Los pobladores cazadores-recolectores vivieron junto con los agricultores durante unos 2.000 años

Enterramiento de mujer en Alemanis. JURAJ LIPTÁK

Fuente: SINC |PHYS-ORG | 10 de octubre de 2013

 

El análisis de ADN de dientes y restos óseos prehistóricos ha permitido rastrear la historia genética de la Europa moderna. Dos estudios publicados hoy en Science (aquíaquí) describen los patrones de migratorios por Centroeuropa durante el cambio hacia a la agricultura entre el Neolítico y la Edad de Bronce. En este periodo muchos cazadores-recolectores mantuvieron sus costumbres mientras otros pueblos ya cultivaban.

 

“Hemos caracterizado distintas culturas arqueológicas para reconstruir cuatro importantes situaciones durante el Neolítico que describen el flujo genético europeo”, destaca a SINC Guido Brandt (izquierda), investigador del Instituto de Antropología de la Universidad de Maguncia y uno de los autores de los estudios.

 

“Una simple mezcla entre los cazadores-recolectores indígenas europeos y la población emigrante del este del continente no puede explicar la diversidad genética europea”, asevera.

 

                     Foto: Enterramiento de la cultura Campaniforme en Alemania.

 

Estos momentos clave son cuatro: la introducción de la agricultura desde Oriente Próximo al centro de Europa; después, desde Europa Central hasta el sur de Escandinavia; la influencia genética de Oriente Próximo, y por último, el influjo de la cultura campaniforme del oeste europeo. “Cada uno de estos eventos ha contribuido a la formación de la diversidad mitocondrial de los europeos de hoy en día”, expone Brandt.

 

En un primer estudio, los equipos de investigación analizaron ADN mitocondrial, que se hereda de la madre, extraído de huesos y dientes pertenecientes a 364 esqueletos humanos de las culturas que poblaron la región Mittelelbe-Saale en Alemania durante más de 4.000 años. Para describir la prehistoria genética de los europeos, ha sido necesario un proceso de más de ocho años en el que han utilizado nuevas tecnologías de análisis genómico.

 

Los resultados de Brandt indican que durante el Mesolítico (entre el Paleolítico y Neolítico) los centroeuropeos eran cazadores-recolectores. Después fueron reemplazados por los agricultores neolíticos, que dominaron la zona durante 2.500 años, gracias a la agricultura propia de las regiones de Oriente Próximo, Anatolia y el Cáucaso.

 

Más tarde, estos agricultores intercambiaron material genético con los cazadores-recolectores de Escandinavia. Por lo tanto, los centroeuropeos se relacionaron con los habitantes del norte y compartieron sus conocimientos. Posteriormente, en el Neolítico Tardío (3.000 a. C.), parte de los agricultores migraron al oeste e interaccionaron con los habitantes de la vertiente atlántica.

 

“Gracias a la diversidad cultural del Neolítico Temprano y Medio en el centro de Europa se formó el sustrato genético de los primeros agricultores, ya que existe una continuidad genética durante los primeros 2.500 años de la agricultura. Sin embargo, después del Neolítico, los resultados muestran patrones genéticos muy diversos, que indican múltiples e importantes cambios en la población durante este periodo”, asegura Brandt.

 

Los pobladores cazadores-recolectores vivieron junto con los agricultores durante unos 2.000 años

 

"Hasta hace unos 7.500 años todos los  centroeuropeos eran cazadores-recolectores", dijo el profesor Mark Thomas, profesor de genética evolutiva en la UCL, y co-autor del estudio. "Eran los descendientes de la primera oleada de nuestra especie en llegar a Europa, hace unos 45.000 años. Ellos sobrevivieron a la última glaciación y el calentamiento que comenzó hace unos 10.000 años. Y ahora parece que también sobrevivieron a la primera oleada de los agricultores difusión en toda Europa desde el sureste del continente".

 

"Aunque hay alguna evidencia arqueológica de las interacciones entre los agricultores inmigrantes y los cazadores-recolectores locales, su alcance y duración se ha mantenido como un misterio", dijo el profesor Thomas. "Sin embargo, nuestro estudio demuestra que los cazadores-recolectores se quedaron muy cerca de los agricultores, tuvieron contacto con ellos desde hace miles de años, y enterraban a sus muertos en la misma cueva".

 

"Este contacto no fue sin consecuencias, ya que las mujeres de cazadores-recolectores a veces se casaban con gentes de las comunidades agrícolas, mientras que no hay líneas genéticas de mujeres campesinas en los cazadores-recolectores", explicó Joachim Burger (derecha), de la Universidad Johannes Gutenberg. "Este modelo de matrimonio es conocido por muchos estudios de poblaciones humanas en el mundo moderno. Las mujeres campesinas consideran el casarse con cazadores-recolectores como una degradación social".

 

Durante mucho tiempo, el equipo fue incapaz de dar sentido a los resultados. "Sólo a través del análisis de los isótopos en los restos humanos, realizados por nuestros colegas canadienses, que las piezas del rompecabezas empezaron a encajar", afirma Ruth Bollongino (izquierda), también de la Universidad Johannes Gutemberg.

 

Y agrega: "Los resultados mostraron que los cazadores-recolectores se mantuvieron en el norte de Europa Central, hasta hace 5.000 años, con una dieta muy especializada que incluía pescado, entre otras cosas. Y lo que es más, los cazadores-recolectores que vivieron en el mismo tiempo que los agricultores eran genéticamente más similares a los cazadores-recolectores pre-agrícolas que a los agricultores contemporáneos".


