Hallados restos en Ceuta que prueban que se pescaba marisco hace 250.000 años

Una mujer a los pies de la entrada de la cueva "La Cabililla de Benzú", situada junto a una cantera de piedras. Foto: lainformación.com/EFE

Vía: elcomerciodigital.com / Rafael Peña / 23 de abril de 2010

Una cueva prehistórica localizada en los límites fronterizos que separan Ceuta de Marruecos ha dejado al descubierto unos restos únicos en España que ponen de manifiesto que ya hace 250.000 años los habitantes de la zona se dedicaban a la pesca de marisco.

La cueva, denominada "La Cabililla" y hallada de forma casual en el año 2001, se ha convertido en un centro de atención nacional e internacional por la repercusión de los hallazgos prehistóricos, que apuntan también a contactos humanos por el Estrecho en lugar del continente asiático.

Los especialistas han logrado "datos cruciales" para la comprensión de los modos de vida en la zona hace 250.000 años, con presencia de sociedades de cazadores-recolectores paleolíticas y de comunidades aldeanas del Neolítico en el ámbito del Estrecho de Gibraltar.

El arqueólogo de la Universidad de Cádiz y co-director del proyecto de estudio, José Ramos  (izquierda),  ha explicado a Efe que el yacimiento es "muy rico" y tiene "una potencia considerable geológica y cultural, de ahí que tiene muchas expectativas en todos los sentidos".

Sobre los hallazgos ha destacado que "ha salido a la luz el aprovechamiento de recursos marinos en cronologías tan antiguas con prácticas de marisqueo por debajo de los 250.000 años, así como peces documentados en torno a los 150.000 años, lo cual es un registro arqueológico de alcance".

El investigador y profesor universitario, que dirige los trabajos junto con Darío Bernal  (derecha), ha concretado que "el yacimiento está situado en lo que llamamos las puertas de Europa y hay modos de vida de grupos humanos cazadores-recolectores así como agricultores y pastores, lo cual dará idea de actitudes en ambos lados del Estrecho en una vertiente atlántica y mediterránea".

Por ello, ha resaltado que el yacimiento tiene "mucho futuro" y ha valorado la participación del Gobierno autonómico, que ha reconocido la trascendencia del hallazgo.

La investigación intenta ahora demostrar la presencia de homínidos en la zona de influencia del Estrecho, lo que posibilitaría los contactos entre las dos orillas y el cruce al viejo continente por este lugar en lugar de hacerlo por Asia.

Interior de la Cueva de la Cabililla. Foto: EFE/Archivo


Desde el año 2002 un equipo de arqueólogos e historiadores han dejado al descubierto material, fauna y flora en siete estratos que tiene el yacimiento, donde se ha evidenciado que ha existido ocupación humana.

Los depósitos paleolíticos hallados tienen pocas referencias en Europa, sobre todo tan antiguas, por lo que se ha previsto una nueva campaña arqueológica en octubre.

La trascendencia del descubrimiento ha generado que el Gobierno ceutí haya promovido una serie de visitas al yacimiento para que los interesados tomen conciencia de la importancia del hallazgo y vean sobre el terreno las pruebas que realizan los especialistas.

Grupos de personas de diferentes edades han mostrado interés por conocer el momento actual de las prospecciones arqueológicas así como la posibilidad del hallazgo de restos humanos en este entorno natural, situado junto a una cantera de piedras. EFE
-------------------------------------------------------------------------------------------------

Desde que se descubrió y se llevan a cabo trabajos arqueológicos en la cueva de la Cabililla de Benzú (Ceuta), toda noticia que proporciona hay que leerla con mucho interés.

No en vano, la misma tiene una apreciable extensión (50 m.) y potencia sedimentaria (5 m.), con una presencia constatada de 10 estratos, 7 de los cuales tienen ocupación antrópica del período pleistocénico, habiendo proporcionado hasta el momento testimonios líticos correspondientes al Paleolítico Medio (o Modo 3).

