Nacen numerosos sitios web dedicados a ampliar el número de conocidos. Ya sea para ligar, hacer negocios o compartir aficiones, existen decenas de sitios web dedicados a crear y gestionar redes sociales, lugares donde invitar a los amigos y conocer a los 'amigos de los amigos', o aquellas comunidades de intereses comunes. Cuentan con acérrimos partidarios que compiten por ser los más populares en cada red, pero también con detractores que cuestionan su utilidad y que consideran que suponen una preocupante amenaza para la intimidad.
Por NACHO ROJO PARA CONSUMER.ES, 19 de julio de 2004

Software social

El poco conocido pero en auge software social es un concepto todavía por perfilar que engloba desde la línea CC del mensaje de correo electrónico (la que permite enviarlo a varias personas) hasta los chats o los wikis (entornos virtuales para trabajos compartidos), es decir, las aplicaciones que implican de alguna forma la colaboración humana. Dentro de este tipo de herramientas se encuentran las redes sociales, el último 'boom' de Internet que ya pega con fuerza en España.

Ya se pueden encontrar más de un centenar de sitios web que pretenden formar redes sociales, con el fin de encontrar antiguos o nuevos amigos, hacer negocios, buscar trabajo o, directamente, ligar. Friendster, Tribe, Rize o LinkedIn son buenos ejemplos del gran impacto de las redes sociales en Internet, que han sufrido un nuevo impulso con la aparición de Orkut, respaldado por Google.
Se trata de utilizar el alcance de la Red para ampliar el círculo de contactos y poder compartir intereses, de la naturaleza que sean, con un gran número de personas sin ninguna limitación física. Si los weblogs han creado un universo en la Red donde cada internauta (blogger) publica su diario personal o su 'visión del mundo', las redes sociales fomentan la posibilidad de estrechar vínculos desconocidos y dispersos, crear un espacio para compartir conocimiento.

José Luis Orihuela, profesor universitario, conferenciante y consultor de eComunicación cree que "la Red son las personas y lo que las personas hacen con ella". Explica, además, que "las redes sociales basadas en Internet, en la medida en que mejoren sus prestaciones, contribuirán a reformular el concepto y la eficacia de la Red". Esas mejoras pueden llegar mediante la combinación del potencial del 'software social' con la sindicación de contenidos a través de RSS (que permite acceder a los contenidos de multitud de formas distintas), "lo que constituye una de las más interesantes y prometedores perspectivas para convertir a la Red en un sistema de conocimiento compartido y no sólo en un almacén de datos", explica Orihuela.

Sin embargo, esta 'moda' en expansión de momento sólo se caracteriza por poner al alcance de los internautas una serie de herramientas para facilitar la creación y mantenimiento de nuevos contactos, sin una finalidad claramente visible para los miembros. Son, como explica Antonio Delgado en Caspa.tv, "un pub virtual que de repente se ha puesto de moda porque está toda la gente cool de Internet" y "cuya finalidad no la sabe ni el propio creador".

El caso es que, además de encontrar una buena acogida por parte de los internautas, están siendo la niña bonita de los inversores , por lo que parece que en poco tiempo ampliarán y mejorarán sus prestaciones. Además, es obvio que nadie está obligado a pertenecer a una red social, "otra cosa más a la que atender", y su existencia sólo puede ser positiva: "Cada uno de nosotros podremos decidir cuáles nos gustan más y se adaptan mejor a nuestros gustos e intereses, y eso sólo puede ser bueno", afirma Fernando Tricas en Reflexiones e irreflexiones.

Tipos de redes sociales

El software germinal de las redes sociales parte de la teoría de los seis grados de separación, según la cual toda la gente del planeta está conectada a través de no más de seis personas. De hecho, existe una patente en EEUU conocida como six degrees patent por la que ya han pagado Tribe y LinkedIn. Hay otras muchas patentes que protegen la tecnología para automatizar la creación de redes y las aplicaciones relacionadas con éstas.

