Es un mosaico romano de gran tamaño y en un estado de conservación impresionante el que acaba de ser hallado en el yacimiento de San Martín, en el concejo de Las Regueras.

El arqueólogo Juan R. Muñiz (izquierda) dirigió el pasado mes de abril las excavaciones en una finca de propiedad privada que se ubica en el perímetro de ese yacimiento, y en la que se sabía que podían aparecen restos de este calado. Ya en los años 1958, 1961 y 2013 se excavó allí con importantes hallazgos; en esta ocasión la búsqueda se hizo a expensas del Ayuntamiento de Las Regueras de cara a saber si conviene promover la declaración del lugar como Bien de Interés Cultural. Y la respuesta ha sido un sí rotundo.

Juan R. Muñiz dirige el proyecto Las Regueras Romanas en su parte técnica, que cuenta con el profesor de la Universidad de Oviedo Elías Carrocera al frente de la parte científica. Y el pasado mes de abril se dio con el mosaico: la parte descubierta se corresponde con, al menos, una cuarta parte de su superficie, lo que da buena idea de su tamaño, con toda probabilidad por encima de los cinco metros de lado. Además, su estado de conservación es excelente y constituye uno de los ejemplos de mayor calidad de los registrados en Asturias. La ornamentación se compone de elementos geométricos: flores hexapétalas, cuadrados, losanges, círculos, sogueados y cruces gamadas, elaboradas mediante la combinación de teselas de varios colores y de un tamaño medio de un centímetro.

Todo apunta a que en ese lugar, donde ya en los años sesenta se halló un mosaico que se encuentra en el Museo Arqueológico de Oviedo (derecha), se levantó una villa romana de gran importancia, mayor incluso que la de Veranes. Porque, por el momento, es ya una certeza que el edificio contaba con, al menos, dos habitaciones con mosaico. Además, se ha descubierto que las paredes de la casa estaban pintadas, un elemento más que lleva a concluir la grandeza de la villa.

«Es un sitio rico, tiene unas dimensiones enormes, tiene pinta de ser más grande que Veranes, aunque solo hemos visto retazos y es pronto para decir más», asegura Juan R. Muñiz. Dicho de otra forma, los arqueólogos quieren ver aquí la villa romana con el mayor y más rico repertorio decorativo de cuantas se han documentado en el Principado. En las próximas semanas Juan R. Muñiz ofrecerá una serie de charlas en la capital del concejo de Las Regueras, Santullano, y en el Museo Arqueológico de Asturias para presentar este hallazgo.

Tras la excavación, el descubrimiento, su documentación fotográfica y la catalogación de otras piezas asociadas -cerámica, ladrillos, elementos de construcción...- el mosaico fue cubierto de nuevo para garantizar así que su estado de conservación siga siendo tan excelente como hasta ahora. Tiene ya sobre sí tonelada y media de arena de obra. Si se volverá a levantar o no para recuperar las teselas, reconstruirlas y ponerlas ante la luz pública y si se será posible seguir investigando esta área con notable presencia de restos romanos es aún una incógnita. El objetivo de Muñiz pasa por tratar de conseguir fondos privados que permitan avanzar en esa línea.

Foto: el nuevo mosaico hallado.

El mosaico es el cuarto que se localiza en Asturias y a su incuestionable calidad formal se suma su rica combinación de colores. En las excavaciones han participado Sergio Ríos, Adrián Piñán, Valentín Álvarez y Fructuoso Díaz, junto con Marta Corrada, restauradora del equipo y encargada de los trabajos de sellado de los restos a la espera de una futura reexcavación.

