Un completo esqueleto de hace 2.000 años fue descubierto ayer en el yacimiento arqueológico de A Lanzada. El esqueleto, posiblemente de una mujer joven, es el primero que aparece en este campo desde la década de los 60-70 del siglo pasado y se encuentra en un buen estado de conservación debido a que estaba en una zona arenosa, lo que favoreció la preservación de los restos óseos.

La intervención, llevada a cabo por el equipo de arqueólogos de la Diputación de Pontevedra para la puesta en valor de este asentamiento galaico-romano, ya sacó a la luz más de 3.000 piezas arqueológicas y restos de un cánido el pasado mes de agosto.

En este caso y a falta de un estudio que se realizará en Santiago de Compostela y cuyos resultados se conocerán en un plazo comprendido entre uno y dos meses, el esqueleto es de una mujer joven que realizaba una actividad física intensa.

El equipo de arqueología destaca que el esqueleto se descubrió bajo una construcción del siglo I después de Cristo, lo que hace sospechar que los huesos son de esa época.

Los arqueólogos, que han denominado "Cornelia" a este esqueleto por coincidir el hallazgo con esta onomástica, afirman que con el estudio que se le va a realizar "se podrá conocer como se alimentaban nuestros antepasados, qué tipo de parásitos o enfermedades padecían, así como la presencia de metales, etc".

Dada la importancia del hallazgo hasta el lugar acudieron la presidenta de la Diputación, Carmela Silva y el alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Pita, a quienes el responsable de la intervención en el campo de A Lanzada, Rafael Rodríguez, explicó el descubrimiento y vieron in situ el levantamiento del esqueleto.

Poner cara a los antepasados

Carmela Silva destacó que "el esqueleto que se levanta en A Lanzada, en excelente estado de conservación, es el primero de los encontrados en las intervenciones que la institución provincial está realizando en la provincia de Pontevedra en el marco del protocolo firmado con el Ministerio de Fomento".

El equipo de arqueólogos de la Diputación lleva dos meses trabajando en este campo. Su responsable, Rafael Rodríguez, resaltó que "el hallazgo de Cornelia supone la confirmación de la extensión de la necrópolis galaico-romana hasta el área de ocupación, cerca de las viviendas" y añadió que "nos permitirá contar la historia de las gallegas y de los gallegos, poñerle cara a los protagonistas reales de lo que aconteció en este territorio".

Además, Rafael Rodríguez afirmó que el estudio que se realizará en Santiago "permitirá datar el esqueleto y determinar si pertenece a la etapa prerromana o romana".

La intervención arqueológica del Campo de A Lanzada, que comenzó el pasado 20 de julio y continuará hasta noviembre de este año, se enmarca en el protocolo firmado entre la Diputación de Pontevedra y el Ministerio de Fomento, y pretende triplicar la zona visitable de la excavación, poniendo en valor el área romana del recinto con el fin de aclarar cronologías.

Para ello, la Diputación está invirtiendo 262.541 euros para la puesta en valor de este yacimiento galaico-romano.

Edad de Hierro

A Lanzada es un asentamiento fundamental para conocer el mundo de la Edad de Hierro en el noroeste peninsular, desde donde se desarrollaban actividades comerciales de gran envergadura, conectando esta zona con puntos del Mediterráneo tan distantes como Palestina, Italia o Tunisia.

También en este yacimiento se encontraron vestigios que permiten situar la primera factoría de salazones del noroeste peninsular.

El arqueólogo de la Diputación, Rafael Rodríguez, resaltaba a FARO en una entrevista publicada este pasado domingo la importancia de este yacimiento arqueológico al manifestar que "en el Campo de A Lanzada cristalizan las relaciones entre el Mediterráneo y el Atlántico".

En estos dos meses "se ha encontrado un montón de vajilla de lujo de época romana", decía y de hecho, el equipo de arqueólogos busca una villa romana con más posibilidades con esta ampliación a 1.800 metros cuadrados de la superficie a investigar

.

También estudian si en alguna parte de este nuevo terreno a explorar aparece el monasterio de Santa María Lanceata del que habla la documentación histórica.

Se ha descubierto que debajo de las estructuras romanas vuelve a haber estructuras castrexas que aún no hay posibilidad de datar pero que se van, al menos, al siglo II antes de Cristo.

La gran noticia que ofreció este Campo de A Lanzada se obtuvo en las excavaciones realizadas en 2010 con la documentación de una factoria de salsas, ya que se pensaba que hasta que llega Roma no hay factorías de salazones, ni salinas, ni nada parecido en el noroeste. Los arqueólogos encontraron esta factoría datada a finales del siglo III antes de Cristo y hasta el siglo II a.C.. Era una fábrica que presentaba piletas totalmente distintas a las romanas y una manera de construir a medio camino entre el mundo galaico y el Mediterráneo.

