El primer "rascacielos" del mundo (Jericó) fue fruto de la intimidación, según arqueólogos israelíes

Vista del interior de la torre de Jericó. Foto: American Friends of Tel Aviv University

 

El primer "rascacielos" del mundo fue construido por los primeros agricultores, quienes fueron atemorizados por los primeros jefes de la humanidad para que erigieran un marcador solar, dicen los arqueólogos.

Mucho antes de que sus muros bíblicos se vinieran abajo, los habitantes de Jericó estuvieron tentados a renunciar a la caza y a la recolección y comenzar la actividad agrícola a fin de ganarse la vida. Se establecieron en este oasis junto al Río Jordán y construyeron una misteriosa torre de piedra de 8,5 metros en el borde de la ciudad.

Cuando la descubrieron los arqueólogos en 1952 fue datada con más de 11.000 años, por lo que es el primer edificio público más antiguo que se ha hallado. Pero su propósito y motivación para edificarla ha sido debatido desde entonces.

Ahora, con la utilización de la tecnología informática, los arqueólogos israelíes argumentan que fue construida para señalizar el solsticio de verano y como un símbolo que atraería a la gente para que abandonara su forma de vida nómada y se estableciera.

"La torre fue construida con un gran esfuerzo. La gente  trabajó muy duro en ella durante largo tiempo. No fue como en los otros edificios domésticos de Jericó", dijo Ran Barkai  (izquierda) del Departamento de Arqueología en la Universidad de Tel Aviv, quien formó parte de un equipo que realizó el análisis informático.

La torre de piedra es de unos nueve metros de diámetro en su base y cónica en su forma. Fue construida en filas concéntricas de piedras y contiene también una escalera interior. Los arqueólogos dicen que no fue usada como una tumba.

Barkai y su compañero arqueólogo, Roy Liran, usaron computadoras para reconstruir las puestas de sol (del pasado) y encontraron que cuando se construyó la torre las montañas cercanas proyectaban una sombra sobre ella cuando el sol corresponde al día más largo del año. La sombra caía exactamente sobre la estructura de la torre y luego se extendía hasta cubrir el pueblo entero.

"La torre es un indicio de las luchas de poder en los comienzos del período Neolítico y, de hecho, una determinada persona o personas aprovecharon los temores primitivos de los residentes y los convencieron para construirla", dijo Barkai a The Media Line.

Barkai argumentó que la arquitectura fue diseñada para impresionar y dar confianza, sin ningún proposito funcional obvio, y no es la única del período megalítico. Incluso, hoy en día, los gobiernos erigen monumentos, tales como un Arco de Triunfo, para influir en la opinión pública y realzar su estima.

El período en que la torre fue construida fue un momento en que la gente comenzó, literalmente, a echar raíces, a abandonar la caza y la recolección, y practicar la agricultura. Pero, de acuerdo con Barkai, la gente no hizo la transición fácilmente, pues la agricultura era, en realidad, una forma más difícil de vida.

 

Vista de la torre desde el este mostrando las dos aberturas, superior e inferior (Kenyon y Holland 1981 vol. 3.2 pl. 9) Foto: Antiquity

 

"Este fue el momento  en que la jerarquía y el liderazgo fueron establecidos. Este es el momento en el que las formaciones sociales se llevaron a cabo, y muchos científicos se han preguntado porqué las personas se inclinaron a produccir alimentos y hacer la transición a la agricultura", dijo Barkai. "Trabajaban la agricultura  para el beneficio de ciertos individuos de la comunidad, dado que la gente producia excedentes que se almacenaban y luego se dividían entre los individuos".

"Se ha demostrado que las personas trabajaron mucho más duramente durante el período Neolítico que en atapas anteriores. Era más fácil vivir de la caza y la recolección, por lo que creemos que esta torre fue uno de los mecanismos para motivar a la gente a tomar parte en un estilo de vida comunal", señaló.

Misteriosamente, la torre fue construida en las afueras de la ciudad y no como parte de las fortificaciones de la misma, la cual fue la primera del mundo.

Una torre era algo tan ajeno a su mundo conceptual de edificaciones que probablemente nunca la habían visto o podrían haber concebido tal construcción, por lo que debe haber cumplido algún propósito más que el meramente defensivo, considera Barkai.

Él apoya esta afirmación con registros históricos que indican que no hubo invasores que estuvieran presentes en la zona en el momento de su construcción, alrededor de 8.300 a. C. Según las estimaciones arqueológicas, se debieron emplear cerca de 11.000 días de trabajo para construirla.

"Es algo fuera de lugar y del tiempo, y parece como  si ella no perteneciera al sitio donde está. Fue un esfuerzo monumental construirla, como las pirámides (construidas 5.000 años más tarde), sólo por un pueblo de cazadores y recolectores", subrayó Barkai.

