Las pinturas rupestres más antiguas del mundo están en España, y casi con certeza fueron realizadas por Neandertales

La Pasiega (Cantabria), sección C, pared pintada de la cueva. Las líneas rojas verticales y horizontales datan de hace 64.000 años, y casi con certeza fueron pintadas por neandertales. (Imagen: P. Saura)

En 2012, un grupo de arqueólogos concluyó que cierta serie de pinturas rupestres encontradas en España habían sido pintadas por neandertales, y no por los primeros humanos, como se suponía anteriormente. Otros científicos se quejaron de la metodología usada para la datación de las pinturas y pusieron en duda que los Neandertales tuvieran capacidad para el pensamiento simbólico. Ahora, gracias a una técnica de datación actualizada, los científicos han demostrado una vez más que los Neandertales son la fuente más probable de esas pinturas. ¿Será suficiente para disipar las nociones obsoletas sobre la inteligencia del hombre de Neandertal?

Científicos de la Universidad de Southampton, el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y otras instituciones, demostraron usando la datación de uranio-torio que las antiguas pinturas rupestres localizadas en tres cuevas de España se produjeron hace no menos de 64.000 años. Eso es 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa, lo que significa que las pinturas probablemente fueron hechas por Neandertales, cuyos antepasados, los Homo erectus, abandonaron África hace 1,81 millones de años. Además, el hallazgo demuestra, quizá de manera concluyente esta vez, que los Neandertales sí tenían capacidad para el pensamiento simbólico, un rasgo cognitivo que antes se consideraba exclusivo del Homo sapiens. La capacidad de representar objetos fuera de la mente, sugiere este estudio, probablemente se transmitió a los Neandertales y a los humanos modernos a partir de un ancestro común.

Manos estarcidas en Maltravieso (Cáceres) con una antigüedad mínima de 66.000 años. (Imagen: H. Collado).

Las pinturas rojas y negras, que incluyen representaciones de animales, puntos, figuras geométricas y estarcido de manos, se encuentran en tres cuevas españolas: La Pasiega (Cantabria), Maltravieso (Cáceres) y Ardales (Málaga), a 700 km de distancia entre ellas. Los arqueólogos llevan años estudiando estas pinturas, pero como no se podían fechar con exactitud, muchos simplemente asumieron que los humanos modernos habían sido responsables de su decoración. Los Neandertales, se dice, no eran pensadores sofisticados y carecían de la capacidad para el pensamiento abstracto. De hecho, un estudio que salió a la luz hace solo dos semanas afirmaba que los Neandertales no podían dibujar. El nuevo estudio, publicado hoy en Science, muestra que los Neandertales eran muy capaces de producir arte rupestre y, por consiguiente, tenían capacidad para el comportamiento simbólico.

La falta de consenso en torno a la fecha de origen tiene mucho que ver con los límites de la técnica tradicionalmente utilizada para el arte rupestre: la datación por radiocarbono.

“Apenas llevamos datando arte rupestre desde la década de los 90, y eso era siempre con el método de radiocarbono, que solo puede fechar material orgánico, concretamente dibujos de carbón”, explicó a Gizmodo  Paul Bahn (izquierda), autor de  The First Artists: In Search of the World’s Oldest Art.

“No podíamos fechar dibujos en materiales de manganeso u ocre inorgánico, ni grabados. Pero el método de datación de la calcita nos permite obtener edades mínimas para estos otros dibujos si tienen algo de calcita formada encima”. 

Bahn, que no participó en el nuevo estudio (pero ha colaborado con uno de sus autores), dice que este nuevo método de datación, llamado datación de uranio-torio, lleva siendo utilizado por los geólogos varias décadas, pero solo en los últimos años ha sido usado por los arqueólogos para obtener fechas de arte rupestre, y con “resultados muy emocionantes”.

De hecho, la datación del uranio-torio de las muestras de isótopos se considera muy fiable, y se puede usar para determinar la edad de formaciones de carbonato de calcio de hasta medio millón de años. En este caso, los arqueólogos analizaron la carbonita de ocre rojo de los dibujos mediante 60 muestras diferentes de menos de 10 miligramos cada una, y obtuvieron edades mínimas de entre 64.000 y 66.000 años.

“Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son el arte rupestre más antiguo conocido, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África. Por lo tanto, debieron ser pintadas por neandertales”, dice el autor y colíder del estudio Chris Standish (izquierda), arqueólogo de la Universidad de Southampton.

Un dibujo de 1913 del Panel 78 de La Pasiega (derecha). El escalariforme rojo, o símbolo de la escalera, tiene al menos 64.000 años, pero no se sabe si los animales y otros símbolos se pintaron después.

Ahora bien, es teóricamente posible que los humanos modernos ya estuvieran en esa zona por aquella época, siendo teóricamente la palabra clave. Nuestra especie, el Homo sapiens, surgió hace 300.000 años y entró en lo que ahora es el Medio Oriente hace 175.,000-200.000 años. Pero no existe evidencia arqueológica o paleontológica para apoyar la presencia de humanos modernos en Europa hace 44.000 años, como señala Standish. Por el contrario, sabemos que los Neandertales estuvieron por toda Europa durante ese periodo de la prehistoria. Pero, como ocurrió con el esfuerzo anterior para datar el arte de los Neandertales, es probable que los resultados sean puestos en duda.

“Todos los métodos de datación están sujetos a error, pero este proyecto ha sido llevado a cabo por los mejores expertos en el tema, por lo que estoy seguro de que sus resultados son válidos y fiables”, dijo Bahn. “Sin embargo, estoy seguro de que serán puestos en duda, como pasó en 2012, por los dinosaurios que se niegan a cambiar sus creencias, y por algunos colegas franceses que rechazan cualquier fecha de arte rupestre antes de la declarada en su cueva de Chauvet (hace alrededor de 36.000 años), lo cual es irremediablemente incorrecto”.

Que los Neandertales fueran capaces de producir este arte no debería ser una sorpresa. En todo caso, este nuevo estudio es bastante decepcionante en términos de lo que nos dice sobre los Neandertales y de lo que fueron capaces.