Fuente: farodevigo.es | 20 de septiembre de 2016

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Hallan el esqueleto de un bebé de hace 2.000 años en el campo de A Lanzada, cerca de "Cornelia"

Un día después de la aparición en el yacimiento de A Lanzada del esqueleto de una mujer joven del siglo I después de Cristo bautizado como "Cornelia", los arqueólogos de la Diputación hallaron ayer el esqueleto de un bebé. A falta de estudios que lo confirmen, los técnicos calculan que los huesos podrían datarse en el siglo I, por el estado en el que se encuentran y la profundidad en donde fueron encontrados.

La arqueóloga Olalla López Costas ha destacado que se trata de "la primera vez que aparecen huesos de un bebé en este yacimiento", en este caso un neonato "muy deteriorado" que se encontraba "encogido" en una zona de arena.

Este hallazgo es, según los expertos, una novedad desde el punto de vista antropológico, ya que se piensa que en aquella época no se enterraba a los menores de un año.

El equipo de arqueólogos de la Diputación de Pontevedra extrajo durante la jornada de ayer los huesos del pequeño y no descartan que aparezcan nuevos esqueletos. El de este bebé se encontraba a unos cinco o seis metros de "Cornelia".

El hallazgo de estos huesos se ha producido apenas 24 horas después de que los arqueólogos encontrasen el esqueleto de una mujer joven, el primero que aparece desde las primeras excavaciones en el yacimiento, realizadas entre los años 60 y 70.

Este esqueleto, que se encontraba en un buen estado de conservación, confirma que la necrópolis galaico-romana que había en "la zona era más amplia de lo que pensábamos", según el arqueólogo Rafael Rodríguez, y llegaría hasta la zona habitada actualmente.

Fuente: farodevigo.es | 21 de septiembre de 2016

 
 
style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

Visitas: 321

Respuestas a esta discusión

Hallan un segundo cadáver de un bebé en el yacimiento arqueológico de A Lanzada

El yacimiento arqueológico de A Lanzada sigue dandos grandes sorpresas. Después de que la semana pasada apareciesen los restos de una mujer y de un recién nacido, en las últimas horas los arqueólogos han localizado el cuerpo de otro bebé. A diferencia del anterior, este se encuentra en muy buen estado de conservación, según avanzó esta mañana la presidenta de la Diputación, Carmela Silva.

Los datos preliminares, y a falta de estudios más en profundidad que lo confirmen, todo hace indicar que este bebé tenía menos de un año de edad y fue enterrado siguiendo algún tipo de rito religioso. Esto contrasta con lo que ocurrió con el recién nacido hallado la semana pasada que se cree que fue enterrado en un saco. Este cadáver estaba situado a unos seis metros al norte del hallazgo de "Cornelia", nombre con el que fue bautizada por los arqueólogos la mujer cuyos restos aparecieron también hace unos días.

Silva explicó que estos hallazgos permiten confirmar que la necrópolis de A Lanzada ocupaba un espacio mayor del que se pensaba en el yacimiento y que además, estos lugares para los enterramientos, al menos en el caso de este castro, estaban más próximos a las viviendas y espacios habitacionales de lo que es habitual.

La excavación de A Lanzada ya ha permitido sacar a la luz más de tres mil piezas arqueológicas y varias estructuras de sumo interés para datar la antigüedad del yacimiento y conocer su evolución y la forma de vida de nuestros antepasados. También se halló un enterramiento de un perro que se está trabajando para datar su antigüedad.

Fuente: farodevigo.es | 23 de septiembre de 2016

Las excavaciones que se están llevando a cabo en el castro del Campo da Lanzada están arrojando en las últimas semanas nuevos descubrimientos que pueden contribuir a reescribir la historia conocida de este asentamiento en particular y también de la cultura castrexa en general. En las últimas horas hay que sumar nuevas "sorpresas" como la aparición de los restos de un segundo recién nacido, muy cerca de donde había aparecido otro bebé hace apenas unos días, y a unos seis metros de la ubicación de "Cornelia"; como fue bautizada la mujer cuyo esqueleto se halló también recientemente.

