El asedio al Monte Vindio de las Guerras Cántabras fue en Peña Prieta, según los arqueólogos

Materiales militares de los campamentos romanos de Peña Prieta /Eduardo Peralta Labrador

La épica del mítico episodio, cuya situación no estaba clara, cobra fuerza gracias a las prospecciones de un equipo liderado por Eduardo Peralta Labrador

Consuelo de la Peña / El Diario Montañés

Durante las guerras cántabras, en el año 25 antes de Cristo, tras la derrota de las tribus cántabras a manos del ejército romano, los cántabros supervivientes buscaron refugio en el Monte Vindio, un lugar tan inaccesible por lo elevado que hasta los propios vencidos creían que antes subirían allí las olas del océano que las armas romanas, y donde, asediados por el hambre, los cántabros perecieron uno a uno hasta el último de inanición y frío. 

La épica del mítico episodio del asedio al Monte Vindio, un lugar cuya situación no está clara, cobra ahora plena fuerza gracias a las prospecciones arqueológicas desarrolladas por un equipo de arqueólogos, liderado por Eduardo Peralta Labrador (Dialnet), en los yacimientos de Castro Negro y Robadorio, situados al pie de Peña Prieta, en Vega de Liébana, que sitúan «muy posiblemente» esa batalla campal en los dos campamentos romanos localizados y estudiados por los expertos. No obstante, el director del proyecto precisó que para confirmar esta «atractiva hipótesis» será necesario ampliar los trabajos de búsqueda de nuevos campamentos romanos a las laderas de Peña Prieta correspondientes a León y Palencia.

Fortificación de Robadorio frente a Peña Prieta / E. Peralta

La intervención arqueológica, que han desarrollado 14 arqueólogos y ha sido financiada por sus participantes, se desarrolló entre finales de agosto y finales de octubre del año pasado y sus primeras conclusiones fueron presentadas este martes por el consejero de Cultura, Ramón Ruiz; el alcalde de Vega de Liébana, Gregorio Alonso; el director del equipo, Eduardo Peralta, y uno de sus miembros, el arqueólogo José Ángel Hierro (Blog Proyecto Mauranus). 

Entre los hallazgos más importantes destacaron una moneda acuñada hacia el año 28 antes de Cristo en Calagurris (Calahorra) antes de la gran campaña de Augusto y sus generales contra cántabros y astures, y piezas de enganche del pilum romano similares a las encontradas en campamentos augústeos en Alemania y en el campo de batalla de Kalkriese, en la Baja Sajonia.

Pero también se han recuperado numerosas piezas de equipamiento militar romano relacionado con la acampada, como clavijas y regatones de poste de las tiendas de campaña, que indican que la ocupación del campamento romado fue temporal y durante una campaña de verano. También se ha encontrado armamento, como una punta de un proyectil de catapulta, las aspas de enganche, una punta de lanza, regatones y otros elementos característicos del calzado militar romano como numerosas tachuelas de las 'caligae' claveteadas, además herramientas. Todos estos elementos se entregarán al Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac) para su restauración, según señaló Peralta.

El campamento romano de Castro Negro, situado entre las juntas vecinales de Barrio y Vega, en Vega de Liébana, fue descubierto por el arqueólogo José Ángel Hierro y ha sido el principal objetivo de la intervención arqueológica. Situado a 1.962 metros de altitud, está situado a 1.962 metros de altitud y ocupa 10,5 hectáreas, dimensiones que revelan que tuvo que corresponder a una legión romana con tropas auxiliares. La presencia de dos puertas con clavícula interna, un elemento característico de los castros militares romanos de campaña entre mediados del siglo I a. C. y comienzos del siglo II después de Cristo, prueba «el indudable carácter campamental romano de este recinto fortificado».

Los arqueólogos han documentado topográfica y fotográficamente la estructural del campamento, tanto sobre el enclabe como desde los montes vecinos. Ya dentro del recinto han realizado una prospección electromagnética con detectores de metales en las zonas con menor cubierta vegetal.

Fortificación de Castro Negro/ E. Peralta

El otro yacimiento estudiado, que fue descubierto hace algunos años por el montañero Manuel Valle Gómez, se encuentra en el Alto de Robadorio a 2.219 metros de altitud, en la divisoria entre Cantabria y León (Ayuntamientos de Vega de Liébana y Boca de Huérgano) y a los pies de la ladera norte de Peña Prieta y el Cubil del Can. De planta subrectangular oavalada, ocupa una hectárea, lo que refuerza la entidad del yacimiento, que los expertos consideran ya como un castellum romano o un castra minora. En esta prospección los arqueólogos han recuperado bastantes tachuelas romanas de 'caligae' que confirman el «indudable carácter militar romano» del enclave fortificado de Robadorio, vinculado al cercano campamento legionario de Castro Negro.