“No hay nada en este artículo que pueda sorprendernos o sorprendernos demasiado”, explicó a Gizmodo  Michel Lorblanchet  (izquierda), coautor del estudio y Director de Investigación del DNRS en Francia. “El hombre de Neandertal, como el Homo erectus antes que él, usaba pigmentos con frecuencia (el ocre rojo se usó por primera vez hace alrededor de un millón de años). Tenía pinturas corporales, collares, herramientas que son obras de arte [en sí mismas], comenzó a producir esculturas como la máscara de La Roche-Cotard, y ocupó profundas cuevas hace unos 270.000 años. Los neandertales también tenían creencias [espirituales]: enterraban a sus muertos con ofrendas”.

Lorblanchet dice que “la prehistoria es siempre una batalla contra las viejas ideas” y que su equipo está consiguiendo “establecer poco a poco la idea de que el arte comenzó muy temprano, y que fueron los Neandertales quienes empezaron a pintar en las paredes de las cuevas”.

Fuente: es.gizmodo.com | 23 de febrero de 2019

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

La cueva de Ardales es una de las cunas mundiales del arte rupestre

Arqueólogos trabajando en la Cueva de Ardales. / F. T.

Un nuevo análisis de tres cuevas en España revela la primera evidencia importante de que los neandertales, en lugar de los humanos modernos, crearon las pinturas rupestres más antiguas del mundo, entre ellas la cueva malagueña de Ardales.

El estudio, dirigido por la Universidad de Southampton, en Reino Unido, y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, muestra que las pinturas en tres cuevas en España se crearon hace más de 64.000 años, 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa.

Esto significa que el arte rupestre del Paleolítico --incluyendo imágenes de animales, puntos y signos geométricos-- debe haber sido hecho por los Neandertales, una especie 'hermana' del 'Homo sapiens', y los únicos habitantes humanos de Europa en ese momento. También indica que pensaron simbólicamente como los humanos modernos.

Publicado este jueves en la revista 'Science', el estudio revela cómo un equipo internacional de científicos utilizó una técnica de vanguardia llamada uranio-torio que data de hace más de 64.000 años para determinar la edad de las pinturas. Hasta ahora, el arte rupestre se ha atribuido por completo a los humanos modernos, ya que los planteamientos de un posible origen neandertal se han visto obstaculizados por técnicas de datación imprecisas.

Sin embargo, la datación de uranio-torio proporciona resultados mucho más fiables que los métodos como la datación por radiocarbono, que puede dar estimaciones de edad falsas. El método del uranio-torio implica fechar pequeños depósitos de carbonato que se han acumulado en la parte superior de las pinturas rupestres, los cuales contienen rastros de los elementos radiactivos uranio y torio, que indican cuándo se formaron los depósitos y, por lo tanto, dan una edad mínima para lo que se encuentra debajo.

Los Neandertales, más sofisticados de lo que se creía

El autor principal del trabajo, el doctor Chris Standish, arqueólogo de la Universidad de Southampton, explica que este descubrimiento es "increíblemente emocionante" y sugiere que los Neandertales eran mucho más sofisticados de lo que se cree popularmente. "Nuestros resultados muestran que las pinturas que datamos son, con mucho, las más antiguas conocidas en el mundo, y fueron creadas al menos 20.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa desde África, por lo tanto, deben haber sido pintadas por neandertales".

Un equipo de investigadores del Reino Unido, Alemania, España y Francia analizó más de 60 muestras de carbonato de tres sitios de cuevas en España: La Pasiega (en Puente Viesgo, Cantabria), Maltravieso (en Cáceres) y Ardales (en Ardales, Málaga). Las tres cuevas contienen pinturas rojas (ocre) o negras de grupos de animales, puntos y signos geométricos, así como estarcidos, huellas de manos y grabados. Según los científicos, la creación del arte debe haber involucrado un comportamiento tan sofisticado como la elección de un lugar, la planificación de la fuente de luz y la mezcla de pigmentos.

"Poco después del descubrimiento del primero de sus fósiles en el siglo XIX, los Neandertales fueron retratados como brutales e incultos, incapaces de hacer arte y tener comportamiento simbólico, y algunos de estos puntos de vista persisten hoy --explica el codirector del estudio, Alistair Pike (izquierda), profesor de Ciencias Arqueológicas en la Universidad de Southampton--. El tema de cómo se comportaron los neandertales humanos es un tema muy debatido. Nuestros hallazgos contribuirán de manera significativa a ese debate".

El autor principal, Dirk Hoffmann  (derecha), del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, añade que la cultura material simbólica, una colección de logros culturales e intelectuales transmitidos de generación en generación, hasta ahora, solo se ha atribuido a la especie Homo sapiens.

"El surgimiento de la cultura material simbólica representa un umbral fundamental en la evolución de la humanidad. Es uno de los principales pilares de lo que nos hace humanos. Los artefactos cuyo valor funcional radica no tanto en su uso práctico sino más bien en su uso simbólico son representantes de los aspectos fundamentales de la cognición humana tal como la conocemos", indica.

Los primeros artefactos simbólicos, que datan de hace 70.000 años, se han encontrado en África, pero están asociados con los humanos modernos. También se han hallado otros artefactos, como arte rupestre, figuras esculpidas, herramientas de hueso decoradas y joyas en Europa, que datan de hace 40.000 años. Pero los investigadores han concluido que estos artefactos deben haber sido creados por humanos modernos que se estaban extendiendo por toda Europa después de su llegada de África.

Existe evidencia de que los Neandertales en Europa usaron ornamentación corporal hace unos 40.000 a 45.000 años, pero muchos investigadores han sugerido que esto fue inspirado por los humanos modernos que en ese momento acababan de llegar a Europa.