Pero también han aparecido nuevas estructuras, en concreto dos edificaciones, que se sitúan por debajo de esta necrópolis y que podrían también arrojar una información muy importante a la hora de datar la antigüedad de este asentamiento humano en A Lanzada. Según explicó la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, debajo de la necrópolis se han localizado dos estructuras rectangulares más antiguas de las estudiadas hasta ahora y cuya datación podría remontarse incluso hasta el siglo I antes de Cristo. La presidenta recordó que hasta el momento se estaban encontrando inmuebles y restos datados entre los siglos I y III después de Cristo, por lo que "de confirmarse" que estas dos nuevas estructuras se remontan al siglo I antes de Cristo "estaríamos demostrando que ahí, en este espacio, hubo habitantes mucho antes de lo que se hasta ahora estaba confirmado".

Pero estos dos edificios no son los únicos sobre los que pesan numerosas incógnitas en el yacimiento del Campo da Lanzada. La presidenta también desveló la aparición de otra "gran estructura" de 90 metros cuadrados y de época tardorromana, un edificio de la época alto imperial cuya función todavía está por determinar. También han localizado otra cabaña circular de origen prerromano o cuando menos castrexa.

Los restos humanos hallados también serán fundamentales para obtener más información sobre las costumbres y forma de vida de los antepasados que poblaban A Lanzada. El esqueleto de este segundo bebé hallado en las últimas horas, al contrario que el primero, presenta un "extraordinario estado de conservación". Se trata de un niño que todavía no había cumplido el año de edad hallado muy cerca de donde se encontró el otro cadáver de un neonato. Sin embargo, este presenta grandes diferencias con aquél. Por ejemplo, mientras que el primero parece haber sido enterrado dentro de un saco, en el caso de este segundo bebé parece que quienes lo enterraron sí que se tomaron más cuidados a la hora de darle sepultura a través de algún tipo de rito funerario. Ambos están datados, inicialmente, en torno al siglo I después de Cristo.

Su hallazgo confirma que la necrópolis de A Lanzada se extiende más allá de lo que se pensaba en un primer momento y que incluso se situaba al lado del espacio habitacional del castro, es decir, de las viviendas, algo que no era muy usual hasta ahora en los asentamientos castrexos. Este bebé apareció a unos seis metros de distancia al norte de donde fue encontrado el esqueleto de "Cornelia". Está previsto que el martes acuda de nuevo al yacimiento la doctora en Antropología Física de la Universidad de Santiago, Ollala López, para poder analizar este nuevo esqueleto aparecido.

Y todo esto puede ser solo la punta del iceberg, dado que la excavación no ha hecho más que superar su ecuador dado que se prevé actuar sobre un espacio de unos 1.800 metros cuadrados del yacimiento y acaban de superar estos días los 900.

Fuente: farodevigo.es | 24 de septiembre de 2016

Descubren en la excavación de A Lanzada dos nuevos esqueletos de bebés de los siglos I o II

Una de las técnicas señala los esqueletos localizados. // G. Santos

Los trabajos realizados en el yacimiento de A Lanzada por el equipo de Arqueología de la Diputación han permitido localizar dos nuevos esqueletos. Apenas unas semanas después de que se hallaran los restos de "Cornelia" y otros cuatro bebés muy cerca, los arqueólogos acaban de encontrar los huesos de otros dos niños, menores de un año, datados entre aproximadamente los siglos I y II.

Los esqueletos de ambos dos bebés se encontraron bastante completos, a pesar de que debido al componente matriz de la tierra donde se encontraron, arcilla, los huesos sufrieron un importante daño al quedar muy aplastados. Aún así, el equipo de arqueología señaló que, a la vez, las características propias de la arcilla permitieron que su estado de conservación sea bastante bueno.

Los cuerpos fueron encontrados un encima del otro en medio de una escombrera, a diferencia de "Cornelia" y los bebés encontrados con anterioridad, cuyos cuerpos fueron enterrados. Los materiales encontrados en esta escombrera, en el que se trabaja desde hace más de dos meses, datan del siglo I, pero son precisamente estos materiales los que dificultan el datado de los cuerpos. A pesar de esto, tanto el equipo de arqueología como la doctora y antropóloga Física, Olalla López Costas (izquierda), piensan que no habría mucha diferencia temporal entre estos restos y los cuerpos encontrados, por lo que encuadran los cuerpos en ese incluso siglo o en el siglo II.

Lo que sí confirmó Olalla López Costas es que ambos bebés tenían menos de un año en el momento de fallecer, aunque en un primero momento se pensaba que uno de ellos podría ser de mayor edad ya que poseía un gran cráneo. Una de las hipótesis que se baraja es que puedan ser gemelos, pero este dato no pudo ser aún confirmado la falta de elaborar estudios. Ayer mismo los hallazgos fueron trasladados a la Universidad de Santiago de Compostela ya que se teme que las lluvias de estos días puede dañarlos.

