Yacimiento de "El Tesorillo".

Pinar de La Algaida (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz) 

"Las garzas ya han vuelto de la sierra. Ellas van allí todos los días a comer y por la tarde vuelven a descansar", dice mi amigo M. P., un hombre de setenta y dos años que se conoce las marismas del Pinar de la Algaida, en Sanlúcar de Barrameda, como la palma de su mano.

 

Es él quien me ha llevado, siempre que se lo he pedido, a visitar los yacimientos arqueológicos más emblemáticos de la zona norte de la provincia de Cádiz. Gracias a él he conocido el Cortijo de Évora, en la carretera que va de Sanlúcar a Trebujena, donde se halló el famoso tesoro tartésico que lleva su nombre. O el emblemático yacimiento de El Tesorillo, en el citado Pinar de la Algaida, que fue sede de un Santuario dedicado al Lucero, identificado con el Luciferi Fanum que menciona Estrabón. O, también, el no menos conocido Cortijo de la Fuente, de donde fue rescatado un ídolo cilíndrico del Calcolítico… Además de otras localizaciones que he conocido, tales como el yacimiento de Mesas de Asta, a la que dediqué mi anterior post.

 

Hoy he estado reunido con él y otros amigos y amigas que conocen bien la zona y conocen también muy bien en qué estado se encuentran dichos yacimientos y qué acontecimientos se han ido desarrollando en torno a ellos. Lo más llamativo de la larga e interesante conversación que hemos mantenido, es la tremenda y vergonzosa expoliación que ha habido a lo largo de más de treinta años.

 

Objetos de cerámica, figurillas etruscas, fíbulas, monedas fenicias, griegas y romanas, ídolos fálicos, columnas enteras… han sido literalmente robadas de aquellos lugares por personas que, por pura ignorancia –porque es por eso, y no por otra cosa– arramplaron en su momento con todo lo que encontraron a su paso; en ocasiones, incluso se presentaban por allí con detectores de metales y, tranquilamente, se llevaban unas cuantas monedas con toda impunidad. “Sacos de monedas” es la expresión exacta que han pronunciado en la reunión. No quiero pecar de inocente, pero mantengo la esperanza de que solo fuera una exageración.

 

La desfachatez llega hasta el punto de que estos ladrones de nuestra Historia incluso exhiben alegremente sus "trofeos". Tal es el caso de uno que tiene colocado un falo de piedra –que intuyo de época romana– en el umbral de su casa, flanqueado por columnas de mármol y otros adornos presumiblemente antiquísimos. Dejando constancia de que solo hablo de oídas, pues no los he visto, hay quien colecciona sus "trofeos" y con ellos decoran sus hogares. Y allí permanecen mudos en las estanterías, y digo mudos, pues sus ignorantes "propietarios" no tienen ni la más mínima idea de lo que estas reliquias tienen que contarnos.

 

No obstante, si hablo de coleccionistas, hablo del mejor de los casos. Porque también hay quien guarda, amontonados en garajes, trasteros o desvanes; criando polvo, telarañas y humedad, los vestigios de nuestra Historia, dejando que se deterioren cada día que pasa sin que nadie vaya a rescatarlos y cuidarlos con el mimo que se merecen, después de tres mil años.

 

Tres mil años de Historia encerrados en trasteros, vitrinas o repisas pertenecientes a un puñado de ignorantes que, por engrosar su vanidad y fardar delante de sus amigotes del bar de la esquina, roban un patrimonio que es de todos. No entiendo para qué los quieren, si no se hacen ni una remota idea de lo que tienen… ¿Para qué quiere anillos un mono?

Visitas: 1823

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el enero 16, 2012 a las 10:40pm

No le falta razón a Fran, desde luego. Aparte de que bastantes museos españoles están cerrados por obras, mantienen infinidad de vestigios en sus almacenes sin ponerlos al público. Y, por si fuera poco, traten de preguntar si tienen libro-catálago del museo en cuestión (aunque sea un libro sencillo). Apenas lo tienen ninguno. Lo que no deja de ser increíble.

