Exponen en Sassari (Cerdeña) los Gigantes del Monte de Prama, primer testimonio escultórico del Mediterráneo occidental

Foto

 

Se inauguró el pasado miércoles, 23 de noviembre, en el Centro de Restauración y Conservación de Li Punti, en Sassari, Cerdeña, la exposición "La piedra y los héroes", en la que se muestra los restos restaurados de los llamados Gigantes del Monte de Prama, una serie de obras escultóricas cuya importancia histórica y arqueológica, a pesar de ser el testimonio escultórico en piedra más antiguo del Mediterráneo occidental, no ha sido suficientemente valorada y dada a conocer.

Su restauración es el resultado de recomponer unos 5.200 fragmentos hallados en 1974 en el Monte de Prama de la localidad de Cabras, en la provincia de Oristano, lo cual se ha traducido en 25 estatuas (4 guerreros, 6 púgiles y 15 arqueros), 13 modelos de torres Nuraghi, y cientos de artefactos de piedra que se datan entre los siglos X y VIII a.C.

 

Foto

 

Foto

 

Los restos de las estatuas -de arenisca calcárea- fueron encontrados en una necrópolis de 33 tumbas (con alta densidad de monumentos de la cultura Nuraghi) carentes de ajuar funerario (sólo se halló un escarabajo de estilo egipcio del S. VII a. C.), pero remarcando quizá la importancia de las mismas, al tiempo que se supone que las protegerían simbólicamente.

 

Tales Gigantes del Monte de Prama, con una altura entre 2 y 2,5 metros, ostentan ojos representados con un doble círculo concéntrico -tal vez símbolos solares-, cejas arqueadas, nariz bien definida y boca muy esquemática (una simple línea), lo que les proporciona una imagen inexpresiva, de rostros fijos, muy diferente a los comienzos de la estatuaria griega. Llevan, asimismo, peinados con trenzas y cascos con cuernos al modo céltico, y su vestimenta es de estilo oriental. Las cintas que protegen las muñecas y los brazos de los arqueros están decoradas con motivos geométricos. Los pies, muy grandes, descansan sobre una base cuadrada y ancha con los dedos bien diseñados. Los torsos son aplanados, sin ninguna búsqueda de la plasticidad. El análisis de su superficie ha demostrado que estaban coloreadas, siendo el rojo y el negro los colores dominantes.

Se considera que tales esculturas pueden ser herederas de los Shirdana, un grupo importante de los llamados "Pueblos del mar" que irrumpen en el Mar Egeo, probablemente proviniendo de la costa de Anatolia, a finales del siglo XIII a. C., y que, tras contribuir al colapso de la civilización micénica, terminaron recalando en Cerdeña dando lugar a determinado desarrollo de la cultura Nuraghi hacia el 1000 a. C.

 

Foto

En general, casi todos los investigadores están de acuerdo en reconocer que las estatuas del Monte de Prama son expresión de una élite aristocrática de valores guerreros y heroicos. En cambio, para el investigador Carlo Tronchetti el mayor número de estatuas de púgiles (como símbolos de los juegos sagrados, funerarios, etc.), significaría una mayor influencia de la esfera religiosa sobre la militar, y, en consecuencia, un reflejo del declive militar y político de la cultura Nuraghi en el periodo en el que las esculturas fueron realizadas. Para otros investigadores, tal estatuaria es expresión del estilo orientalizante que caracteriza a todo el Mediterráneo en ese periodo. La disposición de los esculturas en la necrópolis servía para representar las virtudes aristocráticas: el valor militar a través de los arqueros, la virtud religiosa por medio de los púgiles, y el guerrero como figura representativa de la propia clase aristocrática. La presencia de varios modelos de torres Nuraghi contribuiría a completar el cuadro como símbolos y puntos de referencia del centro de poder de los grupos familiares aristocráticos.

 

Foto

 

Foto

 

Por el contrario, para el investigador sardo Giovanni Lilliu las estatuas no fueron erigidas en un periodo de decadencia política, sino en una etapa aristocrática de expansión política y económica. Asimismo, el estilo geométrico de las estatuas excluye el encuentro o fusión con los modos o estilos orientalizantes, los cuales sólo se encuentran en piezas de bronce del siglo VII a. C. Para este investigador es más correcto hablar de una corriente artistica proto-oriental que de una propiamente orientalizante. Las esculturas reflejan una condición étnica y nacional, no subalterna ni dependiente de otros estilos. De hecho, la presencia de los modelos de torres Nuraghi (foto a la izquierda), en relación con las estatuas, se puede leer como una afirmación de la identidad de la cultura Nuraghi, aparte de como símbolos sagrados. Los mismos gigantes del Monte de Prama, y demás modelos a ellos asociados, han sido considerados como un símbolo de Cerdeña y su gente.