Para formar parte de las redes sociales los usuarios deben registrarse, casi siempre de manera gratuita, y después rellenar una serie de formularios con sus datos personales, foto, aficiones, etc. Normalmente basta con crear un perfil básico, y a partir de ahí los miembros pueden aportar toda la información sobre sí mismos que deseen para aumentar las posibilidades de encontrar personas afines.
Una vez registrado, el usuario se centra en la tarea de ampliar su red social invitando a 'amigos'. Para ello, estos sitios web ofrecen una serie de aplicaciones, búsquedas filtradas, mensajes, foros, comunidades, chats, etc. Algunos están claramente dirigidos, como encontrar pareja o compañeros de estudios , o compartir música y fotos. Otros dejan en manos de los usuarios el propósito para formar parte de las redes: hacer amigos, buscar socios o dinero para negocios, encontrar trabajo, comprar o vender, buscar piso o lo que se les ocurra.

Por tanto, en el plano de la relación, los hay desde los que se mueven con el único interés de 'ligar', semejante a match.com o meetic, hasta los que tratan de fomentar relaciones profesionales, como eConozco; y en cuanto a las prestaciones, los que parten de la iniciativa del usuario ("tú eres mi amigo, tú no") y los más analíticos, como Spoke, con software capaz de organizar por su cuenta los contactos del correo electrónico.

Según Orihuela, las herramientas informáticas para potenciar la eficacia de las redes sociales online ('software social'), operan en tres ámbitos, "las 3Cs", de forma cruzada:

• Comunicación (nos ayudan a poner en común conocimientos), como Comunidad de Bitácoras, Educ.ar Weblog, El Weblog de Portal Solidario o Exiliados.
• Comunidad (nos ayudan a encontrar e integrar comunidades), tales como Friendster, LinkedIn, Ryze, Tribe, Spoke o Orkut.
• Cooperación (nos ayudan a hacer cosas juntos), como Bloggers Parliament , Bridges.org, NetAid, Wikipedia o Motivados.org.
En The social software weblog han agrupado 120 sitios web en 10 categorías y QuickBase también ha elaborado un completo cuadro sobre redes sociales en Internet.

¿Son útiles?

Para dar una respuesta contundente a esta pregunta todavía habrá que dejar pasar algún tiempo. Lo que sí es cierto es que las 'e-redes' crecen a buen ritmo gracias al 'boca a boca' (email a email) y a que la mayoría de las personas son proclives a aceptar las invitaciones. Tickle (antes Emode.com) asegura contar con más de 18 millones de miembros activos, Friendster y Spoke superan los 5 millones y Orkut, en poco más de cuatro meses, ya ha atrapado a 370.000 usuarios (más de 5.000 en España) que crecen a razón de 400 por hora, y ha formado casi 100.000 comunidades. El número de miembros es un dato positivo para una red social, al mismo tiempo que el gran número de redes convierte en más complicado coincidir online con los amigos.

"Podemos pensar en una red social como en una gran fiesta: nos reencontramos con antiguos amigos y antiguos amores, conocemos gente nueva, intercambiamos tarjetas y teléfonos para volver a vernos, hacer negocios o simplemente como parte del ritual. Podemos divertirnos intentando hacer amigos, amores o negocios, o aburrirnos porque no nos gustan las fiestas porque preferimos salir con amigos. Todo esto es lo que pasa también en una red social online", comenta Orihuela. Como ejemplo menciona la comunidad eCuaderno.com que ha puesto en marcha en Orkut para "ponerle rostro a los lectores de mi weblog, donde usamos el foro para que cada uno describa su propio blog y proponga temas para tratar en eCuaderno".