De todos modos, Fran, en última instancia vale más que los restos arqueológicos se guarden en los museos, cuando son sacados a luz, a que los tengan por ahí en "centros de interpretación" desperdigados a expensas de que los roben y destrocen expoliadores desaprensivos (como hemos visto recientemente con el mosaico romano de Baños de Valdearados).

Y las autoridades políticas y responsables de la cosa ya se pueden ir poniendo unas buenas pilas, porque con la pavorosa crisis económica que padecemos mucho me temo que vamos a asistir, al margen de una nula actividad de excavaciones arqueológicas, a un incremento muy notable del expolio de nuestro patrimonio arqueológico.

Comentario por Carmen L. el enero 17, 2012 a las 2:33pm

Daría para escribir muchas entradas lo que cuentas, amigo. Muchas, porque las causas de esto son entrelazadas y complejas como jersey de Áran. No me voy a detener en causas, porque entre estas se encuentran la inexistente educación histórica/ética/económica; la "crisis moral" que demuestra una sociedad que fabrica cachos de carne con patas capaces de almacenar cosas de esas en garajes (ellos seguro se declaran a todo el que quiera oirlos "amigos de la humanidad" e "indignados" con cosas mucho menos cuestionables/inteligibles) y la incapacidad del estado de impedir los saqueos o, al menos, de revertirlos en beneficio de la comunidad. Pero sí que me pregunto una cosa ¿qué podemos hacer nosotros, aficionados con conciencia, por impedir/aminorar/cambiar estos hechos? Lo pregunto sin asomo de retórica ni ganas de escuchar eso de denunciarlo ante las autoridades (?) o los medios de comunicación, que ya vemos pa' lo que sirve.

Comentario por Hispalois el enero 19, 2012 a las 8:28am

Lo más triste es que una pieza arqueológica pierde casi todo su valor científico cuando se saca del suelo clandestinamente, sin anotar dónde estaba, en qué contexto, etc. Recuperar robos está bien pero no se recupera el conocimiento perdido. Es mucho más útil evitar los robos y expolios antes de que ocurran.

Comentario por Ángel Román Ramírez el enero 19, 2012 a las 2:51pm

Completamente de acuerdo, Hispalois. Habría que "blindar" más los yacimientos. Si se pusieran más medios para proteger los lugares en los que se producen nuevos hallazgos, quizá no ocurrirían estas cosas o, al menos, no serían tan comunes. De la misma forma que se protegen ciertas especies de animales, que me parece algo totalmente loable, debería ocurrir lo mismo con los yacimientos y, sobre todo, si son nuevos. Porque los que ya han sido expoliados, lamentablemente, poca solución tienen ya...

Bueno, poner multas muy cuantiosas, o incluso la cárcel, y aplicar la ley (y no archivar las causas) quizá disuadiera a estos amigos de lo ajeno.

Comentario por Santiago Z. el enero 23, 2012 a las 2:10pm

Haces muy bien en escribir todo esto, Ángel.

También yo lo hice en su momento y en el caso que sigue, por ejemplo, y así hago un llamamiento, una vez más, a quien compete a dejarse llevar por la racionalidad y la inteligencia y no por la desidia o el interés económico (en pleno yacimiento, al menos, del Bronce, sin haberlo sometido a excavación experta, tienen aprobado colocar un parque eólico):

Posible santuario rupestre

 

Ángel, entiendo perfectamente tu rabia, me gusta cómo lo cuentas y pienso que todos los que conociéramos casos similares deberíamos denunciarlos en voz alta, ser altavoces de estos desmanes. 

¡Ánimo, Ángel, que somos muchos los que vamos en la misma dirección!

Un afectuoso saludo.

 

Pdt.: ((¡Ah!: los monos aprenderían a ponerse y quitarse los anillos, y hasta llegarían a apreciarlos. Los humanos que tú citas, según últimas noticias, andan por ahí intentando cavilar (porque no llegan ni a eso) cómo hacer para robar a los monos sus sortijas)).

 

Comentario por Ángel Román Ramírez el enero 23, 2012 a las 5:14pm

Muchas gracias, Santiago. Precisamente estaba leyendo antes este otro post que, de hecho, tiene mucho que ver con lo que estamos debatiendo aquí.

