El hallazgo de una escultura desvela que en Baelo Claudia no todo era austeridad

Fragmentos de la escultura hallada en Baelo Claudia. / GARCÍA CORDERO

 

Fuente: EL PAIS | Antonio Jesús Mora Caballero | 24 de julio de 2012

Baelo Claudia fue mucho más que una inmensa fábrica de garum, la salsa a base de vísceras fermentadas de pescado muy apreciada por los patricios romanos y famosa en todo el imperio. El hallazgo de importantes fragmentos de una escultura —el pasado viernes en el conjunto arqueológico ubicado a orillas de la playa de Bolonia, en Tarifa (Cádiz)— ha demostrado que el enclave tenía también construcciones imperiales de cierto nivel. El consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, presentó este martes en Baelo Claudia la última escultura hallada en las excavaciones que actualmente se realizan al sur de la puerta oeste de la ciudad hispanorromana.

Se trata de una estatua de mármol masculina, probablemente del siglo I, que presenta un magnífico estado de conservación. “Es una talla de gran importancia, hace 12 años que no se encuentra una semejante, a pesar de las continuas excavaciones que se vienen realizando en la zona”, precisó Alonso.

Según Ángel Muñoz Vicente (izquierda) director del conjunto arqueológico, “el hallazgo demuestra que en Baelo Claudia los edificios no eran austeros e impersonales”, algo que se creía hasta el momento, debido principalmente a su carácter industrial. La pieza podría representar a un emperador divinizado de la época del alto imperio y demuestra que en Baelo las construcciones también estaban decoradas y personalizadas con esculturas.


Foto: El profesor Bernal muestra al consejero de Cultura la estatua hallada en Baelo Claudia.

Las excavaciones que han permitido este importante hallazgo, forman parte del proyecto Economía marítima y actividades haliéuticas en Baelo Claudia, dirigido por los profesores de la Universidad de Cádiz, Darío Bernal Casasola y Alicia Arévalo González, y que cuenta con el asesoramiento de la Consejería de Cultura. Según ambos expertos, “esta es una de las estatuas más importantes que se han encontrado en el conjunto hasta la fecha”. La obra se suma a otras seis encontradas en anteriores campañas.

Es una escultura en mármol a tamaño natural a la que le falta la cabeza, una pierna completa, la mitad de otra, un brazo completo y el antebrazo del otro. Además, se ha localizado un pie y, probablemente, el resto de la estatua se encuentre en las proximidades bajo las capas de rellenos arqueológicos que colmatan la piscina en la que fue encontrada a más de un metro de profundidad”, explicó Muñoz. Durante la excavación también se han encontrado restos de un mosaico.

El contexto del hallazgo es una zona extramuros de la ciudad, en su sector oeste, junto a la playa de Bolonia, donde afloraban unas líneas de muros que, probablemente, ya fueron de manera parcial documentadas por los investigadores franceses de principios del siglo pasado Pierre ParisGeorge Bonsor.

 

Foto: Excavaciones en Baelo Claudia.

“Estas estructuras fueron recientemente interpretadas como un posible faro e, incluso, una torre para el avistamiento de túnidos, de ahí que se incluyeran en este proyecto general de investigación”, aseguró el director del conjunto. Según Muñoz, las excavaciones del pasado año, así como las prospecciones geofísicas de 2010, pusieron de manifiesto un edificio de considerables dimensiones que integraba una posible cisterna. “Este año, con la ampliación de los trabajos, se ha logrado corroborar que no se trataba de una cisterna, sino de una gran piscina o un frigidarium de unas posibles termas”, concluyó. Una vez finalizada la fase de estudio, la pieza podrá verse en el museo del complejo arqueológico.

Visitas: 1634

Comentario por Alicia M. Canto el julio 25, 2012 a las 10:06am

Saludemos el nuevo hallazgo ya que, por culpa de la megacrisis que nos azota, la arqueología de campo en general, y sobre todo las excavaciones sistemáticas, han sufrido muchísimo los recortes, reduciéndose a rajatabla los fondos disponibles para excavar: Los Bañales, Cástulo, Bolonia... están o han estado abiertas en 2012, pero por desgracia no muchas más. Claro que "con la que está cayendo", la reducción en lo menos necesario (lo que lleva enterrado dos mil años puede estar dos mil diez, y sigue a salvo) es natural y lógico.

