Los genes desvelan el parentesco de una familia neandertal

Foto: Cueva de El Sidrón, en Asturias, donde se han encontrado unos 1.800 fragmentos de huesos de neandertales de hace 49.000 años. CSIC/UPF


El País - Alicia Rivera  | 20-12-2010


Una docena de individuos de hace 49.000 años fueron comidos por caníbales y sus restos abandonados en la zona asturiana de El Sidrón


Un grupo familiar formado por una docena de individuos -tres hombres adultos (de unos 20 o 25 años), tres mujeres, niños y adolescentes- perdieron la vida, todos a la vez seguramente, en el norte de la península Ibérica. Los hombres estaban emparentados entres sí; las mujeres no. Fue hace 49.000 años, eran neandertales y sus restos fueron a parar a la cueva asturiana de El Sidrón. El ADN, como en una investigación forense, ha desvelado ahora su parentesco y ha proporcionado algunas pistas nuevas sobre el comportamiento y demografía de aquella especie europea que dominó el continente y que desapareció hace menos de 30.000 años. Los restos de aquellos individuos presentan claras marcas de canibalismo, una práctica conocida de los neandertales (Homo neanderthalensis. Un equipo científico ha analizado los restos y exponen sus conclusiones esta semana en la revista Proceedings, de la Academia Nacional de Ciencias (EE UU).

 

El paleontólogo Carles Lalueza-Fox en la cueva de El Sidrón (Asturias).- CSIC/UPF


"Si tomas al azar una docena de personas por la calle, en la sociedad actual, es muy difícil que siete, o incluso cuatro, de ellos tengan el mismo ADN; pero si haces el muestreo en un bautizo, por ejemplo, las probabilidades de que la gente comparta material genético son muy superiores", explica Carles Lalueza-Fox, líder del equipo científico que realizado este estudio sobre los neandertales de El Sidrón.


Todos los individuos de aquella familia debieron morir simultáneamente, dada la disposición y las características de los fósiles, en los que los investigadores han identificado, además, claras marcas de canibalismo. "Están muy fragmentados y muchos, incluidos los cráneos, fueron golpeados para extraer el contenido", explica Lalueza-Fox, genetista del Instituto de Biología Evolucionista (CSIC-Universidad Pompeu Fabra). El canibalismo es una práctica de los neandertales que no extraña a los especialistas, ya que marcas del mismo tipo se han encontrado en numerosos fósiles de otros yacimientos.


Lo que resulta más intrigante es cómo acabó toda aquella familia muerta y consumida. Pero aquí las posibles explicaciones son hipótesis. Pudieron morir todos a la vez y, tras ser devorados, sus restos permanecerían en el suelo fuera de la cueva; luego, algún tipo de fenómeno natural extremo pudo provocar el hundimiento del terreno en El Sidrón y los huesos se precipitaron hasta la galería ahora conocida como el Osario. Tal vez el grupo era más numeroso, tal vez había más niños.... o no.


Los fósiles neandertales se descubrieron en 1994 en esa cueva de 3.700 metros de longitud, con una galería principal y varias secundarias transversales. Una de ellas, a unos 220 metros de la entrada principal es el Osario, donde se han recuperado ya 1.800 fragmentos de huesos de neandertales de al menos 12 individuos. El ADN de uno de ellos, un adolescente, se ha utilizado en el proyecto internacional del Genoma Neandertal.


En este nuevo estudio, los científicos han obtenido ADN mitocondrial (la mitocondria es un orgánulo de la célula, externo al núcleo, y se hereda por vía materna) de fragmentos de huesos de los 12 individuos, sobre todo de dientes, y siempre sin destruir los fósiles. Por las piezas dentarias (de leche en el caso de los niños, y por el desgaste en los adultos), los investigadores saben que la población de El Sidrón estaba formada por tres adultos (dos mujeres y un hombre), tres jóvenes adultos (dos hombres y una mujer), tres adolescentes de entre 12 y 15 años y posiblemente todos masculinos, y tres individuos juveniles o infantiles con edades comprendidas entre los dos y los nueve años.