Por cierto, muchas gracias por el enlace que me has facilitado en tu anterior mensaje, me ha resultado interesantísimo!!

Y en cuanto a lo de la posdata... ¡¡¡Jajajajajaja!!! XD

Comentario por Santiago Z. el enero 23, 2012 a las 9:18pm

Amigo Ángel, yo creo que uno de los mejores regalos que se te podría hacer sería que vieras en Asta Regia (una Mesa impresionante, y no la conozco "al natural") un trabajo arqueológico en condiciones... Creo que no me equivoco, ¿no?.

No desistiremos, Ángel, que cosas que parecían inalcanzables se han conseguido, así que adelante, y mientras llega ese momento, que llegará (quiero ser optimista), a seguir en la brecha, que es lo que estamos haciendo. Creo que así vamos en el buen camino. Un abrazo.

 

Comentario por Ángel Román Ramírez el enero 24, 2012 a las 8:55pm

Pues sí, Santiago. Sería algo así como un imposible hecho realidad...! Y estoy seguro de que algo así contribuiría en muchísimo a un conocimiento más completo y profundo de nuestra remota Historia, aún tan dispersa, llena de recovecos que todavía faltan para completar el puzle (aunque parezca increíble). Espero que ese mensaje tuyo cargado de positivismo llegue a cumplirse algún día no muy lejano!!!

Otro abrazo fuerte para ti!

Comentario por Juan Carlos Méndez Madrid el enero 26, 2012 a las 7:54pm

En mi modesta opinión no es lo mismo que esos restos estén en un garaje particular o en los fondos de un museo. Si están en un museo: 1º Están a disposición de cualquier investigador que trabaje sobre un tema y necesita consultar materiales para producir "conocimiento" para la sociedad. 2º Están catalogados, inventariados y a disposición del museo para realizar las exposiciones temporales, permanentes o temáticas que consideren oportuno. 3º Están protegidos y en caso de extravío o deterioro hay profesionales a los que señalar y a los que pedir responsabilidades. 4º Están en una institución pública que es donde han de estar dada su propiedad pública sin privar a la sociedad de SU Patrimonio. 5º Si están en un museo es porque, en la inmensa mayoría de los casos, son materiales producto de una excavación reglada, controlada y que ha producido "conocimiento" para la sociedad.

Ninguna de estas cosas son posibles desde el garaje de "Paco el detectorista".

En definitiva: No es lo mismo.

Saludos

Comentario por Ituci el enero 27, 2012 a las 7:59pm

Lo cierto que el verdadero patrimonio de esta nación; gracias a Dios, está a la venta y a mano de todo el mundo; aunque deben de atenerse menores de 18 años, y es El Anís del Mono. Y ya no tanto por el exquisito liquido que se encuentra dentro de la botella sino por su etiqueta. Muchos han visto en el mono que aparece la imagen una caricatura de Darwin y una burla a su teoría de la Evolución: "Es el mejor. La ciencia lo dijo y yo no miento". Es verdad, la ciencia no se equivoca, se equivocan los científicos, pero hoy no te caricaturan por pensar de diferente manera. Ahora si actúas llega Robespierre con las rebajas y te guillotinan.

 La época del romanticismo; tan pasteloso, ya pasó, pero nos gustaría echarnos al monte a robarle a los ricos para dárselo a los pobres pero la realidad es otra.

Gracias a los coleccionista hoy podemos disfrutar de numerosas obras de arte que los estados hubieran sido incapaz de proteger. Estoy en contra de privatizar la sanidad, estoy de acuerdo con la educación pública o privada y en contra de la concertada. No fue un gorila quien puso a la venta las vigas de la mezquita, todos los dedos apuntan a un oso. http://www.elpais.com/articulo/cultura/mezquita/Cordoba/pierde/viga... Mucho protección al lince en su hábitat para que luego llegue un automóvil y lo atropelle, que jodida es la vida.

Los yacimientos en el mundo los expolia el sistema y si no lo destruye un expoliador lo hará dos días más tarde una carretera o bloque de piso y lo que se vallan a comer los gusanos que lo aprovechen los humanos aunque también es cierto que a uvita a uvita un pavo se comió una viña.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más