Calendario de Gézer. S. X a. C.

Es muy importante investigar la evidencia epigráfica para responder a esta pregunta, queremos postularnos acerca de la posibilidad de la existencia de una Torá escrita antes del año 1000 a. C.

Los más escépticos argumentan que la mayor parte del Antiguo Testamento fue escrito durante el exilio babilónico, o poco después del mismo. Pero ¿qué sugiere la arqueología sobre los hábitos de escritura del Israel de la Edad del Hierro? Y lo que es más importante, ¿es posible argumentar en favor de una fecha de escritura anterior? En este artículo investigaremos algunos ejemplos epigráficos de la Edad del Hierro...  

EL CALENDARIO DE GEZER

El calendario de Gezer, descubierto en 1908 en la antigua ciudad de Gezer por el arqueólogo irlandés R. A. Macalister, es uno de los escritos hebreos más antiguo jamás descubiertos. La inscripción está expuesta en el Museo de Arqueología de Estambul, y muchos expertos datan esta inscripción de piedra caliza cerca del año 925 a. C. Para poner esta fecha en perspectiva, sería solamente unos años después de la muerte del rey Salomón.

El calendario está escrito en alfabeto paleo-hebreo, que es muy parecido al alfabeto fenicio antiguo y es precursor a hebreo moderno. En la tabla se pueden observar 7 líneas horizontales. Estas líneas definen las épocas del año para diferentes actividades agrícolas:

(1) Dos meses, cultivos tardíos — dos meses

(2) Siembra — dos meses, cultivos de primavera

(3) Un mes, cosecha de lino

(4) Un mes, cosecha de cebada

(5) Un mes, toda la cosecha

(6) Dos meses, frutos de las viñas

(7) Un mes, frutas de verano

Hay una octava línea vertical dañada en la esquina inferior izquierda en la que se puede ver escrito "Abi—". Probablemente sea el nombre Abías (o Abi-yahu). Lo más posible es que sea la firma de la persona que escribió el calendario.

Puesto que la escritura del calendario parece estar muy desordenada y cincelada al azar, hay varias líneas de razonamiento posibles en cuanto a su origen. Una teoría afirma que fue escrito por un agricultor que había aprendido a leer y escribir.

Tal vez el propósito de esta tabla era que esta persona pudiera mostrar su nueva habilidad escritora. Otra posible explicación es que esta tabla fuera tal vez un ejercicio de escritura para niños o un método para que los niños aprendieran del ciclo agrícola, una especie de libro de texto antiguo.

Este hallazgo es importante debido a su ubicación en el campo. Si quisieras argumentar en favor de la alfabetización de la élite, esperarías encontrar más ejemplares en las ciudades y no el campo.

Desde que se descubrió esta inscripción se han descubierto por lo menos una docena más de inscripciones en el campo, lo que indica que la alfabetización estaba más generalizada entre las clases bajas de lo que se pensaba.

Además, me cuesta creer que un grupo de personas que estaban registrando sus actividades agrícolas o enseñándoselas a niños no estuvieron registrando también su propia historia al mismo tiempo. Después de todo, el Antiguo Testamento es un registro antiguo de la historia de Israel.  

Ostracon de Qeiyafa con la inscripción hebrea más antigua. Foto: Gaby Laron.

EL OSTRACON DE QEIYAFA

Hay otra inscripción que data del siglo X o incluso tal vez del siglo XI a. C. Se conoce como el óstracon de Qeiyafa, y está en exposición en el Museo de Israel en Jerusalén. Esta inscripción, descubierta en 2008 en las ruinas de Khirbet Qeiyafa, también está escrita en alfabeto protohebreo.

Hay varias traducciones posibles de esta inscripción. Las dos traducciones más prominentes incluyen palabras como rey, juez/juicio, viuda, y huérfano pobre.