Fuente: elcomercio.es | 4 de mayo de 2018

------------------------------------------------------------------------------------------------

Andayón situa a Las Regueras como capital romana de Asturias

El último hallazgo de una villa romana con mosaicos en Andayón sitúa al concejo de Las Regueras como la “capital” romana de Asturias, por encima incluso de Gijón. Esa intuición ya la tenía el Ayuntamiento. Sabían que hay mucho más que buscar, pero no hay recursos. Por eso contrataron unas catas arqueológicas. El objetivo era llevarle esas muestras a la consejería de Cultura para que se tomara en serio la importancia del pasado romano de Las Regueras. La alcaldesa Maribel Méndez dice que el Principado está al tanto del descubrimiento, que se produjo hace tres semanas en una finca privada. Ahora se ha sellado ya para evitar curiosos y hurtos.  “Con estos hallazgos queda patente el potencial arqueológico de Las Regueras” señaló la regidora.

El arqueólogo que dirigió la excavación, Juan R. Muñiz, explica que los restos encontrados tienen mucha calidad (el mosaico mide al menos cinco metros de lado) “demuestra que Las Regueras tiene una gran importancia por su romanización, no solo en Asturias si no en el Noroeste peninsular”. De hecho de los cuatro mosaicos que hay en Asturias, dos son de Las Regueras, otro de Gijón y otro de Pola de Lena. “Se han descubierto termas en Valduno, dos villas, asentamientos menores como el de Taraniello sin excavar, restos en castros y en prados aislados, estamos ante una bomba arqueológica”, explica.

Foto

La excavación en Andayón continua otras anteriores realizadas en 1958 y en 1961. La última fue de 2013, realizada también por Juan R. Muñiz, aprovechando la obra de la carretera a La Estaca. “El objetivo de esta última cata era ver la potencialidad del yacimiento para promover su declaración como BIC (Bien de Interés Cultural)”, explica Muñiz.

Foto

La campaña duró 15 días y se hallaron los restos de una casa romana con dos habitaciones, una con suelo común y otra con un mosaico de más de 5 metros de lado con decoración geométrica y teselas de 1cm, lo que da idea de la calidad del mismo. “Su estado de conservación es excepcional, el mejor de Asturias” explica el arqueólogo. Además, sobre el suelo apareció la pintura original de la habitación que ahora se está analizando. “Se trata de un yacimiento de mucha importancia, es una casa muy rica”, añade. La presentación oficial de este descubrimiento se va a realizar en Las Regueras en los próximos días.

Fuente: lavozdetrubia.es | 4 de mayo de 2018

Visitas: 921

Respuestas a esta discusión

"El mosaico hallado en Andallón confirma la potencialidad romana de Las Regueras"

Juan Ramón Muñiz (izquierda) es un arqueólogo ovetense de 42 años con experiencia en excavaciones desarrolladas en puntos tan dispares como Jordania o Panamá. En Asturias trabajó, entre otros, en los yacimientos de La Rúa, La Carisa o la muralla de Grado. El pasado mes descubrió, junto a su equipo, un mosaico romano de "valor histórico incalculable" en Andallón (Las Regueras). Para el investigador, este elemento supone la consolidación del municipio como un referente en cuanto a los vestigios de la ocupación del Imperio.

- ¿Qué importancia tiene su hallazgo?

-Es el cuarto que aparece en Asturias de este tipo y el segundo en Las Regueras. Dada la escasez que hay es muy importante y su estado de conservación es excepcional. Está asociado a una villa romana que está decorada con pintura en las paredes y cuenta con un programa decorativo casi perfecto.

- ¿De qué época estaríamos hablando?

-El primer mosaico hallado en Andallón, lo dataron en el siglo III o IV después de Cristo. Nosotros creemos que este es anterior y podría andar por el siglo II, pero hacen falta pruebas para poder hacer una estimación exacta.

- ¿Cuánto valor histórico tiene lo encontrado en Andallón?

-Nos podría revelar mucho de la historia de Asturias. Hay un debate abierto sobre la romanización de nuestro territorio. Hasta la fecha no se ha encontrado ninguna gran ciudad romana en la región, pero sí villas como ésta, la de Priañes o la del yacimiento de Valduno. Podría ayudar a comprobar que estamos ante un modelo de población más atomizado y vinculado al medio rural.

- ¿En qué fase se encuentra la investigación tras la excavación?