Lo que debe quedar claro es que las relaciones sociales online, "salvo en los casos de uso patológico, no sustituyen a las relaciones personales", advierte Orihuela. Sin embargo, "sí que potencian su alcance, como es el caso de las dinámicas FOAF (friend-of-a-friend), que son más difícilmente accesibles en el mundo real". Además, "las comunidades online se fortalecen, y desarrollan una fuerte identidad en la medida en que los miembros tienen ocasión de encontrarse cara-a-cara", una creciente tendencia fomentada en sitios como Meetup.com.

José Cervera, periodista experto en Internet autor del weblog Perogrullo y del Retiario de elmundo.es, pone en duda incluso su necesidad, "en especial en las sociedades europeas en las que las personas están ligadas a innumerables redes sociales no virtuales conectadas entre sí". Cervera opina que el desarrollo de la sociedad en Red acabará por "crear nuevas redes gracias a intereses compartidos (listas de distribución, websites, boletines, 'quedadas', canales IRC...) que harán que este tipo de software sea innecesario", porque "al fin y al cabo su función es automatizar y acelerar el proceso de encontrar gente afín en la Red".

Además, según Cervera, estos programas son equiparables técnicamente a la Red Semántica,"en el sentido de que dependen demasiado de la autocalificación de los participantes, lo que provoca un efecto distorsionador (existen detallados análisis de por qué la Red Semántica no funcionará por este motivo)". Para el periodista, con el software social ocurre lo mismo: "allí somos todos estupendos". Pero Orihuela también utiliza este concepto para concluir exactamente lo contrario: "la construcción social del conocimiento pasa por dotar de valor semántico a la información, filtrándola mediante redes de confianza; es decir, lo que resulta relevante para las personas que forman parte de mi red en el ámbito del 'diseño web' es más importante para mí que lo que Google considere como relevante cuando busco 'diseño web'". Además, "si yo formo parte de tu red de contactos, aunque tú no conozcas a ningún experto en 'diseño web' puedes beneficiarte del conocimiento compartido de mis 'amigos', que son para ti 'friends-of-friend'.

Si hay alguien que esté muy involucrado este tema éste es Marc Canter, Nº1 en los rankings de Orkut (547 'amigos') y Trabe (444), con un weblog y desarrollando una red social open source basada en FOAF llamada PeopleAggregator.com. Canter insiste en que las redes sociales tienen que ver con la conexión de persona a persona y "el software no tiene nada que ver con las personas". "Es un error común pensar en las redes sociales como un mercado. La Web no es un mercado y lo mismo ocurre con las comunidades online; es algo que TODOS los mercados utilizarán".

Con su currículo no es extraño que asegure que utiliza estas redes para "todo", desde mantener contacto con la familia y buscar niños para jugar con sus hijos, hasta organizar encuentros y conseguir inversiones para sus negocios. "¿Si son útiles? ¿son útiles las personas?", se pregunta Canter: "Donde quiera que haya gente se formarán redes sociales online; pronto las veremos crecer en portales, intranets corporativas, sitios religiosos... en cualquier lugar en que las personas quieran contactar entre sí".

Entre los centenares de artículos que cuestionan la utilidad de la redes sociales, errant.org esgrime que son sólo "juegos en red", simulaciones para la diversión de audiencias específicas. TeledyN asegura, por su parte, que no funcionan porque en realidad "no son redes sociales", pues no tienen una razón social de ser. Para Reorient el software social debería emerger en la blogosfera (el conjunto de blogs, o diarios personales), mediante alguna aplicación FOAF ('amigo de amigo') añadida a los blogs, y enumera aquello que es necesario mejorar: contenido útil para los usuarios, mayores restricciones de acceso para aportar valor (como hace Linkedin), comunicación -mediante la integración de VoIP (llamadas por Internet) o mensajería instantánea-, comunidad más allá de los 'amigos de amigos' y Privacidad.