 

Piezas dentales fósiles de neandertales de la cueva

de el Sidrón (Asturias) con sus notas de identificación.- CSIC/UPF


"Las pruebas arqueológicas, paleontológicas y geológicas indican que estos individuos constituían la totalidad o una parte de un grupo social contemporáneo de neandertales que murieron aproximadamente al mismo tiempo y que resultaron sepultados a la vez debido al colapso de una cueva subterránea", explican los investigadores en Proceedings.


El ADN permite relacionarlos parentalmente y la prueba del cromosoma Y ayuda a diferenciarlos por sexo. La docena de neandertales de El Sidrón pertenecen a tres linajes femeninos diferentes de siete, cuatro y un individuos cada uno. La distribución es la siguiente: las tres mujeres adultas pertenecen cada una a un linaje, mientras que los tres hombres son del mismo. Al combinar la información morfológica de los huesos con el material genético, los investigadores conjeturan que dos de los niños pueden ser hijos de una de las hembras (con espacio de unos tres años entre parto y parto) y otro sería hijo de otra de las hembras. La tercera hembra no tienen ningún pariente genético en el grupo.


"Estos datos concuerdan con la hipótesis de que eran las hembras las que se movían de un grupo a otro", explica Antonio Rosas (izquierda, paleobiólogo del CSIC), otro de los investigadores del Equipo. Esta incorporación femenina al grupo social del hombre se denomina patrilocalidad, y es corriente (en torno a un 70%) en sociedades tradicionales actuales, apunta Lalueza-Fox. En cuanto a los neandertales, "el intercambio [de hembras] tendría lugar durante encuentros puntuales entre los diferentes grupos en lugares comunes y en momentos relacionados con la caza", añade Rosas. "El efecto de esta estrategia (que se conoce también en algunas especies de primates) es la disminución de la consanguinidad dentro de una comunidad".


Los resultados de esta investigación sobre un grupo social de neandertales "proporciona pistas tentadoras sobre la demografía y el comportamiento de la especie que fue una vez pariente cercana de la nuestra y pueden ser utilizadas para ayudar a comprender los factores que contribuyeron a su extinción", concluyen los investigadores en su artículo científico.

Visitas: 886

Comentario por Percha el diciembre 20, 2010 a las 11:21pm

Dos visiones que destacan aspectos diferentes de lo mismo en distintos medios:

 

ABC

 

Los neandertales intercambiaban hembras para evitar la endogamia

J. M. Nieves

 

Por primera vez y gracias a un estudio genético, un grupo de investigadores españoles ha logrado demostrar que, entre los neandertales, las hembras se intercambiaban entre un grupo y otro, una práctica que evitaba la endogamia, mientras que los machos tendían a permanecer en su núcleo familiar original y muy raramente abandonaban su territorio natal. El hallazgo, que se publica en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences», se ha realizado gracias al análisis de los restos de doce neandertales de la cueva asturiana de El Sidrón, descubiertos en 1994.

La diversidad genética de los neandertales, pues, dependía de las mujeres, que eran «intercambiadas» por los varios grupos en una práctica, la patrilocalidad, ampliamente observada en tribus actuales de cazadores recolectores y tambén en distintos grupos de primates.

Según ha explicado a ABC el paleontólogo del CSIC Antonio Rosas, uno de los firmantes del artículo, «a medida que avanzan las campañas de investigación, vamos consiguiendo más y más fósiles en la cueva de El Sidrón. En la actualidad tenemos doce individuos muy bien caracterizados, una variedad más que suficiente para intentar su caracterización genética como grupo».

Los investigadores, afirma Rosas, ya sospechaban que los diferentes individuos de este grupo podían estar «genéticamente próximos». «Al hilo de esa sospecha -continúa Rosas- pensamos en tomar muestras y caracterizarlas a través del ADN mitocondrial(que no se encuentra en el núcleo celular, sino en las mitocondrias, y se transmite sólo por línea materna), lo que nos daría una muy buena visión genética general de estos individuos».

Casi una familia

Los resultados confirmaron lo que se sospechaba: los doce neandertales de la cueva de El Sidrón formaban parte de una unidad «genéticamente próxima», casi casi una familia. «No queremos utilizar el término familia -explica Rosas- porque además de la componente genética, una familia se construye sobre lazos afectivos cuya existencia no podemos demostrar en este grupo de neandertales».