En cuanto a la nueva escultura, salvando que presente algún otro indicio no visible en las fotos facilitadas, por ejemplo por su zona trasera, con todos los respetos para mi antiguo alumno el Prof. Bernal (que es uno de los arqueólogos españoles más activos y productivos), o para el Sr. Muñoz Vicente (no sé a cuál de ellos se deberá la atribución), no creo que se trate de un emperador. Lo que se conserva sugiere más el clásico tipo de Hércules, con ambos brazos bajados, fuerte "tableta" (aquí un poco "provincialmente" desarrollada), caderas muy pronunciadas y notable carga sobre una de las piernas, como el de bronce sobredorado del Museo Pio Clementino de Roma. No sé si el resto vertical que difícilmente se ve en la pieza pequeña de la segunda foto, llegando casi a los dedos del pie, podría ser el final de la cola de león de su manto, que a veces el dios lleva sobre o bajo su brazo izquierdo, como en el ejemplo que acabo de citar o en el Farnese. Además, por esta zona, la del Hércules gaditano, es la divinidad más fácil de esperar.

Pero como seguramente el resto de ella andará desperdigado por los alrededores, sólo será cuestión de tiempo (¡y de dinero, claro!) que podamos salir de dudas. Saludos, Sr. Caso, y de nuevo gracias por su continuada labor.

Comentario por José Luis Santos Fernández el julio 25, 2012 a las 10:16am

Lo que esconden las ruinas de Baelo Claudia. El hallazgo de una estatua masculina de mármol demuestra que no todo era austeridad.

Fuente: 24.07.12 - 19:10 - Isabel Laguna (Efe) | Tarifa | La Voz Digital.es

Tras cien años de excavaciones las ruinas de Baelo Claudia, asentadas junto a la playa de Bolonia, siguen dando sorpresas, como el reciente hallazgo de una escultura masculina de mármol y tamaño natural que ha revelado que la ciudad hispanorromana no era tan austera como se pensaba. El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, ha acudido hoy al conjunto arqueológico, ubicado en el término municipal de Tarifa, para conocer este singular hallazgo, que fue descubierto el pasado viernes por un equipo de la Universidad de Cádiz que trabaja en un proyecto de investigación.
"Estábamos excavando con un pico, pensábamos que era una piedra, pero de repente le vimos un pectoral marcado y dijimos ¡para, para!", contaba hoy emocionado uno de los estudiantes que participan en este proyecto de investigación. Hacía doce años que no se encontraba una escultura semejante, a pesar de las continuas excavaciones que se ejecutan en la zona.
El hallazgo se ha hecho en una zona de extramuros de Baelo Claudia, junto a la playa, en una parte en la que afloraban unas líneas de muros que en un principio se pensó que podrían formar parte de un posible faro o incluso de una torre de avistamiento de túnidos, según explicaban hoy Darío Bernal y Alicia Arévalo, los profesores de la Universidad de Cádiz que trabajan en este proyecto. Por eso desde 2010 estos profesores y los alumnos que trabajan con ellos en el proyecto investigaban este espacio con prospecciones geofísicas incluidas, hasta que el año pasado comprobaron que en realidad se trataba de unas termas.
Dentro de la piscina, a más de un metro de profundidad, se ha encontrado la escultura, que probablemente representa una divinidad. Aunque le faltan la cabeza, una pierna completa, la mitad de otra, un brazo completo y el antebrazo de otro, lo que se conserva está en buen estado. En las inmediaciones se ha localizado un pie y los arqueólogos creen que bajo otras capas aún no excavadas puede estar el resto de los miembros de esta escultura e incluso otras sorpresas de valor arqueológico, como los restos de mosaicos que ya han asomado. De hecho, de los cincuenta metros con que cuenta la piscina sólo se ha intervenido hasta el momento en un diez por ciento.
Para los arqueólogos, el hallazgo es importante porque viene a demostrar que en Baelo Claudia, una ciudad romana industrial dedicada a la producción de salazones y de salsas de pescado (garum), no todo era austeridad. También tenía edificios públicos adornados, como estas termas ubicadas fuera de la ciudad, como había en otras ciudades romanas importantes como Pompeya.
La escultura se suma a otros conjuntos artísticos hallados en esta zona, como la del emperador Trajano, dos esculturas de togados, otras dos femeninas y restos de una estatua de Juno. Ángel Muñoz, director del conjunto arquitectónico, ha aventurado hoy que la escultura podrá quedarse en el museo de Baelo Claudia porque "tiene las infraestructuras necesarias" para almacenar tanto este como otros hallazgos de la zona, algunos de los cuales se encuentran en distintos museos.
Por su parte, el consejero de Cultura, Luciano Alonso se ha mostrado hoy "orgulloso" del trabajo que se realiza en este conjunto, en el que desde 1989 la Junta de Andalucía ha gastado 770.000 euros, en lo que ha calificado como "una inversión fantástica" que a buen seguro todavía dará "más sorpresas".
Con ello, ha dicho, "la vieja Roma y la nueva Andalucía se dan la mano".
Comentario por Alicia M. Canto el julio 25, 2012 a las 11:21am