"Los Neandertales crearon símbolos significativos en lugares significativos. El arte no es un accidente aislado. Tenemos ejemplos en tres cuevas separadas por 700 kilómetros y evidencia de que fue una tradición longeva. Es muy posible que el arte rupestre similar en otras cuevas en Europa occidental también sea de origen neandertal", concluye el coautor del estudio Paul Pettitt (izquierda), de la Universidad de Durham, Reino Unido.

Fuente: laopiniondemálaga.es | 22 de febrero de 2018

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* Los arqueólogos de la cueva de El Castillo manejan la hipótesis de ... (07/10/2010)

* ¿Pintaron los neandertales Altamira? (14/06/2012)

Publicidad by Google

 

Visitas: 3444

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 12, 2018 a las 1:02pm

De neandertales y sapiens: se aviva el debate sobre el origen del arte rupestre

Panel de las manos, en la cueva de El Castillo (Cantabria). Una de las siluetas de una mano tiene al menos, 37.300 años y un disco rojo, 40.800. Son las pinturas rupestres más antiguas de Europa.

Marcos García Diez es profesor e investigador de la Universidad Isabel I de Burgos. Sus áreas de investigación se centran en el origen del arte y de los lenguajes gráficos, en la definición de los territorios culturales de la Prehistoria a partir del arte, en la cronología del arte, y en la gestión y conservación de espacios subterráneos con arte prehistórico. Ha participado en trabajos de campo e investigación en España, Francia, Italia, Portugal y Timor.

En febrero de 2018, un estudio afirmaba que los primeros artistas del mundo fueron neandertales. El arte paleolítico más antiguo, hallado en cuevas españolas, era obra de nuestros primos extintos ibéricos hace 64.000 años. Hace unos días, un artículo de opinión en Science criticaba aquel trabajo. Ahora sus autores responden a las dudas en la misma revista y uno de ellos, Marcos García Díez, nos detalla sus argumentos.


Pared con motivos pintados en rojo en la cueva de La Pasiega (Cantabria). En el centro el signo escaleriforme compuesto por líneas horizontales y verticales fue trazado hace al menos 64.800 años.


La ecuación que se construyó hace más de un siglo era perfecta. El origen del arte rupestre, del lenguaje gráfico, tenía una antigüedad máxima de unos 42.000 años y su ejecución correspondía a poblaciones humanas de Homo sapiens. Es decir, nosotros, nuestra especie, construimos ese paradigma reservándonos la capacidad de construir lenguajes gráficos.

Este axioma, al que no se le requirió demostración alguna, hace casi un año se ha tambaleado. Un equipo internacional de físicos, geólogos, geocronólogos y arqueólogos, con una considerable representación española, lo hemos discutido con pruebas y datos científicos procedentes de una visión transdisciplinar de la ciencia y del conocimiento.

La aplicación de un método de datación con más de 40 años de desarrollo, las series del uranio, o U/Th, aportó casi veinte fechas en tres cuevas españolas (La Pasiega en Cantabria, Maltravieso en Cáceres y Ardales en Málaga), cuyos resultados concluyen que el arte rupestre paleolítico se inició al menos hace 65.000 años y que su ejecución correspondió a poblaciones humanas de Homo neanderthal.

En este punto cabe recordar que lo datado son formaciones de calcita que están en relación directa con las pinturas de las cuevas, por lo que las fechas ofrecen una edad anterior o posterior de la acción de pintar.

Estos resultados chocan frontalmente con el paradigma establecido en evolución humana. Pero también con una consideración filosófica y biológica que tenemos de nuestra especie.

Voces críticas

Podemos entender como normal que unas conclusiones científicas cuyos resultados rompen un límite sobrepasando una frontera del conocimiento establecido sean debatidos.

Se ha argumentado que las calcitas datadas no están relacionadas con pinturas en la cueva de Ardales, sino con depósitos de color rojo de origen natural (oxidaciones o formaciones biológicas). Pero los datos son concluyentes y justificados tanto por la historiografía y otras formas similares en otros conjuntos, como sobre todo por la arqueología experimental, que demuestra fehacientemente su ejecución antrópica. Es decir, datos empíricos y contrastados fundamentan el carácter humano.

También se ha puesto en solfa que el procedimiento de muestreo de las calcitas puede llevar a la confusión entre el carácter mínimo y máximo de la datación. Es decir, que hemos confundido cuándo la calcita estaba por encima de la pintura (fecha ante quem) o por debajo (fecha post quem). Creo que no es cuestionable la aplicación al caso concreto de estos adverbios (arriba y abajo).

El muestreo detallado y preciso, contrastado siempre al menos con seis ojos, y la observación detenida en el laboratorio de las muestras, hace caer por su propio peso la crítica. Más aun cuando se presentan a la comunidad científica fotos del proceso en la información suplementaria.

También se están cuestionado parte de los fundamentos básicos de la aplicación del método. Me refiero a las correcciones derivadas de posibles contaminaciones detríticas. Obviamente están pueden existir y existen, pero la mayor parte de las muestras analizadas presentan un bajo grado (en algunas insignificante) de contaminación y en el caso de algunas muestras se han aplicado los factores de corrección al uso utilizados por la comunidad científica.

Si queremos ser más restrictivos y forzar el factor de corrección (es decir, generar resultados más recientes), los datos siguen entrando plenamente en valores más allá de 42.000, es decir, correspondientes a momentos en que los Homo sapiens no había llegado a Europa y, en consecuencia, a no ser que se quiera criticar de un plumazo las ideas actuales sobre antropología, quienes estaban era solo humanos anatómicamente Homo neanderthal.

Por último, se puede producir un envejecimiento de las fechas por lo que se llama un “sistema abierto”. Pero la contrastación realizada lo niega rotundamente. Cada una de las calcitas fueron tomadas separadas y progresivamente, a fin de obtener el mayor número de dataciones de forma secuencial y contrastar la coherencia interna del proceso de formación de la calcita. Y así fue, por lo que argumentar esta problemática en este caso es más una cuestión de fe que de ciencia.

Resistencia al cambio 

Continuamente nuestra sociedad se enfrenta a retos y desafíos que implican cambios tanto en la ciencia como en el conocimiento. Nos cuesta asumir ideas de nueva generación, pero más aún ideas que rompen con lo tradicional.