En resolución, la adecuada interpretación de los interesantísimos y originales gigantes del Monte de Prama está todavía sometida a un fuerte debate, debiéndose desentrañar muchas  incógnitas y dudas sobre los mismos.

La exposición estará abierta hasta el final de diciembre de este año. A continuación, el conjunto escultórico se dividirá: una parte se alojará en el renovado Museo Arqueológico de Cabras, y otra será conservada en el  Museo Arqueológico de Cagliari .

 

Post elaborado a partir de diversas informaciones: Monteprama.itArcheorivista, La Nuova Sardegna, Wikipedia italiana, La mia Sardegna.

 

 

 

 

 

 

Visitas: 2197

Comentario por María // el diciembre 1, 2011 a las 1:59pm

No los conocía; qué impresionantes.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el diciembre 1, 2011 a las 11:07pm

Sí que son muy interesantes, María. Tanto como que apenas sabíamos nada de ellas, a pesar de haber sido descubiertas hace larguísimo tiempo. Entre la falta de interés de las autoridades italianas (si bien a veces hay que comprender que tienen un ingente patrimonio que conservar y es difícil priorizar objetivos), la falta de financiación por un motivo u otro (en un principio, cuando se descubrieron, hubo hasta quien dijo que tenían escaso valor arqueológico e histórico), y el hecho de que llevaba tiempo su restauración, el caso es que tan sorprendentes e interesantes esculturas estuvieron almacenadas varios lustros hasta que a principios del actual siglo, merced a múltiples protestas de las autoridades y particulares de Cerdeña (puede leerse información al respecto en este enlace), se decidió emprender su definitiva puesta en valor.

Por el medio, no faltaron artículos y estudios de los especialistas analizando dichas esculturas, y en 2005 hubo una primera exposición sobre las mismas que no me parece que hubiera tenido excesiva repercusión. Con la actual se diría que la cosa ha cambiado, a tenor del despliegue informativo que se puede observar en los distintos medios de comunicación a través de internet. Esperemos que a partir de ahora su importancia cunda.

Sr. Collado:

Suscribo plenamente lo que dice en la primera parte de su reflexión. Dudo mucho que en los lares italianos el público, no digo ya general, sino interesados en estos asuntos de historia y arqueología, tengan referencias claras sobre el ejemplo que pone de la escritura o protoescritura tartésica. Ciertamente, no hay mucho afán de divulgación (sobre todo con determinados temas), si bien, gracias a internet y a foros similares como Terrae Antiqvae en otros países, el panorama esté cambiando a pasos agigantados.

En cuanto a la tendencia entre muchos investigadores a sobreestimar la influencia oriental en las culturas por usted referidas (incluso otras), no deja de ser una consideración interesante de analizar, si bien resulta sumamente complejo delimitar sus alcances respectivos. En todo caso, es verdad, que hay bastantes elementos arqueológicos en los que es difícil hacer el encaje de la influencia oriental. El pasado año, curiosamente, valorábamos sucintamente este mismo aspecto en relación al altar del Monte d'Accodi, también cerca de la misma ciudad sarda de Sassari, a raíz del interesante post que puso el arqueólogo Luis María, aquí en Terrae Antiqvae, con el título "Santuario del Monte d'Accodi", circunstancia que aprovecho para ponerle un enlace.

Saludos a ambos.

Comentario por María // el diciembre 2, 2011 a las 12:19am

Si Guillermo;es que no son cualquier cosa  como para pasar desapercibidas.A mí me recuerdan a los guerreros galaicos ,aunque anteriores ,claro.La verdad   es que todo en esa cultura   es sorprendente.

Saludos a los dos

Comentario por Santiago Z. el diciembre 2, 2011 a las 6:28pm

¡Son... como de fábula!

