Descubierta en España milenaria mina de hierro y cobre por la que combatieron romanos y cartagineses

Un altar romano dedicado a Mercurio se encuentra en la calle de entrada al Foro de Munigua, España. Crédito: Íñigo López de Audicana.

Arqueólogos han sacado a la luz en España las complejas operaciones de explotación minera de Munigua, una mina que estuvo en funcionamiento desde hace unos 4.000 años, aunque primero Cartago y más tarde los romanos se hicieron con ella para la obtención de metales tan importantes como el hierro y el cobre.

 

El hierro y el cobre eran muy importantes en aquellos tiempos para la fabricación de armas y herramientas, y también en el comercio internacional. Un artículo publicado en el periódico israelí Haaretz afirma que dichos materiales eran tan valiosos que hasta “se mataba por ellos”.

Los romanos tenían la costumbre de apoderarse de las minas que estaban ya en funcionamiento en España, Israel y cualquier otro territorio de su vasto imperio.

Las ruinas romanas de Munigua se remontan aproximadamente al siglo II a. C. (Wikimedia Commons/Fotografía: Cybergelo)

Los investigadores creen que la mina de la antigua ciudad de Munigua, situada en el sur de España, fue desarrollada por miembros de la cultura Turdetana desde hace más de 4.000 años. Los arqueólogos han encontrado salas subterráneas, pozos y túneles ventilados, excavados en el terreno y al parecer desarrollados posteriormente por los romanos, quienes se hicieron con las explotaciones de los cartagineses que, a su vez, se las habían arrebatado a los habitantes de la región en el siglo III a. C.  

Espacios habitacionales entre las ruinas de la ciudad de Munigua, de cuyas minas los habitantes de la                  zona extraían hierro y cobre desde hace unos 4.000 años. Estas minas fueron requisadas posteriormente, primero por los cartagineses y más tarde por los romanos. (Wikimedia Commons/Aegon2001)

En el artículo podemos leer que se extraían enormes cantidades de hierro y cobre para Roma en Munigua, pero que las explotaciones cesaron en  el siglo II d. C. junto con las de otras minas de la península Ibérica, a la que los romanos denominaba Hispania.

Desde Haaretz se explica que las minas estaban ya en funcionamiento antes de que hubiera asentamientos humanos en Munigua. La evidencia de una comunidad en el lugar queda patente por el hallazgo de cerámica griega datada en el siglo IV a. C. La ciudad ya era un importante centro económico cuando los romanos llegaron y la conquistaron.

Las gentes del sur de España llevan más de 4.000  años extrayendo hierro y cobre de las minas de la región. Alrededor del siglo III a.C., el general cartaginés Amílcar Barca recaló en la costa sudoriental de la península ibérica fundando la ciudad de Cartago Nova. Fue entonces cuando el general púnico aprovechó para apoderarse de las minas de Munigua, que enriquecieron las arcas cataginesas durante algunos años.

Parte de las excavaciones en Munigua, España. Crédito: Íñigo López de Audicana

No mucho después, en el año 218 a.C., los romanos llegaron en sus barcos a Hispania, haciéndose con las minas de Cástulo y Cartago Nova. Los romanos cortaron el suministro a Cartago de metales vitales como el hierro y el cobre para destruir su economía.

En un audaz ataque, un contingente romano de quinientos hombres desembarcó en Cartago Nova, una operación que marcó el principio del fin de la presencia cartaginesa en España. Pero no fue hasta más de cien años después cuando  los romanos comenzaron explotar las minas de la zona. Algunos autores de la antigüedad escriben acerca de una gran migración de la península itálica hacia Hispania en aquella época.

Los investigadores han concluido que las labores de  explotación minera en la zona dieron comienzo en el siglo II a. C., basándose en las enormes cantidades de escoria —un subproducto minero— halladas alrededor de Munigua.

“La escoria es un material arqueológico de primera clase, ya que puede ser analizada  y ofrecernos información precisa sobre el metal fundido, el proceso por el cual se consigue fundirlo y las características químicas del meta”, explica el profesor Thomas G. Schattner del Instituto Arqueológico Alemán de Madrid, jefe de las excavaciones.

Un templo situado en la segunda terraza en excavaciones en Munigua, España. Crédito: Íñigo López de Audicana.

Las minas no son lo único que se está excavando en Munigua. Desde 1956 se han estado realizando excavaciones arqueológicas en la zona, habiéndose encontrado las murallas de la ciudad, una necrópolis o cementerio de gran tamaño, templos, pequeños santuarios, un pórtico con dos alturas, baños termales y un foro.

En Munigua hay también un gran santuario construido sobre terrazas y conocido como castillo de Mulva, aunque los expertos no saben a qué dios o dioses se adoraba en él.

La ciudad entró en decadencia tras sufrir un terremoto en el siglo III d. C., y para el siglo VI sus habitantes ya habían abandonado Manigua casi por completo. La única evidencia de ocupación que nos ha llegado desde entonces son algunos fragmentos de cerámica arabe, según se expone en Haaretz.

 

Autor: Mark Miller

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Fuente: ancient-origins.es | 6 de marzo de 2017

 
 
style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

Visitas: 1747

Comentario por Antonio el marzo 7, 2017 a las 10:39am

En la noticia hay una errata simpática, seguramente fruto de una mala traducción:..."las minas estaban ya en funcionamiento antes de que hubiera asentamientos humanos en Munigua". ¿Funcionaban solas?

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 7, 2017 a las 5:35pm

Lo siento, Antonio, pero no veo que haya ninguna errata o contradicción en el texto que selecciona. Es obvio que la explotación de dichas minas podría haberse llevado a cabo sin que se hubiera establecido un asentamiento humano, propiamente dicho, en Munigua, o, si se prefiere, antes de que Munigua se hubiera establecido como un núcleo urbano.

Saludos

Comentario por Antonio el marzo 8, 2017 a las 10:40am

Pues tienes razón, Guillermo. Realicé una lectura precipitada del artículo original, y asocié "people settled" a presencia humana, concluyendo que era difícil la explotación de una mina sin seres humanos.

Gracias y un saludo.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más