-Estamos inventariando lo extraído durante los diez días que duró la excavación. Necesitamos seguir extrayendo materiales ordenadamente, pero eso llevaría mucho tiempo.

- ¿Cómo dieron con el mosaico?

-Fue una cuestión de mucha suerte. Hicimos la cata en el sitio adecuado. Mi compañera Marta Corrada insistía mucho en que debía haber otro mosaico como el hallado en 1958 en la zona y lo encontramos a unos 50 metros de distancia.

- ¿Estamos hablando de un gran asentamiento?

-En su día se descubrieron siete habitaciones y entre el año 2013 y la excavación del mes pasado encontramos otras tres gracias a la financiación del Ayuntamiento. Nuestro objetivo es la declaración del yacimiento como Bien de Interés Cultural y lo encontrado confirma la potencialidad romana de la zona, ya datada a finales del siglo XX.

- ¿Es comparable a otros yacimientos?

-Visitable de este tipo sólo tenemos Veranes en Gijón. En este caso, estamos hablando de elementos anteriores, aunque queremos primero asegurarnos la datación. Si se investiga a fondo podría ser un lugar con mucho atractivo para el turismo.

- ¿Quién vívía en la villa?

-Sería muy interesante averiguarlo. Podría ser desde un militar a una persona pudiente. Descartamos que sea una venta porque solían situarse junto a la carretera y ésta está un poco alejada. Apunta que se trata de un señor muy adinerado, residente en una gran construcción próxima al camino que conecta Lugo de Llanera con Lugo de Galicia.

- ¿Hay posibilidad de retomar pronto la excavación?

-Hace falta inversión y las administraciones están pasando un mal momento. Hay que pensar que para sacar rentabilidad a un yacimiento hace falta musealizar la zona y la inversión es grande. No es excavar y ya está.

- ¿Requiere mucho despliegue de medios una investigación de este tipo?

-Sólo en la excavación del mes pasado estuvimos trabajando siete personas. Además de la restauradora Marta Corrada, me acompañaron los arqueólogos Sergio Ríos, Adrián Piñán y Valentín Álvarez durante todos los trabajos y en momentos puntuales nos echaron una mano también Gerardo Sierra y Fructuoso Díaz.

Fuente: lne.es | 5 de mayo de 2018

El hallazgo del mosaico romano de Las Regueras, en ‘National Geographic’

La prestigiosa publicación National Geographic se ha hecho eco del reciente hallazgo de un mosaico romano en Las Regueras, un descubrimiento localizado durante una cata arqueológica impulsada por el Ayuntamiento en el yacimiento de Villa de San Martin.

El artículo, firmado por Alec Forssmann y publicado en la edición digital de hoy, destaca que pertenece a una “suntuosa villa romana”, y que es el cuarto hallado en Asturias. Acompañado de gran cantidad de fotos, la publicación da cuenta de la importancia del hallazgo, que sitúa a Las Regueras como la capital de la romanización en Asturias.

La publicación de National Geographic puede consultarse en este enlace.

Fuente: lavozdeltrubia.es | 18 de mayo de 2018

Los últimos hallazgos romanos de Las Regueras

Por Juan MUÑIZ

Arqueólogo

…en el centro y al sitio de la heredad nombrada San Martín del I. de Biedes, se encuentran vestigios de una pobl. al parecer no pequeña y en donde los labradores encuentran con frecuencia cimientos de casas, acueductos, hosarios, monedas y otros objetos.

(Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de ultramar (1845-1850), Tomo IV, P. 311.)

 

La noticia del descubrimiento de un segundo mosaico en la Villa romana de San Martín o Villa de Andayón eclipsó, como es lógico, el resto de hallazgos que se produjeron durante la excavación que realizó el equipo de Juan R. Muñiz en ese yacimiento el pasado abril. La información recabada en estas excavaciones ahondó en el conocimiento de la planta de la Villa, su material de construcción y sobre todo el programa decorativo de la edificación.

