Foto: This undated hand out photo provided by the Greek Culture Ministry on Monday, Jan. 3, 2011, shows four Early Stone Age axes discovered by a US-Greek team of archaeologists on the southern island of Crete. A ministry statement said Monday that these and other similar finds, dating back at least 130,000 years, point to what may be one of the earliest signs of human seafaring.

Los arqueólogos descubrieron en la isla de Creta lo que podría ser evidencia de uno de los primeros viajes marítimos del mundo realizados por ancestros humanos, dijo el lunes el Ministerio de Cultura de Grecia

Fuente: Associated Press, Atenas | Yahoo.es, 3 de enero de 2011

Un comunicado del ministerio señaló que expertos de Grecia y Estados Unidos encontraron hachas rudimentarias y otras herramientas que se cree tienen entre 130.000 y 700.000 años de antigüedad cerca de refugios en la costa sur de la isla.

Creta ha estado separada del continente durante aproximadamente cinco millones de años, así que quien haya fabricado las herramientas debe haber viajado hacia allá por mar una distancia de al menos 64 kilómetros (40 millas). Ello alteraría el criterio actual de que los ancestros humanos migraron a Europa de Africa únicamente por tierra.

"Los resultados de la exploración no sólo proporcionan evidencia de viajes marítimos por el Mediterráneo decenas de miles de años antes de lo que conocíamos hasta ahora, sino que también cambian nuestra comprensión sobre las habilidades cognitivas de los primeros homínidos", dijo el ministerio.



La evidencia previa más temprana conocida sobre viajes en mar abierto en Grecia data de 11.000 años atrás (y a nivel mundial de aproximadamente 60.000 años, aunque se han propuesto fechas considerablemente más tempranas).

Las herramientas fueron halladas durante una exploración de cuevas y refugios de roca cerca de la villa de Plakias por parte de arqueólogos de la Escuela Estadounidense de Estudios Clásicos en Atenas y el Ministerio de Cultura.

Tales implementos rudimentarios de piedra están vinculados con el Hombre de Heidelberg y el Homo Erectus, predecesores extintos de la raza humana moderna, quienes evolucionaron desde Africa hace cerca de 200.000 años.

"Hasta ahora no teníamos prueba de presencia del Período Paleolítico Inferior en Creta", dijo la arqueóloga del ministerio María Vlazaki, quien no estuvo involucrada en la exploración. La especialista agregó que no estaba claro si los homínidos habían navegado al sitio o si los asentamientos fueron permanentes.



"Pudieron haber venido de Africa o del este", indicó. "Un estudio futuro podría ayudar".

El equipo arqueológico solicitó permiso para realizar una excavación más exhaustiva en el área y se espera que las autoridades griegas la aprueben este año.

Visitas: 1253

Respuestas a esta discusión

Esta noticia no tiene nada de nueva. Hace casi un año, el 18 de enero de 2010, The Times of Londonla publicó por primera vez, luego fue el New York Times; más tarde, el 17 de febrero, se hace eco National Geographic, para acabar con esta noticia recopilatoria en la web del católico y dominico Providence Collage,que es el que provee en gran medida esta exploración. Ya se nos anuncia, entre muchas cosas, que la exploración continuará en este año 2011.

Me parece un tantico raro presentar “bis repetita” el fenómeno. Se conoce que el fenómeno no obtuvo la esperada repercusión en su momento. Por supuesto han pasado los rayos X de rigor para datar la cosa, tanto que hasta la tectónica de placas ha sido estudiada.

Me encantaría encontrar un homínido que se arrojara a la mar tan en precario como Papillón huyendo de la isla del Diablo, en un saco de cocos o peor, en busca de lo desconocido. ¿O sabían que Creta estaba ahí?

Digno de tener en cuenta.

Arqueologos han descubierto artefactos en la isla de Creta, que sugieren que los ancestros humanos viajaron por mar decenas de miles de anhos antes de lo pensado. El hallazgo ha sido catalogado como uno de los 10 descubrimientos mas importantes del 2010 por la Revista "Archaeology Magazine".

.

 

Gracias por la noticia, José Luis. Es un descubrimiento realmente intrigante que, de confirmarse las dataciones, obliga a replantear todo lo que sabemos sobre las capacidades de los antiguos humanos. Viajar por el mar más de sesenta kilómetros requiere embarcaciones de diseño adecuado y un igualmente adecuado sistema de orientación. Si, como dice la arqueóloga que dirige la excavación, los viajes fueron múltiples, nos encontraríamos con capacidades mentales que hasta ahora consideramos sólo propias de de nuestra especie.