15.000 piezas

Los trabajos realizados en el castro de A Lanzada hasta ahora ya depararon el hallazgo de más de 15.000 piezas en total. Aproximadamente 500 de ellas son de cerámica romana de lujo, y también se encontraron ocho monedas de bronce romano que se encuentran en estos momentos en proceso de estudio y de limpieza.

El equipo de arqueología de la Diputación retomó las excavaciones a principios de este mes para cumplir el proyecto establecido en el Protocolo con el Ministerio de Fomento, concretamente completando el programa en el castro de Noalla, al tiempo que ya encargó la redacción del proyecto de consolidación definitiva que, si Fomento no asume, llevará a cabo cuando terminen las excavaciones. La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, había señalado al anunciar esta decisión que "se trata de una decisión responsable y coherente con nuestra apuesta por el respeto al patrimonio ante la desidia del ministerio. Aun así, espero que en Madrid reaccionen y decidan cumplir con sus deberes".

Los restos de un bebé y dos adolescentes, nuevos hallazgos arqueológicos en A Lanzada

Restos de los dos adolescentes encontrados.

Los hallazgos continúan en A Lanzada. Si el pasado viernes el equipo de Arqueología de la Diputación de Pontevedra encontró los restos de dos bebés menores de un año, hoy los trabajos realizados en el Campo de A Lanzada han permitido encontrar un nuevo bebé y dos adolescentes. Con estos últimos descubrimientos, el balance de los hallados hasta el momento en el castro de Noalla, en el municipio de Sanxenxo, queda de la siguiente manera: siete menores de edad, dos adolescentes y una mujer adulta, la conocida como "Cornelia".

En cuanto a los dos adolescentes hallados hoy, sus dos cuerpos se encontraron uno con los pies a la altura de la cabeza del otro y viceversa, en un grado de conservación "muy bueno" según han apuntado desde la institución provincial, y enterrados en caja en la arena al igual que "Cornelia". El equipo encargado de los trabajos en A Lanzada aún desconoce sus sexos, pero sí pudo confirmar que estas personas eran de una gran estatura, bastante más que "Cornelia", y de complexión fuerte. Además, señalan que pudieron tener relación con esta mujer ya que sus restos fueron encontrados al lado de ella.

En lo que respecta al bebé, el equipo señaló que fue encontrado en el mismo lugar en el que se produjeron los hallazgos del pasado viernes. Su conservación no es tan buena como la de los cuerpos adolescentes y, de hecho, su cuerpo, especialmente el cráneo, se encontró muy fracturado. Los restos estaban a escasos 10 centímetros de esos otros dos bebés y, al igual que ellos, era menor de un año.

Cerámica y monedas
Además, los trabajos realizados en el Campo de A Lanzada hasta el momento ya dejaron el hallazgo de más de 15.000 piezas en total. Aproximadamente 500 de esas piezas son de cerámica romana de lujo, y también se encontraron ocho monedas de bronce romano que se encuentran en estos momentos en proceso de estudio y de limpieza.

Fuente: elfarodevigo.es | 18 de octubre de 2016

Los bebés hallados en el castro de A Lanzada están datados entre los siglos I y III D.C., según el análisis realizado

El laboratorio especializado de Florida ha remitido a la Diputación de Pontevedra el informe sobre los huesos hallados por los arqueólogos en el castro de A Lanzada y que data los restos de los bebés entre los siglos I y III después de Cristo.

En concreto uno de los restos está datado entre los años 25 y 130, mientras que otros se corresponden a fechas de entre el año 40 y 85 y otros entre los años 60 y 215.

Junto a los huesos de trece bebés los expertos localizaron en A Lanzada los cuerpos de una mujer, Cornelia, y otros dos adultos que son mucho más modernos.

Según estas conclusiones definitivas, los restos de Cornelia están datados entre los años 435 y 610, es decir, entre los siglos V y VII, al igual que otro de los adultos mientras que el tercero sería un poco más antiguo, entre los años 450 y 550, es decir, siglo V.

A la luz de estos datos se confirma la tesis planteada por los arqueólogos que apuntaban que el enclave estaba ya habitado en el siglo I y que existieron dos zonas de enterramiento distintas siendo reutilizado el espacio más antiguo con el paso de los años.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha ofrecido estos datos en rueda de prensa, en la que ha indicado que otro sondeo en un punto cercano a la carretera entre Pontevedra y Sanxenxo permitió descubrir un tanque de cristalización de una salina, posiblemente de origen romano, que se encuentra en perfecto estado de conservación.