Los investigadores creen que Castro Negro pudo albergar «una legión o parte de una legión con sus auxiliares», lo que implica que está relacionado con «algún episodio bélico de cierta entidad vinculable a alguna campaña de las Guerras Cántabras». Según sus conclusiones, ambos yacimientos aporta un nuevo testimonio de «gran entidad» de cómo fue la ocupación del territorio de los cántabros por el ejército romano y de la «intensidad de este esfuerzo militar de las legiones para controlar por completo la complicada orografía norteña como único medio para dominar a los cántabros». Además, los trabajos arqueológicos sitúan estos campamentos romanos en el periodo de las Guerras Cántabras del embajador Augusto y de sus legados, desde el año 25 antes de Cristo en adelante. 

Sobre el despliegue militar romano a los pies de Peña Prieta, los arqueólogos cultivas dos hipótesis. La primera de ellas es que «formaron parte de un dispositivo de control de todos los pasos de montaña de entrada a Liébana y otra, mucho más sugerente, la relacionan con el famoso episodio del Monte Vindio donde los cántabros vencidos en batalla campal a los pies de las murallas de la colina de Bergida, perecieron de hambre y frío.

------------------------------------------------------------------

Magnifica Noticia. Esperemos que con estos avances se animen las autoridades competentes a financiar unas excavaciones en condiciones que ayuden a clarificar las hipótesis planteadas.

Pongo enlace con dos entradas del blog del Proyecto Mauranus en las que se trataron estos asuntos, así como el vídeo de una charla de José Ángel Hierro en la que se daban las primeras pistas del hallazgo.

Mauranus en el ciclo «Cantabria, nuevas evidencias arqueológicas»

El "Monte de Vindoey" y algunas cosillas relacionadas

 
  style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

Visitas: 779

Comentario por Percha el febrero 8, 2017 a las 9:06am

Arqueólogos cántabros descubren dos campamentos romanos en Vega de ...

El hallazgo de Castro Negro y Robadorio "confirma que alrededor del macizo de Peña Prieta hubo un gran episodio bélico durante las Guerras Cántabras"

Los investigadores Eduardo Peralta y José Ángel Hierro han señalado que podrían estar relacionados con el asedio del Monte Vindio

Las intervenciones arqueológicas llevadas a cabo en los pasos de montaña existentes al pie de Peña Prieta (Vega de Liébana) han tenido como resultado el descubrimiento de dos campamentos romanos, Castro Negro o Cohora y el recinto fortificado de Robadorio, que "han permitido confirmar que alrededor de este macizo se desarrolló un episodio bélico de gran envergadura durante las Guerras Cántabras del emperador Augusto"

Así lo han expuesto los arqueólogos Eduardo Peralta Labrador, director de la intervención, y José Ángel Hierro Gárate, integrante del equipo, este lunes en la sede del MUPAC."Los resultados han sido espectaculares y han sobrepasado ampliamente nuestras perspectivas iniciales de lo que nos íbamos a encontrar allí", ha recalcado Peralta.

Las prospecciones arqueológicas, desarrolladas durante la campaña de 2016 entre finales de agosto y finales de octubre, han sido financiadas por los 14 arqueólogos, investigadores y colaboradores participantes en ellas. 

Castro Negro y Robadorio son los campamentos romanos situados a mayor altitud de la Península Ibérica y se encuentran entre los más altos de Europa, superados únicamente por el de Septimer Pass en Suiza, a 2.340 metros de altitud.

"La demostración de su carácter campamental romano nos aporta un nuevo testimonio de gran entidad de cómo fue la ocupación del territorio de los cántabros por el ejército romano y de la intensidad de este esfuerzo militar de las legiones para controlar por completo la complicada orografía norteña como único medio para dominar a los cántabros", explican los arqueólogos. 

Castro Negro o Cohora

El campamento romano de Castro Negro se encuentra en los terrenos de las Juntas Vecinales de Barrio y Vega, en el Ayuntamiento de Vega de Liébana. Fue descubierto por el arqueólogo José Ángel Hierro Gárate a través del estudio de foto aérea y satélite y ha sido el objetivo principal de la intervención arqueológica.

El yacimiento ocupa la cima y las laderas del monte de Castro Negro o Cohora, de 1.962 metros de altitud, desde donde se controla el paso de montaña situado a sus pies en los Puertos de Riofrío y que comunica Liébana con el norte de Palencia.

