Descubren que en la Edad del Bronce se hacían instrumentos musicales con restos humanos

Entierro de una mujer en Windmill Fields (Reino Unido), acompañada de cráneos y huesos de extremidades de al menos tres personas - TEES ARCHAEOLOGY.

Los investigadores han descubierto por primera vez la existencia de una tradición de la Edad del Bronce que consistía en conservar los restos humanos como reliquias durante varias generaciones.

Así se recoge en un estudio realizado por la Universidad de Bristol y publicado por la revista especializada Antiquity. Los especialistas han usado la datación por radiocarbono y la tomografía computarizada para analizar huesos de los antiguos habitantes de Gran Bretaña.

Objeto de bronce con puntas único del entierro de Wilsford G58 encontrado junto al instrumento musical de hueso humano. Museo de Wiltshire, derechos de autor de la Universidad de Birmingham / David Bukachit

Los arqueólogos encontraron que los trozos de hueso enterrados con los muertos procedían de personas que habían muerto décadas antes, lo que sugiere que sus restos se habían guardado para las generaciones futuras, como recuerdos o exhibirlos en el hogar, ya que hasta los habían convertido en instrumentos y ornamentos. Se trataba de una formade honrar y recordar a personas conocidas entre comunidades cercanas y generaciones hace unos 4.500 años.

«Esta es la primera evidencia que tenemos de una tradición establecida de la Edad del Bronce de conservar restos humanos durante períodos de tiempo sustanciales, a lo largo de varias generaciones», ha afirmado a The Guardian Thomas Booth  (izquierda), al frente de la investigación.


«Incluso en las sociedades seculares modernas, los restos humanos son vistos como objetos particularmente poderosos, y parece que era así para las personas de la Edad del Bronce. Sin embargo, trataron e interactuaron con los muertos de formas que son inconcebiblemente macabras para nosotros hoy», ha indicado Booth.

«Conservaban y exhibían los restos de personas que habían vivido dentro de la memoria viva o cultural, y que probablemente desempeñaron un papel importante en su vida o en sus comunidades, o con quienes tenían una relación bien definida, ya fuera de familia directa, un comerciante, un amigo o incluso un enemigo, por lo que tenían una reliquia para recordarlos y quizá contar historias sobre ellos», ha matizado el doctor Booth.

Un caso excepcional es un hallazgo en Wiltshire: un hueso del muslo humano había sido elaborado para hacer un instrumento musical y se incluyó como un bien funerario con el entierro de un hombre encontrado cerca de Stonehenge.

Instrumento musical formado con el hueso fémur de un humano de la Edad del Bronce. Los investigadores dicen que podría haberse hecho y mantenido para honrar a un miembro de la comunidad. Fotografía: Museo de Wiltshire / PA

Cuidadosamente tallado y pulido, se encontró junto a otros elementos, como hachas de piedra y bronce, una placa de hueso, un colmillo y un objeto ceremonial único con puntas, y se exhibe en el Museo de Wiltshire. La datación por radiocarbono de este instrumento musical en este estudio apunta que perteneció a alguien que esta persona conoció durante su vida.

Placa ósea del entierro de Wilsford G58 encontrada junto al instrumento musical de hueso humano. Museo de Wiltshire, derechos de autor de la Universidad de Birmingham / David Bukachit.

Un hacha con bridas de la Edad del Bronce que se enconytró junto a un instrumento musical hecho de hueso humano. Fotografía: David Bukachit / Universidad de Birmingham / Museo de Wiltshire

«Aunque se incluyeron fragmentos de hueso humano como ajuar funerario con los muertos, también se guardaron en las casas de los vivos, se enterraron bajo ellas e incluso se exhibieron  Esto indica que la gente de la Edad del Bronce no veía los restos humanos con la sensación de horror o disgusto que podríamos sentir hoy», añade Bruck.

«Es indicativo de una mentalidad más amplia en la que la línea entre los vivos y los muertos era más borrosa de lo que es hoy", dijo. “No había una mentalidad de que los restos humanos se hundieran en el suelo y te olvidaras de ellos. Siempre estuvieron presentes entre los vivos».

El equipo también usó tomografía microcomputada (micro-CT) sobre el objeto para ver cómo se trató mientras se descomponía. «Sugirió que estos huesos provenían de cuerpos que habían sido tratados de manera similar a otros restos humanos de la Edad del Bronce. Algunos habían sido incinerados antes de ser divididos, algunos huesos fueron exhumados después del entierro y otros se le había  quitado la carne al dejarla descomponerse en el suelo», ha apuntado Booth.

No todos los huesos fueron tratados de igual forma antes de convertirse en reliquias. Museo de Wiltshire (Antiquity).

Ya hay evidencia de que las personas que vivían en Gran Bretaña durante la Edad del Bronce practicaron una variedad de ritos funerarios, incluido el entierro primario, la excarnación, la cremación y la momificación. Sin embargo, esta investigación revela que los muertos fueron encontrados no solo en un contexto funerario, sino que los restos humanos se guardaban y circulaban regularmente entre los vivos.

A diferencia de nuestro respeto por las reliquias santas de hoy, no parecen haberse centrado en restos humanos muy antiguos y el pasado lejano de los antepasados, sino que se preocuparon por los restos de aquellos que están en la memoria viva.

Fuente: abc.estheguardian.com | 2 de septiembre de 2020

Visitas: 156

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más