¿y no podría ser que fueran desde el continente europeo y en un momento de poco nivel del mar?

Augusto ,a lo mejor en aquellos momentos había corrientes  marinas que  permitían una travesía más facil:es que creo que se sabe poco de cómo era relamente el clima entonces;puede que alas  corrienets marinas y los vientos fueran diferentes.Yo siempre llego a este pensamiento al pensar en la expansión por mar antes del paleolítico superior

 

Si, María, es posible que la distancia haya sido más corta y el mar menos profundo pero eso no quita que sea un descubrimiento sensacional. Lo que sabemos con certeza es que Creta es una isla desde hace más de cuatro millones de años y un descenso del nivel de mar (como el provocado por una glaciación, por ejemplo) aunque acortaría la distancia al continente siempre representaría un obstáculo de consideración.

Por lo que dice la arqueóloga Eleni Panagopoulou en el video que agregó José Luis, se hicieron varios viajes en una horquilla de tiempo prolongada. De confirmarse esa hipótesis estaríamos ante una cultura con unas capacidades para la planificación y la navegación que hasta ahora ni siquiera habíamos sospechado. Si el viaje fue uno solo y llegaron por casualidad empujados por vientos y corrientes, la embarcación tuvo que tener un tamaño lo suficientemente respetable como para transportar un grupo que estuviera en condiciones de sobrevivir y reproducirse.   

Llegan unos “erectus” a la costa africana del norte y durante unas cuantas generaciones observan a los pájaros que van y vienen allende los mares; ¡Tate! dice uno … más allá tienen un nido ¡vayamos a buscar los huevos!. Y se ponen a armar embarcaciones, a observar echando flotadores a la mar la deriva de las corrientes, a hacer provisión de víveres para una larga travesía, a considerar la posición de las estrellas.

 

Viendo la indigencia de la herramientas que tiene se me hace harto difícil la hipótesis.

Salvador, quizá fuera mejor hablar de la "indigencia de herramientas" que hemos encontrado. Aparte de la industria lítica, conocemos poco y nada del utillaje de los heidelbergensis y los erectus. 

 si Augusto,a mí me parece sensacional la noticia ;además,70 km son muchos;14 tiene el estrecho de Gibraltar en su distancia menor;y si fueron varios viajes quiere decir que no fueron fortuítos.

Pero  a veces lo vemos desde nuestros parámetros:nuestro nivel de resistencia al hambre ,las temperaturas etc,nuestra incapacidad de de orientación;podría ser que los humanos  del paleolítico inferior tuvieran más desarrollados algunos sentidos,como la orientación a través del olor de la tierra  etc;es un poco por apurar el argumento,pero hay cosas que no podemos imaginar;durante el tsunami  de hace unos años,hubo algunas personas que estuvieron flotando varios días en un tronco de arbol ;quizá conociendo las corrientes (desde luego,implica inteligencia) era posible aventurarse con balsas simples;a fin de cuentas,hablamos  de gente que  era capaz de hacer fuego,y eso también requiere gran capacidad de observación.

Quizá observaron que del mar llegaban a veces frutos o ramas de determinadas direcciones.

Pero ciertamente es mucha distancia

 

pero ¿porqué no pudo ser desde Grecia en vez de desde Africa?

Salvador,es  que   seguramente aguantaban más tiempo que  nosotros sin comer y sin beber;de hecho -ya lo he comentado otras veces al salir estos temas- hay poblaciones de la zona de Melanesia que tienen  una capacidad genética para aguantar largas travesías sin apenas comer.

Navegar es una ciencia y es un arte. Dejarse llevar por la corriente a mar abierto encima de un tronco o una balsa  es una aventura de locos.

 

Más de 2000 instrumentos líticos repartidos en cuevas, abrigos y terrazas marinas en un mismo punto de la costa, con una horquilla de decenas, sino de centenares de miles de años sugiere que estos individuos iban y venían (ya lo apunta la doctora) de una manera regular a Creta y recalaban siempre en el mismo punto de la costa.  Es decir, conocían el arte de navegar lo bastante bien como para establecer una derrota y mantener los rumbos precisos para llegar al mismo puerto cada vez.