Ocupa en total 10,5 hectáreas, dimensiones que indican que "tuvo que corresponder a una legión romana con tropas auxiliares". La constatación de la presencia de dos puertas con clavícula interna, elemento característico de la castramentación militar romana de campaña entre mediados del siglo I a.C. y comienzos del siglo III d.C., "prueba el indudable carácter campamental romano de este recinto fortificado".

El director de la intervención ha relatado que los trabajos en esta zona han consistido en "documentar topográfica y fotográficamente la estructura campamental, tanto sobre el enclave como desde los montes vecinos, lo que ha permitido delimitar con cierto detalle todo el perímetro campamental, difícil de ver sobre el terreno por su nivel de erosión y por la vegetación que lo cubre".

Asimismo, dentro del recinto se ha procedido a realizar una "prospección electromagnética con detectores de metales en aquellas áreas con menor cubierta vegetal". Como resultado de estos trabajos se han recuperado numerosas piezas de equipamiento militar romano relacionado con la acampada, como clavijas y regatones de poste de las tiendas de campaña.

Estos materiales indican que la ocupación fue "temporal y durante una campaña de verano". Destaca también el hallazgo de armamento, como una punta de un proyectil de catapulta, algunas herramientas y una moneda acuñada "hacia el 28 a.C. en Calagurris (Calahorra) antes de la gran campaña de Augusto y sus generales contra cántabros y astures".

Alto de Robadorio

El otro yacimiento en el que se ha intervenido se encuentra en el Alto de Robadorio a 2.219 metros de altitud, en la divisoria entre Cantabria y León (ayuntamientos de Vega de Liébana y Boca de Huérgano) y a los pies de la ladera norte de Peña Prieta y el Cubil del Can. Fue descubierto hace algunos años por el montañero Manuel Valle Gómez.

Delimita un pequeño recinto de unos 2.197 metros cuadrados y planta subrectangular/ovalada que protege la cumbre, y gracias a la ortofotografía aérea se ha comprobado "la existencia de una segunda línea fortificada exterior que era desconocida por ser casi invisible sobre el terreno".

Los arqueólogos han señalado que prospectaron con detector de metales en el sector cántabro del yacimiento (Juntas vecinales de Ledantes y Villaverde del Ayuntamiento de Vega de Liébana). "Se recuperaron bastantes tachuelas romanas de caligae que han servido para confirmar el indudable carácter militar romano del enclave fortificado de Robadorio, vinculado al cercano campamento legionario de Castro Negro", han subrayado.
 

Castro Negro | E. PERALTA

Monte Vindius

Hierro destaca que esta zona "suele pasar desapercibida cuando se habla de las Guerras Cántabras porque siempre se tiende a mencionar el presunto papel importante que jugaron en ella los Picos de Europa cuando en realidad allí no se ha encontrado nunca ningún resto arqueológico que se pueda relacionar con este episodio".

El arqueólogo habla de dos hipótesis que barajan. La primera de ellas es que estos campamentos formasen parte de "un dispositivo de control de todos los pasos de montaña de entrada a Liébana, lo que estaría reforzado por la presencia de otro campamento romano de grandes dimensiones en el Collado de Vistrió, en Pesaguero".

La segunda hipótesis está relacionada con el famoso episodio del Mons Vindiusdonde se refugiaron los cántabros vencidos en batalla campal a los pies de las murallas de la ciudad de Bérgida. 

De acuerdo a los textos de Lucio Anneo Floro y de Paulo Orosio sobre las Guerras Cántabras, el Vindius era "un monte elevadísimo donde creían que antes subirían las olas del Océano que las armas romanas", (Floro) y "donde asediados por el hambre sucumbieron casi hasta el último" (Orosio). 

Por esta razón, Peralta propuso hace años que el episodio del Vindio "podría tener que buscarse precisamente en el entorno de Peña Prieta", el área de montaña que encajaría con las descripciones citadas anteriormente por los historiadores, donde ahora se ha confirmado la existencia de campamentos romanos que "también pueden ser interpretados como campamentos de cerco a este monte".

Si finalmente se prueba la hipótesis- "la más sólida que se ha manejado"- sería, según Hierro, la "prueba" de que los cántabros se equivocaron al pensar que al Monte Vindio llegarían antes las aguas del mar que las tropas romanas y de que éstas "conquistaron hasta el último lugar de Cantabria".

Para confirmar esta "atractiva hipótesis", los arqueólogos aseguran que sería necesario "ampliar los trabajos de búsqueda de nuevos campamentos romanos a las laderas de Peña Prieta correspondientes a León y Palencia".