Según Émile Puech, de la École Biblique et Archéologique Française, esta inscripción presenta un período de transición entre el período de los jueces y el período de los reyes, y puede que refleje la época del mismísimo rey Saúl. La traducción sugerida por Puech es la siguiente:

(1) No oprimas y sirve a Dios... le despojó

(2) El juez y la viuda lloraban; él tenía poder

(3) sobre el extranjero residente y el niño, los eliminó juntos

(4) Los hombres y los oficiales han establecido un rey

(5) Marcó a 60 [?] siervos de las comunidades/viviendas/generaciones

La traducción alternativa es de Gershon Galil, de la Universidad de Haifa:

(1) No [lo] harás, sino que adorarás (a Dios) [El]

(2) Juzga al sier[vo] y a la viu[da] / Juzga al huérfa[no]

(3) [y] al extranjero. [Ru]ega por el niño / ruega por el po[bre y]

(4) la viuda. Rehabilita [al pobre] a manos del rey

(5) Protege al po[bre y] al siervo/ [apo]ya al extranjero.  

Óstracon de Qeiyafa. / Haggai Misgav

La traducción de Galil es fascinante, ya que captura el estilo profético que estamos acostumbrados a ver en los escritos bíblicos. Al contrario que en las culturas vecinas, en este escrito no vemos glorificación a los dioses o un énfasis en ocuparse de las necesidades de dichos dioses.

Por el contrario, vemos un llamado a cuidar de la viuda, los huérfanos y los indigentes.  Galil también identifica la ubicación de Khirbet Qeiyafa como el "Netaím" mencionado en 1 Crónicas 4:23.

La razón detrás de esta identificación es que el sitio arqueológico de Khirbet Qeiyafa está muy cerca de Khirbet Judraya (Gedera). A los habitantes de ambos lugares se les conocía como "alfareros" que estaban "al servicio del rey". Esta definición coincide bastante bien con las cantidades de cerámica que han sido descubiertas en la excavación.

Óstracon de Laquis 3. / Wikimedia Commons.

LAS CARTAS DE LAQUIS

Las cartas de Laquis están fechadas aproximadamente en el año 590 a. C. Este ejemplo, a pesar ser tardío, es importante porque nos muestra que la escritura era ampliamente utilizada entre soldados y personal militar. Las cartas de Laquis contienen mensajes entre diferentes puestos militares de avanzada en Judá antes de la conquista babilónica del Reino de Judá.

J.L. Starkey descubrió un total de 9 cartas en 1935. Estas cartas, que están actualmente en exposición en el Museo de Israel en Jerusalén y en el Museo Británico en Londres, reflejan un diálogo entre Yaush, que posiblemente era el comandante militar en Laquis, y Osaías, que probablemente estaba destinado en un puesto de avanzada cercano.

Estas cartas se escribieron poco antes de que Laquis cayera a manos a Nabucodonosor II durante el reinado del rey Zedequías de Judá. Las letras contienen informes formales sobre la guerra y también una lista de materiales o bienes necesarios para la avanzada. La tercera carta es especialmente interesante, ya que contiene instrucciones de un profeta anónimo. A continuación se pueden ver algunos ejemplos:

(Carta 3) El comandante del ejército Konyahu, hijo de Elnatán, ha bajado para ir a Egipto y envió a reclutar a Hodawyahu hijo de Ahiyahu y a sus hombres desde aquí. Y en cuanto a la carta de Tobiyahu, siervo del rey, que llegó a Sallum, hijo de Yaddua, de parte del profeta, diciendo: "¡estad en guardia!", su sie[rv]o lo envía a mi señor.

(Carta 4) Escribí en la hoja de acuerdo con todo lo que [tú] me enviaste. Y en lo que mi Señor me envió con respecto a la cuestión de Bet Harapid, no hay nadie allí. Y en cuanto a Semakyahu, Semayahu se lo llevó y lo trajo hasta la ciudad. Y tu siervo no va a enviarlo allí [más], sino cuando lleguen las rondas matutinas [---]. Y que (mi señor) sepa que estamos atentos a las señales de fuego de Laquis según todas las señales que ha dado mi Señor, porque no podemos ver Azeqah.

(Carta 9) Que YHWH permita que mi señor tenga [buenas] no[ticias] de paz[. Y ah]ora, envía 10 (barras) de pan y 2 (jarras) [de vi]no. Comunícale [a] tu siervo por medio de Selemyahu lo que debemos hacer mañana.  

KETEF HINNOM

Los rollos de plata de Ketef Hinnom, descubiertos en 1979 en un recinto funerario de la Edad del Hierro cerca de iglesia de San Andrés, en Jerusalén, contienen quizás las citas más antiguas jamás descubiertas del Antiguo Testamento.