Para Carles Lalueza, sin embargo, primer firmante del artículo, «es evidente que debe haber hermanos, padres, madres e hijos, en la muestra estudiada». Según el artículo, el ejemplar juvenil 2 desciende de la hembra adulta 5, mientras que el juvenil 1 y el infantil serían vástagos de la hembra adulta 4. Si esta hipótesis es correcta, revelaría que los neandertales tenían una media de un hijo cada tres años. Esta cifra también se asemeja a la observada en las sociedades modernas de cazadores-recolectores.

Pero lo que llamó más poderosamente la atención de los investigadores fue el hecho de que, según explica Rosas, «todos los varones eran de un mismo linaje genético, mientras que las mujeres pertenecían a linajes diferentes». En efecto, las tres hembras estudiadas pertenecían, cada una, a un linaje distinto. «Un patrón - opina Rosas- que encaja perfectmente en una distribución de patrilocalidad. Los machos se quedan en el territorio, siempre, y son las hembras las que cambian de grupo y, a la vez, de unidad reproductiva».

Con niñas o hembras muy jóvenes

Esta clase de comportamiento se observa habitualmente en grupos actuales de primates, y también en tribus de cazadores recolectores de la actualidad, pero hasta ahora no había podido ser demostrado para los neandertales. De esta forma los grupos, según explica Rosas, «exportan» a otros grupos algunas de sus hembras, y reciben a su vez hembras de otros grupos. Estos «intercambios» se realizan siempre con niñas o hembras muy jóvenes que todavía no han alcanzado su edad reproductiva, y sirven para evitar una excesiva endogamia dentro de cada grupo individual.

«Esta es -concluye el investigador- nuestra interpretación como biólogos. Puede ser, además, que este intercambio sirviera también como una forma de reforzar vínculos entre grupos diferentes en una amplia área geográfica. Es una práctica que se da en cazadores recolectores, pero hasta ahora no estaba comprobada en neandertales».

Según el artículo, las conclusiones de esta investigación pueden ayudar a definir las condiciones de supervivencia y fertilidad bajo las que vivieron los neandertales y que, finalmente, dieron lugar a su extinción.

 

El Mundo

 

El patriarcado de los neardentales asturianos

 

Rosa M Tristán

 

  • Logran secuenciar el ADN de 13 individuos neandertales de El Sidrón
  • Comprueban que los varones se emparejaban con mujeres de otros clanes
  • Detectan tres linajes diferentes en las mujeres y el mismo en los varones

El ADN de 12 neandertales ha revelado que esta especie humana exinta, que desapareció hace unos 28.000 años, tenía un comportamiento social patriarcal como modelo para asegurar la diversidad genética de los grupos: los hombres buscaban mujeres de grupos ajenos para fundar sus familias, y eran ellas las que abandonaban a su parentela para irse a vivir con su nueva pareja.

Esta es la principal conclusión del trabajo que esta semana publica en la revista 'Proceedings of National Academy of Science (PNAS)' un equipo de investigadores españoles, que han logradosecuenciar material genético de los 12 neandertales encontrados en la cueva de El Sidrón (Asturias).

El yacimiento, según investigaciones previas, se formó por el hundimiento repentino de la cueva en la que se encontraba el grupo, hace 49.000 años. Por los huesos, ya se sabía que había seis adultos y seis adolescentes y niños, así como que eran de ambos sexos.

Durante los últimos tres años, las excavaciones se han realizado con un protocolo especial para conseguir ADN primitivo, sin contaminar con el de los humanos actuales. De hecho, desde 2007 forman parte del Proyecto Genoma Neandertal, publicado este año.

Tras secuenciar este material, los científicos, encontraron que los tres varones adultos comparten el mismo linaje genético, mientras que cada una de las tres mujeres adultas tiene uno distinto. "Eran ellas las que llegaron de fuera", apunta Carles Lalueza-Fox, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC), coautor del trabajo.

Otro de los hallazgos fruto de este trabajo es que las familias neandertales espaciaban el nacimiento de sus hijos: una de las mujeres es madre de dos de los niños, uno de unos seis años y otro de tres. Es decir,que tenían hijos cada tres años. Otra de las mujeres tenía un vástago de ocho o nueve años.

