Vista aérea de la plata de la villa romana.

Las labores de excavación de la Villa Romana de Valdetorres de Jarama ya han permitido ver su planta. Estas obras tienen una duración prevista de 6 meses y estará dirigida por uno de los mejores arqueólogos y restauradores a nivel Nacional, como es Miguel Angel López Marcos.

El Ayuntamiento de Valdetorres de Jarama ya ha comunicado que desea disponer de una copia de todo lo que se extrajo en estas ruinas y que está en el Museo de Alcalá de Henares.

Fue en el año 1978 cuando un agricultor de Valdetorres de Jarama se topó con una estatua gitante de mármol negro  que representaba un tritón. 

Estatua de Tritón.  Valdetorres del Jarama. MAN.

Comenzó a encontrar más restos de cerámica romana y lo puso en conocimiento con el Museo Arqueológico de Madrid, así como del Ayuntamiento. A partir de las labores de investigación, se comprobó que había restos de una villa romana que estaba casi intacta.

Han sido muchos años ya los que el Consistorio de Valdetorres de Jarama pidió su museización, así como un centro de interpretación.

Esculapio. Villa romana de Valdetorres. MAN.

Su verdadera función no está tan clara. La mayoría de expertos piensan que las ruinas  pertenecen a una mansio o statio que servía de parada de postas o fonda para el descanso de los viajeros en el camino de Talamanca a Complutum (Alcalá de Henares).

Se ha barajado también la posibilidad de que el edificio fuera en realidad una especie de fortín donde se alojarían una especie de limitanei, soldados de fortuna pagados por los señores de la zona y que compondrían la guarnición de la línea defensiva del Duero.

Por último, el investigador Javier Arce barajó la posibilidad de que se trate realmente de una especie de mercado provincial o feria, algo así como un “centro comercial” al que los agricultores y ganaderos acudían determinados días a vender sus productos.

Fuentes:laplaza.com. es | romaenhispania.wordpress.com | 24 de agosto de 2020

Visitas: 799

Respuestas a esta discusión

El octógono que protegían los dioses

Planta de la villa romana de Valdetorres del Jarama. MIGUEL LÓPEZ MARCOS 

La versión más romántica de su descubrimiento habla de un agricultor que halló en sus tierras de Valdetorres del Jarama (Madrid) en 1978 una escultura de mármol negro del dios Tritón —mitad hombre, mitad pez— y se la entregó al Museo Arqueológico Nacional (donde hoy en día sigue), institución que, dado el impresionante hallazgo, se puso a excavar la villa romana que había escupido la divina figura. La otra versión, menos idealista, es que una excavadora se llevó por delante parte de la edificación cuando abría un camino hacia el cercano río Jarama y así se encontró el edificio.

Sea cual sea lo cierto, la realidad es que tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento quieren incluir la edificación en el Plan de Yacimientos Visitables y colocar reproducciones de las pinturas, estatuas y columnas que adornaban la única villa romana octogonal de España. En la última campaña arqueológica, que finalizó hace unos días, se han hallado nuevos suelos y cerámicas del reinado del emperador Teodosio I El Grande (347-395), que es el periodo en el que se levantó esta construcción de 2.200 metros cuadrados visibles de momento.

La villa, hoy en día, está alejada del Jarama, pero en siglo IV sus moradores veían perfectamente bajar las aguas del río desde los soportales que la rodeaban. Miguel Ángel López Marcos (izquierda), director de las excavaciones, recuerda que “cuando fue construida, el río ocupaba toda la vega, y dominaba un paisaje espectacular que era paso obligado entre las importantes ciudades de Complutum y Talamanca”. Sin embargo, con la construcción del embalse del Pontón de la Oliva, durante el reinado de Isabel II, el caudal se redujo drásticamente, y el cauce se fue alejando de la villa, “lo que desvirtúa su imagen real”.

Pero si lo que es visible no refleja la villa real, ¿cómo era? López Marcos se lo pregunta, teniendo en cuenta que no se han hallado aún ni las cocinas, ni las termas, ni las dependencias de la servidumbre, ni los establos o los almacenes. Y es que las villas romanas no eran unas casas aisladas en mitad del campo, como parece indicar su nombre, sino que se asemejaban más a una explotación agrícola y ganadera. Eran propiedad de un gran señor (dominus) y rodeadas de una gran extensión de terreno (fundus). Se las conocía como urbes in rure (ciudades en el campo), una especie de pequeña localidad para la diversión del dueño y de sus amistades y para el negocio agroalimentario de la época.

Recreación informática del patio de la villa de Valdetorres del Jarama.MIGUEL ÁNGEL LOPEZ MARCOS / C. FÁYEZ.

 

De hecho, en las primeras excavaciones se localizaron restos de esculturas, marfiles, bronces, cuchillos o cerámicas, lo que da idea del poder económico del dominus. De momento, lo que se conoce es que se trata de edificio octogonal con un patio de la misma geometría “y un peristilo distribuidor para las diversas estancias, como habitaciones (cubiculum), comedores o salones (oecus)”, detalla el arqueólogo. El pasillo, además, estaba cubierto por soportales sustentados por columnas y arcos de medio punto. Pero todo fue expoliado a partir de la época visigoda y el edificio entró en el más absoluto abandono.

No obstante, las excavaciones que se llevaron a cabo en los años ochenta del siglo XX lograron salvar estatuas, columnas y pinturas, que fueron depositadas en almacenes y museos, pero de esta forma la villa —ya muy dañada— quedó totalmente “desnuda”.

El plan de los arqueólogos actuales consiste en realizar réplicas y reproducciones en resinas y materiales hidrófugos, de forma que se “puedan devolver los elementos perdidos y así recupere la visión didáctica que debe tener para hacerse comprensible al visitante”, asevera López Marcos. “El objetivo es impulsar el turismo arqueológico de la zona” y que los dioses Esculapio —el de la Medicina— y Tritón, aunque sea en forma de réplica, vuelvan a ocupar el patio que presidían en una gran villa romana octogonal única.

Fuente: elpais.com | 12 de octubre de 2020

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más