Los dos rollos pequeños, que están expuestos actualmente en el Museo de Israel en Jerusalén, miden 27 x 97 mm y 11 x 39 mm respectivamente y datan de finales del siglo VII a. C.  

Ambos rollos fueron encontrados en vasijas de barro junto a lugares de sepultura, y probablemente eran oraciones de bendición para el alma de los muertos que estarían viajando al Seol.

El más pequeño de estos dos rollos contiene una cita de la bendición sacerdotal que se encuentra en Números 6:24-27. Las líneas 5 a 12 dicen lo siguiente:

(5) Que te bendiga, (6) YHWH, (7) te guarde. (8) Haga brillar, YH-(9)-[W]H, su rostro

(10) [sobre] ti y (11) te dé (12) p[a]z.

El manuscrito más grande contiene una frase en sus primeras seis líneas que también aparecen en Éxodo 20:6 y Deuteronomio 5:10. Las líneas 7 a 14 contienen frases que recuerdan a los Salmos de David (Ver Salmo 18:2). Las líneas 14 a 18 años contienen otra versión de la bendición sacerdotal:

(1) [...] YHW... (2) [...] (3) el grand[e... que cumple] (4) el pacto y (5) [M]isericordia a los que [le] aman y (6) los que cumplen [sus mandamientos]. (7) [...] (8) ¿el Eterno? [...] (9) [la?] bendición más que cualquier (10) [tram]pa y más que el Mal. (11) Porque la redención está en él. (12) Porque YHWH (13) es nuestro restaurador [y] (14) roca. Que YHWH te bendig[a] (15) y (16) te guarde. (17) [Que] YHWH haga (18) brillar [su rostro]...  

CONCLUSIÓN

El Ketef Hinnom en sí mismo echa totalmente por tierra la idea de que el Antiguo Testamento y concretamente la Torá pudieron haber sido escritos durante exilio babilónico, o poco después del mismo. Citas como esta de finales del siglo VII a. C. sugieren que ya había algún texto escrito por lo menos antes del siglo VIII a. C. Dada la evidencia epigráfica de la Edad del Hierro, sabemos que la escritura se extendió ampliamente en el campo, que la alfabetización no era exclusiva de los escribas, sino que también estaba presente en diferentes clases, como los agricultores y los soldados, y que algunas de las inscripciones reflejan un tono profético similar al que encontramos en textos del Antiguo Testamento. Todo esto, para mí, demuestra la existencia de una tradición escrita del Antiguo Testamento antes del siglo X o XI a. C.    

BIBLIOGRAFÍA:

- Arnold, Bill T; et. Bryan E. Beyer. Readings From the Ancient Near East. Baker Academic, 2002. p. 168.

- Barkay, Gabriel, et al., The Challenges of Ketef Hinnom: Using Advanced Technologies to Recover the Earliest Biblical Texts and their Context. Near Eastern Archaeology 66, 2003, pp. 162-171.

- Khirbet Qeiyafa identified as biblical “Neta’im. The University of Haifa. 4 March 2010. http://newmedia-eng.haifa.ac.il/

- Leval, Gerard. Ancient Inscription Refers to Birth of Israelite Monarchy. Biblical Archaeology Review, May/June 2012, pp. 41-43.

- Mitchell, T.C. The Bible in the British Museum: Interpreting the Evidence. The British Museum Press 2013.

- Pasinli, Alpay. Istanbul Archaeological Museums. A Turizm Yayinlari. Istanbul, 2012, pp. 169-170.

- Rollston, Christopher A. What’s the Oldest Hebrew Inscription?. Biblical Archaeology Review, May/June 2012, pp. 32-40, 66, 68.

Fuente: protestantedigital.com | 14 de abril de 2018

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Descubren en Jerusalén el texto en hebreo más antiguo (30/10/2008)

Descifran la más antigua inscripción hebrea (08/01/2010)

* Arqueólogos descifran antiguos grafitos en Beit Shearim (Israel) (24/06/2011)

* La abundancia de graffitis antiguos descubiertos en Israel refuerza... (07/09/2011)

 

Visitas: 100

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más