El paleontólogo Antonio Rosas, del Museo Nacional de Ciencias Naturales, destaca la importancia que tiene este trabajo multidisciplinar, en el que los genes y los fósiles se conjugan para aprender del comportamiento demográfico y social de los neandertales.

La poca diversidad genética de esta especie, según algunas hipótesis, fue uno de los factores que les llevó a su extinción. Un trabajo anterior, publicado en 'Science' en 2009, y en el que también se utilizaron fósiles de El Sidrón, concluyó que hace 28.000 años no había más de 7.000 neandertales en toda Europa. Todos procedían de una antepasada común, superviviente de las glaciaciones que diezmaron las poblaciones de la especie hace 110.000 años.

La investigación española descubre ahora la estrategia que utilizaban para que la diversidad fuera mayor, como aún hoy hacen algúnos grupos de cazadores y recoletores.

 

----------

No consigo editar las cosas en condiciones con las nuevas herramientas. Pido disculpas ;-)

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el diciembre 21, 2010 a las 3:12am

Excelente y muy completo el post Sr. Percha.

 

Una de las varias cuestiones que llama la atención de las conclusiones presentadas es la relativa a la afirmación de que de los neandertales espaciaban el nacimiento de los hijos, en un promedio de unos tres años.

 

Y llama la atención, porque parece un tanto aventurado deducirlo a partir sólo de este grupo específico. Además, una distancia entre parto y parto de tres años se me antoja un espacio temporal muy grande, dada la más que posible gran mortandad infantil que exisitiría. En realidad, a partir de tal supuesto surgen multitud de preguntas:

 

¿Hasta qué punto este espacio entre emabrazos de tres años responde a una planificación familiar meditada? ¿Practicaban acaso algún tipo de conducta sexual preventiva? ¿Realizaban abortos o infanticidios?  ¿Podían permitirse el lujo de ello, es decir, de prescindir de futuros vástagos? ¿No entraría esto en contradicción con la propia supervivencia del grupo? ¿Y hasta qué punto viene impuesta por las exigencias y carencias del medio en que vivían?

 

Que uno de los niños tuviera tres años y otros seis, no autoriza a suponer que los neandertales espaciaban metódicamente los embarazos. En esa diferencia de tres años muy posiblemente podría haber habido uno o dos nacimientos más que, simplemente, no tuvieron suerte en la lucha por la vida. Téngase en cuenta que se nos dice que una de las mujeres tenía un sólo hijo de unos ocho o nueve años. Que una mujer neandertal tuviera un sólo hijo de ocho o nueve años es algo que se presenta como muy poco probable.

 

Otra reflexión que surge de este grupo familiar en el que había tres hombres adultos emparentados y tres mujeres adultas de distinto linajes, es que esta composición invita a pensar si se practicaba la monogamia (cada varón adulto con una hembra adulta), lo que viene reforzado por el hecho de que no se verifica que hubiera más hembras adultas (o en edad de procrear) en el grupo. ¿Existía, pues, monogamia o es que era complejo y difícil aumentar el grupo familiar con hembras de otros grupos?

 

Claro que, tal como se apunta por los propios investigadores, hay que tener en cuenta que quizá el grupo era más grande y no lo sabemos..., o quizá no.

 

En fin, todo ello muy interesante, pues cada vez vamos sabiendo más cosas, pero otras muchas debemos conformarnos sólo con especularlas.

Comentario por ignacio el diciembre 21, 2010 a las 5:38pm

Es cierto que suena un tanto raro segun se lee..."pepita tenia dos nenes, uno de seis, otro de tres....luego todas las pepitas tenian nenes con tres años de diferencia"....es de suponer tienen algún otro muestreo o, pierden mucha credibilidad en sus premisas para llegar a conclusiones. Es posible tambien, que como se supone los niños deberían estar al cuidado de la madre hasta que aprenden a andar y a valerse por si mismos, osea, a correr de los depredadores, espaciasen el siguiente embarazo, en el clan...Ramadan sexual neardental por un año post parto...pero suena mas a humanoides viviendo en la sabana africana, sin cueva fija. Aqui los varones tb podían cuidar de los nenes. Interesante cueva, a ver que mas nos cuentan.

