese a todo, que su postura no es de rechazo total ni de "negar la mayor" en cuanto a que los Neandertales pudieran hacer arte rupestre. "Entra dentro de lo posible", sostienen.

De hecho, según apuntan, es un debate muy interesante que se está abriendo y sobre el que hay que trabajar más.

Arias ha afirmado que la idea del Neandertal como "un bruto" o como "una especie de King Kong semimono" ya está abandonada, pero recalca que se necesitan más evidencias para demostrar que hacía arte figurativo.

Y lo que pasa es que un desliz con una teoría tan rompedora llevaría también a un "revolcón" de tal dimensión como para pensárselo. "Yo me pregunto si en otra disciplina menos dada al sensacionalismo un artículo como éste hubiera pasado en una revista de este nivel. Y tengo mis dudas", ha señalado Arias. EFE

Fuente: lavanguardia.com | 7 de marzo de 2018

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 9, 2018 a las 7:27pm

La Junta de Extremadura defiende el hallazgo de Maltravieso como «una evidencia científica»

La directora general de Cultura de la Junta de Extremadura, Miriam García (izquierda), ha asegurado que las nuevas dataciones de las pinturas de la cueva de Maltravieso de Cáceres, que las sitúan en unos 64.000 años de antigüedad son «una evidencia científica» y no se puede anteponer a una «creencia», como la que han lanzado algunos expertos de la Universidad de Cantabria que ponen en duda la nueva datación.

«Todo esto es nuevo y estos hallazgos generan controversias y dudas, pero nos basamos en los datos que existen», ha dicho la responsable regional ante los expertos que han pedido «prudencia» frente a las teorías que apuntan que los Neandertales hicieron arte rupestre en cuevas en España, como la cacereña de Maltravieso.

García ha defendido que todo lo que aparece en la revista Science se hace en base a unos trabajos científicos y técnicos y «tiene detrás un trabajo de investigación que no es de unos meses ni años, sino que vienen de muy atrás», por lo que segura que «las dataciones son las que son» y verifican que los Neandertales realizaron pinturas rupestres en la Cueva de Maltravieso de la capital cacereña.

Para promocionar este nuevo hallazgo, el Gobierno regional ya está trabajando para dar con la  «mejor forma» de dar a conocer este nuevo dato a través del Centro de Interpretación que hay junto a la cueva cacereña y que hay que actualizar para «plasmar la nueva realidad», ha dicho la directora general.

«Ya estamos trabajando para que los que visitan el centro de interpretación tengan una visión veraz de lo que allí aconteció y de la vinculación que tienen las pruebas de ocupación humana de la cueva cacereña», ha dicho a preguntas de los medios sobre este asunto en la inauguración de una exposición en el Archivo Histórico Provincial.

García ha incidido en que el Gobierno regional tiene interés en que se conozca el patrimonio extremeño y «este descubrimiento pone el foco en Maltravieso que pretende convertirse en otro recurso potente que tenemos en Cáceres y en la región extremeña», ha concluido.

Manos en negativo de la cueva de Maltravieso. Una de ellas datada en hace 66.000 años.

Análisis de la revista

Cabe recordar que un nuevo análisis de tres cuevas en España, una de ellas la de Maltravieso, en Cáceres, ha revelado la primera evidencia importante de que los Neandertales, en lugar de los humanos modernos, crearon las pinturas rupestres más antiguas del mundo.

El estudio, dirigido por la Universidad de Southampton, en Reino Unido, y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, muestra que las pinturas en tres cuevas en España se crearon hace más de 64.000 años, 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa.

Esto significa que el arte rupestre del Paleolítico (Edad de Hielo) -incluyendo imágenes de animales, puntos y signos geométricos- debe haber sido hecho por los Neandertales, una especie 'hermana' del Homo sapiens, y los únicos habitantes humanos de Europa en ese momento.

Fuente: hoy.es| 9 de marzo de 2018

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 11, 2018 a las 12:47pm

La primera visita virtual a la cueva de Maltravieso ya está lista

Los más avanzados recursos tecnológicos han hecho posible la creación del primer recorrido virtual por el interior de Maltravieso. Lo han realizado tres arqueólogos extremeños, Hipólito Collado, Juan Carlos Aguilar y José Ramón Bello, pertenecientes a la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta, quienes, además, han participado en el estudio internacional que ha logrado las nuevas dataciones en Maltravieso.

Pues bien, estos investigadores han efectuado un escaneo tridimensional que permite un recorrido virtual, singular y muy realista por Maltravieso. Cualquier ciudadano tiene ya la posibilidad de disfrutar de esta visita a la cueva a través del enlace ‘http://patrimoniocultural.juntaex.es/filescms/maltravieso/uploaded_...’.

Pero además, los arqueólogos han participado en el proyecto Handpas para hacer accesibles las pinturas de Maltravieso a todos los investigadores de la comunidad internacional, que también pueden ver ya sus contenidos en ‘http://handpas.juntaex.es/’. Este proyecto escanea todas las manos del arte rupestre europeo, «un patrimonio poco accesible y de mucho valor», afirma José Ramón Bello, uno de los investigadores extremeños.

