Barcino se habría fundado al desforestar una península boscosa que se adentraba al mar

Nuevos hallazgos redibujan el entorno de la Barcelona romana y cómo vivían sus habitantes gracias al foso de la muralla, en la actual calle Sotstinent Navarro | Sus habitantes comían carpa, ostras y sardinas

Fuente: La Vanguardia.com | 1 de junio de 2015

 Barcino se habría fundado al desforestar una península boscosa que se adentraba al mar

La arqueología es la ciencia de las sorpresas: nadie sabe qué va a encontrar. Y, además, permite reconstruir las costumbres más cotidianas. Por ejemplo, que, en la Barcino primitiva, a uno de sus habitantes le dio por arreglarse un día cualquiera la barba o el bigote y echó los pelos a la alcantarilla, donde han sido encontrados siglos después. Ahora sabemos que ese romano era pelirrojo.

El vello de este personaje es una de las anécdotas que ofrece la excavación de la calle Sotstinent Navarro, y que está aportando datos muy suculentos sobre la ciudad romana, Barcino, como que sus habitantes comían sardinas y ostras en abundancia. O que, en realidad, el territorio donde se erigió la urbe no era un llano, sino un tupido bosque que llegaba hasta el mar.

Sotstinent Navarro (izquierda) no es sólo una excavación en busca de los restos habituales: la está desarrollando un equipo interdisciplinar, entre los que se hallan especialistas del Servei d'Arqueologia de Barcelona, dirigidos por Carme Miró; de la Universitat de Barcelona, encabezados por Santiago Riera, y de la Universidad de Nottingham, como Alexandra Livarda. Se esta haciendo bioarqueología, porque el foso de la muralla romana era también una cloaca, adonde iba a parar lo que los habitantes arrojaban a las alcantarillas. Los científicos han bajado siete metros bajo el nivel del actual suelo, en busca de lo que comían los habitantes de la ciudad, o de los pólenes que dan idea de la vegetación y el clima, o los carbones que nos dirán que árboles crecían aquí. "Es una visión más humana de la ciudad: son los restos de las personas", explica Carme Miró. Entre los sedimentos han aparecido los pelos de nuestro amigo romano pelirrojo, lo que ha permitido su datación.

La excavación está lejos de concluir, pero ya aporta datos que esbozan teorías. Por ejemplo, que en sus orígenes Barcino no se asentó en un llano, sino en medio de un bosque de encinas y robles que bajaba desde Collserola hasta prácticamente el mar. Esta masa forestal se explotaba, y es muy posible que se hicieran construcciones de madera que no se han conservado. Quién sabe si es por eso que no se han hallado casas de gente humilde en Barcino, y únicamente han aflorado lujosas domus de ciudadanos pudientes. Así, el Mons Taber, según estas teorías, sería una península que se adentraría en el mar, rodeado de una enorme arboleda, en la que también aparecían castaños, plátanos y algunos pinos. Además, la línea de mar no tiene nada que ver con la actual, y el Mediterráneo subía por la Via Laietana, que era una riera, posteriormente bautizada como Sant Joan.

Este cruce de aguas dio lugar a marismas de aguas dulces, que por ejemplo perduraron en la zona del Born o de Poble Nou, donde algunos nombres, como Llacuna, recuerdan este pasado.

A tenor de los descubrimientos, no es una chifladura imaginar la escena. El primer emperador romano, Augusto (que se sabe que anduvo por estos pagos), pasa en barco frente al litoral barcelonés y ve una península que se adentra en el mar, rodeada de un bosque. Allí decide levantar una colonia en el siglo I de nuestra era, como centro económico y de poder, con casas de ciudadanos pudientes y edificios impresionantes, como el templo. Los siglos le dieron la razón. Hoy es la capital de Catalunya.

¿Y si la peste no llegó en barco?
Sotstinent Navarro es la niña de los ojos de los especialistas que ahondan en el pasado de Barcelona y que ahora reconstruyen la dieta y la vegetación desde la época romana hasta la medieval, como si fuera un puzle. Así, sabemos que los romanos de aquí comían muchos higos y que en su ciudad florecía la prímula.

Los descubrimientos apuntan a que la gran arboleda que rodeaba la Barcino del siglo I fue rápidamente deforestada para dar lugar a cultivos, sobre todo de viña. Nació así un suburbio agrícola, con una importante producción vinícola y unos caldos que fueron objeto de burla por parte del poeta Marcial, que, para entendernos en lenguaje actual, los consideraba de tetrabrik, pero no se puede descartar que se elaboraran otros de calidad. En cambio, casi no hay olivos, y las prensas halladas son para hacer vino.