Pero, con todo, su importancia reside en que tal yacimiento puede romper el paradigma de buena parte de los estudiosos "africanistas" que niegan la posibilidad de contactos en el Paleolítico entre el sur de Europa y el norte de África, limitándose a considerar Oriente Próximo como el único paso para grupos africanos pleistocénicos en su camino hacia Europa.

La Cabililla permite un modelo alternativo de trabajo, pues abre nuevas hipótesis al respecto, y hay que esperar -y desear- que en un futuro se pueda determinar la autoría antropológica (se especula, en principio, que puedan ser neandertales) de los vestigios hallados.

Visitas: 953

Respuestas a esta discusión

Como complemento a la noticia del post, no está de más leer la breve, pero interesante, información que se expone más abajo relativa a la tesis doctoral de uno de los investigadores de la Cueva de la Cabililla de Benzú, Juan Jesús Cantillo, sobre los hábitos alimenticios de origen marino detectados en la misma.

Juan Jesús Cantillo (izquierda), durante la conferenicia, junto a Dario Bernal (derecha).Foto: Ben Zakour.

Benzú sugiere que se comía marisco en Ceuta mucho antes que en el Cantábrico

Vía: elfarodigital.es /Asier Solana / 28 de abril de 2010

Juan Jesús Cantillo es uno de los jóvenes investigadores del yacimiento de la Cueva y Abrigo de Benzú, en la que lleva seis años trabajando.

Él fue el encargado de dar la última conferencia dentro del ciclo dedicado a estas excavaciones, que ha tenido lugar durante todo el mes de abril. Ayer fue el turno de los doctorandos de la UCA que realizan su tesis gracias a sendas becas del Instituto de Estudios Ceutíes: el propio Cantillo y su compañero Eduardo Vijande.

Cantillo es un experto en arqueomalacología, es decir, el estudio de los restos marinos. "Antes las conchas de un yacimiento se apartaban; ahora, se estudian", aseguró. Él se encargó de la segunda charla de la tarde, estudia la relación del hombre prehistórico con el mar, partiendo de los descubrimientos que se han hecho en Benzú. "Se han encontrado moluscos cuyos registros indican una antigüedad de más de 250.000 años. Es una de las cronologías más antiguas a nivel mundial; sólo se le acerca un yacimiento en Sudáfrica, que ronda los 200.000 años. Y es mucho antes que en el Cantábrico, donde las dataciones han dado como resultado 40.000 años".

"Lo que quiero demostrar con la tesis es que el hombre prehistórico no sólo era cazador y recolector, sino que también vivía en estrecha relación con el mar", explicó Cantillo, que hace un año comenzó su tesis. En un trabajo en el que mucho queda por hacer, las perspectivas son buenas, si se tienen en cuenta los alrededores. "En Gibraltar, por ejemplo, se ha visto que comían foca monje y grandes cetáceos", comentó.

Para desarrollar sus estudios, Cantillo cuenta, sobre todo, con conchas de moluscos, pero también con vértebras e incluso espinas de peces que han sobrevivido a lo largo de miles de años en el yacimiento, además de las herramientas del hombre neolítico. "Lo importante es la interdisciplinariedad, por eso en mi tesis estoy aprendiendo con una profesora de biología. A través de esta ciencia podemos estudiar los restos que hay en las piedras, y si éstas se utilizaron para pescar, por ejemplo", afirmó Cantillo, refiriéndose al método llamado de traceología.

Además, en el yacimiento se ve una evolución en el consumo de pescado; al avanzar el tiempo, aumentan tanto la variedad de especies como la intensidad del consumo. "Pero se nota que trataban de no cazar ni peces pequeños ni hembras para asegurar el suministro, conocían los ciclos reproductivos".