Comentario por Percha el diciembre 21, 2010 a las 6:42pm

Gracias Guillermo.

 

Estoy de acuerdo con ustedes en que la hipótesis es interesante pero que deberá ser completada con nuevos estudios es diferentes yacimientos, si no puede deberse simplemente a la casualidad.

 

Además también es curioso que se hable de falta de variabilidad genética en los neardentales, pero en el grupo haya cuatro linajes diferentes. No sé, lo de ir buscando hembras por ahí, cuando parece que era una especie en franco declive, con una población escasa, me hace imaginarles vagando por toda Europa a la caza del "amor". Deberían tener (las hembras, digo) un valor tremendo para el grupo y eso de comersélas, que feo ;-)

 

Comentario por Vitor Arminio Augusto el diciembre 21, 2010 a las 8:27pm

Un artículo extraordinario señor Percha; muy interesante hace bien poco no recuerdo donde leí que habia existido algo de mezcla genética entre neanderthales y humanos modernos en África aunque a pequeña escala.

Esperemos que la cueva del Sidrón siga deparándonos noticias interesantes.

Comentario por María // el diciembre 21, 2010 a las 9:19pm

Sobre lo de estar tres años sin tener hijos es algo habitual    entre los cazadores recolectores ,como dicen en el artículo; parece  que en esta  forma de vida,es más fácil alimentar a un niño prolongando la lactancia pues  no hay que preocuparse de obtener alimentos para él (ni para un hermano más pequeño)  .

He leído ,que además ,prolongar la lactancia influye  negativamente en  la fertilidad y se  utiliza  en estas sociedades como forma de prevenir embarazos  ;eso Servan  podría aclararlo ,pues también he oído a gente decir que no es así.

Los grupos de cazadores –recolectores suelen ser pequeños ,  de unas   20 personas ,para conservar la sosteniblidad del medio ;el número  puede variar   según las épocas ;en los momentos  del año con abundancia de recursos (primavera,época de lluvias etc) se reunen varios grupos  ;son momentos (de los  que habla el artículo)en los que se convive,se refuerzan vínculos ,se comparte información ,se puede cazar en común y se  realizan uniones matrimoniales (entendiendo esto de un modo genérico);también se pueden aprovechar estas reuniones periódicas para cambiar de grupo los que pueden y quieren .Así que  los neaderthales, probablemente,como se dice en el artículo,no es que se dedicaran todo el día a rastrear la zona  buscando mujeres ,sino que  tendrían mecanismos (  las reuniones estacionales) para hacerlo;a unque   que también  podría existir el rapto que dice Serrvan

Por otra parte,en estos grupos que son nómadas al menos buena parte del año ,es dificil para una mujer caminar y recolectar llevando un lactante a cuestas ,otro de año y medio de la mano mientras se vigila a un tercero de tres.Así que por  todas    estas razones   se intenta controlar  la natalidad    y  en algunas ocasiones  se  utilizan varias estrategias ,desde método abortivos hasta el infanticidio directo o indirecto( desatender  la crianza de los hijos,cuidarlos mal etc).

 

Lo que no acabo de entender  en el artículo es lo siguiente:se los comieron  y posteriormente se produjo un derrumbe? m e imagino que es eso.

Comentario por María // el diciembre 21, 2010 a las 11:03pm

Pongo un extracto del libro “la evolución de las sociedades humanas  “ Allen .W.Johnson ,Timothy Earle, contestando a la pregunta :

” Porqué  la densidad de población permaneció muy baja durante literalmente  millones de años?

 

“…  Al menos cuatro factores biológicos biológicos y culturales ,asociados con un modo de vida cazador- recolector ,se combinaron para mantener la población baja.

Primero:

una deficiencia calórica crónica disminuye la fertilidad;a causa de lso ciclos estacionales de disponibilidad de alimentos y las capacidades limitadas de almacenamiento,  los periodos  de escasez alimentaria fueron comunes.