En este suburbio, además de campo, se asentaron los pescadores, porque los habitantes de Barcino explotaron el mar y comieron mucha sardina, como atestiguan las espinas encontradas en el foso de la segunda muralla, ahora datada en la segunda mitad del siglo III. Al ser de pequeño tamaño, es posible que hubiera una piscifactoría. También hay ostras, que se comían en abundancia, y otras especies encontradas son la palometa o la carpa, esta de agua dulce.

El suburbio cambió radicalmente en el medievo: se urbanizó, y los carolingios cambiaron la viña por cereal, lo que se explica fácilmente porque, en lugar de vino, bebían cerveza. Del foso nos llegan también restos de rata cocinada, lo cual lleva a plantearse una pregunta. Hasta ahora se creía que la peste llegó porque estos animales se colaban en bajeles mercantes, pero si resulta que en la urbe se consumían estos roedores, ¿y si resulta que la peste no llegó en barco?

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Barcelona estrena un centro de interpretación de las vías romanas (28/10/2009)

Hallan una necrópolis romana bajo el Museo Marítimo de Barcelona‎ (06/03/2012)

Encontrada en la Sagrera una cabeza de mármol romana (04/07/2012)

Barcelona descubrirá 40 metros más de muralla romana (04/05/2012)

La muralla de Barcino renace (29/08/2012)

Nuevos restos arqueológicos revelan la importancia vinícola de Barcino (20/10/2012)

Descubiertas tumbas de lujo de nobles romanos en las Drassanes (Bar... (15/01/2013)

Una misión arqueológica reescribe la historia cristiana de Barcelona (19/01/2013)

Hallan nuevos restos de mosaico policromo en la villa romana de la ... (05/02/2013)

Asalto a la primera muralla de Barcino (09/02/2014)

'Villa La Sagrera', tan grande como toda la Barcino romana (14/02/2014)

Aflora bajo el mercado de Sant Antoni (Barcelona) un nuevo tramo de... (08/03/2014)

Las obras del AVE confirman que Barcelona es un inmenso yacimiento ... (20/03/2014)

Un estudio gira 90 grados la situación del templo y el foro romanos... (23/03/2014)

Nuevas hipótesis sobre Barcino: la urbe era mayor de lo que se creí... (06/04/2014)

Un retazo del Imperio romano en el corazón de Barcelona (21/04/2014)

Una enorme bodega y un patio porticado, nuevos hallazgos de la exca... (20/05/2014)

Una inmensa cloaca corría a los pies de las murallas de Barcino (04/07/2014)

Una nueva hipótesis sitúa el anfiteatro de Barcino bajo Santa Maria... (27/10/2014)

La Domus Avinyó (Barcelona) abre al público (30/04/2015)



Visitas: 2548

Comentario por Octavià Alexandre el junio 6, 2015 a las 1:03pm

Comentario por Octavià Alexandre el junio 6, 2015 a las 1:10pm

Aunque en el mapa no esté señalado, por el trazado de las calles se ve puede apreciar el desvío del <i>Merdançar</i> (también llamado Riera de Sant Joan) antes de alcanzar la muralla romana en dirección a Levante hasta el Rec Comtal.

Comentario por Salvador Cuesta el junio 6, 2015 a las 1:56pm

Pero lo visigodos bebían vino y no descuidaron su producción. Entiendo que lo que dice el autor es un desliz quizás deducido de que los restos de flora encontrados sugieren que en esa zona en concreto se sustituyó, vaya usted a saber por qué causa, la vid por el cereal. Y de ahí, teniendo a los carolingios por unos alemanes cerveceros, se cuela el comentario.

 

Entre las tapas me faltaban los cangrejos. Por supuesto los autóctonos, también hoy casi desaparecidos, sobre los que tengo mala conciencia pues de niño los he cogido a baldes de los hoy marchitos arroyos  de la Llanada. Me alegro de que hoy la captura de estas especies esté prohibida y de que solo se comercialice lo producido en cultivo, como ranas.

En cuanto a la rata y los comentarios, que no entiendo muy bien, sobre la peste, se sugiere que se trata de la rata negra, que como se sabe vino siglos después. Creo que el autor se aturulla con el dato. Es curioso el detalle de que el nombre latino de la rata de agua sea Arbicola sapidus. Sapidus, que tiene buen sabor. Su propio nombre revela sus cualidades culinarias.

La carpa es un ciprínido como los gobios, las truchas y las tencas, todos ellos se pescan y consumen. Pero la carpa, propiamente, no parece que fue introducida en la Península hasta más tarde. En Britania los restos má antiguos de carpa son del siglo III d.C.

Carp (Cyprinus carpio L.) has also been discovered from thirdcentury deposits and is the earliest record of this species in Britain. The natural distribution of the species is in the Danube basin where it was first domesticated by the Romans (Balon 1974). It has been suggested that the Romans farmed and moved carp live around the empire (Dobney et al. 1996: 53).