Balance positivo tras un mes de conferencias

Darío Bernal, uno de los codirectores de las excavaciones en Benzú, fue el encargado de hacer el balance del ciclo de conferencias. "El objetivo más importante era el de divulgar entre la ciudadanía los hallazgos y resultados de las investigaciones, y creo que se ha logrado. A las charlas han acudido gente de todo tipo", aseguró Bernal.

El arqueólogo habló también de la mirada atrás a casi diez años de investigaciones: "La datación antigua del musteriense y que al menos hace 150.000 años eran pescadores es algo importante. Además, estamos ahora elaborando una memoria interdisciplinar que va a recoger todos los estudios realizados".

En cuanto a las perspectivas de futuro, Bernal apuntó a la posible exploración de los alrededores, de manera que pudieran surgir nuevos yacimientos arqueológicos que permitan aumentar el conocimiento sobre la prehistoria ceutí.

El dominical de "El Mundo" sitúa en Ceuta la mariscada más antigua de la historia

Vía: elfarodigital.es| Rafael Delgado | 5 de enero de 2011

'Eureka', suplemento dominical del diario ‘El Mundo’ especializado en divulgación científica, trató hace unas semanas los descubrimientos en la Cueva de Benzú. El reportaje, firmado por Rosa Tristán, expone las conclusiones a las que han llegado los investigadores de la Universidad de Cádiz (y que no todos comparten): los habitantes de ambas orillas del Estrecho de Gibraltar estaban interconectados hace cientos de miles de años “a través de un río salado que, lejos de ser una frontera infranqueable, se habría convertido en un puente ficticio entre África y Europa mucho antes de lo que se imaginaba hasta ahora”.

 

Las páginas de ‘Eureka’ aportan otro dato interesante, al parecer, y a pesar de que en ambas costas gustaban el pescado y el marisco, fueron los vecinos de la africana los primeros en sacarle partido gastronómico al mar.

 

Rosa Tristán acompañó a los investigadores durante una campaña y pudo conocer la gran mariscada que tuvo lugar unos 250.000 años. El festín que se dieron estos humanos primitivos es sin duda “la primera gran mariscada conocida de la historia”, siendo la más cercana una encontrada en Sudáfrica y datada hace 220.000 años. También se tiene constancia de que los neandertales gibraltareños gozaron de los frutos del mar, pero hace muy poco tiempo en términos paleontológicos, solo unos 30.000 años.

 

Según cuenta el investigador Juan José Cantillo cogían lapas y crustáceos en la Bahía de las Ballenas cuando no disponían de carne para su alimentación.

 

El trabajo de datar los hallazgos en los siete niveles de ocupación humana recayó en Simón Chamorro, director del Instituto de Estudios Ceutíes.

 

El lugar era un cazadero perfecto para nuestros antepasados: “Desde aquí oteaban las presas y tenían tanto agua dulce, del cercano arroyo del Algarrobo, como duras piedras de radiolaritas para hacer sus herramientas, que tallaban en el abrigo”, explica el paleontólogo gaditano José Ramos, quien estuvo a cargo de las excavaciones en esta cueva neolítica junto al arqueólogo Darío Bernal y al recientemente doctorado Eduardo Vijande.

 

Muy interesante también resulta el hallazgo de 50.000 objetos tallados en piedra de diferentes épocas. Fueron extraídas de decenas de metros cúbicos de roca trasladados a Cádiz mediante una minuciosa tarea de rescate en laboratorio.

 

Junto con los restos de comida  y los útiles líticos, cuenta el reportaje que las excavaciones revelaron hasta 60 especies de plantas, pero ni un solo hueso humano que ayude a determinar con claridad quiénes fueron los moradores de la cueva.

 

A pesar de ello, los utensilios aportan pistas. Todos pertenecen a la técnica ‘musteriense’, característica de los neandertales europeos. “Es un ‘musteriense’ como el que se ha encontrado en las cuevas neandertales de Gibraltar, pero mucho más antiguo. Puede que esta tecnología cruzara por el Estrecho desde el sur hacia el norte, o puede que cruzara hasta aquí desde una orilla europea”, dice Ramos.

