El padre Ubach (delante a la izquierda) con el padre Grau. Detrás: G. Eugeni Erausquin, el padre Antoni Ramon y el padre Emilià Riu, en el año 1926 Archivo de Montserrat

 

Vía: LA VANGUARDIA.es| 15 de abril de 2011

 

La exposición arqueológica "Viaje al Oriente bíblico" permite desde hoy al público seguir en la Capilla de Santa Agata de Barcelona el itinerario del biblista y orientalista Bonaventura Ubach (1879-1960) por Palestina, Babilonia, Alejandría, El Cairo o el Sinaí en la primera mitad del siglo XX.

Organizada por el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed) y comisariada por el catedrático de prehistoria de la Universidad Autónoma de Barcelona Miquel Molist, la exposición reúne 185 piezas, entre esculturas, sarcófagos, cerámicas, papiros, libros religiosos, fotografías y otros materiales arqueológicos.

Casi todos los objetos y documentos expuestos proceden del Museo de la Abadía de Montserrat y, en la mayoría de los casos, se trata de piezas que se exhiben por primera vez fuera de Montserrat.

Molist ha señalado en la presentación que han intentado que el recorrido expositivo tenga varias lecturas: "los propios viajes del padre Ubach, a través de citas de sus dietarios; la historia, a partir de piezas arqueológicas de 'extraordinaria calidad'; y las citas bíblicas referidas a los distintos ámbitos".

A modo de preámbulo, "Viaje al Oriente bíblico" ilustra la fascinación que producía Oriente en la Barcelona del siglo XIX, con personajes como Ali Bei (Domènec Badia), el poeta Jacint Verdaguer, el diplomático Víctor Balaguer, el historiador Eduard Toda, el industrial chocolatero Antoni Amatller o el pintor Marià Fortuny.

La exposición, que estará abierta hasta el próximo 26 de junio, es, en palabras de Molist, "un recorrido transversal en el tiempo, desde las civilizaciones más antiguas, como Mesopotamia o Egipto, hasta el mundo romano".

Una cabeza de Gudea de Lagash (Mesopotamia), cinco tablillas de las 500 que hay en el Museo de Montserrat de escritura cuneiforme (IV-I milenio a. C.), la cabeza de un rey tocado con la corona azul del Egipto de época saíta (664-525 a. C.), dos sarcófagos egipcios, una barca funeraria del Imperio Medio egipcio, o una figura femenina del norte de Siria (2000 a. C.) son algunas de las piezas expuestas.

Foto: El padre Ubach viajando en camello por la península del Sinaí. Arxivo de Montserrat

 

 

El padre Pius Tragan, conocedor y discípulo de Ubach, ha recordado que Bonaventura Ubach se sintió fascinado desde su juventud por Oriente y realizó su primer viaje en 1906 a Jerusalén, donde se instaló durante cuatro años. En Jerusalén, Ubach estudió la ciencia arqueológica francesa, entonces en pleno apogeo, y los estudios bíblicos.

Durante toda su vida, añade Pius Tragan, tuvo "un sentido ecuménico interreligioso" y en sus escritos, por ejemplo, habla de la fascinación que siente por Bagdad, donde se produce "la convivencia pacífica de árabes, cristianos de todo tipo y judíos".

Al final del itinerario expositivo, y como muestra de ese ecumenismo, se pueden contemplar un fragmento del Pentateuco samaritano (siglo XVII), una Biblia latina iluminada del siglo XIII y un Corán del siglo XVIII.

Las piezas exhibidas son el fruto del "esfuerzo de Ubach por traer Oriente a Cataluña, donde fundó el Museo de Montserrat hace cien años".

Foto: Vista general de una sala del antiguo Museo del Oriente Bíblico de Montserrat, en el centro, un sarcófogo y una momia. Archivo de Montserrat

 

 

Tragan ha explicado que "es imposible imaginar cómo trasladó las piezas hasta Alejandría, el puerto desde el que eran empaquetadas en contenedores y embarcadas hasta Barcelona, pero seguramente utilizaba camellos, porteadores o empresas de transporte".

En cuanto a la obtención de piezas, Tragan comenta que "Ubach llegó a Oriente después de que por allí pasaran británicos, franceses, austríacos y alemanes".

Algunas piezas fueron compradas en la tienda que había al lado del Museo de El Cairo, otros eran regalos de sus amigos excavadores franceses e ingleses, otras las compraba regateando, y otras las encontraba en casas, como sucedió con un talento babilónico de 32 kilos que estaba enterrado en la puerta de una casa humilde y que adquirió por 3 libras esterlinas a cambio de volver a restaurar la puerta. "Si hubiera tenido más dinero, habría comprado mucho más", ha dicho Tragan.

En la Capilla Santa Ágata también se pueden ver 24 de las 10.000 fotografías de gran tamaño realizadas por Ubach.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Post de Terrae Antiqvae relacionado:

 

* "El arqueólogo". El escritor Martí Gironell "transporta" al lector ...

Visitas: 235

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más