Food and Foodways in Roman Britain A study in contact and culture c...

Gillian Hawkes B.A. (University College London)

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el junio 10, 2015 a las 7:22pm

Gracias por la corrección, Octavià: en efecto, el torrente sobre el que se trazaron las Ramblas fue el foso de la muralla de Jaime I, construida recién en el siglo XIII. En cuanto al nombre de Cagallel leo en "Barcelona" de R. Hughes (ISBN 84-339-1357-3, pp. 268/9: "... la avenida embrionaria no era más que la cárcava terraplenada del torrente occidental de Barcelona, el Cagallel, que se había convertido en un foso, además de una alcantarilla, al construirse a su lado la muralla de Jaime I."

Coincidimos en lo desafortunado de los "carolingios cerveceros". Quizá el comentario haya sido inspirado en la decadencia general de la agricultura (y la demografía) que se produjo en los últimos siglos del reino visigodo. A propósito de los cangrejos de río, he visto algunos anteayer, en un arroyo que cruza una urbanización del Baix Empordà (Girona).

Comentario por Salvador Cuesta el junio 10, 2015 a las 10:21pm

Gracias Augusto. Con lo de la cerveza estoy de acuerdo en que lo mejor es alternar y si los carolingios, aparte de volverse locos por el vino, no dejaban de tener una cervezas a mano y roturar un viñedo seco para darle marcha a la fermentación del trigo y la cebada, me parece estupendo

Ignoro si en el Baix Empordá ha vivido alguna vez, pero aun así, mucho me temo que el cangrejo que usted ha visto tan cerca de una urbanización no sea el que yo me refiero, el añorado cangrejo común, europeo, el de "aquí de toda la vida":

"Dentro de la Península Ibérica, el cangrejo autóctono representa uno de los casos más dramáticos de regresión faunística. En muy poco tiempo, prácticamente en la década de los años ochenta, los cangrejos pasaron de ser un elemento de la fauna muy abundante en los cauces ibéricos a estar seriamente amenazados de extinción (Alonso et al. 2000 a,b, Figura  7). Su pesca, además de ser una actividad muy popular, reportaba importantes ingresos a los pescadores y a las Administraciones que concedían licencias para su pesca. En 1962 en España, la producción de cangrejo de río autóctono estaba alrededor de las 10 000 toneladas, sin contar las capturas ilegales (Alonso et al. 2000 a,b)."

Paloma Alcorlo Pagés, Javier Diéguez Uribeondo.

EL CANGREJO SEÑAL Y EL DECLIVE DE LAS POBLACIONES DE CANGREJO AUTÓC...

Una enfermedad, la afanomicosis, diezmó las poblaciones sometidas a sobrepesca. Para remediar la catástrofe las autoridades introdujeron el señal y no hicieron más que empeorarla.

Una gestión racional de los montes y florestas nos devolvería esa pequeña fauna amable, cangrejos, nutrias, ratas de agua, alcaravanes, mochuelos y tanto otros que están, como quién dice en las últimas.

 

 

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el junio 11, 2015 a las 4:25pm

No distingo entre unas especies y otras de cangrejos de río, Salvador, sobre todo sin haber podido coger ni uno para examinarlo de cerca por el riesgo de que los niños se cayeran al agua ;-)

Es lamentable la desaparición de la fauna y lo peor es que es un fenómeno mundial. Entre la sobreexplotación, la contaminación y la destrucción de sus hábitats la mayor parte de las especies silvestres se encuentran en peligro y muchas de ellas ya se han extinguido. Es tal la cantidad de intereses involucrados y se solapan tantas legislaciones que me he vuelto pesimista sobre la posibilidad de detener el proceso.

Comentario por Salvador Cuesta el junio 11, 2015 a las 9:47pm

Hoy pocos niños hacen las expediciones que hacíamos en busca de cabezones, ranas, tritones, que incluían el baño en algarabía y en pelotas, solos, sin padres. Lo mejor.

Barcino se fundó arrasando un bosque. Cuando el mundo era inmenso la gente creía que los recursos eran inagotables. Ahora sabemos que hay límites. Quiero ser optimista y pensar que el desarrollo del proceso imparable de humanización del Planeta sea visto como una oportunidad de desarrollo y conocimiento. 

El cangrejo autóctono sigue vivo y escondido en arroyos montaraces. Quizás algún día baje y vuelva a sus predios. 

Comentario por Octavià Alexandre el agosto 1, 2015 a las 3:48pm

El Cagalell (que no "Cagallel") era un estanque en el que desembocaban varias rieras, la más oriental de las cuales se llamaba por antonomasia "Riera del Cagalell", cuyo trazado coincidía en parte (presumiblemente tras algún que otro desvío) con la Rambla.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más