 

Por su parte, Clive Finlayson, director de los trabajos en la cueva gibraltareña de Gorham niega que a día de hoy se puedan relacionar sus hallazgos directamente con los de Benzú. Habrá que excavar más.

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Foto: Cueva de Benzú

 

Ceuta y la península estaban relacionadas en la Prehistoria

 

Vía: ABC | Rafel Peña | 5 de enero de 2011

 

 

Ceuta y la península Ibérica estaban relacionadas en la Prehistoria y tenían medios marítimos para moverse por este área geográfica, según revela un estudio realizado a raíz del hallazgo de una cueva prehistórica en Ceuta con evidencias de ocupación de más de 250.000 años de antigüedad.

La cueva de La Cabililla, situada junto a la frontera norte que separa Ceuta de Marruecos, fue descubierta casualmente en 2001 y las diferentes prospecciones arqueológicas han permitido evidenciar el contacto entre las dos orillas del Estrecho.

El último ejemplo se revela en la tesis doctoral presentada por el arqueólogo Eduardo Vijande Vila ante la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz, tras participar en varias campañas de excavaciones en Ceuta.

Fuentes del área de Cultura del Gobierno ceutí han dicho a EFE que la investigación, calificada con sobresaliente 'cum laude', lleva por título: "Formaciones sociales tribales en la región histórica del Estrecho de Gibraltar (del VI al IV milenio antes de nuestra era). Los ejemplos de la Cueva de Benzú (Ceuta) y el asentamiento de Campo de Hockey (San Fernando, Cádiz). Comparación entre dos orillas".

Según ha documentado el investigador del Instituto de Estudios Ceutíes y miembro del Proyecto Benzú desde 2002, hace ya miles de años los habitantes de estas tierras interactuaban con sus pares de la orilla norte del Estrecho.

Estas relaciones entre las dos orillas, que han sido objeto de discusión entre la comunidad científica desde hace mucho tiempo, han quedado demostradas con el minucioso trabajo del prehistoriador, según la fuente.

Eduardo Vijande ha tenido que llevar a cabo una labor descriptiva muy completa de todos los objetos arqueológicos hallados en la cueva así como elaborar un detallado estudio espacial y una valoración socioeconómica de las tribus asentadas en esta zona.

Según ha explicado a Efe el codirector de la tesis, José Ramos Muñoz, profesor titular de Prehistoria en el campus gaditano, el estudio pone de manifiesto "el peso de la ganadería y la agricultura en la región durante la antigüedad así como la existencia de redes de circulación y contactos entre ambas orillas desde muy atrás".

El experto lo tiene muy claro: "encontramos similitudes evidentes en los modos de vida y de trabajo".

Estos vínculos transmarítimos se evidencian, a juicio del catedrático, en que "hay una serie de objetos decorativos que enmarcan estas relaciones, más elementos tecnológicos y arqueológicos que indican similitudes tanto de técnica como de estilo, por lo que claramente hubo contacto y relaciones".

Estas relaciones se demuestra que en la época neolítica los pueblos del Estrecho disponían de medios de transporte marítimos que les permitían desplazarse de Europa a África y viceversa.

Los directores del proyecto y el Instituto de Estudios Ceutíes, a raíz de los hallazgos, han decidido trabajar para generar una publicación a partir de la tesis.

La idea es que tenga formato libro y constaría de unas 250 o 300 páginas ya que el trabajo original supera las 500 páginas, con lo cual se pretende acercar la información recogida a la comunidad científica y a la ciudadanía en general.

La cueva de La Cabililla en Ceuta ha evidenciado, una vez más, que la prehistoria tiene un punto importante de estudio en esta zona del Estrecho. EFE

 

 

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más