Posiblemente estos contenidos tridimensionales sean la base de una nueva manera de presentar el interior de la cueva en el centro de interpretación, ya que permiten hacer incluso una réplica real. Se han tomado con luz blanca estructurada para evitar cualquier daño. «Maltravieso tiene un problema peculiar de mala conservación porque se conoció a raíz de una voladura. Registra mucha humedad y temperatura, no hay corrientes y las emisiones de radón son muy elevadas», explica el arqueólogo.

Los investigadores también han realizado un documental sobre Maltravieso que se ha llevado diversos reconocimientos, y que pronto estará disponible en la web de la Junta.

Fuente: elperiodicodeextremadura.com | 11 de marzo de 2018

Comentario por Morfeo Gómez el marzo 11, 2018 a las 3:06pm

¿Puede el racismo tener que ver con todo esto? Nos consideramos la cumbre de la evolución, y todavía hay una resistencia enorme a pensar que otro ser como el Neanderthal pueda alcanzar nuestra perfección; siempre hay que ponerle pegas.

Al Neanderthal se le aplican ni más ni menos que las mismas ideas que se le aplicaban a otros pueblos y razas que aunque sean sapiens, siguen viéndose como con inferiores capacidades sociales, culturales etc... Pero cada situación es distinta, no se trata de un asunto de capacidades físicas.

Comentario por Ernst el marzo 12, 2018 a las 1:35am

Gracias, Gillermo, por los enlaces que ha puesto a la estupenda visita virtual a la cueva de Maltravieso y al interesante proyecto de las manos.
Por su curiosidad, enlazo un artículo de 1981 escrito por Carlos Callejo Serrano, descubridor de las pinturas de Maltravieso, en el que esboza con tino algunas de las vertientes de esta atávica manifestación cultural del ser humano de dejar impresa su mano en la pared de una cueva. Quizás la más ancestral de las expresiones simbólicas, quizás compartida por neandertales y sapiens.

Saludos

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 22, 2018 a las 5:49pm

João Zilhão, profesor e investigador de la Universidad de Barcelona, defiende la autoría neandertal del arte rupestre encontrado en la cueva cántabra "La Pasiega"

El debate en torno a la autoría neandertal de las pinturas de la cueva de La Pasiega sigue candente entre historiadores y científicos; pero João Zilhão (Lisboa, 1957), coautor de esta investigación sobre el primer arte rupestre de la Península Ibérica, no le concede importancia a las «desacreditaciones infundadas. Esas que hablan de creer o no en estos resultados. Los datos son los datos y pueden rebatirse, pero no se puede no creer en ellos. Esto no es religión, es ciencia», zanja, Zilhão, que participa en el debate organizado por la Universidad de Cantabria en el Paraninfo de la calle Sevilla para discutir junto con otros expertos un descubrimiento que fue portada de la revista Science el pasado mes de febrero.

–¿Le molesta toda esta controversia?

–¿Qué controversia?

–Este cuestionamiento de su trabajo, de la datación de las pinturas...

–Es que en realidad todavía no he escuchado a nadie que venga con los datos en la mano a cuestionar este estudio. Solo he oído argumentos del estilo: ‘No lo creo’, ‘no me encaja’. Esto no funciona así. Los datos son los datos y usted puede rebatirlos con otros datos, pero no se puede argumentar que no cree en ellos. Esto no funciona con creencias, eso es la religión. Esto es ciencia.

–¿Ningún crítico ha puesto sobre la mesa un análisis de peso?

–Todavía no le he escuchado a ningún experto en datación poner en duda los datos que hemos obtenido. Todas las críticas han llegado de la mano de otros colegas historiadores que no tienen ese conocimiento técnico. Algunos, por cierto, colaboradores del estudio.

–¿Cómo dice?

–Sí, como le digo. Algunas de esas opiniones críticas llegan de gente que estuvo trabajando con nosotros, ayudándonos a extraer las muestras.

–¿Es cierto que esta técnica de datación con el método del Uranio-Torio puede tener errores?

–En los 60 años que se lleva utilizando este método ha habido algún caso aislado que se ha estudiado de forma concienzuda para que no vuelva a darse. Pero para entendernos... Cada año se precipita un avión con sus pasajeros dentro. Cada año hay algún caso, son cosas que pasan. ¿Puedes argumentar con esta premisa que es peligroso viajar en avión?

–Evidentemente no...

–Sigue siendo, de hecho, el medio de transporte más seguro que existe. No me gustan los argumentos de autoridad, pero llevamos 10 años haciendo esto. Los expertos en datación acreditan que los datos están bien y hemos sido dos veces portada de la revista ‘Sience’. ¿De verdad crees que si hubiera alguna duda sobre la autenticidad de estos datos no hubiera salido alguien a desmontarlo?

Fuente: eldiariomontanes.es| 22 de marzo de 2018

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más