EXCAVACIONES

Durante las excavaciones, que finalizarán el 31 de este mes, se han encontrado un total de 15.000 piezas entre las que destacan cerámicas, monedas de distintas épocas, puñales y fíbulas.

La más reciente ha sido la localización de otra fíbula en forma de omega de bronce típica de entre los siglos menos uno y uno antes de Cristo.

Carmela Silva ha apuntado que durante este mes se trabajará en la consolidación del yacimiento y que las primeras conclusiones sobre los hallazgos estarán listas en febrero.

Además, la presidenta de la Diputación espera que este mismo mes "cuanto antes" se firme el convenio con el Ministerio de Fomento que incluye la musealización de este castro de A Lanzada y otros a lo largo de la provincia que están a la espera de las tareas de consolidación que garanticen su conservación y eviten su deterioro.

Fuente: lavanguardia.com | 9 de enero de 2017

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Vista panorámica de los trabajos arqueológicos en A Lanzada, concello de Sanxenxo (Pontevedra) - M. MUÑIZ

Seis meses inesperados en el yacimiento de A Lanzada

En pocos días terminará la mayor excavación realizada hasta ahora en el yacimiento arqueológico de A Lanzada, casi 1.800 metros cuadrados que triplican los 600 de la campaña desarrollada en 2010. Los hallazgos en esta ocasión han sido inesperados. Por delante está el reto de buscar una explicación a las cronologías, desde el siglo VIIIantes de Cristo al siglo V después de Cristo, y a los materiales y objetos hallados, entre los que sobresalen cuatro cadáveres adultos –tres enteros y un cráneo– y los sorprendentes trece cuerpos de críos menores de un año que nunca antes habían aparecido en un enterramiento de este tipo en Galicia.

El arqueólogo Rafael Rodríguez, al frente de un equipo con veinte especialistas de distintas ramas, recibe a ABC en este yacimiento en uno de los extremos de la playa de A Lanzada, en el concello pontevedrés de Sanxenxo. Acaba de comenzar sus explicaciones cuando de la tierra surge un broche de bronce: una fíbula con forma de omega usada para sujetar alguna prenda de vestir. «¿Cuántos años llevaría enterrada?», preguntamos. «Unos 2.100 años».

«Este yacimiento es fabuloso porque te cuenta los últimos 2.500 años de la historia de Galicia, es un recorrido desde finales de la Edad del Bronce hasta la época contemporánea. Contribuye a cambiar la idea de que el mundo galaico estaba más atrasado que el resto de culturas de la Península Ibérica. Son sociedades más desarrolladas de lo que pensábamos, en contacto directo desde el siglo V-IV a. C. con grandes culturas como los cartagineses o después los romanos. Estamos en la primera división de lo que sería la protohistoria tanto de la Península como de Europa. No éramos ni mucho menos un área marginal. Excavaciones como esta te ofrecen esa visión y te permiten dar una vuelta a la arqueología del Noroeste para ir modificando hipótesis que eran inamovibles», resume Rodríguez.

Sorpresas desde el inicio

En sus casi veinte años de trayectoria, este arqueólogo nunca se había sorprendido tanto como con los descubrimientos efectuados desde el mes de julio en A Lanzada:«Llegamos con unos objetivos y en quince días hubo que variarlo todo porque el yacimiento te cambia la visión que traías prevista».

Sorpresa por las estructuras. No todo es de época romana. Las hay de entre el siglo III al I a. C., otras que datan del I a. C., y unas más recientes, de entre el III y el V d. C. Algunas se destinaban a fines comerciales, pero en otras se especula con un posible fin religioso y residencial. Se desconocepor qué se abandonan unas y se ocupan otras. «Vamos a tener un trabajo de postproducción muy laborioso», anticipa el experto. Con el proyecto de 2010 se confirmó la hipótesis de que hubo un «enclave comercial importante» al comprobar que existían grandes piletas que hacen de A Lanzada «la primera factoría de salsas o conservas del Noroeste» del siglo III-II a. C. Se recuperaron abundantes cantidades de materiales de origen mediterráneo –cerámica pintada, ánforas...– principalmente de la zona de Cartago y de Cádiz, que está a cuatro días de navegación, los mismos que separan este punto de las Rías Baixas de las islas británicas. «Especialistas de toda Europa se asombraron de que una factoría prerromana tuviera tantos depósitos, pues contamos con hasta 27, cuando lo normal es entre ocho y diez», señala Rodríguez. Ahora, se prevén analizar los restos que aparecen en ellas para saber qué fabricaban exactamente.