En este segunda versión de la misma noticia que aporta José Luis Santos parece que Bernal y Arévalo sugieren, en cambio, que pueda ser una divinidad (aunque no digan cuál), y esto me parece lo más lógico, de hecho ya me extrañaba. Se deduce por tanto que puede haber dos interpretaciones a la vez, de fuentes distintas, y cada periodista ha reflejado una.

Pero venía a agregar algo que antes se me olvidó. Que, en el portal de museos de la JdeA se puede hacer una visita virtual del museo de Bolonia, y ver en detalle algunas de sus esculturas, de las que la más famosa, hallada en 1980 en el área de la basílica judicial (cuando Baelo Claudia era el yacimiento estrella asignado a la Casa de Velázquez) es la estatua, algo deforme y por ello fue atribuída inicialmente al emperador Claudio, aunque su cabeza, labrada separadamente, era un claro retrato de Trajano (como así lo corrigió A. Blanco al año siguiente: “Trajano resurge en Belo”, Historia 16, enero de 1981, pp. 126-128).

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 25, 2012 a las 9:10pm

Gracias, Dra. Alicia. Ya sabe que también se agradecen mucho sus oportunos y fundamentados comentarios. Siempre es un placer ver sus puntos de vista.

Un saludo muy cordial.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 30, 2016 a las 10:19pm

El análisis del 'Doríforo' permite identificar piezas de una docena de canteras diferentes del Mediterráneo

El conjunto arqueológico Baelo Claudia, situado en la ensenada de Bolonia, está muy vivo. Las últimas investigaciones desvelan la pujanza económica que marcó al enclave en su época romana. Hace tres años, el profesor titular de Arqueología de la Universidad de Cádiz (UCA), Darío Bernal, desveló el hallazgo de un conjunto termal marítimo en la zona del suburbium -zona periurbana- tras unas excavaciones en las que también se localizó una escultura, que se identificó como una copia del Doríforo, del conocido escultor griego Policleto

Cinco años después del comienzo del proyecto de la UCA, de la mano de la Delegación Territorial de Cultura y la dirección de Baelo Claudia, se ha publicado un monográfico -en español e inglés- que permitirá dar una dimensión internacional al hallazgo para que llegue a manos de investigadores de todo el mundo. 

Esta publicación fue presentada ayer por la delegada territorial de Educación, Remedios Palma; junto al responsable de Publicaciones de la UCA, José Marchena; el director de Baelo Claudia, Ángel Muñoz, y el director del proyecto arqueológico, Darío Bernal, que inició su intervención apuntando que "no todos los días se descubren edificios nuevos en yacimientos cuyo uso se pueda demostrar, no es lo habitual"



Bernal recordó que el hallazgo no fue casual. El equipo investigó con técnicas geofísicas el barrio pesquero-conservero. Descubrió esta zona desconocida y los sondeos arqueológicos confirmaron que había termas, las segundas de Baelo. Han aparecido más de 5.000 fragmentos de placas de mármol en el conjunto termal, que aún hay que estudiar, y la mayoría de la decoración era mármol coloreado procedente de países como Egipto o Túnez. 

El investigador explicó, para dimensionar lo que aún puede dar de sí Baelo, que de la zona termal nueva sólo se han excavado unos 100 metros cuadrados y tienen total certeza que, al menos, hay 10.000 metros cuadrados en los que hay hallazgos. 

