El topónimo Lámbrica en el ara de Bandua de Eiras

En la provincia de Ourense está el castro de San Cibrán de Las y Ourantes, entre los ayuntamientos de San Amaro y Punxín.

 

Al ayuntamiento de San Amaro pertenece también la aldea de Eiras, distante dos kilómetros del castro, el más espectacular pero no el único en aquella comarca.

 

En Eiras se encontró, hace muchos años, un ara romana dedicada al conocido dios Bandua, que ha sido “víctima” de interpretaciones divergentes en su texto.

 

En diversas lecturas, reproducidas hasta la saciedad por investigadores diversos, se atribuye el nombre de Lansbriga al castro citado basándose en la línea segunda de la citada inscripción. Otros hablan de Laniobriga, Alaniobriga e, incluso, Palambrigensi (VIDÁN TORREIRA), una curiosa, reciente y atrevida interpretación que –aunque la considero incorrecta-  merece ser citada porque su autor ha visto la M de la segunda línea.

 

 

 

La más probable es la siguiente:  

 

BANDV
A LAMB
RICAE AE
MILIVS RE
BURRINI V(otum) S(olvit).

 

“A Bandu/a de Lamb/rica E/milio  Re/burrino cumplió su voto”.

 

En el detalle se percibe que la línea vertical de la "B" está demasiado cerca de la linea vertical derecha de la "M", siendo imposible que haya una "S" en medio de ambas, como pretenden la mayoría de las lecturas.

 

Resaltamos con línea amarilla el topónimo Lámbrica entre las líneas segunda y tercera de la inscripción que dedica el ara al dios Bandua (La primera "A" que se ve es la letra final de BANDUA, escrito en dos líneas).


Lámbrica es un topónimo que existió en la Antigüedad, citado por Pomponio Mela, con numerosos intentos de ubicarla, con bastante poco fundamento, en diversos lugares de Galicia.

 

No poseemos datos suficientes para asegurar que la ciudad citada por este geógrafo sea el castro de San Ciprián de Lás, pero lo que sí nos parece seguro es que este último -o su territorio- se llamaban LÁMBRICA o LAMBRIGA, territorio del dios al que se dedica el ara (BANDUA LAMBRICAE, Bandua de Lámbrica).

 

 

Felisindo Glez. Iglesias

BIBLIOGRAFÍA

VIDÁN TORREIRA, M.:"Pambre y el enigma del ara de Eiras", en Nalgures, tomo I. Pág. 335. A Coruña, 2004 (Disponible en Internet. Incluye un interesante resumen que permite conocer la historia de la interpretación de la inscripción del ara, desde X. Lorenzo Fernández hasta A. Colmenero).

GONZÁLEZ IGLESIAS, F.:"O patrimonio, esquecido, no San Amaro. Análise da situación do patrimonio nun concello rural na provincia de Ourense". en Ágora do Orcellón 17. Páx. 38-52. Vigo. Marzo de 2009. ISSN 1577-3205.

 

WEBGRAFÍA

Ver álbum de fotografías del ara de Bandua Lambricae de Eiras en terraeantiqvae.com

Ver fotografías del ara de Bandua de Eiras en www.celtiberia.net

El topónimo Lámbrica en el ara de Bandua (Eiras, San Amaro), en Arredor de Lámbrica (blog del autor).

Load Previous Comments
  • Abo

    Hola, buenos días. 

    He de reconocer que mi perplejidad con esto de que Cuevillas ha podido regalar el ara de Bandua a la familia Tizón Aguiar debido a su amistad y generosidad por facilitarle el Pazo de Eiras como hospedaje (y supongo como "almacén laboratorio" de las campañas arqueológicas sucesivas) debido a la proximidad del castro de Lás durante las excavaciones arqueológicas de éste allá por los años veinte del pasado siglo, es muy grande.

    Es algo muy fuerte que me cuesta, y costará, asimilarlo ya que para mi FLC fue una persona intachable tanto como Historiador como arqueólogo.  Me he pasado las primeras horas de ésta pasada madrugada leyendo cosas de FLC y son para...volver a leer.  No me lo debo creer pero, Felisindo, en estas cosas te llevar cada sopapo que mejor es no hablar.  Mira lo de Veleia, inconcebible estas cosas aunque nada que ver, evidentemente, con esto de Cuevillas en el caso de ser cierto. Habrá que leer algo más para llegar a conclusión alguna. Pensemos, en principio, que el ara en cuestión allí se quedó olvidada entre tanto material arqueológico que salió del castro.  En todo caso habrá que preguntar a Ayán y Gago de donde sacaron eso del regalo a los Tizón o si por el contrario fue suposición de los autores en base a casualidades surgidas.

    Supongo que Ayán y Gago han dicho lo que han dicho fue con los datos que da Calo ya que éste también dijo lo de aparecer el ara en el castro de Lás (pág. 441 en nota 1: "A aparición dunha ara romana adicada a BANDVA, que se conserva no pazo de Eiras, pero que foi atopada no recinto do castro..." -habla del castro de Lás-).  