Peralta ha subrayado que su intención es "continuar con las investigaciones" y "solicitar una subvención a través de la Consejería de Cultura o del año Jubilar". En la presentación también ha estado presente el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, quien ha resaltado "el impulso" que su Consejería quiere imprimir a los museos dependientes del Gobierno de Cantabria para que "se conviertan en espacios de divulgación y dinamización de nuestro patrimonio".

Por su parte, el alcalde de Vega de Liébana, Gregorio Alonso, ha puesto de manifiesto su "humilde contribución al proyecto a la hora de darlo a conocer" y ha afirmado que "es un poco prematuro hacer un llamamiento para que la gente acuda a visitarlo por el difícil acceso""Primero que lo estudien y en el futuro podrá ser un lugar de visita", ha sentenciado. 

Comentario por Percha el febrero 8, 2017 a las 11:11am

Las prospecciones arqueológicas en Peña Prieta revelan la hipotétic...

Ramon Ruiz con los arqueólogos Enrique Peralta y Jose Angel Hierro, el alcalde de Vega de Liebana, Gregorio Alonso y Marina Bolado. Foto Lara Revilla

Santander - 07.02.2017

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha presentado hoy los resultados de las prospecciones arqueológicas llevadas a cabo en los enclaves de la estructura campamental romana de Castro Negro o Cohora y el recinto fortificado de Robadorio, ambos situados en la vertiente cántabra de Peña Prieta (Vega de Liébana).

Según han explicado los directores de estas excavaciones, los profesores Enrique Peralta y José Ángel Hierro, los resultados obtenidos en esta campaña refuerzan la hipótesis de la ubicación del Monte Vindio, lugar  donde se refugiaron los cántabros vencidos en batalla campal a los pies de las murallas del asentamiento u oppidum de Bergida, según se relata en los textos de Floro sobre las guerras cántabras en época del emperador Augusto.

En este sentido, Peralta ya propuso hace años que el episodio del Vindio podría tener que buscarse precisamente en el entorno de Peña Prieta, el área de montaña más elevada de la zona, que encajaría con el "elevadísimo Monte Vindio" de Floro y con el "Monte Vindio, inexpugnable por naturaleza", que describió otro autor romano, Orosio, donde ahora se ha confirmado la existencia de campamentos romanos, que también pueden ser interpretados como campamentos de cerco a este monte. "Para confirmar esta hipótesis", continuó explicando el profesor, "sería necesario ampliar los trabajos de búsqueda de nuevos campamentos romanos a las laderas de Peña Prieta correspondientes a León y Palencia", que el profesor espera se continúen durante este año.

Testimonios de la guerra de alta montaña

Por su parte, el consejero de Cultura ha afirmado que tanto Castro Negro y como Robadorio son "claros testimonios" de las dimensiones de la guerra de alta montaña y del esfuerzo bélico que el ejército romano desplegó en los teatros de operaciones más alejados y accidentados del territorio de los cántabros, y aportan la evidencia arqueológica de la "verdadera entidad del bellum Cantabricum y nos sitúan muy posiblemente ante el hasta ahora mítico episodio del asedio al Monte Vindio".

La jornada de hoy en el MUPAC estará dedicada en su integridad a los resultados obtenidos en estos yacimientos, ya que el profesor Peralta ofrecerá hoy a las 20:00 horas una conferencia sobre el mismo tema abierto al público en general y a los investigadores en particular.

Impulso a las campañas arqueológicas

"Esta iniciativa se enmarca en el impulso que desde la consejería de Cultura se quiere imprimir en esta legislatura a los museos dependientes del Gobierno de Cantabria para que se conviertan en espacios de divulgación de nuestro patrimonio, y lugares en donde nuestros investigadores, puedan presentar los resultados de sus trabajos arqueológicos, combinando el aspecto divulgativo con la investigación", ha declarado Ruiz.

En este sentido, ha recordado que los presupuestos de este año continúan apoyando la labor científica en distintos yacimientos. En concreto, se destina para campañas arqueológicas 155.000 euros, contando con la colaboración de instituciones como la Universidad de Cantabria.

Campamento romano de Castro Negro

El campamento romano de Castro Negro se encuentra en los terrenos de las Juntas Vecinales de Barrio y Vega (Ayuntamiento de Vega de Liébana). Fue descubierto por el arqueólogo José Ángel Hierro y ocupa la cima y las laderas del monte de Castro Negro o Cohora, de 1.962 m. de altitud, desde donde se controla el paso de montaña situado a sus pies en los Puertos de Riofrío y que comunica Liébana con el norte de Palencia a través del estrecho valle del nacimiento del Carrión, así como el paso natural que por el collado de Robadorio enlaza hacia el oeste al pie de Peña Prieta con la zona leonesa de la Vega de Naranco.