Los trabajos, que fueron financiados por el Ayuntamiento de Las Regueras con 2000 €, contaron con la autorización de la propiedad de la finca, cuya colaboración y facilidades mostradas deben reconocerse públicamente. Tanto la Alcaldesa de Las Regueras, Maribel Méndez, como el Concejal de Cultura, Miguel Suárez, se implicaron en el proyecto y nos mostraron su apoyo escuchando nuestras propuestas y visitando los trabajos.

En el plano científico fue el criterio seguido para la ubicación del sondeo lo que determinó el éxito de la campaña. La elección del lugar por parte de la dirección del proyecto y el excelente trabajo del equipo arqueológico demostraron el acierto del proyecto desde el primer día de excavación. Este criterio se sustentó en el análisis y estudio de los restos localizados en la campaña de 2013, a partir de los cuales se organizó la retícula de sondeos de 5x5 metros que divide, de forma virtual, el yacimiento. Esta red fue planteada durante los trabajos previos con la ayuda del topógrafo Luís García.

Sondeo arqueológico en la villa de Andallón o San Martín. Abril 2018

Como es público y notorio el yacimiento era conocido desde antiguo y las primeras excavaciones en el lugar se realizaron en 1958, como recordó Celso Díaz Fernández en el artículo publicado por La Nueva España el 9 de septiembre de 2017. Esos trabajos arqueológicos fueron de documentación de un descubrimiento accidental, pues ensanchando la carretera entre Andallón y La Estaca apareció el primer mosaico de esta Villa de San Martín. La fotografía de Celso Díaz y José Manuel González registrando el hallazgo forma parte de la historia de la arqueología de Asturias.

Tres años más tarde, en abril de 1961, se realizaron los segundos trabajos de excavación, cuya finalidad era la extracción del pavimento para llevarlo al Museo Arqueológico de Oviedo. De esos trabajos se conserva un expediente administrativo en el Archivo Histórico de Asturias con la sigla AHA_Diputacion:2614.91.1961. Dentro de la carpeta se guardan varias fotos con anotaciones manuales donde se ve el mosaico en su situación original y las paredes que delimitan esta y otras habitaciones. Las obras de extracción del mosaico las dirigió Francisco Jordá como parte de su cometido al frente del Servicio de Investigaciones Arqueológicas.

Fue en esas fotos donde la restauradora Marta Corrada reparó en la presencia de morteros parietales, cargas de pared, que se conservaban en la parte baja de los muros fotografiados. Esta observación se hizo tras el hallazgo en la campaña de 2013 de varios fragmentos de mortero que habían sido decorados con pintura. Esa campaña del otoño de 2013 acaba de ser recientemente publicada por el Servicio de Patrimonio Cultural de la Consejería de Educación y Cultura del Principado de Asturias en el libro Excavaciones en Asturias 2013-2016.

Aquella intervención de 2013 documentó la existencia de pintura mural que decoraba las paredes de dos salas que habían sido localizadas. Las planchas de morteros decorativos se encontraron caídas sobre los pavimentos de las habitaciones y eran las últimas capas de preparación de la pared y la superficie pictórica, es decir pertenecen al último momento de uso del edificio. La decoración identificada mostraba esquemas compositivos lineales de colores planos aplicados según la técnica del fresco y con posibles retoques al secco. Los modelos recuperados eran bandas rojas y granates sobre fondo blanco, bandas negras sobre fondos ocres, paneles ocres y granates, banda azul verdosa sobre fondo blanco y una gruesa línea ocre sobre ellas, posiblemente imitación marmórea, al igual que otro modelo de líneas sinuosas rojas sobre fondo blanco. Aquellos ejemplos de pintura podrían corresponderse con el III estilo pompeyano que consiste en un zócalo o parte baja de imitación marmórea y paneles medios y altos pintados de un color plano, blanco u ocre. Estos colores planos estarían delimitados por bandas o marcos, modulando los espacios de manera sencilla.

