Tener cerebros más grandes aumentó el tamaño corporal de nuestros ancestros

Foto: Recreación de una pareja de 'Australopithecus'  en la sala sobre los Orígenes Humanos en el Museo de Historia NaturalCrédito: © AMNH / R. Mickens

Fuente: Quo.es | PHYS.ORG | NCYT | 18 de abril de 2016

Los orígenes de la especie humana están perlados de misterios y de controversia. Un nuevo estudio aporta ahora más polémica al debate. Sus resultados sugieren que los humanos del pasado se convirtieron en los animales de cuerpo y cerebro grandes que somos hoy en día debido a la selección natural, que propició el incremento del tamaño cerebral, y que eso a su vez condujo a un aumento de la corpulencia.

 

La investigación llevada a cabo por Mark Grabowski, del Museo Americano de Historia Natural, en la ciudad estadounidense de Nueva York, contradice modelos previos que tratan el tamaño del cerebro y el cuerpo como rasgos independientes que han respondido a presiones evolutivas separadas.

En cambio, el nuevo estudio muestra que ambos tamaños están vinculados genéticamente y que toda selección que promueva un aumento del tamaño del cerebro "arrastrará" a su vez un aumento del tamaño del cuerpo. Este fenómeno jugó un papel decisivo en los incrementos de tamaño del cerebro y del cuerpo a lo largo de la evolución humana y podría haber sido el único responsable de ambos aumentos, acaecidos en la época en que se originó nuestro género, el Homo.

"Durante los últimos cuatro millones de años, el tamaño del cerebro y el tamaño corporal – explica  Grabowski – aumentaron sustancialmente en nuestros ancestros humanos. Este hecho ha dado lugar a numerosas hipótesis que buscan explicar la razón de dichos cambios. La tendencia general era asumir que eran el producto de fuerzas evolutivas diferentes”.

Mark Grabowksi, examinando fósiles. (Cortesía de M. Grabowksi).

Esta suposición está ahora siendo cuestionada sobre la base de un gran cuerpo de trabajo que ha demostrado que la variación genética -el combustible de la evolución- en algunos rasgos es debido a los genes, los cuales también causan variación en otros aspectos, con el resultado de que la selección sobre cualquier rasgo conlleva una respuesta correlacionada en otro rasgo no seleccionado. Considere el hueso de la pierna, o el fémur, de un elefante. A medida que el hueso se hace más largo, también se hace más ancho. Si se utiliza la selección artificial para producir un elefante alto, sus patas probablemente no sólo se volverán más largas, sino que también se harán más anchas. Parte de este efecto es debido a la variación genética compartida, o covariación, entre los rasgos del fémur. Grabowski se propuso explorar este tipo de relación genética entre el tamaño del cerebro humano y el tamaño corporal, y su impacto en nuestra evolución.

Para intentar responder a esta polémica, recopiló la variación evolutiva del tamaño de ambos rasgos cerebro y cuerpo) en varios primates y en humanos modernos. Con esos datos elaboró un modelo que le ha permitido analizar de qué modo las relaciones genéticas y las presiones de la selección natural interactuaron a lo largo de la evolución de nuestro linaje. Sus resultados demuestran, por primera vez, que fue la presión tendente a aumentar el tamaño del cerebro lo que forzó a que se incrementara nuestra envergadura corporal durante la evolución humana. Este fenómeno también puede haber sido el único responsable del mayor aumento de ambos aspectos, lo cual se produjo durante la transición de los ancestros humanos como el Australopithecus (el más famoso de los cuales es el fósil Lucy) a Homo erectus.

En otras palabras, si bien existen muchas ideas científicas que explican por qué habría sido beneficioso para los humanos primitivos desarrollar cuerpos más grandes con el paso del tiempo, el nuevo trabajo sugiere que esas hipótesis podrían ser innecesarias; en su lugar, hay que considerar que el tamaño corporal habría aumentado simplemente como una mera consecuencia del incremento en el tamaño del cerebro.

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:


Visitas: 280

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más