Vía: THE JERUSALEM POST |ARIEH O´SULLIVAN / THE MEDIA LINE| 14 de febrero de 2011 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fotografía aérea mostrando la posición del torre en el poblado de Jericó y su relación con el pico montañoso de Quruntul (Kenyon 1981 vol. 3/1 fig. 2). Foto: Antiquity

 

Para una mayor comprensión de la teoría que el artículo pretende transmitir (este está sumamente deslavazado respecto al informe que los arqueólogos presentaron, el cual puede leerse en formato PDF), véase a continuación la conclusión que también ofrece Antiquity al respecto:

"Este momento es espectacular (se refiere a la proyección de la sombra sobre el poblado de Jericó). Viendo lo que sucede en la pantalla del ordenador es una experiencia intensa: podemos imaginar que asistimos al avance creciente de la sombra sobre el pueblo y que debe haber sido atemorizante en la etapa neolítica. Por tanto, creemos que la posición de la torre en el extremo oeste de la ciudad, precisamente donde la oscuridad de la sombra empezaba sobre el poblado en el solsticio de verano no fue accidental.

Sugerimos que la torre fue construida no sólo como un marcador o dispositivo de observación, sino como un guardián contra los peligros presentes en la oscuridad a consecuencia de los últimos rayos de luz de un sol agonizante.

Por otra parte, la comunidad instalada ya no era capaz simplemente de empaquetar y dejar el lugar en caso de peligro físico o metafísico. La protección tuvo que ser construida de modo permanente y la comunidad tuvo que ser convencida de la necesidad de tales operaciones. La construcción de la estructura de la torre era, pues, un símbolo de la fuerza, la potencia y la durabilidad de la comunidad del Neolítico, y de su capacidad para resistir las fuerzas de la naturaleza aterradora.

No sabemos quiénes concibieron esta antigua torre, y cómo llegaron a ser tantos que se movilizaron para cumplir con esta visión, destinada, según sugerimos, a transformar los temores metafísicos de los seres humanos del Neolítico en un verdadero «edificio del poder". Queremos llegar lo más lejos, proponiendo que los temores primordiales de toda una comunidad fueron utilizados por algunos individuos que, reconociendo las incertidumbres inherentes a las etapas más tempranas del sedentarismo, aprovecharon la oportunidad para tomar el control de la población. La torre de Jericó neolítica puede muy bien ser la primera evidencia concreta de la manipulación ciudadana organizada, y de la utilización de la arquitectura como un medio de control humano calculado".

 

Otro aspecto de la torre con la pared contigua. Foto: Bibleplaces

Como se ve, parece una interesante teoría la que aquí proponen los arqueólogos israelíes, con Ran Barkai a la cabeza (por cierto, el mismo arqueólogo que ha excavado la cueva Quesem donde se hallaron los restos más antiguos de un posible Homo sapiens, de unos 400.000 años), si bien se diría que la misma aparenta ser un tanto artificiosa e incompleta.

En principio, la idea de que el fenómeno astronómico-geográfico de la sombra podía provocar temores metafísicos en la población (bien porque así lo percibían directamente, bien porque fuera inducido, además, por determinada clase dirigente incipiente), puesto que tal fenómeno coincidía con un momento muy significativo del calendario agrícola (solsticio de verano), y que tal circunstancia fue aprovechada de manera ideológica por esa inicial clase dirigente para justificar su control y dominio sobre la población y la actividad agrícola que la misma trataba de desarrollar, se diría que tal idea puede tener su fundamento.

Por un lado, la construcción de la torre sería así un elemento de salvaguardia de la población ante los temores o pavores que se experimentaban, a modo de conjuro y guardián, al tiempo que un factor de legitimación de la incipiente clase dirigente, al aparecer ante aquélla como garante de esa protección. Y por el otro, la dirección, control y administración, de su edificación y posterior uso, conllevaría, a su vez, el mismo dominio sobre los recursos y excedentes agrícolas que la población producía.

Tanto la construcción como el control de la torre es evidente que podría no sólo aglutinar a la comunidad en un objetivo de salvaguardia común, sino darle al mismo tiempo a la surgente clase dirigente la posibilidad de establecer la organización política, económica y social, que el nuevo modo de explotar los recursos de la tierra conllevaba y exigía. Mutatis mutandis, sería algo semejante a como en dichos planos o ámbitos de actuación se derivaron similares consecuencias de la construcción de las pirámides y templos egipcios.

