Prehistoria

La prehistoria (del latín præ: ‘antes de’, y del griego ιστορία: ‘historia’) es, según la definición clásica, el período de tiempo transcurrido desde la aparición del Homo sapiens sapiens hasta la invención de la escritura, hace más de 5000 años (aproximadamente en el año 3300 a.C.). Pero según otros autores se terminaría con la aparición de las sociedades complejas que dieron lugar a las primeras civilizaciones y Estados.
Es importante señalar que según las nuevas interpretaciones de la ciencia histórica, la prehistoria es un término carente de real significancia en el sentido que fue entendido por generaciones. Si se considera a la Historia, tomando la definición de Marc Bloch, como el «acontecer humano en el tiempo», todo es Historia existiendo el ser humano, y la Prehistoria podría, forzadamente, solo entenderse como el estudio de la vida de los seres antes de la aparición del primer homínido en la tierra. Desde el punto de vista cronológico, sus límites están lejos de ser claros, pues ni la aparición del ser humano ni la invención de la escritura tienen lugar al mismo tiempo en todas las zonas del planeta.
Por otra parte, hay quienes defienden una definición de esta fase o, al menos, su separación de la Historia Antigua, en virtud de criterios económicos y sociales en lugar de cronológicos, pues éstos son más particularizadores (es decir, más ideográficos) y aquellos, más generalizadores y por tanto, más susceptibles de proporcionar una visión científica.
En ese sentido, el fin de la Prehistoria y el inicio de la Historia lo marcaría una estructuración creciente de la sociedad que provocaría una modificación sustancial del hábitat, su aglomeración en ciudades, una socialización avanzada, su jerarquización, la aparición de estructuras administrativas, de la moneda y el incremento de los intercambios comerciales de larga distancia. Así, no sería muy correcto estudiar dentro del ámbito de la Prehistoria sociedades de carácter totalmente urbano como los incas, mayas o mexicas en América, los ghana o zimbabue en África y los jemer en el sureste asiático, las cuales solamente son identificadas con este período por la ausencia de textos escritos que de ellas tenemos.

Las excavaciones de la necrópolis de Vilanera descubren 17 tumbas prehistóricas

Un grupo de arqueólogos trabajando en la necrópolis de Vilanera en l'Escala (Cedida por el Departament de Cultura / ACN)

La campaña de excavaciones en el yacimiento arqueológico de la necrópolis de Vilanera, en l’Escala (Alt Empordà. Gerona), han puesto al descubierto 17 nuevas estructuras funerarias datadas del Bronce final y la primera Edad de Hierro. Los resultados permitirán ampliar el conocimiento sobre el uso de esta zona y reconstruir la evolución de este territorio, anterior al enclave griego de Empúries.

Los trabajos, que se acabaron la semana pasada, están impulsados por el Departamento de Cultura y el Ayuntamiento de l’Escala. Se han centrado en el llamado sector 3, al límite sur del monte. Las excavaciones se retomaron en 2016, cuando esta zona, situada al oeste del término del municipio y su área adyacente, fueron declaradas Espacio de Protección Arqueológica por parte de la Cultura.

La primera intervención excavó la zona que protegía varias inhumaciones y una estructura megalítica central, que se pudo vincular al primer período de uso funerario durante el Neolítico medio. Los trabajos realizados a lo largo del mes de septiembre han priorizado, en cambio, excavar la necrópolis de incineración que, siglos más tarde, se extendieron a los pies del monte y que ya había quedado al descubierto en actuaciones realizadas entre 1999 y 2000.

Detalle de una de las tumbas de la necrópolis de Vilanera, en l'Escala (Cedida pel Departament de Cultura / ACN)

En concreto, se han localizado tres tumbas incineradoras que se pueden atribuir al Bronce final. Estas estructuras contenían una urna cerámica con restos de la incineración. También se han descubierto 14 estructuras más de la primera edad de Hierro (del siglo VII a.C.) y que consisten en fosas excavadas en el subsuelo donde también se depositaba una urna con restos humanos quemados y piezas cerámicas.

La campaña la ha realizado un equipo de arqueólogos dirigidos por Dolors Codina y ha contado con la participación de una treintena de estudiantes de varias universidades de la península y de Italia, en colaboración con el Museu d’Arqueologia de Catalunya-Empúries.

Fuente: lavanguardia.com | 18 de octubre de 2017

 
 
style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

  • arriba

    Guillermo Caso de los Cobos

    Halladas catorce tumbas de la Edad de Hierro en l’Escala

    Plano general de las excavaciones que se han llevado a cabo en la necrópolis de Vilanera, en l'Escala (ACN)

    Catorce tumbas principalmente de la primera Edad de Hierro, aunque también alguna del final de la de Bronce, han sido localizadas en la necrópolis de Vilanera, ubicada en el municipio gerundense de L’Escala, que alberga también un yacimiento grecorromano.

    Según informa la Generalitat, la excavación que se ha llevado a cabo en este espacio desde inicios de septiembre ha permitido descubrir estas fosas en las que se habían depositado las urnas con los restos de incineraciones, generalmente rodeados de piezas cerámicas.

    También se ha documentado alguna de las estructuras funerarias más sencillas, que contienen habitualmente una única cerámica y que corresponde al uso previo de esta necrópolis durante el final de la Edad de Bronce.

    La necrópolis había sido identificada y parcialmente documentada en unas intervenciones arqueológicas llevadas a cabo en 1999 y 2000 en una zona al oeste de L’Escala que se extiende junto a un gran túmulo atribuido al neolítico medio.

    Vilanera se asocia a un espacio con un largo uso funerario y, ahora, una vez finalizados los trabajos de campo, se procederá a analizar en laboratorio el contenido de las urnas halladas y a recuperar y estudiar los restos antropológicos quemados, así como a restaurar el material descubierto.

    La necrópolis había sido identificada y parcialmente documentada en unas intervenciones arqueológicas llevadas a cabo en 1999 y 2000

    Fuente: lavanguardia.com | 28 de septiembre de 2018