Cuestionar algunas bases de nuestro conocimiento no es ir en contra de nadie ni de nada, sino de plantearnos sobre qué base construimos nuestro pensamiento, la idea de nuestra sociedad y, más aún, de nosotros mismos. La crítica debe nacer de planteamientos sólidos y de datos contrastados, y no de campanas al vuelo, donde el debate parece hacerse en base a la resistencia al cambio.

Aceptar que nosotros, los Homo anatómicamente sapiens tenemos singularidades cognitivas respecto a otras especies humanas anteriores, hoy es un error. Al menos las poblaciones anatómicas de Homo neanderthal y Homo sapiens son plenamente humanos sapiens, humanos con una perfecta capacidad para construir lenguajes gráficos simbólicos.

La evidencia científica implica asumir que al menos hace 65.000 años nos comunicamos mediante símbolos y que estos se repitieron generación tras generación observando y transformando lo previo, y construyendo nuevas formas que hoy nos alteran cuando las vemos.

Fuente: SINC | 11 de octubre de 2018

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 12, 2018 a las 1:53pm

Negar que las pinturas más antiguas del mundo son neandertales es un disparate

El arte de las cuevas de Ardales (Málaga), Maltravieso (Cáceres) y La Pasiega (Cantabria) tiene, por lo menos, 65.000 años, por lo que negar que esas pinturas son las más antiguas del mundo y fueron hechas por neandertales "es un disparate que carece de todo fundamento".

Así lo ha explicado a Efe el investigador de la Universidad de Barcelona y del ICREA, Joao Zilhão (izquierda), coautor de un estudio publicado el pasado febrero en la revista Science que desvelaba que, de acuerdo con las dataciones hechas en las tres cuevas, las pinturas fueron hechas por neandertales.

Las dataciones, lideradas por D.L. Hoffmann del Instituto Max Plank de Alemania, fueron realizadas con el método Uranio-Torio, que mide el tiempo tomando como base la desintegración radiactiva del uranio de las costras de calcita asociadas a las pinturas.

El método permitió a los científicos certificar que las pinturas de estas cuevas tenían una antigüedad insospechada en los orígenes de la actividad artística en el género humano.

En concreto, determinaron que una mano pintada en negativo en Maltravieso fue realizada al menos hace 66.700 años, que una formación de calcita fue cubierta de pintura hace al menos 65.500 años en la gruta de Ardales, y que un signo lineal con forma de escalera de la caverna de La Pasiega tiene cerca de 64.800 años.

El hombre moderno no llegó a Europa hasta hace unos 40.000 años, por tanto, el arte de las tres cuevas es neandertal.

Sin embargo, el pasado 21 de septiembre, Science publicaba un comentario que ponía en cuestión la antigüedad de las pinturas y proponía "poner en cuarentena las fechas a la espera de que estudios más profundos" aclarasen la autoría.

Hoy, Science publica una respuesta a este comentario que "zanja el debate y demuestra que las críticas no tienen fundamento", explica João Zilhão a Efe.

Sobre La Pasiega, detalla Zilhão, el comentario sostiene en primer lugar que las fechas no son exactas porque tienen una incertidumbre importante. Pero esto es perfectamente lógico y normal en arqueología y en paleontología, disciplinas en las que toda datación siempre viene asociada a un margen de error.

"Cuando hablamos de un rango de entre 65.000 y 85.000 años, eso significa que la edad exacta está dentro de ese intervalo y, por lo tanto, es con toda seguridad de por lo menos 65.000 años". Confundir margen de error con resultado cuestionable es una equivocación grave, advierte.

En segundo lugar, continúa el arqueólogo, la crítica olvida que, aun descartando ese resultado de 65.000 años, tomado de una muestra de calcita directamente sobre el pigmento, otra muestra de la calcita más reciente formada sobre la misma pintura da una edad mínima de 54.000 años. Aun si sólo aceptamos esta última "en ningún caso cambia la autoría porque hace 54.000 años solo había neandertales", subraya.

Por último, el comentario plantea como tercer argumento que, en realidad, las tres muestras de calcita tomadas sobre la pintura de La Pasiega deben de tener la misma edad porque, a pesar de su datación ser distinta, vienen todas de una misma concreción de calcita, y esta es del tipo coliflor, que se formaría muy rápidamente.

"Pero esto no lo demuestran, sino que lo asumen, lo que es un error básico y elemental. De hecho, las decenas de resultados que hemos obtenido a lo largo de una década en 40 cuevas de cuatro países demuestran lo contrario; las concreciones de tipo coliflor se desarrollan a lo largo de períodos de tiempo muy alargados".

"En lo que concierne a Maltravieso y Ardales, las críticas son aún más burdas". Concluye el arqueólogo portugués: "la crítica contiene errores garrafales, se equivoca de la primera a la última palabra y carece de base científica".

Fuente: eldiario.es| 11 de octubre de 2018

Comentario por María // el octubre 13, 2018 a las 7:34pm

Supongo que este de las fechas es un debate que sólo pueden aclarar los especialistas. 

Comentario por María // el octubre 13, 2018 a las 7:48pm

Y también convendría que se aclarara para el público en general que en las mismas cuevas hay pinturas con dataciones diferentes ,porque estoy viendo por ahí estas noticias con el titular ,por ejemplo"El arte de la Pasiega es neanderthal" acompañado por la imagen de una cierva que seguro que no es neanderthal

Puestos a cambiar el paradigmas,también se podría poner en cuestión este "El hombre moderno no llegó a Europa hasta hace unos 40.000 años, por tanto, el arte de las tres cuevas es neandertal." ¿y si hubiera llegado a través de Gibraltar, atendiendo a algunas noticias que hablan de que quizá se utilizó ese paso en el paleolítico y la aparición en el norte de Africa de unos restos óseos de Sapiens aunque con características arcaicas?  se están retrasando fechas de la llegada de los humanos a Australia .Quién sabe.