Comentario por Horacio Atilio Fleitas el diciembre 2, 2011 a las 10:04pm

Realmente interesante. Abre expectativas sobre relatos de la grecia heroica de Homero y sus  gigantes y ciclopes. ¿Habra sido invencion de Homero que llevado por los comentarios de viajeros lo tomo para sus escritos?. No nos olvidemos que en varios documentos antiguos aparecen relatos de gente muy alta. Encriptado en el video -de hecho muy interesante- hay uno con fotos de esqueletos humanos pero de un tamaño mucho mayor que la media conocida. ¿Son reales o es una fabulosa tomadura de pelo? Da para mucho el tema teniendo en cuenta que las figuras de piedra,  pueden haber sido tomado de modelos vivos. La estructura de la cara que aparece muy visible es de una excelente factura y los ¿ojos? son como para meditar en algo fuera de lo comun.  Saludos y siempre asi.

Comentario por Dani García de la Cuesta el diciembre 3, 2011 a las 6:26pm

Saludos desde Asturies.

He tenido la ocasión de visitar este verano el Museo de Casteddu, en Sardinia, y he realizado algunas fotos de bronces nurágicos en los que se puede ver gran similitud con algunos elementos de las estatuas citadas. Incluso hay un bronce con una figurita que se cubre la cabeza al igual que una de las estatuas. Una cosa es el parecido en las formas y otra que se represente exactamente lo mismo.

He puesto las fotos a disposición pero no estoy seguro de como funcionan las herramientas que proporciona el sitio. Iré aprendiendo.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 23, 2014 a las 7:31pm

Hola, Juan:

Es posible que la expresión "(...) peinados con trenzas y cascos con cuernos al modo céltico" pueda inducir a cierta confusión (sobre todo, si se lee apresuradamente), pero si te fijas bien no se dice taxativamente en el post que dichas características formales de la estatuaria de los gigantes de Prama provengan del mundo celta (lo que sería un error obvio), sino que se las describe como siendo al modo céltico, lo que no es lo mismo. Es decir, que se parezcan o se diga que son al modo céltico no se deriva necesariamente que procedan la cultura celta (aún cuando incluso haya -como los hay- ejemplos posteriores iconográficos céltas al respecto). Y tanto más, cuanto que, en los párrafos siguientes, sí se aduce claramente, por ejemplo:

"Se considera que tales esculturas pueden ser herederas de los Shirdana, un grupo importante de los llamados "Pueblos del mar" que irrumpen en el Mar Egeo, probablemente proviniendo de la costa de Anatolia, a finales del siglo XIII a. C., y que, tras contribuir al colapso de la civilización micénica, terminaron recalando en Cerdeña dando lugar a determinado desarrollo de la cultura Nuraghi hacia el 1000 a. C".

Para seguir más adelante, en el post, dando distintas referencias de posibles influencias orientalizantes en la elaboración de la estatuaria en cuestión, sin que en ningún momento se vuelva a insistir en el "al modo celta".

En consecuencia: aclarado el alcance de la expresión aludida yo no le daría mayor importancia.

Por cierto, el ejemplo escandinavo que apuntas -muy interesante- no sería suficiente prueba de que la influencia de las características formales de los cascos con cuernos en la distinta iconografía de la cultura Nuraghi proviniera de antiguas culturas nórdicas. En realidad, hay otros ejemplos anteriores que tienen más fundamento -y que van acordes a las líneas expresadas en el post- tal como se describen en este artículo, así como a los que igualmente se refiere el amigo Luis María en este post de Terrae Antiqvae.

Sin más, recibe un saludo cordial

 

Comentario por Dani García de la Cuesta el marzo 24, 2014 a las 2:15am

Muy buenas. La desconcertante Sardinia, siempre sorprende con sus hallazgos y los elemntos que aparecen en sus ¿multiculturales? bronces. Aquí va una pieza donde se aprecian unas largas trenzas y unos ojos redondos. Esta sacada de una página de Facebook dedicada al mundo nurágico. 

Comentario por Percha el marzo 24, 2014 a las 9:36am

Recordar también los increíbles cascos de Viksø, encontrados en Dinamarca, que realmente se parecen mucho a los sardos aquí expuestos.

De todas formas parece que en el área danesa también hubo pueblos que pudieron tener raigambre céltica como los cimbrios (aquí pueden leerse un par de trabajos sobre ellos) y los ambrones

En el post sobre el caldero de Gundestrup salieron estas y otras cuestiones, tanto sobre su origen, como sobre sus influencias. Y aunque quedó algo cojo tras la retirada de Servan y sus comentarios, creo que continúa siendo interesante. Claro que es bastante posterior a las figuras sardas.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más