Segundo

Un largo periodo de lactancia retrasa la nueva ovulación;puesto que la mayoría de los alimentos silvestres ,según parece no son    indicados  para el destete de los  niños pequeños ,la lactancia entre los cazadores recolectores permanece típicamente como la principal fuente de alimento del niño durante los priemros dos o tres años.


Tercero:

El intenso  ejercicio físico necesario para una recolección móvil puede disminuir la fertilidad femenina  (Frisch et al.,1980)


Cuarto:

A causa de que los nacimientos poco espaciados de los niños suponen  una dificultad en la sociedad nómada,el infanticidio puede haberse utilizado para espaciar los nacimientos (Birdsell,1968 ,a)

A pesar de que estos factores  sin duda operaron de manera diferente bajo condicones ambientales distintas ,la fertilidad de los grupos móviles es invariablemente baja. ..."

“la evolución de las sociedades humanas  “

Allen .W.Johnson, Timothy Earle, Ariel prehistoria 2003

Comentario por Percha el diciembre 21, 2010 a las 11:29pm

María, muy interesante lo que comentas, pero en todo caso estamos ante un único caso, por ahora, y valdrá para plantear la hipótesis (bastante plausible) pero tendría que completarse con más casos. ¿No? Podría ser que los demás hijos hubieran muerto, o sobrevivido, o ser casual.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el diciembre 21, 2010 a las 11:45pm

Yo sigo dudando que se pueda establecer tan taxativamente que los embarazos se planificaban cada tres años. Incluso aunque se diga que así se comprueba en el comportamiento de los cazadores-recolectores que se conocen en el registro antropológico. No me parece muy riguroso que puedan ser comparables ambos contextos. No se enfrentaban a los mismos escenarios de supervivencia cazadores-recolectores neandertales de hace 49.000 años que los que se han observado en un entorno más o menos contemporáneo.

 

Para empezar, como he dicho en el anterior comentario, la mortalidad infantil debía ser espeluznante. Así es que lo más lógico es suponer que toda mujer neandertal tuviera más de un parto en un lapso de tres años, si tomamos este espacio temporal como referencia. Tampoco veo mucha dificultad en la crianza, pues seguramente todo el grupo (hombres, mujeres y adolescentes) colaboraría en su cuidado.

 

No obstante, es cierto que la lactancia prolongada podría llegar a retrasar, en algunos casos, la presencia del período en la mujer tras dar a luz, pero esta circunstancia no me parece que sea  suficiente razón científica para afirmar tan rotundamente, como hace Carlos Lalueza Fox, que era el método que llevaban a cabo para espaciar los nacimientos, tal como dice en declaraciones a LNE:

«La manera de conseguirlo es prolongar la lactancia materna, se trata de una estrategia para retrasar nuevos embarazos».

 

Aunque, quién sabe, a lo mejor una combinación de lactancia prolongada (de más de dos años), unida a una falta de alimentación adecuada, podría favorecer hormonalmente el retraso de la ovulación en la mujer.

 

En cualquier caso, no es de extrañar que la también investigadora del Instituto Max Planck, Linda Vigilant, advierta en Science que:

 

"El estudio de un solo grupo de 12  neandertales no es suficiente para generalizar acerca de la estructura social de la especie. Y además, los investigadores necesitan saber con qué frecuencia las personas que no están cerca de los familiares comparten ADN mitocondrial, así como comprobar los resultados con el ADN nuclear para estar seguro de las conclusiones".

 

Un aspecto, este último, que también reclama Svante Pääbo (del mismo Instituto Max Planck, y descubridor pionero del geneorma del neandertal) al referirse al concepto de patrilocalidad y diversidad genética, según leemos en Público:

"Los chimpancés son patrilocales y tienen una diversidad genética dos o tres veces superior a la nuestra".

Pääbo cree, además, que el trabajo debería complementarse con ADN del cromosoma Y, legado solo de padres a hijos, para ver si se confirma la hipótesis.

 

Por último, reflexionando sobre la muerte simultánea de este grupo y el canibalismo ejercido sobre ellos, es inevitable no sacar alguna alguna idea especulativa al respecto.