 

Comentario por María // el octubre 13, 2018 a las 8:27pm

Vuelvo a poner una fragmento de una entrevista con Cesar Gonzalez Sainz que enlazó el otro día Guillermo 

"...

Y prosigue el profesor lamentando que no se hayan cruzado datos, que el estudio se remitan a datos aislados y que se haya dejado al margen los muchos conocimientos acumulados en materia de investigación del arte rupestre paleolítico durante más de cien años. «Hay muchos yacimientos de neandertales excavados y lo único que se han encontrado son algunos huesos con palotes y poco más; mientras que el Paleolítico Superior está lleno de objetos procedentes de excavaciones con dibujos semejantes a lo que vemos en las paredes».

Y va más allá el catedrático de Prehistoria de la UC:«No es razonable cambiar la Prehistoria de arriba a abajo. No tiene ni pies ni cabeza. Nos ha ocurrido en otras ocasiones, nosotros tenemos incluso fechas más antiguas para algunas costras de La Garma, pero si tienes contradicciones, actúas con cautela».

Emoción plástica

La posibilidad de que los neandertales tuvieran alguna capacidad artística, César González no la descarta: «Somos del mismo género, aunque una diferente especie. Seguro que tenían una capacidad de abstracción, de transmisión, de emoción estética, tendrían sus capacidades artísticas, bailes, danzas, algún tipo de emoción plástica..., pero en las cuevas no encontramos restos de este periodo semejantes a los de las paredes».

Concluye fechando hace 45.000-40.000 años cuando hay «una suerte de maduración en la capacidad plástica» en diferentes zonas del mundo, que «surge rápido y no lentamente como se creía», y que coincide con «la expansión del Homo sapiens de origen africano, pero no hace sesenta mil años», señala González Sainz...."

https://www.eldiariomontanes.es/cantabria/autoria-neandertal-pasieg...

 

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 18, 2018 a las 1:09pm

                    

                     El arte de los neandertales a debate

Cuando la ciencia es capaz de romper barreras casi siempre existe un cierto rechazo por parte de científicos y ciertos grupos conservadores ¡Si pudiéramos preguntarle al propio Charles Darwin! Ha transcurrido más de un siglo y medio desde la publicación de “El origen de las especies” (1859) y todavía muchos niegan la evolución. Así que no puede extrañar la resistencia de varios colegas a reconocer que los neandertales pudieron crear arte.

Hace varios meses (ver post de 27 de febrero de 2018 en este mismo blog) el investigador alemán Dirk Hoffmann y varios colegas (entre ellos, el español Marcos García) publicaron en la revista Science dataciones de las pinturas realizadas en paredes de tres cuevas de la península ibérica: La Pasiega (Cantabria), Maltravieso (Cáceres) y Ardales (Málaga). La capa de carbonato cálcico depositada sobre las pinturas fue datada mediante el método de las series de uranio. Los resultados apuntaron a fechas en las que los neandertales todavía vivían en estas regiones, mientras que aún faltaba un cierto tiempo para la llegada de las primeras oleadas de Homo sapiens.

 

Algunos no nos sorprendimos, conociendo las capacidades de los neandertales. Por ejemplo, su mente había progresado hasta el punto de reflexionar sobre la trascendencia de la muerte. Pero la posibilidad de realizar grabados o pintar en las paredes, que requiere cierta capacidad simbólica, siempre ha sido considerada como un logro de nuestra especie. Así que pronto surgieron voces críticas y la revista Sciencepublicó en el mes de septiembre un artículo firmado por varios geocronólogos, en los que se cuestionaron las dataciones de Hoffmann y sus colegas. La semana pasada se publicó en esta misma revista la respuesta de estos investigadores a las duras críticas de sus compañeros. No voy a entrar en cuestiones técnicas sobre el método de datación, los problemas que pueden surgir al aplicar este método en las capas de carbonato cálcico que se forman encima de las pinturas y la respuesta de Hoffmann a las críticas. Sería una temeridad por mi parte, porque no soy experto en geocronología. Estoy convencido de que el debate continuará durante algún tiempo. Los métodos de datación se seguirán perfeccionando, se encontrarán más pinturas en las mismas condiciones y la hipótesis de Hoffmann y sus colegas podrá ponerse a prueba.

 

No obstante y antes de que llegue ese momento, es interesante preguntarse por la evolución de la mente de dos grupos humanos, que se separaron hace entre 550.000 y 800.000 años (según las estimaciones de varios genetistas). Antes de volver a encontrarse y tener descendencia fértil, los dos grupos humanos evolucionaron en lugares diferentes, empleando la misma base genómica. Es evidente que desde el punto de vista de la anatomía y la morfología llegaron a soluciones evolutivas algo diferentes. Pero no lo suficientemente distintas para que hibridáramos y tuvieron hijos fértiles ¿Qué sucedió con su cerebro y con su mente? Sobre el cerebro ya sabemos que la forma resultó algo diferente, pero no tenemos una idea clara sobre la mente; es decir, no sabemos con certeza cómo funcionaba su cerebro. Solo el registro arqueológico puede darnos algunas respuestas. Hasta su desaparición, los neandertales llegaron a fabricar herramientas mediante una tecnología muy similar a la de sus contemporáneos de la especie Homo sapiens (incluyendo los utensilios de madera). Conocían y dominaban el fuego, cocinaban sus alimentos, cazaban con enorme destreza, se vestían con pieles de animales, enterraban a sus muertos empleando ciertos rituales, etc…¿porqué negarles la posibilidad de realizar sencillas obras de arte?

Fuente: quo.es | 16 de octubre de 2018

 

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el enero 15, 2019 a las 6:15pm

Sin dudas sobre la antigüedad de las pinturas de Maltravieso

Acceso a la cavidad 8 Permanece cerrada para preservarla. Dentro hay mucha humedad y temperatura, y las emisiones de radón son muy altas. - LOLA LUCEÑO.