Se trata de un campamento romano de campaña, de planta subrectangular y que ocupa en total 10,5 hectáreas, dimensiones que indican que tuvo que corresponder a una legión romana con tropas auxiliares.

Piezas de equipamiento militar

Los trabajos en Castro Negro han consistido en primer lugar en documentar topográfica y fotográficamente la estructura de dicho campamento y además han sacado a la luz distintas piezas de gran valor, en especial de equipamiento militar romano relacionado con la acampada, como clavijas y regatones de poste de las tiendas de campaña, indicativos de que la ocupación fue temporal y durante una campaña de verano.

El proyecto también ha suministrado armamento, como una punta de un proyectil de catapulta, piezas de enganche del pilum romano similares a las encontradas en campamentos augústeos del Limes germánico (Oberaden) y en el campo de batalla de Kalkriese (Baja Sajonia), una punta de lanza, regatones, y otros elementos característicos del calzado militar romano como numerosas tachuelas de las caligae claveteadas. Se han encontrado también algunas herramientas y una moneda acuñada hacia el 28 a.C. en Calagurris (Calahorra) antes de la gran campaña de Augusto y sus generales contra cántabros y astures. 

Campamento del Alto Robadorio

El otro yacimiento en el que se ha intervenido se encuentra en el Alto de Robadorio, a 2.219 metros de altitud, en la divisoria entre Cantabria y León (municipios de Vega de Liébana y Boca de Huérgano) y a los pies de la ladera norte de Peña Prieta y el Cubil del Can. Fue descubierto hace algunos años por el montañero Manuel Valle Gómez.

Gracias a la ortofotografía aérea se ha comprobado la existencia de una segunda línea fortificada exterior que era desconocida por ser casi invisible sobre el terreno. La planta de este nuevo recinto es subrectangular/ovalada y ocupa una hectárea, lo que ha reforzado la entidad del yacimiento, que puede considerarse ya como un castellum romano o un castra minora.

Estas prospecciones arqueológicas autorizadas por la Consejería y que han contado igualmente con la autorización del Servicio de Montes y la colaboración del Ayuntamiento de Vega de Liébana, han sido desarrolladas durante la campaña de 2016 entre finales de agosto y finales de octubre.

La intervención arqueológica, ha sido dirigida por el arqueólogo Eduardo Peralta y el equipo ha estado formado por los arqueólogos José Ángel Hierro, Enrique Gutiérrez y Rafael Bolado, así como por otros investigadores y colaboradores: Federico Fernández, Joaquín Arguiñarena, Antonio Pila, Diego Pedrajo, Elena Paredes, Ángel Ocejo, Borja Gomez-Bedia, Miguel Berasaluce, Román González y Adriano Felice.

Comentario por Eduardo José Peralta Labrador el febrero 9, 2017 a las 9:21am

Buenos días y gracias por dar publicidad al tema. Comentarte únicamente un detalle: hay una foto que todos los medios han identificado equivocadamente con Robadorio cuando se trata en realidad del campamento de Castro Negro: es la foto en la que el agger campamental va señalado con flechas.

Un saludo

Comentario por Percha el febrero 9, 2017 a las 10:03am

Corregido, Eduardo. Muchas gracias por la precisión y felicidades por estos fantásticos hallazgos. Espero que pronto haya noticias sobre nuevas campañas y que, de una vez, haya una financiación pública decente. La importancia de lo descubierto la merece y, por favor, mantennos informados de todo lo que ocurra.

Un saludo

Comentario por Javier Domínguez el febrero 10, 2017 a las 9:31pm

Por desgracia, y sin querer entrar en polémicas, a los políticos de nuestra maravillosa región solo les interesan los temas arqueológicos y el patrimonio cuando les permite salir en la "foto"...y sean del partido que sean los que gobiernen. Es más fácil asignar financiación a temas de lo más variopinto y sin el menor valor social, cultural ni nada que se le parezca, pero que permiten obtener muchas fotos, el postureo modernillo y el paseo de tele en tele mientras el patrimonio arqueológico es ninguneado, defenestrado y vituperado. Menos "figurines" políticos y más SEÑORES como  D.Eduardo y otros muchos que se baten el cobre a diario por estos mares, montes y valles.Mi agradecimiento  todos ellos por su labor.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más