Fíbula de bronce, de hace 2.100 años, encontrada en el yacimiento- M. MUÑIZ

Y sorpresa por los elementos. No habían surgido cuerpos en este punto de la excavación. Sí se detectó una necrópolis junto a la actual carretera, hacia 1950, pero no tan cerca de la costa, el espacio de esta intervención. De los adultos, uno ha sido bautizado como «Cornelia» porque apareció en dicha onomástica. «Es una mujer de más de 40 años y muy machacada», comenta Rodríguez. Los niños, de una época diferente a los adultos, han aparecido de dos formas:o estirados –se presupone que fueron enterrados en pequeñas cajas– o encogidos «como si hubiesen sido metidos en sacos». Una antropóloga determinará ahora si son niños o niñas y si existen indicios de muerte violenta –que pudieran responder a un ritual– o habían nacido con problemas que desencadenaron su muerte. «Es algo inédito en Galicia. Para nada esperábamos algo así aquí», insiste.

Los materiales son analizados en el Pazo de Liñares en Lalín donde la Diputación de Pontevedra –que gestiona el proyecto a partir de un convenio con el Ministerio de Fomento– cuenta con el Centro de Xestión do Coñecemento Arqueolóxico. Las dataciones con carbono 14 se realizan en la Universidad de León. Al final del proceso, serán depositados en el Museo de Pontevedra, donde se seleccionará para ser expuestas, pues la cantidad de lo encontrado es abrumadora:15.000 piezas de cerámica, bronce y algunas de hierro. Sobresalen las de «terra sigillata», la cerámica de lujo de época romana, de la que se han hallado 1.000 piezas, «una auténtica barbaridad». En algunas aún resiste escrito el nombre de su dueño, como Peregrinus o Lucius, «nombres muy latinos, nada comunes para ser galaicos». También ha sorprendido una espada corta de 33 centímetros, hallada sobre las piletas, de entre el siglo VIII-IV a. C. cuando «en esta excavación lo más antiguo que ha aparecido es del siglo III a. C.». Hay, además, kilos y kilos de espinas de pescado y conchas que sirvieron de alimento a aquellos pobladores.

Lo que décadas atrás era empleado como basurero de los vecinos o en las limpiezas de la playa, no para de cobrar hoy relevancia histórica. Tras los hallazgos, llegarán los estudios académicos que los contextualicen. El yacimiento será mientras restaurado y consolidado para que pueda ser visitado.

Fuente:abc.es | 8 de enero de 2017

Hallan los restos de otro niño en el yacimiento de A Lanzada

Los restos de otro cuerpo de un menor fueron encontrados, esta misma mañana, en las últimas excavaciones que se están realizando en el yacimiento de A Lanzada por parte del equipo de arqueólogos.


Estos nuevos restos, en mal estado de conservación, fueron localizados a unos 16 metros al este de los anteriores enterramientos de varios cuerpos de niños y niñas. En una primera inspección, se trata de un menor de dos años, que debía tener algún problema físico por la curvatura que presentan algunos de los huesos encontrados.


El cuerpo apareció próximo a unas estructuras que el equipo de arqueología todavía está pendiente de clasificar para poder determinar su edad aproximada.


Tras los últimos restos de cerámicas y de la pulsera encontrados en días pasados, éste sería el hallazgo más importante de la última área de excavación. De hecho, apenas quedan unos dieciséis metros cuadrados de excavación para concluir esta fase en el yacimiento de A Lanzada.


En unos días el personal de la excavación comenzará a preparar los taludes y la conservación de las estructuras encontradas antes de finalizar la intervención en el yacimiento.

Fuente: farodevigo.es | 13 de enero de 2017

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hallan piezas de cerámica de lujo y una pulsera de bronce en el castro de A Lanzada

El equipo de Arqueología de la Diputación de Pontevedra sigue encontrando nuevas piezas durante sus tareas de excavación en el Campo de A Lanzada. En esta ocasión, se acaban de encontrar tres piezas de cerámica bracarense y sigillata  y también una pulsera de bronce, que el equipo de Arqueología sitúa alrededor del siglo I d.C.

En el caso de las piezas de cerámica, los objetos estarían ligados al sector del comercio de la época romana. Esta es la primera vez que se halla una pieza bracarense en el Campo de A Lanzada, mientras que las piezas sigillatas se suman a las ya más de mil encontradas de este mismo estilo en el lugar.