    Por supuesto que lo que nos une es ese cariño a las cosas antigüas de nuestro terruño aunque en temas puntuales nuestras opiniones sean divergentes que no deja de ser la salsa de estos comentarios en foros de Historia.

    Saludos.

    pd) Debes mirar en un par de comentarios tuyos ya que no fue Cuevillas y sí Joaquin Lorenzo en IRG IV pág 93 en comentarios a la pieza 93 (ara Bandua de Lás) el que dijo: ""apareció hace ya tiempo en aquellas inmediaciones, en las que es de advertir que se encuentran los castros de San Cibrán y de Eiras, ambos muy romanizados; en esta última localidad [Eiras] se hallan con frecuencia tejas, pondus y otros restos que demuestran la existencia de habitaciones romanas."

  • Felisindo González Iglesias

    Buenos días.

    Agradezco infinitamente su corrección. Efectivamente fue JOAQUÍN LORENZO en IRG IV el que dijo del ara de Eiras que:

    "apareció hace ya tiempo en aquellas inmediaciones, en las que es de advertir que se encuentran los castros de San Cibrán y de Eiras, ambos muy romanizados; en esta última localidad [Eiras] se hallan con frecuencia tejas, pondus y otros restos que demuestran la existencia de habitaciones romanas". (Ver artículo en el blog Arredor de Lámbrica)

    Ha sido un lapsus lamentable del que quiero disculparme. Es posible que estuviese pensando en el propio Cuevillas (no olvidemos que era amigo de LORENZO y escribe el prólogo de IRG IV, por lo que es fácil suponer que conocía los datos de la obra). Además, CUEVILLAS, en el relato Mitoloxía e historia da paisaxe de Trasalba (en Prosas Galegas) dice que el ara de Bandua que "se conservaba non hai moito tempo a un cuarto de legua do monte [Santrocado] sostendo unha mesa de pedra na horta do pazo de Eiras". El monte de Santrocado dista un kilómetro y pico del castro de Las. ¿Cómo pudo ocultar Cuevillas  un hallazgo tan importante en el castro en el que ÉL había excavado? ¿Conocéis a algún arqueólogo que ponga en riesgo su carrera por ocultar un ara de una divinidad que aparece en un yacimiento regalándola a la familia que le hospedaba? ¿Se olvidaron de un ara de granito de casi un metro de altura?

    Salvo que se me demuestre lo contrario, la aparición del ara en Las es una falacia. El ara de Eiras puede proceder tranquilamente del propio pueblo de Eiras donde -no se olvide- hay otro castro y evidencias de una villa romana. El texto que sigue es de RODRIGUEZ COLMENERO: 

    "Fuentes fidedignas han hecho llegar hasta nosotros la noticia de que el señor Cura Párroco de Eiras había encontrado ocasionalmente un mosaico en su viña, que se apresuró a recubrir de nuevo, así como abundante cerámica romana. En un castro cercano existen señales de romanización. Además, en el atrio de la Iglesia aparecen grandes tégulas; y cerámica indígena en una viña próxima a la huerta del cura".

    El hecho de querer aclarar situaciones no significa desvinculación con el castro de Las. Efectivamente, las tierras llanas que rodean al castro de Las tuvieron que estar sometidas a un castro o citania de 2 o 3000 habitantes que está a menos de dos quilómetros. Es de sentido común. La filosofía de mi blog y página web va en ese sentido: el territorio "alrededor de Lámbrica" también es Lámbrica. La vida del castro no termina en su muralla más exterior. Pero de ahí a afirmar que el ara apareció en un lugar del recinto central del castro -sin probarlo- hay un gran trecho.

    Muchas gracias por la corrección y un saludo.

  • Abo

    Un par de cosas antes de salir a comprar un par de detalles para esta noche de reyes.

    Estos lapsus de cambio de un nombre por otro cuando de ambos se está diciendo algo son frecuentísimos y no tienen importancia alguna.

    Creo que hay que hacerles llegar las preguntas a los Doctores Ayán, Gago y Calo Lourido que de donde han retirado, a los dos primeros, lo del regalo del ara a los Srs. Tizón Aguiar y, al segundo, lo de asegurar que el ara procede del Castro de Lás.  O, si son opiniones que ellos, por los motivos que fuere, se han formado y de tal manera lo plasmaron en sus libros citados ut supra.   Es que no veo otra salida.  Yo creo, opinión nada más, que tuvo que aparecer en el castro citado ya que si el mismo lleva el nombre de Lansbriga o Lambriga, para esto es lo mismo, deberíamos fijarnos en esa unión epigráfica del ara:  Teónimo (BANDVA(e) + Topónimo del lugar de culto (LANSBRICAE ó LAMBRICAE). 

    Que sus majestades esta noche les traigan, a todos, esos sueños que siempre llevamos dentro.