Las sucesivas olas migratorias, los movimientos poblacionales y los intercambios genéticos y culturales que se produjeron fueron los orígenes de la variedad del genoma europeo moderno.

 

Foto: Los altos estándares tecnológicos en el Laboratorio de Paleogenética, en Mainz, Alemania, permiten el análisis de ADN antiguo.

 

Convivencia entre agricultores y cazadores

 

El segundo estudio asegura que los pobladores cazadores-recolectores vivieron junto con los agricultores durante unos 2.000 años desde la entrada de los cultivos en el continente. 

 

En esta segunda investigación, los científicos secuenciaron los genomas mitocondriales de 25 individuos del yacimiento arqueológico Blätterhöhle en Hagen (Alemania), mediante el análisis de los isótopos de azufre, nitrógeno y carbono contenidos en los huesos y los dientes.

 

Los resultados reflejan que durante años tres culturas distintas habitaron en el centro de Europa: una de cazadores- recolectores; otra formada por agricultores, probablemente nuevos inmigrantes; y una última también de cazadores-recolectores que subsistían principalmente gracias a la pesca en los ríos.

 

Las muestras analizadas reflejan que estas dos últimas culturas fueron vecinas y vivieron una al lado de la otra durante unos 2.000 años, pero con muy poco o ningún intercambio ni cultural ni genético.

 

 

Referencia bibliográfica

G. Brandt et al "Ancient DNA Reveals Key Stages in the Formation of Central European Mitochondrial Genetic Diversity". Science 10 octubre 2013.

R. Bollongino et al "2000 Years of Parallel Societies in Stone Age Central Europe". Science 10 octubre 2013.

 

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Los cazadores del norte de Europa frenaron a los agricultores del N... (02/02/2011)

Un nuevo estudio asesta un duro golpe a la teoría sobre los orígene... (08/09/2011)

Un estudio genético confirma que una migración del sur propagó la a... (27/04/2012)

El desarrollo de la agricultura neolítica en Europa estuvo acompaña... (20/11/2012)

Datos isotópicos demuestran que la agricultura llegó a Europa de la... (16/02/2013)

Los cazadores europeos del Mesolítico ya criaban cerdos (01/09/2013)

Las primeras poblaciones agrícolas europeas experimentaron un auge,... (04/10/2013)

Visitas: 990

Comentario por María // el octubre 13, 2013 a las 9:44am

Relacionado con esto,

en   este artículo se dá a conocer el hecho de que los cazadores-recolectores mesolíticos del norte de Alemania tuvieron cerdos domesticados procedentes de los primeros agricultores llegados a la zona.

Quizá por intercambio,pues,como apuntan en el artículo de este post ,también en la actualidad coexisten ,(por ejemplo en Africa y prácticamente exterminados)grupos de cazadores-recolectores que tienen relaciones de intercambio con los grupos agricultores de la zona.

Los cazadores intercambian productos como miel y animales cazados por herramientas de metal ,vasijas etc de los agricultores.

A lo mejor estos cerdos pudieron llegar hasta los cazadores mesolíticos a través de esos enlaces matrimoniales de los que habla el artículo del post,en los que mujeres del grupo cazador entrarían en el grupo agricultor.

(también se puede leer aquí la reseña del articulo)

http://archaeoethnologica.blogspot.com.es/2013/10/porcos-entre-o-me...

http://www.nature.com/ncomms/2013/130827/ncomms3348/full/ncomms3348...

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el octubre 13, 2013 a las 2:30pm

Tienes razón, María, en que el artículo del post guarda relación con la información que proporcionamos en su momento en el post Los cazadores europeos del Mesolítico ya criaban cerdosy que no puse en la lista de posts de Terrae Antiqvae recomendados. Ya lo he corregido.

Parece claro que los cazadores mesolíticos debieron ir acercándose cada más a los incipientes poblados agrícolas en busca de intercambio de recursos, hasta que poco a poco acabaron integrándose en los mismos, al comprender que su modo de vida resultaba mucho más precario. Seguramente ellos mismos comenzaron a alternar el cultivo esporádico en determinadas parcelas con la caza y recolección, y hasta es posible incluso, tal como apuntas, que el intercambio de mujeres por animales (cerdos u otros) paulatinamente les llevara a tener que lidiar con un problema demográfico y de obtención de bienes. 

En cualquier caso, cada vez queda más patente, que el proceso de integración de los cazadores recolectores en el ámbito naciente de las actividades agrícolas fue un camino lento que llevó su tiempo.

Saludines

Comentario por María // el octubre 13, 2013 a las 4:45pm

Es verdad,Guillermo;  me sonaba haber leído la noticia aquí,pero no estaba segura.

De todas formas,no tengo claro si se integrarían (más allá de que el matrimonio establecería un vínculo entre los grupos ) o si muchos siguieron con su forma de vida,quizá yendo cada vez más hacia el norte y noreste conforme avanzaba el cambio de clima.

 Saludines ;-)

Comentario por María // el octubre 14, 2013 a las 4:17am

Rectificando .....En esos momentos del neolítico temprano los cazadores que había en esa zona ya estarían totalmente adaptados al cambio de clima ,así que no tenían porque irse hacia el norte buscando una continuación de su habitat ,como ocurrió al principio .

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más