Confirman que el pelo hallado en coprolitos de una hiena prehistórica era humano

Foto: Cabello humano fósil encontrado en las heces de una hiena prehistórica. Aumentado 300 veces. Crédito: Lucinda Backwell

Fuente: Discovery News | Jannifer Viegas | 30 de septiembre de 2013

Pelo humano encontrado en heces fosilizadas de una hiena sugiere que nuestros antepasados ​​satisfacieron el hambre de otras especies durante la prehistoria.

El excremento fosilizado, que se hallaba en una letrina de hienas, se describe en la edición de octubre de Journal of Archaeological Science. Tales coprolitos de hiena fueron encontrados por primera vez hace unos años en la cueva Gladysvale, en el Valle Sterkfontein, en Sudáfrica, pero recientemente pasaron por un bombardeo adicional de pruebas.

Nuestros antepasados vivieron allí con grupos de animales literalmente salvajes, hace alrededor de unos 257.000 años.


"Con base a los cabellos fósiles identificados, esta investigación ha establecido que las hienas marrones compartieron el valle de Sterkfontein con los homínidos, jabalíes, impalas, cebras y kudus", escriben los autores Phillip Taru (izquierda) y Lucinda Backwell  (derecha) de la Universidad de Witwatersrand.

Ellos agregan: "Aparte de los humanos, estos animales están asociados con los pastizales de sabana, al igual que el entorno del Highveld sudafricano de hoy en día".

Al parecer habría tres formas por las cuales los cabellos podrían haber terminado en donde lo hicieron:

1. La hiena comía persona(s). Esto sucede aún hoy en día, así que es muy posible.

2. La hiena carroñeaba en el cuerpo de una persona muerta.

3. De alguna manera la hiena comió un poco de cabello humano. Cualquiera sabe. Si la hiena estaba con un poco hambre, podría haber probado todo tipo de cosas raras.

Lo que está claro, por lo menos, es que los seres humanos estaban en el lugar.

Tal como escriben los investigadores: "El cabello proporciona evidencia de una ocupación del territorio por parte de 'Homo sapiens' arcaicos u hombres modernos".

Foto:  Bloque de sedimento de la cueva calcificado conteniendo parte del coprolito analizado de la hiena letrina.

Al cabello le faltaban escamas, lo que podría dar otra pista útil.

"La falta de escamas en el mismo ha sido documentada en cabello humano sujeto a una patología, una condición observada al estudiar el pelo de colegas diabéticos como parte de la muestra comparativa humana", explican Taru y Backwell.

Sin embargo, la vida en una cueva podría haber dado lugar a muchos días malos para la condición del cabello. "La abrasión del pelo que resulta como consecuencia de habitar en grietas rocosas podría haber dado lugar a su falta de escamas", según los autores.

En resolución: es impresionante cómo de valioso puede llegar a ser unos antiguos cabellos pegados a las haces de una hiena. Las investigaciones futuras probablemente se centrarán en la región de África del Sur para conocer más acerca de nuestros antepasados ​humanos en ese país y la forma en que interactuaron con otras especies.

Foto: Pasarela que da acceso a la cueva de Gladysvale

Visitas: 1186

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más