En esta campaña de 2018 se recuperaron fragmentos de pinturas parietales en el material revuelto de la ruina del edificio. Pero también se logró documentar la presencia de fragmentos en posición primaria, pegados a la pared, o desplomados sobre los pavimentos de las salas exploradas. Esto aumenta exponencialmente las posibilidades de recuperar el aspecto real que tenían estas habitaciones en el momento de su último uso. Para ello, deberían consolidarse y topografiarse estas planchas en la misma situación que se encuentran ahora. Posteriormente se procedería a levantar estas porciones de pared y colocarlas en soportes que ayudasen recrear el alzado del edificio arruinado. La medición topográfica ayudaría a encajar ese gran rompecabezas y sobre todo a facilitar un modelo digital sobre el que trabajar. Ese volteo del material desplomado va a permitirnos ver el modelo real, las formas pintadas, los colores usados…. y otras características de la decoración de la Villa.

Creo que estamos ante una gran oportunidad para recuperar una gran construcción de la época romana que contaba con una importante riqueza artística en su decoración interior, con pinturas decoradas al gusto de la época y al menos dos mosaicos en sus salas principales. La excavación en área de esta villa nos aportará más información del propio edificio, pero también del tipo de persona que fue el propietario de la Villa y la relación de su presencia con el medio entorno más inmediato. Sin duda la adecuación del terreno y la localización de las dependencias destinadas al trabajo o la vivienda de las personas que trabajaban para el propietario de esta lujosa Villa serán otras buenas aportaciones al conocimiento del modelo de romanización de Asturias.

 

Fuente: lavozdeltrubia.es | 22 de agosto de 2018

El mosaico de La Estaca desvela su belleza

La excavación arqueológica de La Estaca, en Las Regueras, va desvelando cada día la belleza del mosaico romano, hallado en 2018. El nuevo estudio está sacando a la luz nuevos motivos del pavimento romano, que también deslumbran por su belleza. Decoración geométrica enmarcada, sogueados, conforman un diseño cuyo esquema básico comienza ya a entreverse, según señala el director de la excavación, Juan Muñiz.

Los trabajos se están realizando bajo una carpa, con el objetivo de descubrir completamente el pavimento, una pieza única en Asturias, que está parcialmente cubierta por pintura procedente de las paredes de la antigua villa a la que pertenecía el suelo decorado. Extraer esta capa es uno de los objetivos de los trabajos, que han sido financiados a través de una campaña de recogida de fondos impulsada por una Asociación de Amigos de la villa romana de San Martín de La Estaca.

Foto: La excavación, cubierta por la carpa / E. M.

Fuente: lavozdetrubia.es | 13 de noviembre de 2019

Un palacio romano en Las Regueras

El mosaico de la villa de San Martín, con algunas lagunas, se ha recuperado al 90%. / MARIO ROJAS

Finalizan las excavaciones de la villa romana de San Martín de La Estaca, en Las Regueras, realizadas a lo largo del último mes con financiación -21.600 euros- obtenida a través de una campaña de micromecenazgo y sin ningún tipo de ayuda pública.

Juan Muñiz y Elías Carrocera han dirigido una campaña que acaba con sabor agridulce. Por un lado, los trabajos respaldan la tesis de que ese enclave arqueológico tiene un grandísimo valor, pero, sin embargo, ante la falta de apoyos públicos el martes próximo los hallazgos se volverán a tapar a la espera de nuevos fondos para seguir investigando y poder mostrarlos en algún momento de forma pública.

Si en la anterior campaña, cuando se dio con el mosaico magníficamente conservado, se sacó a la luz solo una pequeña parte del mismo, ahora se ha podido contemplar al completo, con unas dimensiones de 11 metros por 3,6. Hay, además, pintura en las paredes y se dio incluso con una habitación calefactada. La conclusión es clara: «Es un palacio de unos 600 metros cuadrados de planta, que está articulada en torno a un patio». En 1962 en una de esas estancias se halló el mosaico que ahora se conserva en el Museo Arqueológico de Asturias y en abril de 2018 apareció el segundo. Falta aún un ala completa del edificio por estudiar, por lo que se estima que pudo llegar a tener 14 o 15 habitaciones.