En el libro hay una presentación de las termas junto al estudio del famoso Doríforo -significa el portador de lanza-, una obra clásica de Policleto -siglo V a. C.-. Bernal recordó que "es la primera vez que se encuentra en la España romana una copia de esta obra, está realizada en mármol importado, y tras los análisis científicos se ha podido demostrar que el material procede de una de las canteras de las Islas de Paros, en el Egeo, que eran las más prestigiosas del mundo antiguo". 

La importancia del hallazgo de la escultura permite, según Bernal, demostrar que la construcción del conjunto termal se ornamentó con un programa decorativo del más alto nivel de la época. De hecho el Doríforo se ha estudiado desde el punto de vista artístico por la profesora Isabel Rodá y su equipo. Analizaron las piezas identificando más de doce procedencias de las principales canteras del Mediterráneo. 

La escultura apareció fragmentada delante de la hornacina donde debía estar colocada. En el siglo V, sin saber los motivos, se tiró. Los fragmentos dentro de la terma se han posicionado en su lugar y se ha restaurado y colocado en la pieza, que aproximadamente tiene el 65% de la totalidad de la escultura. Bernal considera que antes o después aparecerá el resto, como la cabeza, que probablemente esté en el entorno. 

Junto a la copia del Doríforo apareció una punta de lanza en hierro, también restaurada, que formaba parte de la escultura. Por la importancia de la misma lo lógico es que fuera de oro o mármol, pero en este caso es de hierro. 

El profesor insistió en que la escultura permite reflexionar sobre quién construyó las termas así como el momento de pujanza económica de la ciudad en el siglo II a. C., incidiendo sobre la importancia de Baelo entre el siglo II y el V. 

El monográfico tiene cinco capítulos, en el primero se presentan las fases de las termas y la historia de la ciudad. El segundo y tercero giran en torno a la escultura, desde el contexto arqueológico al análisis estilístico, tanto datación como paralelos. Bernal recordó de hecho que hay menos de diez piezas como el Doríforo en todo el mundo y con lanza ninguna, ni tampoco información equiparable a la que se tiene sobre la hallada en Baelo. "Toda esta convergencia de factores provocan que esta escultura halla adquirido una relevancia a nivel nacional e internacional". Por ello el libro permitirá que el hallazgo y el estudio quede escrito y se pueda leer y difundir. 

Escultura de la palestra samnítica de Pompeya con superposición del fragmento.



El investigador de la UCA subrayó que todo se ha hecho en un tiempo récord. Las investigaciones empezaron en el 2010 y ya se han publicado avances en revistas científicas. Y en cinco años se ha publicado una monografía, un periodo corto en referencia a lo que se tarda en descubrir, excavar, procesar, estudiar y publicar. 

El monográfico permitirá ayudar a documentarse por lo menos a tres generaciones, aunque se vaya actualizando. Deontológicamente es muy importante publicar las excavaciones. "Si no desnudas científicamente y no publicas todos los datos luego los investigadores no pueden venir detrás", señaló Bernal, que auguró además que traerá mucho debate científico.

 

Los coeditores del libro son, además de Bernal, José Ángel Expósito, José Juan Díaz y Ángel Muñoz, éste último director del conjunto arqueológico de Baelo Claudia. Demuestra el trabajo conjunto entre la Consejería de Cultura y la UCA. Han contado además con fondos del Ministerio de Economía y Competitividad, a través de proyectos de investigación, y con el apoyo del Campus de Excelencia Ceimar y del Instituto Catalán de Arqueología Clásica. Los autores del libro denotan que para hacer investigación arqueológica se debe recurrir especialistas de diferentes campos. 



El estudio que se recoge en el monográfico permite replantear la historia de la ciudad. En el mismo sitio donde se hallaron las termas hay estratos anteriores así como desde la época de su funcionamiento hasta la época de Adriano y Diocleciano. Luego llegan las evidencias del abandono del edificio y su reocupación en época Tardo Antigua, así como vestigios de seísmo y reocupaciones pesqueras o militares. 


El Doríforo, prácticamente desde su hallazgo tras ser restaurado en el propio laboratorio de Baelo Claudia, se expuso al público dentro del discurso museográfico del conjunto. Destacar además que entre publicaciones, estudios y excavaciones han participado unas 50 personas, desde profesores a alumnos, siendo un valor añadido el esfuerzo de la UCA por investigar a la vez que forma a su alumnado.

Fuente: europasur.es | 29 de octubre de 2016

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más