En Maltravieso existen hasta 59 improntas de manos, además de pinturas y grabados que representan símbolos y zoomorfos (cérvidos, cápridos y un bóvido). Pertenecen a distintas épocas, ya que el Calerizo permite asomarse a una prehistoria continuada. Pero el hallazgo del pasado año fue de relevancia mundial: se dató una de las manos hace 66.700 años, lo que implicaba que sus autores fueron neandertales, que esta especie ya tenía capacidad artística (solo achacada al Homo sapiens), y que el primer arte rupestre del mundo se pintó en Maltravieso.

Así lo determinó un equipo multidisciplinar de científicos pertenecientes a instituciones de Alemania, Francia, Reino Unido, Portugal y España. Fue publicado en la prestigiosa revista Science donde poco después se editó otro artículo que ponía en duda estas dataciones. Un tercer artículo ha venido a despejar las dudas subrayando las explicaciones que ya se daban en el estudio inicial. Así lo indica Hipólito Collado, investigador de Maltravieso.

Hipólito Collado delante de pinturas de manos en la cueva de Maltravieso.

Las respuestas

«Todos los avances científicos suscitan debates muy enriquecedores basados en diversos criterios y líneas de investigación. En este caso nos apuntaban dos posibles márgenes de error que podrían haberse dado en el análisis de la datación», explica Collado. Dichas dataciones se realizaron sobre costras de calcita con el método de Uranio-Torio, que, a grandes rasgos, establece que cuanto más se descomponga el uranio en torio, más torio aparecerá en la muestra, y más antigüedad tendrá ésta.

«Pues bien, ellos planteaban que las muestras (pequeñas costras de calcita) podrían estar contaminadas artificialmente, porque no se habrían desarrollado en un sistema cerrado. De modo que si a esas muestras les llegara un aporte de torio externo, las envejecería y arrojarían una datación errónea. Frente a ello, en Maltravieso se aplicó un método de autocorrección que se utiliza en otras cuevas: cada muestra la subdividimos a su vez en diversas capas y las datamos, de modo que la de arriba siempre tiene que ser más moderna que la siguiente. Si eso es coherente, el sistema es cerrado e indica que no hubo aporte externo de contaminación, y así ha ocurrido en Maltravieso», detalla Collado.

El segundo posible error consistía en que se podría haber producido una contaminación por aportes detríticos (residuos). «También lo habíamos previsto. Lo que hicimos fue coger muestras de los sedimentos de la cueva que podían aportar detritos y generar lecturas erróneas a las dataciones. Analizamos su influencia e introdujimos un algoritmo de corrección para determinar el envejecimiento que nos podría aportar ese detrito», matiza Collado. «Este factor de corrección fue aplicado a todas las muestras para prevenir o corregir posibles contaminaciones», subraya. Por tanto, los investigadores concluyen que las dataciones de Maltravieso son perfectamente fiables.

Ya es posible visitar el interior de la cueva... en la nube

Una de las principales mejoras en el Centro de Interpretación de Maltravieso consistirá en la incorporación de un audiovisual que permitirá visitar la totalidad de la cueva de forma virtual y muy lograda. En dicho centro ya existe una opción con esta misma finalidad pero francamente mejorable. También puede realizarse una visita de este tipo desde casa, muy recomendable, a través de la web de la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural (http://patrimoniocultural.juntaex.es/web/). En ella se han utilizado recursos tecnológicos que hacen posible el primer recorrido virtual: avanzar, retroceder y girar en la cavidad, con explicaciones de todos los elementos.

Este escaneo tridimensional ha sido realizado por tres arqueólogos extremeños, Hipólito Collado, Juan Carlos Aguilar y José Ramón Bello, quienes, además, forman parte del estudio internacional que ha logrado las nuevas dataciones en Maltravieso. Los arqueólogos también han participado en el proyecto Handpas, que escanea y divulga del mismo modo todas las manos que aparecen en las cuevas europeas (http://handpas.juntaex.es/), a través de un audiovisual que permite muchas posibilidades para escudriñar este patrimonio poco accesible y de tanto valor.

Fuente: elperiodicodeextremadura.com| 14 de enero de 2019

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el noviembre 11, 2019 a las 4:35pm

Cuestionan las dataciones que permiten afirmar que los neandertales realizaron arte rupestre

Un grupo de investigadores sostienen que las pinturas rupestres españolas, incluidas las plantillas de manos (centro de la foto), no datan de la época neandertal debido a complicaciones con la técnica empleada para datar los depósitos minerales. Sin embargo, esta crítica es controvertida. H. COLLADO

Las antiguas pinturas rupestres europeas atribuidas recientemente a los neandertales han provocado una controversia en curso sobre la antigüedad real de esos diseños y, como resultado, quién los hizo.

La última aportación de este debate, publicado el pasado 21 de octubre en el Journal of Human Evolution, sostiene que el arte rupestre en tres cuevas españolas, que datan con una antigüedad de aproximadamente 65.000 años, puede ser decenas de miles de años más reciente. Si es así, los humanos anatómicamente modernos podrían haber sido los que pintaron los símbolos y los contornos de las manos. Los neandertales se habrían extinguido hace unos 40.000 años.

Un grupo internacional de 44 investigadores, dirigido por el arqueólogo Randall White, de la Universidad de Nueva York, concluye que las controvertidas estimaciones de antigüedad, derivadas de la datación con uranio y torio, deben confirmarse de forma independiente mediante otras técnicas de datación. Tales enfoques incluyen la datación mediante radiocarbono y la datación por termoluminiscencia, que estima el tiempo transcurrido desde la última exposición de los sedimentos a la luz solar.

Hasta que eso ocurra, "Todavía no hay evidencia arqueológica convincente de que los neandertales hayan creado arte rupestre en el suroeste de Europa", sostienen los científicos. "Esta es probablemente la primera vez que 44 investigadores de arte rupestre han acordado algo", dice White.

El equipo que realizó las dataciones de las pinturas españolas, dirigido por el geocronólogo Dirk Hoffmann, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Leipzig, Alemania, defiende su análisis original y enviará una respuesta a esta última crítica al Journal of Human Evolution.