«Está claro que el dueño era un señor muy rico, apostamos por que pudiera tener un negocio de agroganadería, no hay duda de que estaba muy bien posicionado, dado que se permitía dentro de la casa lujos que no son comunes», anota Juan Muñiz.

La conservación es fantástica, tanto del mosaico del siglo III -con algunas lagunas, pero aproximadamente al 90% íntegro- como de otros elementos del palacio, pues nunca en esa área hubo usos posteriores que pudieran producir alteraciones. «No hay otro palacio igual en todo el Noroeste de la Península», concluye Juan Muñiz, quien subraya que ahora solo queda finalizar las tareas de documentación y enseñar el yacimiento en visitas guiadas que durante el puente se llevarán a cabo a las doce del mediodía. El martes se tapará. «Ahora vamos a plantear otro proyecto, volveremos a buscar apoyo de obras sociales, de empresas, para seguir excavando y sacar la parte oriental», anuncia Juan Muñiz, quien insiste en que el objetivo es que algún día toda esa parcela -de propiedad privada- pueda ser visitable. Pero para eso hace falta una voluntad política que ahora mismo no existe.

Fuente: elcomercio.es | 5 de diciembre de 2019

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La villa romana de La Estaca tenía al menos diez estancias y un patio

Tras las termas de Valduno, cuyos primeros hallazgos se remontan a 1868, Las Regueras ha ido revelando la importancia de su pasado romano. En San Martín de La Estaca el primer hallazgo importante es de 1958, cuando durante el arreglo de la carretera de Andayón apareció el primer mosaico, expuesto en el Museo Arqueológico.

En 2018 el arqueólogo Juan Muñiz, con una financiación de 2.000 euros que aportó el Ayuntamiento reguerano, una subvención de 2.659 euros del Principado y dinero de su bolsillo, realizó una primera cata arqueológica y localizó un nuevo mosaico, de gran belleza y en un estado de conservación excelente. A partir de aquí y a iniciativa particular primero y vecinal después, constituida este año la Asociación de Amigos del Mosaico de La Estaca, se unieron fuerzas para conseguir financiar una excavación completa de la pieza. En un tiempo récord se reunieron 21.000 euros. Han servido para financiar un mes de trabajo, con un equipo dirigido por Muñiz, y formado por los arqueólogos Alejandro Sánchez, Adrián Piñán y Valentín Álvarez y las restauradoras Marta Corrada y  Mónica Ruiz, con la asesoría científica de Elías Carrocera.

El mosaico se encuentra en una de las estancias de una lujosa villa romana, que consta de cuatro bloques en torno a un patio, y tiene por lo menos diez habitaciones. Decorado con motivos geométricos y símbolos solares como la esvástica dextrogira, la flor de agua y los sogueados, de colores azules, blancos y rojos, es más grande de lo que esperaban (unos 10,80 metros de largo y 3,60 de largo)Han extraído unos 60 kg. de estuco de las paredes, que estaba caído sobre el suelo, y gran cantidad de sacos de tejas, algunas firmadas por un alfarero llamado Licinius. Han hallado además restos de un sistema de calefacción similar al que se localizó en las termas de Valduno, y en la rada oriental se ha localizado un muro de la villa de cerca de 1,20 metros de altura, que conserva aún los espacios de las puertas.

«La idea es seguir excavando, aunque en la próxima campaña lo ideal sería ampliar el tiempo de excavación a dos meses». La finca contigua alberga restos de la primitiva iglesia medieval de San Martín y una necrópolis. “Estudiar ese periodo de paso de la romanización a la Edad Media es importantísimo”, asegura Juan Muñiz. 

A partir de próximo martes, 10 de diciembre, el mosaico será de nuevo cubierto; los muros con una línea adicional de pizarra, para evitar el sufrimiento, para continuar con una capa protectora de geotextil y otra de arena cribada de 10/15 cm. de grosor y rematar con toda la tierra extraída.