La privacidad y otros problemas

Las ya frecuentes críticas hacia las redes sociales en Internet se centran, al margen de su necesidad/utilidad, en su francamente mejorable funcionalidad, en su amenaza a la intimidad y su masiva proliferación, que las puede convertir en una gran molestia.
A Cory Doctorow, co editor del influyente weblog BoingBoing, la constante petición para aceptar amigos o extraños y escribir testimonios le está "volviendo loco". "Ya tengo sistemas en el mundo real para saber quiénes son mis amigos... y tengo ese increíble sistema para que la gente se ponga en contacto conmigo: el email", afirma Doctorow, quien ha colocado un filtro para enviar los mensajes de las redes sociales a la basura. Su curiosidad inicial se ha transformado en decepción al comprobar que estos sistemas no son en realidad buenas herramientas: "Es irónico que el software para automatizar procesos sociales esté empeorando las interacciones", porque "la gente que no se conoce intenta desarrollar amistades fáciles y rápidas".

El movimiento de resistencia contra el 'acoso' de las redes sociales tiene su máxima y satírica expresión en Introverster, un sitio web dedicado a formar una comunidad antisocial que ayuda a no hacer nuevos amigos y evita "que nadie te moleste cuando estás conectado".

Sin embargo, la reacción contra las redes sociales parece limitada, de momento, a aquellos con una gran presencia online, mientras que la gran mayoría de los usuarios pueden utilizarlas como sencilla alternativa a la página personal o el weblog para contar con una identidad en la Red. Lo que sí es cierto es que muchos usuarios han mostrado su desdén hacia las redes sociales online después de formar parte de éstas, como hace Danah Boyd en un comentario donde además recoge una buena colección de artículos sobre el tema. Las razones son de diversa índole:

• La elitista fórmula de la invitación para pertenecer a alguna de estas redes, que limita su generación espontánea y queda en manos de las reglas de los creadores.
• La total artificialidad y frivolidad para definir las relaciones, empezando por 'amigo' o 'no-amigo' sin ningún término medio, continuando por el limitado y descontextualizado sistema para clasificar los amigos y acabando por la anormal práctica de autocalificarse como 'fan' de los propios amigos, que crea confusión y agravios comparativos.
• La jerarquía en los listados de amigos y comunidades, fruto de "malos rollos".
• El crecimiento antinatural de las redes, basado en agrupar rápidamente a muchos contactos sin saber luego qué hacer con ellos.
Por último, la crítica más extendida afecta a cómo estos servicios recopilan información personal y cómo la utilizan. Se exige un montón de datos que quedan en manos extrañas y, en muchos casos, se debe aceptar unas condiciones que dejan al usuario totalmente expuesto e indefenso.

José Luis Orihuela reconoce que una de las más fuertes críticas que ha recibido Orkut es la referida a los Términos del Servicio y Política de Privacidad, "que despojan a los usuarios de algunos de sus derechos más elementales". "Los usuarios de la Red, en general, y de las herramientas de software social, en particular, han de saber administrar muy bien la información que revelan sobre sí mismos (imágenes, datos de contacto, cuentas de correo electrónico, identidad en servicios de mensajería instantánea, preferencias personales, orientación sexual, ideología y adscripciones), porque la vida privada y la intimidad, cuando uno las hace públicas, pasan del espacio personal al social, y desde allí al mercado", advierte.
Para José Cervera entra en juego una gran contradicción: "Si pongo mis datos reales en un 'software social' maximizo su utilidad, pero me expongo a que todo el mundo conozca mi intimidad (incluyendo spammers, hackers, jefes, esposos, caseros y directores de banco). Si pretendo proteger mi yo de la violación mintiendo, contamino la base de datos y comprometo la utilidad para todos los participantes. No veo modo lógico de salir de este dilema". Marc Canter responde a quienes desconfían del tratamiento de los datos personales en las redes sociales con tres preguntas: "¿Te fías de Visa? ¿De MasterCard? ¿Y del Gobierno español?".

Visitas: 3277

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más