Los críticos de las estimaciones de antigüedad habían sugerido anteriormente que Hoffmann y su equipo dataron por error depósitos no relacionados con el arte rupestre español, dando como resultado estimaciones de antigüedad excesivas. En consecuencia, el último capítulo de este debate gira en torno a la fiabilidad de la datación de uranio-torio o U-Th. El grupo de Hoffmann analizó finas capas de minerales que cubren parcialmente las áreas pintadas con el fin de calcular las edades mínimas de las mismas, con base a las estimaciones de la tasa en la que el uranio radiactivo de los depósitos se descompone en torio radiactivo.

Pero el agua que fluye a través de las superficies de las cuevas y se filtra hacia la roca puede reducir la cantidad de uranio en los depósitos minerales, haciendo que parezca que el uranio ha estado decayendo más de lo que en realidad lo hace, dice el grupo de White. En ese caso, las fechas U-Th para el arte rupestre serían engañosamente antiguas, argumentan los investigadores.

La lixiviación puede haber contribuido a una antigüedad mínima de U-Th de aproximadamente 65.000 años, y que el grupo de Hoffmann encontró en el lado izquierdo de una figura rectangular en la cueva española La Pasiega, sugieren los críticos del arte neandertal. El otro lado de esa misma figura proporcionó una fecha U-Th de aproximadamente 3.100 años. Una diferencia de alrededor de 60.000 años en las estimaciones de edad mínima para el mismo dibujo plantea preocupaciones sobre la precisión de esos cálculos, en especial la estimación sorprendentemente antigua, dice el grupo de White. Pinturas rupestres rectangulares similares han sido datadas por radiocarbono en hace aproximadamente 15.440 años en la cueva de Altamira, y en hace aproximadamente 13.940 años en una cueva ubicada en la misma ladera de La Pasiega, agrega el equipo.

Las diferencias comparativamente grandes en las estimaciones de antigüedad del U-Th también caracterizaron los depósitos minerales que rematan las plantillas de manos atribuidas a los neandertales por Hoffmann y sus colegas en otra cueva española, afirma el grupo de White. En otras partes de Europa e Indonesia, las plantillas de manos en las paredes de las cuevas se han datado en hace no más de 40.000 años y generalmente se atribuyen a los humanos modernos.

Estas críticas a las dataciones del arte rupestre no se sostienen, responde el arqueólogo Paul Pettitt, de la Universidad de Durham, en Inglaterra, y miembro del equipo de Hoffmann. Él enfatiza que varias capas de depósitos que cubren cada pintura rupestre fueron datadas por separado. Las estimaciones de antigüedad se hicieron progresivamente mayores al pasar de las capas más externas y recientes a las capas más internas y antiguas situadas cerca de la figura pictórica. Esa es una buena indicación de que el agua no se filtró en la roca y redujo los niveles de uranio, dice.

Las tasas variables de formación de sedimentos pueden dar como resultado que algunas dataciones del U-Th difieran sustancialmente de otras, incluso para la misma pintura rupestre, dice Pettitt. Pero las edades mínimas para las capas de sedimentos más antiguas y profundas, argumentan él y sus colegas, son las más cercanas a la antigüedad del arte subyacente.

El resultado de este debate sobre las dataciones tendrá grandes implicaciones para comprender la vida cultural y mental de los antiguos humanos y neandertales. "La abrumadora mayoría del arte rupestre permanece sin datar", dice Pettitt.

Aceptar que el arte rupestre español se remonta a cuando los neandertales habitaban Europa occidental plantearía nuevas preguntas sobre las tradiciones simbólicas en las culturas de la Edad de Piedra, dice. Por ejemplo, ¿la figura rectangular posiblemente de la era neandertal en la cueva de La Pasiega influyó más tarde en los diseños rectangulares de los Homo sapiens en otras cuevas europeas? "No podemos concluir que tenemos una comprensión representativa de los orígenes y desarrollo del arte rupestre o de otra manera".

Fuente: sciencenews.org | 28 de octubre de 2019

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el sábado

Un nuevo estudio pone en duda la datación de las pinturas de Maltravieso (Cáceres) y que fueran hechas por los neandertales

Excavaciones en el interior de la cueva de Maltravieso.

Un nuevo artículo científico vuelve a poner en entredicho la antigüedad de las pinturas de las cuevas de Maltravieso de Cáceres. El estudio, publicado en la revista mundial Journal of Iberian Human Evolution, niega la teoría de que los neandertales crearan arte rupestre en la península ibérica y cuestiona la datación revelada por el físico D.L. Hoffman, del Instituto Max Planck de Alemania, que fechaba las pinturas de las cavidades cacereñas 65.000 años atrás.

La nueva investigación la ha dado a conocer la Universidad de Salamanca (USAL), a propósito de que una de sus profesoras, Olivia Rivero, del departamento de Prehistoria, es una de los 46 firmantes del texto recogido en la citada publicación científica.

En el mismo, titulado 'Still no archaeological evidence that Neanderthals created Iberian cave art' que traducido al castellano significa: "Aún no hay evidencias arqueológicas de que los neandertales crearan arte rupestre ibérico", los expertos mundiales en Arte Paleolítico demuestran «los errores inherentes» al sistema de datación Uranio-Torio (U-Th) utilizado para afirmar que algunas pinturas de tres cuevas españolas, entre ellas la cacereña, son de hace al menos 65.000 años, más de 20.000 antes de que los humanos modernos, los Homo sapiens, llegaran a la península ibérica, señala la USAL en una información recogida por la agencia Europa Press.

La profesora de Prehistoria, Olivia Rivero. | USAL

«El uranio torio como método de datación tiene unos problemas metodológicos bastantes graves, señalados por los propios químicos y otros investigadores, no lo decimos solo los arqueólogos», apunta la profesora Rivero. Junto a ella, suscriben el artículo otros arqueólogos de reconocido prestigio, no sólo de España, como Roberto Ontañón, director del Museo de Prehistoria de Cantabria (Mupac), sino también de Francia, Alemania o Estados Unidos que, ante la teoría de Hoffman, de la que se han publicado varias réplicas como la que ahora firma la profesora de la USAL, piden «nuevas pruebas objetivas».