 

No es una cuestión de pensar en parámetros de modernidad y desechar la fuerza y resistencia de estos individuos.  Pero la resistencia de esta gente tendría que ser buena en las estepas y sabanas o las selvas, pero andar mojado de sal todo el día, sin agua, ni otro alimento más que tu hijo o compañera cuando se acaba el trozo de carne  y el puñado de dátiles, es la peor tortura y hasta el más pintado, antiguo o moderno, anda precavido con las cosas de la mar. Nadie ni tan siquiera un paleolítico duro de mollera y sin más motivo que su arrojo se daría a mar abierta a menos que no supiera que más allá hay un destino y algo que hacer. Entre los animales solo conozco ese roedor siberiano que se suicida en masa arrojándose por millones desde los acantilados y nadando hacia el ocaso hasta la muerte. Pero aun así esos animales tienen un motivo instintivo, siquiera el de diezmar su número para que los pocos que quedan puedan procrear. Un paleolítico atravesaría ríos con artilugios flotantes, se empujaría con los brazos a modo de remos encima de un tronco repasando el litoral de un lago o de una cala marina, quizás supiera nadar. Todas estas prácticas, aplicadas y mejoradas durantes milenios junto a otras complementarias nos hicieron atrevernos a dominar la mar, aun y todo empezando por la navegación por estima o a vista de la costa. Piteas subió hasta Noruega costeando Hispana, La Galia y Britania. Hanon circunvaló África, pero no osó separarse de la costa. Zhang He recorrió todas las costas de Asia pero ni se le ocurrió atravesar  el Índico, ni el Pacífico. Para un “homo”  300 kilómetros de mar son tantos como el Pacífico para Elcano, solo que Elcano ya tenía la certeza de la redondez de la Tierra y de que llegaría al mismo punto de partida y el “homo” no tenía ni idea de donde iba a ir a parar. Es posible que este “homo” fuera de isla en isla, siempre que estuvieran a la vista las unas de las otras. Puede ser que desde África a Creta hubiera un rosario de islas de las que ahora no quede ni rastro y que fueran a nado o en corteza vaciada presuponiendo que esos brazos de mar eran solo ríos más anchos. Existe una teoría que habla de la posibilidad de que hubieran llegado en el Paleolítico desde el Peloponeso gracias a que el Mediterráneo tendría unos 100 metros menos (*) y muchas islas ahora escondidas emergerían de su superficie

 

The civilization of ancient Crete, volume 1, part 2 by R.F. Willetts,pág, 43

 

Estos descubrimientos apuntalarían esa teoría y a ella me abono, pero desecho la idea de que nuestro ancestro fuera un loco suicida y sin otro que hacer se embarcara en un precario tronco sin más destino que la muerte segura. 

 

Mi impresión es que como en muchas de las noticias que surgen de este tipo y sobre todo si proceden de los EE.UU. es que las perentorias necesidades de financiación, junto a las no menos perentorias necesidades del Gobierno griego por impulsar su maltrecha economía hacen que lo que es un significativo descubrimiento que apuntalaría una teoría razonable se convierta en un motivo de especulación fantasioso con el afán de recaudar fondos de mecenas animosos y un tanto crédulos. Por cierto, la zona de Plakias, un lugar destino preferente de mochileros tiene vocación de convertirse en un gran centro turístico, esta publicidad le viene de perlas. Encontrar restos Paleolíticos en Creta resulta espectacular sólo para unos pocos, decir que el “homo erectus” navegaba y cruzaba los mares tiene un plus de atractivo popular.

 "Existe una teoría que habla de la posibilidad de que hubieran llegado en el Paleolítico desde el Peloponeso gracias a que el Mediterráneo tendría unos 100 metros menos (*) y muchas islas ahora escondidas emergerían de su superficie"

 A mí es lo que me parece más lógico    ;en cualquier caso,no creo que fueran locos suicidas embarcados en troncos a la aventura ;si realmente  lo hicieron  fué porque de alguna manera pensaban que  se podía ir y ,de hecho,se podía.

En el siguiente artículo de National Geographic se dice :"Maps of the coastal shelves suggest that even when the Mediterranean reached its lowest known point, plummeting some 440 feet (144 meters) below current sea level, people leaving from Turkey or Greece would have had to make three separate water crossings ranging from 12 to 24 miles (19 to 39 kilometers) each to reach Crete. If, on the other hand, the seafarers departed from Africa, they would have voyaged over 125 miles (200 kilometers) of open water." Esto es una barbaridad y supondría una variación tremenda en el perfil de la zona. 

He encontrado algunos mapas que pueden servir para hacerse una idea de como pudo ser la costa.

Estos simulan el nivel en la última era glacial:

Pero este otro, aunque lo he encontrado en una página bastante "imaginativa", pero se supone recoge como sería la zona con un nivel de las aguas 130 metros menor. Aún con todas las reticencias, es impresionante, podrían haber llegado andando.

Por lo demás coincidiría, más o menos, con la reciente noticia que se recogió aquí, por Guillermo.

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más