Sin embargo, como he dicho, uno tiene la sensación de que la teoría se apoya en cierta artificiosidad, máxime al basarlo todo en un supuesto temor de la comunidad de Jericó a una sombra que llegaba desde lo alto y cubría a todo el poblado en el solsticio de verano. Es decir, ¿hasta qué punto puede considerarse que dicha sombra (que se suponía, obviamente, de naturaleza negativa) generaba tales supuestos temores? Hablar de que había un temor o pavor como consecuencia de ello es un argumento sumamente especulativo en el que no basta con decir que la torre estaba alineada con el solsticio de verano para justificar semejante conducta, y tampoco su función protectora, puesto que no se nos dice por qué precisamente esta torre podía desempeñar tal papel.

Esto es, ¿por qué la torre podía proteger a la comunidad de esos temores metafisicos derivados de tan tenebrosa sombra? ¿Qué aspectos ideológicos se tuvieron que haber transmitido para que se creyera en su eficacia protectora, máxime cuando se nos dice que dicha edificación era ajena a su mundo conceptual? Resulta claro que nunca lo sabremos.

En este sentido, sólo se me ocurre barruntar que fuese una especie de edificación religiosa dedicada a aplacar y reverenciar al supuesto dios cósmico que manifestaba su poder mediante la referida sombra tenebrosa. No obstante, compruebo que esta posibilidad no se ha considerado siquiera en el estudio de la misma. No hay ninguna referencia a este aspecto, lo que no deja de llamar la atención, pues el contexto histórico invita más pensar que la función de la torre podría ser de tipo religioso y no la que se nos dice de mero guardíán y símbolo de la manifestación de la fuerza, la potencia y la durabilidad de la comunidad, y de su capacidad para resistir las fuerzas de la naturaleza aterradora (naturaleza aterradora que no se ha contemplar a secas, sino que ha de ir referida a poderes divinos cósmicos).

Entre las variadas interpretaciones que se han venido dando a la torre (de carácter defensivo, hidráulico, notoriedad, etc.) observo que tampoco nadie apunta a que pudiera ser, por ejemplo, una especie de silo, esto es, una clase de almacén para los cereales que se cultivaban, sin ir más lejos. Sobre todo, teniendo en cuenta que ostentaba una escalera en su interior y que disponía de dos aberturas, una en la parte inferior y otra en la superior, al igual que se comprueba en los llamados silos de torre. Tal edificación interpretada como un silo o almacén no entraría, además, en contradicción con la idea de una edificación de tipo religioso, pues, como sabemos, esta conjunción se daba ya en la antigua Mesopotamia y en el antiguo Egipto, donde los templos eran también centros de dirección, administración y almacenaje de los productos agrícolas. Y, por supuesto, es así mismo evidente que el dominio y control de un almacén de este tipo conlleva ya la idea de una clase dirigente que se ocupa de él. 

Pero, en fin, supongo se habrá desechado estas ideas por algún motivo (quizá porque, en lo que se refiere a esta última, no se encontró ni un sólo triste grano o semilla de cereal en su seno). El caso es que, según el parecer de Ran Barkai, la estructura de la torre no tenía ninguna funcionalidad, salvo la que él apunta: que servía a modo de conjuro y guardián contra la sombra que se proyectaba desde el pico montañoso de Quruntul que estaba enfrente de Jericó. Así que, sintiéndolo mucho, sin más datos o argumentaciones a muchos lectores no nos queda más remedio que torcer un tanto el gesto y elucubrar, desde la distancia, posibles alternativas sobre ello.

 

Diferentes posiciones del avance de la sombra que proyecta la montaña de Quruntul sobre el poblado de Jericó durante el solsticio de verano, según el programa informático. Fotos: Antiquity

Visitas: 1902

Comentario por Jose de Teresa el septiembre 30, 2019 a las 3:48pm

Al parecer, la alineación astronómica está claramente establecida. Curiosamente, la versión de Antiquity observa cómo la sombra del reborde más alto de la torre cae en el último momento (a las 18:25), justo antes de desaparecer tragada por la obscuridad general que proyecta la cumbre e inunda al pueblo, sobre un pequeño recinto circular representado en color obscuro. Pero este punto no parece considerarse en la interpretación ulterior. Al respecto, ofrezco una conjetura: ese recinto obscuro pudo marcar el sitio (un hogar) donde solía encenderse un fuego que mágicamente asimila los útimos rayos del sol en su pujanza máxima, y por ende también su fuerza. Ese fuego mágico, propagado en seguida en las viviendas, pudo servir luego para proteger y alumbrar a la comunidad en la estación sombría, como complemento del Sol diurno. Así, la torre que en sí misma es un monumento al diseño y al dominio físico sobre la roca, marca la "boca" por donde la comunidad absorbe energía y virtudes fecundas, que le permitirán prosperar incluso durante el invierno.

Comentario por Jose de Teresa el septiembre 30, 2019 a las 3:54pm

Lamentablemente, el vínculo al informe original de los arqueólogos ya no funciona. Si alguno de ustedes lo tiene, agradecería una copia. Saludos.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más