La aportación de Rivero, según ha explicado la universidad salmantina, se ha centrado en analizar un signo rectangular de la cueva cántabra de La Pasiega. «Para evitar distracciones, dejamos a un lado la cuestión de las capacidades simbólicas y cognitivas de los neandertales en favor de un examen minucioso de los hechos arqueológicos y geofísicos», ha apuntado la experta.

En la cueva cántabra, aclara, hay pequeñas partículas de calcita blanca a lo largo de todo el panel visualmente iguales (2.160, 3.070 o 12.600 años) y sólo una que arroja una datación 64.860 años, ha reseñado.

En el caso de Maltravieso, el reconocimiento de una mano en negativo dató la cavidad cacereña, por parte de Hoffman, en al menos 66.700 años, más del triple de lo que se estimaba hasta el momento. Sobre este extremo, la investigadora ha remarcado que estas huellas están presentes en varias zonas de la península ibérica y Francia, con «numerosas dataciones, contextos asociados definidos y documentados cronológicamente» que las sitúan en el Gravetiense de los Homo sapiens, en el Paleolítico Superior.

«Uno de los problemas añadidos del artículo de Hoffman es que banaliza el arte en el Paleolítico y estamos hablando de algo muy complejo a nivel estructural con un sistema cultural detrás importante, y que, por otro lado, se trata de bienes patrimonio de la humanidad que no se pueden estudiar a la ligera, sino con un método seguro al 100 por ciento», ha indicado la investigadora.

Con todo, se pueden extraer varias conclusiones. En primer lugar, como muchos estudios han demostrado, los resultados de U-Th son sensibles a la degradación de parte del uranio, lo que lleva a una sobreestimación de la edad. “Esta posibilidad debe evaluarse por todos los medios disponibles (hidrogeología, mineralogía) antes del muestreo”, asegura Olivia Rivero. Además, el conocimiento de esta importante fuente de error impone un protocolo mediante el cual los valores de U-Th obtenidos, para ser creíbles, deben ser verificados con otros métodos independientes, y siempre que sea posible con los resultados obtenidos en la misma muestra por otros laboratorios. Y, para asegurarse de que no haya pérdida de uranio, el orden estratigráfico de las submuestras debe establecerse mediante un procedimiento suficientemente refinado (es decir, microestratigrafía de capas <500 μm).

Para la profesora, «bajo ninguna circunstancia se deben aceptar edades mínimas de hasta 65.000-70.000 años para obras de arte parietal sobre la base de las fechas U-Th en calcita suprayacente. Estas fechas están en contradicción con abundantes datos arqueológicos, ahora datados rigurosamente por carbono 14», recoge Europa Press.

Contexto arqueológico

La experta en arte rupestre considera igualmente importante que el contexto arqueológico y el razonamiento formen parte del proceso. “Una lectura minuciosa de los paneles arqueológicos que se están fechando debería detener las afirmaciones, como la de La Pasiega, donde se aceptan dos lados opuestos de la misma forma geométrica (derecha) que otorgan edades mínimas de 60.000 años, en ausencia de una explicación geológica de esta anomalía”. En cada caso, añade, “los estudios geomorfológicos y paleoclimáticos deben acompañar tales afirmaciones de gran antigüedad basadas en U-Th para dar cuenta del posible hiato de crecimiento de calcita y la aparente discrepancia en las edades de concreciones localizadas”.

Para concluir, la profesora de la USAL asegura que “el arte depende íntimamente del contexto sociocultural en el que se produce y hasta ahora no tenemos pruebas de que la sociedad neandertal necesitara un medio de comunicación duradero para consolidar sus valores y creencias. Se requiere un alto grado de certeza cronológica para que esa visión sea falsificada. En resumen, todavía no hay evidencia arqueológica convincente de que los Neandertales hayan creado arte rupestre en la Península Ibérica”.

La investigadora del Laboratorio de Tecnología Prehistórica de la Facultad de Geografía e Historia de la USAL Olivia Rivero forma parte, además, del equipo de investigación de la cueva de Chauvet, en el departamento de Ardèche (Francia), la más antigua con arte paleolítico datada hasta la fecha, en torno a 30.000 años. “Muchos de los firmantes del artículo de Hoffman, curiosamente, consideran que las dataciones de estas cuevas no son válidas, porque aseguran que las representaciones son muy complejas artísticamente en composición y perspectiva; pero en este caso sí existen más de 100 dataciones, todas  coherentes, además de sujetas a un programa de interconexión entre laboratorios. Es sorprendente que después defiendan el arte rupestre de los neandertales con una única fecha, no tienen coherencia”.

Otras revisiones

HOY ya se hizo eco el pasado año de otra publicación en la revista Science -firmada entre otros autores por el arqueólogo Marcos García Díez- que defendía que Maltravieso sí tiene 66.700 años. El equipo que realizó la datación replicaba en ese texto científico al arqueólogo -que también suscribe el artículo del Journal, el director del Mupac, Roberto Ontañón- que había cuestionado la fiabilidad de su trabajo.

La revisión de Ontañón apareció en la misma cabecera nueve meses después del artículo de García Díez, y en ella ponía en duda el método del Uranio-Torio aplicado por el equipo del arqueólogo, alegando que este sistema es muy eficaz en superficies grandes, pero no en muestras pequeñas o costras finas de granitos de calcita. «Es precipitado decir que las pinturas son tan antiguas como para ser obra de neandertales y proponemos dejar en cuarentena las fechas a la espera de que estudios más profundos aclaren las dudas», señalaba el experto. Ahora el nuevo artículo científico del Journal of Iberian Human Evolution refrenda su postura y vuelve a achacar al uranio problemas metodológicos para determinar la cronología del arte rupestre de El Calerizo.

Fuentes: hoy.es | lagacetadesalamanca.es | 16 de noviembre de 2019

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más