El nuevo reto, la declaración BIC

“Tanto nosotros como el equipo de arqueólogos considera que este hallazgo y el movimiento social suscitado no se pueden dejar morir. Nos encantaría que pudiera musealizarse y que se solicitase su reconocimiento como Bien de Interés Cultural, que se apoye su estudio e investigación, ya que en la villa romana de San Martín de La Estaca aún quedan muchas maravillas por descubrir”, afirma Claudia Prieto, vicepresidenta de la recién creada Asociación de Amigos del Mosaico de La Estaca. Han sido un motor imprescindible, logrando 249 cofinanciadores, y 300 embajadores del proyecto. Hay regueranos, pero también apoyos llegados desde Bélgica, Alemania, Luxemburgo, EEUU o Australia. “Mucha gente está descubriendo La Estaca y Las Regueras y a diario preguntan cómo colaborar”.

Fuente: lavozdetrubia.es | 5 de diciembre de 2019

Principado y Ayuntamiento se rinden ante el mosaico de La Estaca

La excavación de La Estaca, en donde han aparecido importantes hallazgos de una antigua villa romana, especialmente su segundo mosaico, ha vuelto a centrar el interés del Gobierno regional en la importancia histórica de Las Regueras. Para empezar el Ayuntamiento presentó ayer por registro en el Principado su petición para que se declare Bien de Interés Cultural este yacimiento. Por otro lado la consejera de Cultura Berta Piñán acude el lunes a visitar tanto la actual excavación como las termas de Valduno, halladas en 2006. Se espera que de esta visita salga la decisión de evaluar y revalorizar el pasado romano del concejo que es uno de los más importantes de Asturias a tenor la la magnitud y calidad de los hallazgos.

Este puente festivo está prevista una gran fluencia de visitantes, ya que habrá visitas abiertas hasta el lunes, desde las 12 de la mañana. Posteriormente la excavación será debidamente protegida a la espera de una nueva campaña, que por ahora sigue sin contar con financiación de ninguna administración. El objetivo de arqueólogos como de la asociación que ha respaldado los trabajos, era precisamente el reconocimiento de su importancia a través de la declaración como BIC.

Durante la excavación el equipo arqueológico dirigido por Juan Muñiz, en colaboración con la Asociación de Amigos de la Villa Romana de San Martín de La Estaca, han hecho una importante labor de divulgación, con visitas escolares y de grupos interesados que culminan este puente de la Constitución.

En el escrito de solicitud de BIC que firma la alcaldesa de Las Regueras Maribel Méndez destaca la importancia de esta excavación arqueológica, que forma parte de un conjunto encontrado en los años 50 y 60 del pasado siglo y cuyos restos se exhiben en el Museo Arqueológico.

El texto íntegro de la petición municipal dice así:

 

María Isabel Méndez Ramos, Alcaldesa del Ayuntamiento de Las Regueras

EXPONE:

El descubrimiento llevado a cabo en el año 2018 fruto de las investigaciones arqueológicas en el lugar de San Martín de la Estaca de este Concejo merced a la subvención otorgada por el Ayuntamiento de Las Regueras y los estudios y excavaciones que se ha podido llevar a cabo durante el presente año gracias a la subvención concedida por la Consejería de Cultura del Principado de Asturias y a las aportaciones de la Asociación de la Villa Romana de San Martín de la Estaca, han puesto de manifiesto la importancia de un yacimiento que forma parte de un conjunto en el que ya se habían encontrado en los años 50 y 60 del pasado siglo los restos actualmente expuestos en el Museo Arqueológico de Asturias.

Ante la petición de la Asociación mencionada de que sea este Ayuntamiento quien lleve a cabo la solicitud de la declaración de Bien de Interés Cultural,

SOLICITA:

Se lleve a cabo por parte de esa Consejería el oportuno expediente de acuerdo a la Ley del Principado de Asturias 1/2001, de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural, al objeto de declarar Bien de Interés Cultural los citados hallazgos arqueológicos en el lugar de San Martín de la Estaca.

Fuente: lavozdetrubia.es | 6 de diciembre de 2019

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más