Todas las piezas de cerámica fueron halladas en un "concheiro" y están consideradas como artículos de lujo, todas ellas para un uso de mesa y no cotidianas (el equivalente e nuestro tiempo con la "vajilla de los domingos"), pero con algunas diferencias tanto en el centro de producción (las sigillatas proceden de la Rioja y las bracarenses de Braga) como en su originalidad (las sigillatas se consideran piezas más originales, mientras que las bracarenses serían imitaciones de estas tanto en su forma como en sus elementos decorativos). En cuanto a la pulsera de bronce, que se encontró en un estado de conservación elevadamente bueno, el hallazgo se produjo en una zona que aún está siendo excavada y vinculado a otros materiales datados también del siglo I d.C.

Aún así, tal como aconteció con uno de los puñales encontrados con anterioridad, se podría tratar de una pieza más antigua pero descubierta en un contexto más moderno, por lo que esta fecha se debe tener únicamente como referencia a falta da realización de los estudios que la confirmen. La pulsera está en un depósito de carbón que el equipo de Arqueología de la Diputación, a falta de poderlo confirmar por el momento, cree que se podría tratar de un horno.

Estos hallazgos se suman al de una nueva fíbula de bronce, muy característica de entre los siglos I a.C. al I d.C. y también al de un tanque de cristalización de una salina a más de 50 metros de la actual excavación que podría ser de la época prerromana.

Fuente: farodevigo.es | 13 de enero de 2017

A Lanzada, el yacimiento que cambió la forma de entender el mundo galaico

Descubrimiento de Cornelia, del siglo V.

A Lanzada, en la parroquia de Noalla (Sanxenxo), es una de las playas más hermosas y visitadas de Galicia; un largo arenal batido por el mar lleno de leyendas de origen pagano e historias de invasiones vikingas, en cuyo extremo se encuentra una ermita y restos de una fortaleza medieval. Este mágico enclave está deparando enormes sorpresas a los investigadores que están revolucionando la forma de entender antiguo mundo galaico y reinterpretando el paso de la protohistoria a la romanización y la llegada del cristianismo.


Buscando el Monasterio de Santa María de Lanceata del que hablan las fuentes medievales, los arqueólogos se han encontrado con gratos descubrimientos. Este istmo arenoso, que une Sansenxo con O Grove, se está revelando como uno de los yacimientos más importantes del Noroeste peninsular, gracias a las excavaciones emprendidas el pasado año por la Diputación de Pontevedra y que concluían el pasado martes.


La existencia del yacimiento ya era conocido en el siglo XVIII y el campo fue excavado en los años 50, 70 y 80 del pasado siglo, pero no sería hasta el pasado año —tras una intervención anterior en 2010— cuando los expertos diesen cuenta de toda su dimensión.


Los trabajos, dirigidos por el arqueólogo de la Diputación, Rafael Rodríguez, han dejado al descubierto restos que hablan de una ocupación que va desde el siglo VIII antes de Cristo —correspondiente al Bronce final—, pasando por la Edad de Hierro y siguiendo con la romanización —a partir del siglo I d.C.—, hasta llegar al siglo V, en plena caída del Imperio Romano, cuando la Gallaecia se convierte en Reino Suevo.

Los hallazgos

Lo más destacado de esta última campaña arqueológica, que se iniciaba el pasado mes de julio, es el hallazgo de un misteriosa necrópolis infantil. Si bien ya se conocía la existencia de enterramientos en la zona, lo singular de este depósito es la aparición de los cuerpos de trece niños y niñas, datados entre los siglos I y II d.C, todos ellos con una edad inferior a un año. Próxima a ella se estudió otra área de enterramientos donde aparecieron tres cuerpos, esta vez de personas adultas, entre ellos el de una mujer que vivió en el siglo V y que ha sido bautizada por los arqueólogos con el nombre de Cornelia.
Mientras que los enterramientos de los pequeños es un auténtico misterio —a la espera de análisis posteriores de los restos que revelen las causas de sus muertes—, de los adultos se sospecha, por la posición y orientación en la que fueron encontrados, que serían miembros de una primitiva iglesia cristiana. Es decir; que nos encontraríamos ante un grupo de primeros gallegos que practicaron la nueva religión del Cristianismo.

Al margen de estos descubrimientos, las excavaciones han sacado a la luz más de 15.000 piezas arqueológicas, sobre todo cerámica de 'terra sigillata' —la cerámica 'de lujo' que se consumía en la Antigüedad— correspondiente al II a.C. y que ha sorprendido a los especialistas por su gran número. Estos restos, encontrados en un 'concheiro' (el basurero de la época) evidenciarían la importancia comercial de la zona ya antes de la llegada de los romanos, con intercambios con toda el área mediterránea.

