Dos imágenes reveladoras de cómo ha quedado el yacimiento ubicado en Villasabariego, tras sufrir un incendio. DL 

Las llamas han arrasado el yacimiento de Lancia. El alcalde de Villasabariego, Pedro Cañón, que alertó a la Guardia Civil y a los servicios de extinción de incendios forestales, afirma que el fuego fue intencionado. «El candado de la valla no se rompe solo».

Al parecer, primeramente ardió la caseta del vigilante, «donde sólo hay herramientas, pero nada inflamable» y, posteriormente, las llamas se extendieron a todo el yacimiento. Afortunadamente, la zona excavada —donde la Diputación ha llevado a cabo 17 campañas desde 1996 en busca de nuevos vestigios— ha resultado intacta. Y es que toda el área donde se hallan los restos que se muestran a los visitantes «había sido desbrozada la semana pasada», cuenta el alcalde.

Lancia estuvo ardiendo durante horas. Los indicios apuntan a que el fuego, claramente provocado, comenzó el jueves por la noche y finalmente se acabó propagando a todo el yacimiento, según cuenta Cañón, quien avisó a los bomberos ayer al mediodía. Una valla agujereada es toda la protección que tiene esta gigantesca acrópolis que los romanos conquistaron a los astures. De hecho, el yacimiento también ha sido objeto de saqueos en alguna ocasión.

El incendio no ha afectado a la extensa zona baja de la ciudad romana descubierta durante las obras de construcción de la autovía A-60.

Los restos de Lancia ocupan una extensión de aproximadamente 100 hectáreas, aunque no todas pertenecían a la ciudad, y de ellas la Diputación ha excavado en unas 4,5 hectáreas. El pasado mes de junio el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, y la consejera de Cultura de la Junta, Josefa García Cirac, firmaban un ambicioso protocolo para rescatar un yacimiento de un valor incalculable.

Detalle de cómo estaban los restos de Lancia hace dos meses. RAMIRO 

Lancia, que en su época de máximo esplendor, en el siglo II, llegó a tener entre 5.000 y 8.000 habitantes, cuenta ya con una inversión de 235.000 euros para poner en marcha un centro de interpretación o museo en el entorno del yacimiento que sirva para proteger y difundir los vestigios más relevantes. Hasta la fecha han aparecido vestigios de termas, el foro, almacenes y viviendas. La Dirección General de Patrimonio se ha comprometido a facilitar «la asistencia técnica necesaria en la redacción del proyecto de conservación y puesta en valor de los restos hallados en la acrópolis y en la zona baja de la ciudad romana durante la construcción de la A-60».

A pesar de las denuncias de varios colectivos, la Junta siempre sostuvo que las obras de la autovía León-Valladolid hayan provocado daños en el yacimiento arqueológico de Lancia. «Desde el primer momento ha habido una estrecha colaboración entre los técnicos de la Consejería de Cultura y los del Ministerio de Fomento para salvaguardar los restos romanos de Lancia», aseguró García Cirac hace un año. Recordó que la Comisión Territorial de Patrimonio aprobó «una serie de prescripciones» que han sido  «respetadas en la ejecución de la obra».

Fue un descubrimiento colosal. Las obras de la A-60 permitieron desenterrar un barrio industrial en el que existían fundiciones, la primera necrópolis de incineración localizada en León, un tramo de calzada romana, un horno de finales del siglo I dedicado a la cocción de tejas, otro medieval, unas termas y un edificio de planta basilical, entre otras construcciones.

Pocos temas se han ‘enquistado’ como Lancia, que movilizó a varias asociaciones, quienes crearon una plataforma para evitar la destrucción de uno de los mayores yacimientos arqueológicos del país. Además, Lancia provocó un pequeño ‘cisma’ en la propia Junta, cuando en una reunión de la Comisión Territorial de Patrimonio dos de sus miembros votaron en contra de enterrar los restos, lo que provocó que la decisión final recayera en una instancia superior, en Valladolid.

Cuatro meses después, la Comisión de Patrimonio Cultural acordaba que el proyecto debía modificarse para hacer viable la conservación de los vestigios. Además, dejaba claro que los restos debían ser visibles y visitables y exigía a Fomento completar el estudio arqueológico. En abril de 2012, Fomento tapaba las ‘reliquias’ halladas en Lancia con una capa protectora de geotextil y arena, después de que se hubieran producido varios saqueos.

La conocida como "Fíbula de Lancia", fíbula celtíbera de bronce hallada en Lancia (siglo III o II a. C., M.A.N., Madrid)

Una desidia secular

La destrucción y abandono de Lancia es secular. El Iryda (Instituto Nacional de Reforma y Desarrollo Agrario) trazó caminos sobre Lancia sin tener en cuenta los tesoros del subsuelo y dejó las cunetas sembradas de cientos de restos arqueológicos. La Dirección General de Bellas Artes, la Diputación y otras administraciones se lavaron las manos. Y los excavadores furtivos y los buscadores de tesoros expoliaron ‘a la carta’ el que pudo haber sido uno de los mejores yacimientos arqueológicos del país.

Las administraciones siempre acusaron a los agricultores de dañar la zona con los tractores y de esquilmar las piezas localizadas en sus fincas, reutilizadas para los usos más inverosímiles, como, por ejemplo, abrevadero de animales. En 1941, el político y escritor Mariano Domínguez Berrueta denunciaba en un artículo publicado en este periódico el abandono del yacimiento de Villasabariego, esporádicamente excavado en tiempos de Isabel II y después abandonado a su suerte. Contaba Berrueta que un vecino le había regalado una fíbula, «uno de tantos objetos que aparecen en Lancia tras un día de lluvia». Denunciaba el escritor hace siete décadas cómo las piezas extraídas de Lancia y desperdigadas bastaban para formar un verdadero museo.

Fuente: diariodeleon.es | 13 de octubre de 2018

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Descubren el «polígono industrial» de Lancia en medio de la autovía (09/07/2010)

Promonumenta exige al Estado y a la Junta que protejan Sublancia (15/08/2010)

¡Salvemos el yacimiento de Lancia (León)!  (20/08/2010)

El edificio más raro de Lancia (04/08/2012)

Visitas: 160

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más