 

Es evidente que para matar un grupo de 12 neandertales (donde parece que la mitad eran varones adultos y adultos jóvenes) debió haber en tal cometido otro grupo mucho más numeroso. Cabe suponer que por lo menos les triplicarían en cantidad. Algo que, además, se confirmaría por la ingesta caníbal que se llevó a cabo. No sólo se los comieron a todos (12 individuos es una cantidad importante de carne), sino que incluso se obtuvo el tuétano de los huesos y la masa cerebral de los cráneos. De donde se deduce, que semejante matanza y festín, debió venir condicionada por una gran necesidad de comida, en definitiva, por una gran hambruna.

 

De ahí quizá que no se respetara, Sr. Percha, ni siquiera a las mujeres, aun cuando éstas parece que se presentaban como un bien escaso (téngase en cuenta que, si se admite el infanticidio, éste se practicaba preferentemente sobre las hembras, tal como también se ha venido observando en las prácticas de los cazadores-recolectores a lo largo de la historia). O muy posiblemente, a pesar de ser un bien escaso, el grupo cánibal ya estaba suficientemente surtido de ellas.

Comentario por María // el diciembre 22, 2010 a las 10:06am

En realidad yo no estaba tomando partido por la tesis del artículo ,sino explicando los motivos que han tenido para sacar esa conclusión, que precipitada o no,  tampoco es
descabellada  en función de todos los
estudios que se han hecho sobre  los grupos  de cazadores recolectores;parecía resultar
raro lo de los tres  años sin tener  hijos  y
no lo es; otra cosa es si el de estos Neanderthales sería el caso, que ahí no entro.

 

   Esto que dices,Guillermo:

 “ no me parece muy riguroso que puedan ser comparables ambos contextos. no se enfrentaban a los mismos escenarios de supervivencia cazadores-recolectores neandertales de hace 49.000 años que los
que se han observado en un entorno más o menos contemporáneo.”


  Sí es riguroso aunque  ni siquiera los actuales tienen entre sí  las mismas circunsntancias ni las
tuvieron los del paleolítico, pero unos y otros se enfrentaban al mismo problema
: la relación entre demografía  y
sostenibilidad del medio
;los kilómetros 
cuadrados que permiten vivir a un grupo de 20 son insuficientes para un
grupo de 50;esto está estudiado y bien  estudiado por los antropólogos.

Por eso,los grupos de caz-rec de todo el mundo suelen tener un número parecido de individuos  y no por casualidad.

Y todos estos grupos  siguen el mismo patrón de  agrupaciones estacionales  de varios  grupos  y separación en grupos pequeños en función  de  la variabilidad de los recursos.Y este mismo patrón se está  viendo ,por la arqueología,que también se daba en el paleolítico: campamentos estacionales grandes alternando con campamentos
pequeños.

 

Y estas  reuniones estacionales son las que se aprovechan,entre  otras cosas ,para el cortejo y el establecimiento de matrimonios ,que es
 también lo que dicen en el artículo.

 

Naturalmente,los grupos de cazadores recolectores no son idénticos y  desarrolan estrategias diferentes en función del medio geográfico, pero hay unas pautas que parecen comunes  y  estas
dos lo son: grupos  pequeños y reuniones  d e grupos  mayores en función de las circunstancias

 

Sobre la lactancia materna , a mí me parece obvio que en este tipo de sociedades lo suyo es prolongarla todo lo que  se pueda; es alimento seguro para el niño, que no se vé afectado  por el hecho de si un
día concreto hay  hay alimento o no ,si
se comen piñones y raíces o si se ha cazado una liebre.

Todavía en España  hasta hace poco  se prolongaba la lactancia hasta el máximo posible en el medio rural ;es más,había  veces que   los demás hermanos,ya más mayores   mamaban  de vez en cuando;  un amigo, que venía de una familia campesina  de una zona muy deprimida  de Granada  me lo contaba y leído  lo mismo de otros lugares.

 Sobre el cuidado de los  niños por parte del grupo,pues sí,claro ,de alguna manera   que si es necesario  entre  todos se ocupan de todos, pero la recolección
no produce muchos excedentes y todo el mundo 
sale a ello y no sobra ninguna mano.Me imagino que habrá casos y casos
pero como forma de organización no creo que  se cuente  con la  posibilidad de que abuelas  y tías se queden permanentemente con los
niños.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más