Próxima a la necrópolis, y anterior a ésta, se sitúan las estructuras de una factoría de salazón o de salsas, objeto de estudio también en esta campaña. Se trataría de una fábrica de origen prerromano, lo que demostraría que nuestros antepasados los galaicos ya degustaban alimentos manipulados por distintas técnicas para su conservación mucho antes de que los romanos trajesen sus salazones y su famoso 'garum' (salsa de vísceras de pescado fermentadas que causaba furor en el Imperio).

Por cierto, del monasterio de Lanceata no se ha encontrado ningún vestigio y su nombre sigue envuelto en el misterio. 

Fuente: atlantico.net | 5 de febrero de 2016

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Estos hallazgos nos hacen replantear la edad de hierro en el noroeste peninsular”

El arqueólogo Rafael Martínez, junto a la presidenta de la Diputación.

Rafael Rodríguez ha dirigido al equipo de arqueólogos de la Diputación de Pontevedra que ha intervenido en el yacimiento de A Lanzada, cuyos trabajos sobre el terreno finalizaban el pasado martes.


¿Qué ha supuesto este yacimiento en el estudio de la protohistoria de Galicia?

Supone un cambio en nuestra manera de enfrentarnos a lo que es la protohistoria de todo el Noroeste. Tenemos una secuencia cronológica importantísima para poder explicar lo que sería el tránsito de la Galicia galaica hasta la Edad Media, con documentos recogidos en muy pocos metros cuadrados, y permite dar una vuelta a lo que es la Edad del Hierro. En el caso de A Lanzada, nos encontramos delante de una factoría de salsas, salazones o conservas —eso aún está por determinar— de época prerromana, con unas cronologías de finales del siglo III a.C. o II a.C. Hasta este momento se pensaba que las salazones que se establecían en el NO son todas de cronología romana, del I d.C.


¿Qué más le sorprendió a usted, particularmente, de los hallazgos realizados en A Lanzada?

Todos los días había una sorpresa. A nivel material, lo que más me sorprendió es la cantidad de ‘terra sigillata’ y, de ella, la cantidad de graffitis (los nombres de sus poseedores) que aparecen, algo no excesivamente común para un yacimiento arqueológico gallego y más para un yacimiento que no sea urbano, que no tenga categoría de ciudad, como podría ser Lugo o Braga. Después, la concentración de cadáveres de neonatos en un espacio muy concreto. Eso es quizás lo que más nos vaya a romper la cabeza de cara a revisar bibliografía para poder explicar el por qué en un espacio limitado encontramos trece cadáveres de críos menores de un año con una cronología que va entre el año 40 y el 120 después de Cristo.


Pese a estos descubrimientos, ¿sigue siendo un misterio cómo morían los gallegos antes del siglo I?

Sigue siendo un misterio qué hacían los galaicos antes del siglo I, antes de la llegada de los romanos, si los enterraban en algún espacio en concreto, si los quemaban, si los llevaban a las aguas... Queda un montón de incógnitas por resolver sobre la muerte.

¿Quién es Cornelia?

Cornelia es una señora de en torno a 60 años y fue el primer esqueleto que nos apareció. De ella podemos decir que es del siglo V d.C. Por lo estudiado por la antropóloga Olalla López, tuvo una vida con mucho trabajo, porque tiene una serie de deformaciones en los huesos que así lo indica. El siguiente paso será tratar de conocer de qué se alimentaba Cornelia. No creo que podamos saber de qué murió pero sí cómo vivió esta mujer e incluso, si tuviésemos oportunidad y presupuesto, podríamos ponerle cara, reconocerle los rasgos faciales.

¿Y de los bebés, qué se sabe?

No tenemos ni idea y además requieren de un estudio muy laborioso. De hecho, lo único que hemos hecho hasta el momento ha sido su exhumación, su documentación y su traslado a la Universidad de Santiago para que la especialista en Antropología Física los pueda estudiar. Tenemos dataciones, pero no sabemos ni las causas de la muerte. Sabemos la edad, todos menores de un año.

¿Usted cómo se imagina que era antaño esta zona? 

Creemos que sería un espacio abierto, al menos a partir del IV a.C, donde confluyen comerciantes. Quizás A Lanzada sería un centro comercial, un punto de intercambio, un gran mercado a partir del cual se distribuirían esos materiales hacia el interior. Después va cogiendo esos matices, como es el de una factoría vinculada al mar.

Fuente: atlantico.net | 5 de febrero de 2016

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más