La momificación ha existido desde la noche más antigua de los tiempos, pues es un método consustancial al desarrollo cultural del ser humano. Este proceso ha suscitado multitud de preguntas y reflexiones, sobre todo a la hora de proceder. Por todos es sabido que el hombre, en su afán de perpetuarse más allá del tiempo, crea circunstancias y espacios donde honrar a sus semejantes. La conservación del cuerpo de aquéllos en lugares, en ocasiones, no adecuados, requiere de un conocimiento muy específico.

Entendemos por momificación aquellas prácticas que describen la conservación y desecación de un cuerpo para evitar su descomposición. Han sido diversas las civilizaciones que han llevado a cabo esta costumbre a lo largo de su historia, teniendo el ejemplo de algunas culturas precolombinas, como la inca, pero en ninguna se alcanzó el grado de dedicación ni perfeccionamiento como en el Antiguo Egipto, a pesar de que no siempre, a lo largo de sus tres mil años de existencia, se siguió la misma técnica.

La palabra momia proviene del término persa mumeia o mum, que significa piche, sustancia negra, similar a la brea, con la que se trataba el cadáver, creyendo que contenía propiedades medicinales y curaba numerosas enfermedades, obteniéndose del monte Mumia, en Persia. Con el transcurso del tiempo, el término pasó a designar cualquier acción relacionada con dicha substancia, perdiéndose su acepción original.

Tenerife, a través de su red de museos (http://www.museosdetenerife.org/), está impulsando un proyecto de nivel internacional sobre momias y ritos funerarios. "Athanatos. Inmortal", así denominado, tendrá lugar entre este año que comienza y el 2018, albergando un congreso mundial y una exposición sobre la momificación en distintas partes del planeta. En territorio guanche, los aborígenes insulares enterraban a sus muertos _ o xaxos_ en cuevas naturales. El acto de mirlado o embalsamamiento podía ser natural o antropogénico, y dependía del rango del fallecido. Los enclaves donde se ubicaban esos ritos funerarios localizánse por toda la geografía canaria, y más aquellos que evidencian una habitación estable en sus aledaños. El mundo funerario cobra especial importancia en este universo, singular de por sí, pues estos colectivos de características semíticas constituyeron una población procedente del norte de África, llegando a Tenerife entre el siglo V a.C. y los comienzos de la Era Cristiana. Una vez en la isla, su adaptación a un medio hostil se hizo gradualmente, suponiendo un aislamiento biocultural. Antropológicamente, constituían grupos humanos de origen beréber, piel blanca, robustez media y, mitológicamente hablando, se les considera descendentes de los habitantes del continente hundido de la Atlántida. Su esperanza de vida al nacimiento era de 32 años. En las imágenes podemos ver los restos de alguno de aquellos habitantes insulares en el nuevo módulo, acondicionado y reestructurado para su exhibición.

 
 
style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

Visitas: 415

Los comentarios están cerrados para este post

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más